martes, 31 de diciembre de 2019

Malabarista del suspenso: los relatos de William Irish


Cada vez que Hollywood utiliza las mismas tramas recicladas me pregunto por qué no aprovechan la riquísima literatura que existe hoy en día. Hay montones de relatos y novelas que merecen llegar a la pantalla grande. Por ejemplo, en esta nota mencioné 5 ficciones literarias que merecen llegar al cine. Los relatos de William Irish son otros casos a tener en cuenta.




***

¡Último post del año! En enero comienzo con el TOP de mis películas favoritas del 2019.

Me topé con algunos escritos de William Irish (seudónimo más famoso del autor Cornell Woolrich) en antologías de cuentos detectivescos que leía durante mi adolescencia, como las grandes colecciones creadas por Jorge Luis Borges o Lawrence Block que alguna vez reseñé en el blog.

De hecho, fue en Los Mejores Cuentos Policiales I donde leí “Si muriera antes de despertar” por primera vez, uno de los textos cortos que el director argentino Carlos Hugo Christensen adaptó para la pantalla grande.

Al parecer, al director argentino le gustaron tanto los cuentos de suspenso del autor que viajó a Nueva York exclusivamente para comprar los derechos cinematográficos. Y lo logró por muy poco dinero. El dramaturgo español Alejandro Casona (autor de Los árboles mueren de pie) se encargó de escribir el guion cinematográfico.


Sería un largometraje de tres episodios, pero el primero quedó muy extenso por lo que fue separado. Los otros dos se compilaron en No abras nunca esa puerta, episodios independientes que tienen en común la puerta (literal) que separa el bien del mal.

Ambas películas de Christensen están disponibles en Youtube. Las obras fueron restauradas por el INCAA y se puede encontrar de forma gratuita.

La biografía de Woolrich es súper interesante porque toca varios elementos cliché del autor literario norteamericano. Sus habilidades mágicas con la pluma lo llevaron a Hollywood, donde trabajó adaptando guiones y conoció a la hija de un poderoso productor de cine que, por unas pocas semanas, sería su esposa, Gloria Blackton.

El matrimonio duró sólo hasta que Gloria se enteró de las aventuras homosexuales de su marido, un pícaro quien tenía un diario para relatar las experiencias con todos los detalles fogosos. Cornell volvió a vivir con su madre, se hizo alcohólico, recorrió Europa y empezó a escribir con demencia.

En menos de 15 años publicó más de trescientos cuentos y unas dieciocho novelas que inaugurarían un subgénero dentro del policial, el suspense.


Antes de este escritor, el policial negro era narrado por el detective, que siempre era un prototipo de Philip Marlowe. El giro que le metió el autor fue revolucionario: ahora las historias serían contadas por las eventuales (e ignorantes) víctimas, a unos pasos de convertirse en fiambres o de lograr su salvación. De esta sencilla forma, la intriga se veía potenciada, colocando al lector en el centro del peligro.

En este sentido, probablemente su adaptación cinematográfica más famosa sea la del cuento It Had to Be Murder, que fue llevado al cine bajo el nombre de La ventana indiscreta (1954), una de las grandes obras de Alfred Hitchcock

Curiosamente, en 2020 llega una reinterpretación moderna de esta historia con Amy Adams en el rol protagónico (el trailer vende bien).


Lo cierto es que la mayoría de relatos de Woolrich, incluso los más minimalistas, tranquilamente podrían convertirse en atractivas películas. O por lo menos en episodios de antologías, como ya sucedió en Alfred Hitchcock presents. En su momento la serie adaptó 3 episodios basados en relatos suyos: The Big Switch (1956), Momentum (1956) y Post Mortem (1958).

La tragedia de este escritor es tremenda. Terminó sus días solo en un hotel de mala muerte, bebiendo durante una década y con un pie con gangrena que no quiso curarse. Postrado en una silla de ruedas, murió en 1968, probablemente sin saber que había cambiado la literatura policial para siempre.

……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

2 comentarios:

  1. Pasa que agarrar literatura que NO salió en formato cine o serie, es arriesgarse (horror de los horrores!!) O sea, falta de huevos. Muy ben post, gracias por la reseña y ¡¡Feliz 2020!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tiempos donde el tiempo nunca alcanza, es una picardía perder tiempo con literatura barata y olvidable. Este autor no es uno de ellos.
      De todas formas, te recomendaría más leer la colección de Los Mejores Cuentos Policiales que mencioné como para tener un gustito de los más grandes...

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...