miércoles, 18 de diciembre de 2019

Mis 10 series favoritas de la década (2010-2019)


Veo muchas series. Tantas que termino perdiendo la cuenta… con lo cual no fue fácil armar esta lista. Hice una preselección y me encontré con más de 30 producciones. En el medio tuve que dejar afuera a joyitas que iniciaron antes del 2010, como Mad Men (2007-2015), Breaking Bad (2008-2013), Supernatural (2005-2019) y One Tree Hill (2003-2012), mi gran placer culposo por excelencia.




DISCLAIMER: Sí, técnicamente la década sería 2011 a 2020... pero me sumé a la ola de La Internet que venía haciendo estas selecciones. No rompan las pelotas.

***

Antes del ranking, algunas consideraciones. A veces tomé series incompletas (porque creo que ya se lo ganaron) pero son excepciones. Barry, Watchmen, Dark y Westworld son todas fantásticas, pero las hemos tenido poco tiempo entre manos como para poder medir su impacto.

No está de más decir que esta lista es tan personal como subjetiva. En todo caso, puede servir como un post de recomendaciones de series.


Por último: sí, veo muchas series (al igual que consumo muchísimas películas, animé, literatura, videojuegos, etc), pero no llego a ver todo. Es literalmente imposible. De las que considero que me falta ver –y podrían haber entrado al top– están: The Americans (2013-2018) -¡perdón Eze!-, Boardwalk Empire (2010-2014), Succession (2018- ), Fleabag (2016- ), Peaky Blinders (2013- ) y The Handmaid´s Tale (2017- ).

***

Puesto #10 – Game of Thrones (2011-2019)


Hice análisis de prácticamente todas sus temporadas y la llama de la emoción se me iba apagando con cada año. Llega a mi TOP-10 por lo que significó a nivel personal y cultural, pese a que sus últimas dos temporadas fueron patéticas. De todas formas, hay que admitir que nunca tendremos otro GoT… quizás la última gran serie de TV que vimos todos en simultáneo y comentábamos semana a semana.

Puesto #9 – Better Call Saul (2015- )


La serie que da cátedra sobre cómo hacer un spin-off. Todavía le falta su temporada final, pero con lo que vi ya puedo colocarla en este cómodo puesto. Supo homenajear a su padre, Breaking Bad, de la forma adecuada, al mismo tiempo contando una historia de transformación realmente fascinante.

Puesto #8 – Sherlock (2010- )


Odio su cuarta y última temporada (que es vergonzosa al nivel de GoT) pero sus primeras tres fueron lo suficientemente interesantes y atractivas como para volverse una favorita. Se hacía esperar mucho pero recontra valía la pena para volver a encontrarse con el impecable dúo de Benedict Cumberbatch y Martin Freeman. El formato de tres capítulos por temporada (que parecían películas) fue novedoso.

Puesto #7 – Twin Peaks: The Return (2017)


En su momento (allá durante mi adolescencia) Twin Peaks fue una de las primeras series que me fanatizaron. Por eso el regreso era importante para mí. Y me parece que no decepcionó, manteniéndose igual de incomprensible a nivel narrativo y bizarra en cuanto a lo visual. Un verdadero evento de televisión que analicé en estas dos notas: Análisis partes 1 a 8 y Reseña del final de Twin Peaks.

Puesto #6 – Rick and Morty (2013- )


Series como Archer le inyectaron nueva vida a la animación televisiva para adultos, pero el punto cumbre llegó con Rick and Morty. Pese a que actualmente está transmitiendo su temporada 4, ya generó suficiente movimiento como para ser considerada un clásico de la cultura popular actual. Además de ser una parodia inteligente de los productos con los que crecimos (y que seguimos consumiendo) también revela un costado muy crítico en algunos aspectos.

Puesto #5 – Black Mirror (2011- )


Lo que Rick and Morty fue para la animación, lo fue Black Mirror para las series antológicas. Muchas otras series –como el paradójico fallido revival de La Dimensión Desconocida– buscaron copiar el formato y no han tenido éxito. Su película, Bandersnatch, fue un punto alto el año pasado. Con altibajos, la serie siempre se ha mantenido consistentemente debatible y contemporánea a lo largo del tiempo.

Puesto #4 – The Affair (2014-2019)


¿Se pusieron a pensar en la cantidad de series que finalizaron en 2019? Son verdaderamente muchas. The Affair fue una de ellas. Quizás no tan popular, pero con una estructura narrativa bastante original que se apoyaba en el conocido efecto Rashomon. Es drama puro y del bueno. Pese a unos desaciertos a mitad de camino, tanto el inicio como su final son hermosos.

Puesto #3 – Justified (2010-2015)


Entramos al podio. Justified es la sucesora espiritual de Deadwood (en más de un sentido) y una fusión de géneros loca que no se ve demasiado en la TV. Mezcla de policial con las historias de “pueblo chico, infierno grande” y… ¿el western? Sorpresivamente, el producto final es excelente, quizás porque detrás estaba el espíritu de Elmore Leonard. Serie imperdible que banco mucho.

Puesto #2 – BoJack Horseman (2014- )


El “Mad Men de la animación” es una cosa que no se puede creer. En la temporada 3 (que cerraba con broche de oro como para dejarla ahí) me dije que ya no era necesario tener más. Y qué bueno que siguió, porque es una exploración zarpada de la depresión y la cultura norteamericana. BoJack Horseman es un “dibujito animado” que está en otro registro y tiene muchísima tela para cortar.

Puesto #1 – The Leftovers (2014-2017)


La mejor serie de esta década que (curiosamente) muy poca gente vio o siquiera conoce. Quizás, con lo bien que estuvo Watchmen este año, los espectadores comiencen a preguntarse qué más hizo Damon Lindelof.

Naturalmente van a llegar a The Leftovers, que es una expedición mística y delirante sobre varias cuestiones existenciales. Muy cortita (son sólo tres temporadas, un total de 28 episodios) pero contundente. Pocas series me han dejado tan reflexivo y meditabundo. Es posible que tenga el mejor final que haya visto alguna vez.  Las interpretaciones son de la puta madre y el misterio explorado es magnífico.

***

Post-credit scene

Me quedaron muchísimas afuera que son igual de recomendables. Las quiero mencionar por arriba. En cuanto a contenido original de Netflix: Daredevil (2015-2018), The Haunting of Hill House (2018- ), Mindhunter (2017- ), American Vandal (2017-2018), Ozark (2017- ), Orange is the New Black (2013-2019) y The Good Place (2016- ) merecen reconocimiento.

Awake (2012) me parece una excelente serie que fue injustamente cancelada antes de tiempo, pero que igual logró cerrar con broche de oro. La analicé por acá.

A The Walking Dead (2010- ) ya no dan ganas de verla, pero en su momento volvió a inyectarle sangre al moribundo género de los zombies. Tuvo algunas temporadas en el medio que te volvían loco, pero ha decaído tanto que tuve que dejarla afuera de mi TOP.


Sería injusto no mencionar al Arrowverse, aunque técnicamente todavía se está desarrollando. Es una especie de MCU televisivo (pero de DC Comics), con un presupuesto más acotado pero con cositas interesantes. En particular disfruto muchísimo de The Flash (2014-) y Legends of Tomorrow (2016-), que es tan bizarra como divertida.

En materia de HBO, Chernobyl (2019) y Sharp Objects (2018) son miniseries muy zarpadas. A Big Little Lies (2017- ) la banco si no fuera porque su segunda temporada tiene una calidad muy inferior a la primera. Silicon Valley es EXCELENTE.

The Man in The High Castle terminó este año con su cuarta temporada. No la vio nadie, pero es un sci-fi súper digno que me cautivó.

Me encanta Gravity Falls (2012-2016), aunque terminé eligiendo a otras dos series de animación para el TOP. De todas maneras, la estuve analizando en esta nota. Lo mismo podría aplicarse a la minisere Over the Garden Wall, de Cartoon Network, que tiene su respectiva entrada en el blog.

Tres más que me quedaron en el tintero y son muy atrapantes en sus respectivos géneros: Fargo (2014- ), Homeland (2011- ) y la genial Atlanta (2016- ), que tuvo nota por acá.


¿Se me pasó alguna? ¿Agregarían o quitarían alguna de mis seleccionadas? Pueden irse al demonio, porque esta es mi lista y hago lo que quiero. ¡Hasta la próxima!

……………………………………………………………


……………………………………………………………


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

7 comentarios:

  1. Para ser un demiurgo molesto la década sería 2011-2020. Pero es un detalle.
    He visto pocas de esas series.
    Como Games of Thrones. Empecé a verla porque fue mencionada en The Big Bang Theory, elogiosamente. Una gran serie que tuvo un final lamentable, poco respestuoso con sus personajes.

    The Walking dead, he visto alguna temporada. Pero creo que no se compara con la historieta, que creo mucho mejor.

    Estoy viendo de superhéroes, sobre todo del Arrow Verso, con el hallazgo de cross over.
    Dentro de eso se destaca The Flash, con alusiones a la serie de los 90, tanto que aparecen algunos de esos personajes, el actor de la serie como el padre de Barry Allen y el The Flash de la Tierra 90.
    Swamp Thing fue una serie que merecía más de una temporada. Lucifer, un hallazgo.

    Black Mirror ha tenido capítulos memorables. Como el de las abejas artificiales.

    Saludos.

    No he visto Sherlock, sino Elementary, con una idea similar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se, totalmente de acuerdo. Técnicamente sería 2011 a 2020, pero como La Internet está armando sus listas, no me quería quedar atrás.

      Eliminar
  2. Brindo por Better Call saul, por Rick and Morty (con sus altibajos), y me quedo con Black Mirror. De lo mejor que vi últimamente en series ¿tenés idea cuándo salen nuevos episodios?

    Me gusta que le contestes por acá a Mr. Alfredo. Dos cracks!

    Abrazos cráneo!

    ResponderEliminar
  3. El ranking en general es muy bueno pero no podes poner 10 a Game Of Thrones!!! Despues coincido en casi todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es pensar en el impacto que tuvo GoT a nivel cultural. Fue realmente uno de los grandes fenómenos de la década, y sería injusto no colocarla en un TOP 10 sólo porque apestó en sus últimas temporadas...

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...