martes, 19 de marzo de 2019

“Teddy Perkins” (o por qué tenés que ver “Atlanta”)


A pesar de que dedico gran parte de mi ocio a ver series, no tienen tanta exposición en el blog. El problema es que veo demasiadas y simplemente no me da el tiempo para reseñarlas a todas. Pero a veces llega a tus manos una tan hermosamente bizarra como Atlanta y no te queda otra alternativa que comentarla.

La segunda temporada fue todavía mejor que la primera (que ya, de por sí, había sido majestuosa). Y además nos regaló Teddy Perkins, quizás uno de los mejores stand-alone episodes que alguna vez haya visto. Pero ya llegaremos a eso.




***

¿Qué es Atlanta?

Atlanta es una serie creada (y protagonizada) por el adorable Donald Glover y situada en una de las ciudades más famosas para jóvenes raperos buscando hacerse un lugar en el negocio de la música.

Uno de ellos es Alfred (Brian Tyree Henry), un nuevo rapero y traficante de marihuana que la pegó en la radio con su nombre de fantasía (Paper Boi) y ahora está tratando de entender la delgada línea entre las calles y la glamorosa vida de las celebridades.

Donald Glover es Earn, el primo de Alfred y su manager, haciendo todo lo posible por balancear su vida familiar con la carrera del artista. En el medio tenemos a Darius (LaKeith Stanfield), el mejor amigo de Alfred y un supuesto visionario.


Earn, Alfred y Darius en Atlanta

Así, en resumen, podemos decir que Atlanta es la historia de un rapero violento, el primo que busca mediar con cualquier problemática y el amigo místico. Pero es también una suerte de Twin Peaks con raperos afroamericanos y un viaje plagado de realismo mágico.

Y es que la serie se ubica en un mundo alternativo donde habitan fantasmas del pasado (al mejor estilo Pedro Páramo o las novelas de Gabriel García Márquez), basquetbolistas con autos invisibles, un Justin Bieber negro, un Drake con procedencia mexicana y todo tipo de situaciones extrañas.

La primera temporada llegó en 2016 (10 episodios) mientras que la segunda fue emitida a lo largo del 2018 (11 episodios). Ambas están actualmente disponibles en Netflix y son capítulos de 30 minutos.

¿Qué es “Teddy Perkins”?

O, más bien, ¿quién es Teddy Perkins? No soy el único al que le voló la cabeza el sexto episodio de la segunda temporada de Atlanta. Internet se volvió loco con este capítulo y no puede dejar de hablar de él.

La segunda temporada mantuvo las locuras peligrosas de la primera pero le subió mucho el tono oscuro e intenso. Hay, por lo menos, tres episodios que rozan el terror surrealista y son especialmente buenos: Woods (el capítulo 8), Helen (episodio 4) y, muy especialmente, Teddy Perkins (episodio 6).


Teddy Perkins y su perturbador museo ("Atlanta") 

Atlanta suele tener capítulos en los cuales sumerge a los tres protagonistas en una especie de viaje absurdo. Y más de una vez ha coqueteado con el género del terror. Pero todo este episodio ya no es un simple coqueteo: representa uno de los momentos más enigmáticos e imprescindibles de la serie.

Darius lee un anuncio en un foro de música en el cual ofrecen un piano gratis. Entusiasmado, alquila un camión para mudanzas y llega a su destino: una enorme mansión que sólo de verla genera desconfianza. Pero él ingresa igual. Classic Darius.

Allí conoce a Thedore Perkins, dueño de la casa y del piano en cuestión. Teddy es un hombre pálido, con facciones extrañas y cejas pintadas a mano. (Es también un actor negro maquillado. Cualquier parecido con la realidad…) El piano que está regalando tiene las teclas de colores y es de su hermano Benny Hope, un famoso y aclamado músico de jazz.



***

A partir de acá habrá mínimos spoilers para el capítulo “Teddy Perkins”, aunque nada fundamental. Si todavía no lo vieron, háganlo y después vuelven por acá. #SpoilerAlert

***

Teddy nos va lleva de una situación extraña a otra, entrando directamente en el terreno del terror psicológico.

El episodio recuerda mucho a Misery, a The Shining, un poco a Sunset Boulevard y mucho a Get Out, película que tiene una referencia directa (y no sólo por el hecho de que LaKeith Stanfield formó parte del elenco).


Darius se arrepiente rápidamente de haber ido a buscar ese piano...

Los diálogos son fascinantes y aterradores en partes iguales. Teddy y Darius (cada vez más incómodo) charlan sobre diversos temas: la genialidad de Stevie Wonder, la capacidad de su hermano Benny de utilizar la tristeza en la música que escribía y sobre las figuras paternales.

La teoría del extraño dueño de la mansión es que muchos padres abusaron de sus hijos para que éstos pudieran convertirse en figuras importantes, sobresalientes en la historia. Esto ya debería disparar todas las alertas.

Es una temática extremadamente contemporánea en una época donde el documental Leaving Neverland llegó a HBO para generar polémica y controversia.
«Darius: You know, uh, not all great things come from great pain. Sometimes it's love. Not everything's a sacrifice.
Teddy Perkins: Sacrifices are necessary, Darius.
Darius: Yeah, maybe. But your dad should have said sorry. I'm sorry. Shit. I went through daddy shit myself. But when you're young, you try to just... make it be okay and say everything's gonna be fine. And that's just, you don't know the difference, but... that don't give you an excuse to grow up and repeat the same shit over and over.»

(Por cierto: Teddy Perkins es Donald Glover con muchísimo maquillaje encima)

Palabras finales

En Atlanta lo surreal es la norma y el realismo, su ancla. La serie no es una comedia... no de manera exclusiva. Es difícil de etiquetar porque es súper experimental y le escapa a todo tipo de convención narrativa. Mezcla géneros y crea sus propias reglas.

Teddy Perkins logró sacar a relucir las cosas extrañas que pasan en este universo alternativo. Le exprime todo el jugo a lo que puede ser la serie y es un nuevo umbral para superar.


Por supuesto que todo se va al carajo en el capítulo… y bastante rápido. 

El final se los dejo para que lo descubran ustedes. Con tantas series y películas que tengo encima, son pocas las veces en las que realmente digo “¿qué carajo?” con una mezcla de miedo y curiosidad por ver qué va a pasar. Ésta fue una de esas veces.

***

El capítulo cierra, convenientemente, con “Evil” de Stevie Wonder. Lo cual es perfecto como epílogo a esta pequeña película de horror protagonizada por nuestro místico favorito, Darius.


No puedo dejar de recomendar Atlanta. Al menos pueden darle un pequeño vistazo arrancando con Teddy Perkins, el episodio 6 de la temporada 2.

……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

2 comentarios:

Quizás te pueda llegar a interesar...