viernes, 11 de enero de 2019

Mystery Inc. es Scooby Doo en su mejor forma


Desde hace varios años los dibujos animados ya no son exclusivamente para los más chicos. Piensen en Rick and Morty, Bojack Horseman, Archer. Incluso Gravity Falls es infantil en su superficie pero muy adulta por dentro.

La gran precursora de esta movida fue la franquicia de Scooby-Doo, que en el año 2010 se adelantó a todas ellas presentando su versión más oscura y compleja: Scooby-Doo! Mystery Incorporated.

Esta hermosa serie, que tuvo dos temporadas, claramente apunta al público que conoce la saga. Se divierte con bizarras parodias metatextuales, trae a varios personajes de Hanna-Barbera y brinda muchas referencias a la ficción de terror.




***

Un reinicio fresco

El gancho de Scooby-Doo! Mystery Incorporated es que se siente como las clásicas aventuras de los años ´70 pero con un giro moderno, tanto en las técnicas de animación como en el contenido. Para empezar, los personajes tienen personalidades más atractivas. Daphne ocasionalmente es egoísta, Velma es mucho más sarcástica y vil y hasta Scooby tiene diálogos y es bastante más testarudo que en otras ocasiones.

El que recibió un tratamiento especialmente importante fue Fred, quien a lo largo de la serie atraviesa todo un arco emocional maravilloso. Shaggy, por su parte, sigue siendo el mismo irresponsable, hambriento y drogón de siempre, pero con algunas sorpresas.


El pueblo de Crystal Cove se ha hecho famoso por su historial de desapariciones misteriosas, ataques sobrenaturales y apariciones monstruosas. Esto lo convierte en destino fijo para turistas que buscan presenciar los fenómenos.

Una diferencia clave con el show original es que, mientras que la mayoría de los monstruos y fantasmas son, en realidad, seres humanos, lo sobrenatural sí existe en este universo.

Rompiendo el status quo

Si Scooby-Doo! Mystery Incorporated es considerada la mejor reencarnación de Scooby-Doo es porque los creadores se animaron a modernizar los conceptos, mejorar las premisas y profundizar a sus personajes, brindando un movimiento hacia adelante que rompe siempre con el status quo.

Al inicio de la historia, el grupo ya está conformado, son mejores amigos, asisten a la secundaria y resuelven misterios en la Máquina del Misterio. Pero Shaggy y Velma están saliendo a escondidas (él no quiere decírselo a Scooby) y Fred y Daphne son pareja, aunque él parece más interesado en las trampas.

La serie tiene un total de 52 episodios repartidos en dos temporadas. Mientras que sigue una típica fórmula del monstruo-de-la-semana (que es desenmascarado al final del capítulo), también hay un arco narrativo que se va desarrollando alrededor de un misterio tesoro escondido debajo de la ciudad. 



Progresivamente la historia va pasando de ser una comedia ligera con sustos esparcidos a un verdadero relato de terror digno de H.P. Lovecraft.

Las referencias a la cultura pop

La mitad de la diversión de Scooby-Doo! Mystery Incorporated es detectar las numerosas referencias a la cultura pop, que son demasiadas como para contarlas a todas.


Hay un uso bastante extenso de los trabajos de H.P. Lovecraft (específicamente llegando al clímax donde aparecen algunos monstruos icónicos), varios callbacks a la obra de David Lynch (Twin Peaks en particular), a novelas de Stephen King y hasta a la mitología babilónica.

La serie también le rinde culto a varias películas del género del terror y hasta a algunas de ciencia ficción y aventuras (¡Indiana Jones!).

Hay un capítulo (“The Night the Clown Cried”) donde un payaso fantasma tiene la voz de Mark Hamill, quien sabemos tiene amplia experiencia haciendo las voces de payasos psicópatas.

Harlan Ellison (personaje que aparece por primera vez en el episodio 12, parodiándose a sí mismo) es un escritor de la vida real del que yo mismo hablé en el blog alguna vez. Él mismo realizó su doblaje en la versión en inglés.


Por supuesto, también hay guiños al resto de la franquicia. Vemos los monstruos clásicos de la serie y a muchos de los personajes de Hanna-Barbera haciendo pequeños cameos. Vincent Van Ghoul (un hechicero que ayudaba a la banda en Los 13 Fantasmas de Scooby-Doo) es acá un actor de películas de terror clase B.

Heart of Evil”, uno de los mejores episodios de la segunda temporada, tiene a todo junto: Blue Falcon y Dynomutt, una historia de origen de superhéroes con personajes de Johnny Quest, guiños a The Dark Knight Returns y hasta un homenaje al Batman de Adam West

Toda tu infancia encapsulada en un episodio de 25 minutos.

El rol de los padres

Detrás de todo el misterio y lo sobrenatural, para mí la serie habla de la relación entre niños y adultos, una temática que tiene mucho peso en Mystery Inc.

Hay un leitmotiv general que es el de que todos los adultos esconden cosas y les mienten a sus hijos. Lo vemos en cada padre de la banda (que, por primera vez en la franquicia, existen y tienen una vida en lugar de ser meros plot devices), en el sheriff y en la alcaldesa. Por supuesto también en Mr. E. Todos los adultos mienten o, eventualmente, terminan decepcionando.

Fue muy interesante ver cómo gran parte del desarrollo estuvo enfocado en Fred, un personaje que siempre pareció superficial y aburrido. Los creadores aprovecharon la oportunidad para desarrollarlo mejor y terminó siendo el más emocionalmente complejo de la historia.

Su amor por las trampas arranca siendo un pase para la comedia (como Shaggy teniendo siempre hambre). Parece ser una excusa divertida que explica por qué no le da importancia a los acercamientos de Daphne


Pero a medida que la serie avanza, se van revelando algunas verdades sobre la familia de Fred que brindan una nueva luz sobre su obsesión por querer atrapar cosas para evitar que se escapen. 

Esos detalles me parecieron fascinantes.

Éste es el hilo argumental que mantiene a Mystery Inc unida, la gran metáfora que se esconde detrás de Scooby-Doo y su banda: niños desafiando sus miedos (y a los adultos) para poder descubrir la verdad. En definitiva: crecer.

Palabras finales

Scooby-Doo! Mystery Incorporated no sólo le hace justicia a la original, si no que la supera ampliamente. Si te considerás un fan de la franquicia (como yo), te debés a vos mismo darle una oportunidad. Más sabiendo que tuvimos años enteros de lamentables series de Scooby-Doo (en serio, hay muchas que fueron MALÍSIMAS).

Es la versión más inteligente, divertida y adulta que alguna vez existió. Mientras que preserva el legado de la franquicia, rescatando la esencia que le dio éxito al clásico, le incorpora una trama cohesiva y equilibrada que se complementa con divertido humor autoparódico.

Es Scooby Doo en su mejor forma.



……………………………………………………


……………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

4 comentarios:

  1. Una buena reseña.
    Un buen detalle que lo sobrenatural exista, que no todos sean farsantes. Eso hace posible que haya algunas sorpresas.
    Magistral que Harllan Ellison aparezca como personaje. Es el escritor que hizo posible Terminator.
    Lo de las trampas es algo que se menciona en el crossover con Supernatural. ¿Hay algo de superheroes? Que bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué fantástico ese crossover de Supernatural (cómo amo esa serie). De hecho, esta serie de Scooby tiene muchas similitudes con Super N.

      Eliminar
  2. No la vi, no sabía que tenía este enfoque.
    Desde ya las referencias a la cultura pop que siempre tuvo Scooby me interesan...siempre con Shaggy entre humo, siempre con hambre, las scooby galletas fueron siempre extrañas, y ni hablar de los falsos fantasmas y malhechores exclusivos de la imaginación
    Me anoto esta
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja. Sí... en el éter se habla de que las scooby galletas son apología a la droga.
      Es una linda serie, creo que balancea bien el humor infantil y los temas adultos. Ojo que sigo eligiendo Gravity Falls toda la vida.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...