martes, 7 de enero de 2020

Lista TOP-20: Mis películas favoritas del 2019


¡Primer post del 2020! El blog está entrando a su temporada N°8, siendo que lo inicié en 2013. Como ya es clásico, ésta es la tercera parte (y última) de mis “favoritos” del año, siendo las anteriores: 10 libros favoritos del 2019 y Grandes animés del 2019. Este año también escribí sobre mis 10 series favoritas de la década (2010-2019).



***

Durante el 2019 contabilicé 74 películas correspondientes al año, un nuevo record personal. Esta vez elegí hacer algo diferente. Siempre hablo en detalle de las “grandes decepciones” y las “menciones de Honor”. Hoy voy a mencionar los títulos únicamente, para acortar la nota. También decidí seleccionar 20 favoritas en lugar de 15 (como hacía usualmente).

Armar el top es siempre una tarea tan gratificante como compleja. Me divierte muchísimo volver a repasar el año y armar un ranking, aunque tiene sus dificultades. Me parece que la lista va a sorprender a varios, ya que –fiel a mi naturaleza– fui bastante a contracorriente con los gustos generales en algunos casos. Por ejemplo, si esperan ver Joker entre los primeros puestos, están muy equivocados.

Consideren esta lista como una suerte de “recomendaciones personales” de mi parte para el mundo.


***

¿Qué me falta ver?

Siempre me pasa lo mismo. Hay un puñado de películas correspondientes a 2019 que llegan muy tarde a Argentina, entre febrero y marzo. Ocurre especialmente con las que resuenan más en la temporada de premios.

Al mismo tiempo, hay películas que todavía no pude ver y que seguramente habrían entrado en este top. Seguramente llegará una segunda parte como hice con Grandes películas del 2018 (parte 2).

De las más importantes que me están faltando se encuentran: Jo-Jo Rabbit (Taika Waititi), Knives Out (Rian Johnson), Portrait of a Lady on Fire (Céline Sciamma), The Farewell (Lulu Wang) y 1917 (Sam Mendes).

***

LAS GRANDES DECEPCIONES DEL 2019

Todos los años hay películas malísimas. Yo por eso prefiero hablar de “grandes decepciones”. Películas que quería que me gustaran mucho y que terminé odiando, o que fueron de mediocres para abajo.

Éstas son las que odié con todo mi corazón (pueden leer sus respectivas críticas en mi fan-page): IT Chapter 2, Escape Room, Dumbo, Dark Phoenix, Serenity, Girls with Balls, Scooby Doo and the 13th Ghost, Velvet Buzzsaw y Batman: Hush.


***

MENCIONES DE HONOR

Las menciones de honor son la evidencia de que un TOP-20 sigue quedando chico. Generalmente son películas que me gustaron bastante (o lo suficiente) pero que no llegué a considerar como favoritas. De nuevo, las reseñas están en mi página.

Solamente las menciono: Dolor y Gloria, The Art of Self-Defense, Batman vs Ninja Turtles, Glass, Durante la tormenta, Toy Story 4, Midsommar, Good Boys, Klaus, Dr. Sleep, Border, High Life, Brightburn, The Room y Ad Astra.



***

LISTA TOP-20: MIS FAVORITAS DEL CINE 2019

PUESTO #20. The Hole in the Ground

Género: terror – Origen: Irlanda – Director: Lee Cronin


Siempre es bienvenida una de terror que construya suspenso a partir de grandes ideas y personajes complejos. Suelo seguir los trabajos distribuidos por A24 porque todos tienen un elemento constante: calidad.

Lo que más disfruté es el excelente ambiente que genera. La intranquilidad se siente desde el minuto cero. Pese a contar con algunos elementos clichés del género (y un guión bastante convencional) esta no es una historia que se apoye en recursos fáciles y saturados como el jump-scare.

Por el contrario, el terror viene dado desde la ambigüedad del relato, la propuesta sonora y varias escenas tensas. Hay, por lo menos, tres o cuatros momentos de suspenso súper memorables que me encantaron por su efectividad. Eso es lo que tiene esta película: con dos personajes en una cabaña te arman situaciones amenazadoras y súper efectivas.


Género: animación / terror – Origen: EEUU – Director: Cecilia Aranovich, Ethan Spaulding


Luego del fiasco que resultó ser Scooby-Doo! and the Curse of the 13th Ghost a principios de 2019, tenía miedo de que lo mismo pudiera suceder que con esta producción –la #30 de la serie directo-para-video de la franquicia– que además es una continuación de la considerada “la mejor película de Scooby-Doo de todos los tiempos”.

Es una gran aventura que ofrece una secuela muy digna a aquel clásico de 1998. Representa también un regreso al Scooby-Doo en su mejor forma. Los chistes funcionan, el misterio es atractivo (y hasta bastante metatextual, lo cual me sorprendió) y los personajes son fieles a su naturaleza.

La película tiene un gustito adicional: la primera vez la vi mientras Benjamín (mi hijo de 2 años) jugaba al lado. Él se fue enganchando con la peli y le terminó encantando. Ahora me la pide re seguido, por lo cual creo que ya la vi más de 10 veces. Fue su primera película.

PUESTO #18. In the Shadow of the Moon ¡EN NETFLIX!

Género: policial / thriller sci-fi – Origen: EEUU – Director: Jim Mickle


Combina el thriller policial de estética oscura al estilo Zodiac o L.A Confidential con una trama de viajes en el tiempo que es, curiosamente, más creativa de lo que habría esperado. Acá el misterio no es quién es el asesino, sino por qué está matando y, eventualmente, por qué sigue regresando cada nueve años.

Es una película chiquita e intrascendente, pero me dejó un muy buen gustito y probablemente sea una de los relatos que más disfruté de este particular subgénero del sci-fi en 2019. Un gran mix de ciencia ficción, suspenso y acción de la mano de Netflix.

PUESTO #17. Uncut Gems

Género: thriller dramático / crimen – Origen: EEUU – Director: Ben Safdie, Joshua Safdie


Otra producción de A24 y un Adam Sandler como nunca habíamos visto. Es un vertiginoso estudio de personaje que nadie vio venir. La película es de una intensidad difícil de describir. Durante toda su duración estás tan al palo como el personaje de Sandler, un mal tipo con el que, sin embargo, no te cuesta empatizar.

Un thriller impresionante sobre un hombre haciendo malabarismo entre su vida profesional y familiar. La película pisa el acelerador desde el minuto cero y no frena hasta los créditos finales. Es tan estresante como inesperada.

PUESTO #16. Dragon Ball Super Broly

Género: animación / acción / sci-fi – Origen: Japón – Director: Tatsuya Nagamine


No es perfecta pero, para los estándares de la franquicia, es la mejor que se vio alguna vez. Akira Toriyama y el director Nagamine sabían qué querían los fans y lo brindaron servido en bandeja. Particularmente me gustó que los momentos dramáticos no fueran cortados innecesariamente con algún chiste boludo. Tienen fuerza y peso emocional… algo que no esperaba de este tipo de producción.

Pese a que tengo mis reservas respecto a algunas cuestiones, se trata de una película muy redonda que logra balancear comedia y acción mejor que sus predecesoras. Tiene un fanservice logrado (orgánico a la trama en su mayoría), peleas espectaculares y varios condimentos para agradar a los fans. Es una fiesta que merece celebrarse.

PUESTO #15. I Am Mother ¡EN NETFLIX!

Género: thriller / sci-fi – Origen: Australia – Director: Grant Sputore


Otro ejemplo de una película sci-fi independiente que presenta una alegoría social atractiva con mínima puesta en escena y un elenco dinámico. Clara Rugaard es una debutante muy prometedora y Hillary Swank ya tiene toda una carrera detrás que la consagra.

I Am Mother es una fórmula familiar bien ejecutada. Muy recomendable dentro de los llamados “originales de Netflix” para amantes de la ciencia ficción. Un thriller cerebral adornado con convincentes interpretaciones y un cierre digno.

PUESTO #14. Detective Pikachu

Género: fantasía, aventura – Origen: EEUU – Director: Rob Letterman


Detective Pikachu tenía la enorme tarea de no apestar como el 90% de las películas basadas en videojuegos. El riesgo era alto, siendo el primer live-action de la franquicia y la primera producción basada en Nintendo desde Mario Bros (1993). Hay que darle crédito a Rob Letterman (quien también encaró muy bien la adaptación de Goosebumps en 2015) por animarse a hacer algo diferente.

Lejos está de ser una película perfecta, aunque logró una gran construcción del mundo y es súper entretenida. Y eso es más de lo que yo habría esperado. Algunas escenas, específicamente durante la primera mitad (que es muy superior), son realmente destacables. La introducción de Pikachu, la interrogación de Mr. Mime, la aparición de Psyduck y toda la secuencia de luchas clandestinas están muy bien.

Ofrece un gran espectáculo infantil que es capaz de entretener también a los adultos más nostálgicos. Pese a ser un poco sonsa, las adorables criaturas se roban cada escena (con el Pikachu de Reynolds a la cabeza). El resultado final es muy digno.


Género: comedia negra / intriga – Origen: Argentina – Director: Juan José Campanella


Una fantástica comedia argentina opacada por el éxito de La Odisea de los Giles. Siendo una obra de Campanella, no tiene la profundidad que tuvo El secreto de los ojos (2009) ni la fuerza dramática de producciones como El hijo de la novia (2001) o El mismo amor, la misma lluvia (1999). No busca tenerlo tampoco, aunque sí dice algunas cosas interesantes sobre la vejez, la industria del cine y las relaciones familiares.

Sobresale el ingenioso guion, que presenta reflexiones filosas. La película va por el lado satírico de los Hermanos Coen y es ahí donde reside su fuerte. Es verdad que varios diálogos son artificiosos y terminan (casi siempre) en un “punchline”, pero si te dejás llevar por la historia, te encontrás con un misterio muy simpático y gracioso.

Indudablemente también hay algo de Sunset Boulevard (1950) en el tono de cine negro, el papel de la protagonista, la mansión venida abajo y, muy especialmente, el choque generacional (la pérdida de valor en la vejez y los jóvenes llevándose todo por delante como leit motiv).

PUESTO #12. Us

Género: thriller psicológico / terror – Origen: EEUU – Director: Jordan Peele


Get Out me cerró un poquito más. Aquella era una película más creativa y experimental. Us también es muy buena, si bien menos ambiciosa. Busca inquietarte como un terror más puro, enfocado en crear intensos climas de suspenso. Y, en gran parte, lo logra.

Abundan los elementos esotéricos y la simbología que permiten que el argumento pueda tener distintas interpretaciones. Me fascinaron las múltiples “pistolas de Chejov” utilizadas y los varios foreshadowings que se presentan. Toda la introducción de personajes es súper hipnótica. El título es también un simpático juego de palabras que se pierde en la traducción.

Vale la pena por sus climas inquietantes, apartados técnicos (magníficos planos y fotografía) e interpretaciones. Cuando apuesta al thriller puro, el director demuestra destreza. No tanto así con el subrayado mensaje social y con un desenlace un tanto desprolijo.

PUESTO #11. Joker (ver review)

Género: thriller dramático / crimen – Origen: EEUU – Director: Todd Phillips


Tampoco puedo ser tan naive y no mencionar a la más popular y comentada del 2019. No soy un gran defensor del Joker. Creo que si realmente fuera la obra maestra que la crítica exagerada profetizó, habría evitado ciertos lugares comunes.

La filmación se me hizo chata y torpe por momentos. No hay un ángulo de cámara interesante. Los diálogos son plano, contraplano y no mucho más. No la encontré particularmente creativa desde lo técnico. Ni hablar que cruza una línea muy fina entre homenajear el cine de Scorsese y, directamente, reciclar todo su material.

Pero no voy a negar su importancia cultural. Tampoco quiero dar la impresión de que no me gustó la película, porque no es así. Sólo creo que hay que bajarla un poco más a tierra. Los méritos que tiene son intachables: gran banda sonora, enorme Joaquin Phoenix, buenos momentos de tensión e incomodidad.

PUESTO #10. The Lighthouse

Género: fantasía / terror – Origen: EEUU – Director: Robert Eggers


Tercera aparición de A24 en el TOP-20. The Lighthouse es una producción definitivamente distinta a todo lo que se vio en 2019. No sólo en el aspecto visual (se filmó en locación, con condiciones climáticas súper adversas, una relación de aspecto de 1.19:1 y cámaras deliberadamente antiguas en blanco y negro) sino también respecto a su narrativa.

En lo personal, creo que es una película más interesante de analizar o debatir que de ver, ya que en dos horas realmente no son tantas las cosas locas o verdaderamente entretenidas que suceden. Incluso el desenlace se recontra ve venir (y hasta recuerda a otra de Pattinson de este año, High Life).

Lo que hace muy bien el director Robert Eggers (que ya había tenido su primera gran incursión en el cine con La bruja en 2015) es aprovechar un montón de referencias históricas y literarias para llevar adelante la historia. Un visceral estilo visual y el gran duelo actoral de los protagonistas llevan adelante un argumento que  puede ser simple en su esencia, pero que es atractivo para reflexionar.

PUESTO #9. Marriage Story ¡EN NETFLIX!

Género: drama familiar – Origen: EEUU – Director: Noah Baumbach


Si le tienen paciencia (porque este es un drama muy medido y de ritmo tranquilo) en Marriage Story es probable que se encuentren con la escena más poderosa de 2019. En esta suerte de modernización de Kramer vs Kramer (1979), el director Noah Baumbach plasmó una de sus obras más maduras hasta la fecha.

En su última producción, Baumbach entiende que el divorcio es un proceso absurdo diseñado para sacar lo peor de la gente, pero también explora la posibilidad de que las personas salgan más fuertes. Lo interesante es cómo nunca se pone de un lado o del otro de la balanza, mostrando los momentos más altos y bajos de sus protagonistas.

El diálogo es muy agudo y penetrante. Hay un anclaje muy fuerte en la realidad que se siente cruel y duro, como en aquella brillante historia iraní La decisión (2011), que trabaja una temática similar. Curiosamente, Baumbach incorpora el humor donde no debería haber ninguno y la tristeza en todos los rincones del argumento.

PUESTO #8. John Wick Chapter 3

Género: acción / thriller – Origen: EEUU – Director: Chad Stahelski


Keanu Reeves es el Buster Keaton moderno, haciendo sus propias piruetas, escenas de riesgo y coreografías de acción. En John Wick encontramos, finalmente, una saga de acción que no pierde su toque, sino todo lo contrario. Cada una de las películas fue incrementando la dosis de peleas extravagantes, ampliando este delirante mundo oculto.

La verdad es que John Wick 3 está realmente bien y prácticamente no admite críticas. Su estética comiquera (que recuerda a Sin City de Frank Miller) se adapta perfectamente a un diseño de producción de puta madre. Plano a plano se muestran cosas hermosas. Hay lugar para el humor y todas las peleas son fantásticas y súper diferentes entre sí.

PUESTO #7. Booksmart

Género: comedia / coming-of-age – Origen: EEUU – Director: Olivia Wilde


Booksmart reinventa este subgénero de las “locas noches de adolescentes” con bastante ingenio. La verdad es que se trata de un paquete completo en el que tenés muchísimo humor pero también profundidad temática, interesantes giros argumentales y hasta trabajos de cámara y actuaciones muy memorables.

Uno de los mayores atractivos para mí fue que le escapa hábilmente a los clichés del género. Acá no tenés matones que empujan a nerds en los casilleros o las divinas del grupo que basurean a los inadaptados.

Como agregados interesantes, la producción presenta algunos planos secuencia muy copados, una lisérgica secuencia en stop-motion, escenas que subvierten lo que creés que va a pasar, un elenco secundario más “profundo” de lo que aparenta (con arcos de personajes incluidos) y algunos geniales toques de comedia negra.

PUESTO #6. Avengers: Endgame

Género: sci-fi, fantasía, aventuras, acción – Origen: EEUU – Director: los hermanos Russo


La primera mitad del año estuvo sitiada por Endgame. Yo no recuerdo haber estado tan emocionado por ver un estreno en los cines desde Star Wars: La amenaza fantasma (1999), Matrix: Reloaded (2003) y El Retorno del Rey (2003). En este sentido, el final de Avengers tenía la tarea de imposible de estar a la altura del hype generado y darle un buen final a todo este delirio, con la contra de ser una de las películas de superhéroes más largas de la historia.

Pese a tener un guión con varios agujeros y un humor no bien balanceado con el drama, Endgame es un cierre meritorio para la saga y una producción superheroica enteramente disfrutable. Es todo un evento, una catarsis colectiva y un gran homenaje.  Tres horas de puro pochoclo que los fans recibimos con risas, aplausos y –si son como yo– con los ojos vidriosos.

Tengo un análisis detallado de la película en esta nota.

PUESTO #5. The Irishman ¡EN NETFLIX!

Género: thriller dramático, biopic – Origen: EEUU – Director: Martin Scorsese


Me parece que la duración de 209 min es innecesariamente excesiva para lo que se quiere contar, porque el guión es bastante clásico. Pero el ritmo es tan llevadero (y hay tantos momentos brillantes) que nunca se vuelve tediosa.

En más de un sentido, se siente como la culminación de toda la carrera del director. Pacino, De Niro y Pesci regresan al ruedo para una última gran historia sobre mafiosos, sicarios y el vacío más profundo de este estilo de vida. La película es sombríamente divertida y llena de melancolía.

Este crepúsculo de los gánsteres es un ejercicio de musculo cinematográfico tan soberbio como sorprendente. Hay que verla... sea en cines o en el celular, de forma ininterrumpida o con los cortes que sean necesarios. Conmueve y penetra los sentidos salvajemente. No es la primera vez que Scorsese hace una gran película, pero ésta tiene lo suficiente para considerarse su obra definitiva.

PUESTO #4. Luce

Género: thriller, drama social – Origen: EEUU – Director: Julius Onah


La película que no va a estar en el TOP de nadie más, lo cual es una lástima. Lo que me encantó de este relato es cómo te invita a ser un espectador activo, mostrando a cuatro personajes que realizan acciones éticamente comprometidas con las que podemos estar más o menos de acuerdo. Es muy participativa y, sin ser una historia de terror, va escalando de formas escalofriantes.

Lo que concibió el director es brillante desde el seco montaje, de a ratos muy claustrofóbico, la música (un sonido entre el hip hop y la electrónica) y una edición efectiva. La atmósfera opresiva pocas veces te da sensación de seguridad o alivio. Constantemente hay algo que amenaza con estallar en cualquier momento.

Luce tiene tremendas interpretaciones enmarcadas en un thriller social que no se conforma con aleccionar al espectador, sino que presenta interrogantes morales abiertos a la discusión. Una obra muy sólida en todos los aspectos que requiere paciencia e invita a no sacar conclusiones tan rápidamente.

PUESTO #3. Parasite

Género: thriller dramático, comedia negra – Origen: Corea del Sur – Director: Bong Joon-ho


Parasite funciona y en muchísimos niveles. En su base es un relato sencillo y muy accesible, pero cuenta con numerosos elementos narrativos que la elevan por sobre la media.  Es una de esas películas que es mejor encarar sabiendo poco y nada, porque te va llevando por lugares insospechados rápidamente.

El tema central es la oposición entre las clases sociales, una cuestión recurrente en la filmografía de Bong Joon-ho. A mí la trama se me hizo muy argentina y creo que por eso me identifiqué inmediatamente. Si no fuera por que hablan en coreano, tranquilamente podría pasar como una película de Gastón Duprat o de Armando Bo.

Nótese que no dije absolutamente nada sobre la trama. Prefiero que, quienes se animen a verla, se maravillen por sí mismos. Les aseguro que sorprende a cada minuto. Para sumarle: está hermosamente filmada. El director volvió a dar una clase magistral de dirección, manejando la cámara y el ritmo como nadie.


Género: thriller, drama, comedia – Origen: EEUU – Director: Quentin Tarantino


La novena película de Tarantino es una propuesta compleja por la forma en la que el director eligió llevar adelante la historia. El argumento es una excusa donde prácticamente no ocurre nada en el aspecto más convencional de la narrativa.

Acá no hay una estructura clásica de tres actos, un conflicto bien definido o una distinción clara entre héroes y villanos. Se podría decir que sólo vemos retazos de la vida de estos personajes, lo cual puede chocar con las expectativas actuales a las que el cine mainstream nos tiene (mal) acostumbrados.

Once Upon a Time in Hollywood es una obra de autor en un año con demasiados títulos genéricos. Disfruté mucho del viaje en el tiempo que propone, aunque entiendo que no es para todo el mundo. El día que Quentin Tarantino deje de hacer película se lo va a extrañar mucho.

PUESTO #1. Rocketman

Género: drama musical – Origen: Reino Unido – Director: Dexter Fletcher


Desde que la vi en el cine (y luego otra vez en casa) supe que iba a ser mi película del año. Tengo una debilidad enorme tanto por los musicales como por Elton John, que es uno de mis artistas de cabecera.

Toda la obra es muy excéntrica y hasta tiene toques surrealistas. Y era la manera correcta de contar la vida de este particular artista. Desde la creativa primera escena (donde Taron Egerton –que recientemente recibió el Globo de Oro por su actuación– ingresa a rehabilitación vestido de diablo naranja), pasando por cada ingenioso momento musical hasta un clímax emocionalmente poderoso, la película no te da respiro.

Dexter Fletcher presentó una biopic tradicional que, sin embargo, tiene imaginativos números musicales y una gran complejidad psicológica en su personaje. La extraordinaria interpretación del protagonista y los impecables valores de producción la convierten, tranquilamente, en mi favorita del 2019.

……………………………………………………


……………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!


4 comentarios:

  1. Vi pocas de esas películas pero coincido en algunas.
    El puesto 15 está muy bien. Esa película tiene varias sorpresas, como el papel de los personajes, alguna revelación.

    También me llamó la atención Pokemon Detective Pikachu. Un acierto el usar recursos del policial como el testigo confidencial, el informante del detective. Sé que pasa todo en una ciudad, pero me habría gustado ver a las policías Jenny, que actriz las hubiera representado.

    Joker me parece que tiene buenos planos. Todo lo de la escalera, como algo rutinario y agotador y luego como algo liberador, me parece acertado. Como alguna escena tomada de Dark Knight returns.

    John Wick 3. coincido con todo lo que reseñas. Logra que el espectador esté con el protagonista. No cualquiera puede lograr algo así.

    Endgame no es un carrusel, es una lograda película.

    Era una vez en Hollywood. Para mí, la mejor del año pasado. Cine sin Tarantino, ya no será lo mismo.

    Hellboy fue una buena película.
    Boda sangrienta (Ready or not) tiene sus méritos, como la expresividad de la protagonista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Demi! La verdad que no vi ni Hellboy ni Ready or not, aunque no sé si hubieran llegado a estar entre mis favoritas. Dale una chance a pelis como Luce o Parasite, creo que no te van a decepcionar.
      La gente me bardeó por colocar películas como Pikachu, Dragon Ball y Scooby Doo en una lista de mejores películas. No está de más aclarar que son las que más me llegaron a mí.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Oioioioooih
    Oioioioooih para Bong Jonh-Ho... la selección!
    No las vi todas pero Parasite me encantó.

    Y sigo preguntándome lo mismo ¿¿cómo hacés crack??

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te canto lo que va a pasar con Parasite: no gana nada. El año que viene sale la remake yanqui con Will Smith como el padre pobre y se lleva todos los premios (la van a llamar: En Busca de la Felicidad 2).

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...