miércoles, 31 de octubre de 2018

Lista TOP-10: Películas clásicas de Disney favoritas


Los que siguen mi blog habrán notado que suele estar marcado por la memoria de cosas pasadas y cuestiones usualmente asociadas a los más chicos. Soy retrogamer, amante de los dibujos animados y tengo toda una sección analizando/recordando “cosas nostálgicas” como el Tamagotchi, el Jenga, el Contra y hasta el Monopoly.

De hecho, en materia de listas TOP-10 últimamente vengo haciendo cosas como las 10 películas que definieron mi vida. Y si hablo de películas que definieron mi vida (y, en particular, mi infancia) es inevitable mencionar las clásicas animadas de Disney.




***

Época de remakes

Estamos en una época anti gloriosa en la que Hollywood –cada vez con menos ideas originales y/o arriesgadas– comenzó a levantar guita con remakes de nuestras películas de Disney favoritas.

Lo que comenzó con Maléfica (2014) y la remake de Tim Burton sobre Alicia en el País de las Maravillas (2010), continuó unos años más tarde con Jungle Book, Christopher Robin y La bella y la Bestia. No son necesariamente malas (de hecho, varias son muy buenas) pero es un contenido conocido.

Ahora esto se extendió a todo un universo de películas live action. Se vienen Dumbo (de nuevo de la mano de Tim Burton), El Rey León, Aladdin (de Guy Ritchie), La Dama y el Vagabundo y hasta Lilo & Stitch


Todavía estoy con las esperanzas de que contraten a mi hijo Benjamín para el papel de Stitch


Mis 10 películas animadas clásicas de Disney

Sí, sí, todos sabemos que Pixar es el MVP en este terreno desde la llegada de Toy Story en 1995, que cambió la manera de hacer películas animadas para siempre. Pero durante prácticamente medio siglo, Disney fue el estándar para las historias animadas.

Una empresa que, desde sus primeras producciones (Fantasia, Blancavienes), revolucionó la manera de hacer cine y que, por cierto, hoy es dueña de Pixar.

Sobre finales de los ´80, Disney tenía perfeccionada su fórmula: combinar una animación de primera calidad con un nuevo giro sobre historias clásicas, meter algo de humor adulto para los padres acompañantes y muchas canciones inolvidables (los que odian los musicales se olvidan de que las películas de Disney eran, básicamente, grandes musicales en sí mismas).


El resultado era un éxito asegurado… en la mayoría de los casos.

Así que, pensando en que pronto voy a querer que mi hijo de año y medio comience a empaparse con algunos de los clásicos, me puse a pensar cuáles son mis 10 películas de Disney favoritas, sin ningún tipo de orden específico.

Estas son mis consideraciones: sólo incluyo hasta el año 2000 (inclusive) y con animación 2D. Es decir Monsters Inc, Brave  y Tangled, todas hermosas, quedan afuera. También quedan afuera las animadas pos 2000: Brother Bear y Lilo & Stitch, por mencionar dos casos. Una película que me gusta mucho, A Bug´s Life, es un caso de doble eliminación. Es de antes del 2000 (salió en 1998) y además es 3D.

Una última aclaración de la que me avergüenzo: nunca vi Mulán. (Shame!)

Ahora sí, arranquemos.

***




Probablemente una de las más divertidas de Disney y un cambio de tono de películas más fuertes que venían saliendo por esa época. Luego de que Pocahontas y El jorobado del Notre Dame fueron recibidas con una taquilla pobre, la empresa del ratón Mickey decidió darle un giro a esta historia que iba a ser mucho más madura.

El resultado fue una fusión entre el slapstick y la buddy comedy que se acerca más a una caricatura de Chuck Jones que a un relato basado en la mitología azteca. Admito que es una propuesta mucho más relajada y menos épica, pero a mí me hace reír a carcajadas y sin culpa.

Esta es una película orgullosa de sus personajes bidimensionales. Es básicamente una parodia del Viaje del Héroe con un montón de gags deliciosos. La animación y el contenido son estándar y poco innovadores. Las lecciones aprendidas son sencillas. Pero los chistes te ganan. Son geniales y ahí reside su encanto.

El Rey León (1994)


Hamlet con leones. ¿Es necesario decir más? Una atemporal historia de redención favorecida por un soundtrack fantástico (¡Elton John!) y una animación impresionante. No me voy a detener demasiado porque ya la coloqué como una de las 10 películas que definieron mi vida.

Aladdin (1992)


Gran parte de estas películas son de gente marginada y prejuiciada superando obstáculos inmensos para encontrar el amor o el éxito. Aladdin –basada en uno de los cuentos de “Las mil y una noches” – es uno de estos, pero ejecutado como sólo Disney sabe hacerlo.

Aladdin lo tiene todo. Buena música, gran animación, un protagonista perfecto (humilde, cool, confiado, un poco ratero), una gran princesa (Jazmín), un temible villano (Jafar) y, por supuesto a  Robin Williams como el Genio, lo que le agrega muchísimo color.

Hércules (1997)


Hércules está bastante subvalorada dentro del catálogo disneyiano, pero la verdad es que se trata de una de sus películas más rebeldes. Por ejemplo, Meg es un personaje muy diferente a la típica princesa de Disney que se sienta a esperar la llegada de su príncipe azul.

Esta heroína de la mitología griega realmente hace cosas por sí misma y pone a laburar al hombre más fuerte del mundo.

Ésta es una película que sólo gano apreciación y popularidad luego de su estreno, pero yo recuerdo haberla ido a ver al cine en 1997 y me fascinó. De hecho, junto a los Caballeros del Zodiaco, fue la ficción que más me hizo interesarme en la mitología griega, al punto que luego salí a buscar más películas y mitos con los que alimentarme.

Me encanta la música del coro griego, la acción frenética que tiene y la comedia unida al Camino del Héroe que recorre Hércules. Hoy la ves y es muy cultura pop de los ´90. Un peliculón que ojalá más gente conociera.



Y hablando de peliculones que no conoce nadie, esta película (horriblemente traducida como “Bernardo y Bianca en Cangurolandia”) es realmente excelente.

Se trató de la primera secuela de Disney, ya que era continuación de Los rescatadores de 1977. En este caso, los investigadores ratones viajaban a Australia para asistir en el rescate de una rara águila dorada.

The Rescuers Down Under presentó varios avances tecnológicos que aprovechaban las innovaciones creadas por Pixar para armar secuencias animadas por computadora. La aventura es metódica y excitante en partes iguales, pero quedó en el olvido y es una de las menos conocidas de Disney. Una lástima porque es verdaderamente buena.

Robin Hood (1973)


Los que creían que Zootopia inventó las películas de zorros antropomórficos evidentemente nunca vieron Robin Hood de Disney, una de las mejores adaptaciones sobre el famoso ladrón que robaba a los ricos para dar a los pobres en épocas medievales.

Cada tanto salen nuevas adaptaciones de este antihéroe. Junto a Sherlock Holmes, se trata de uno de los personajes de ficción más adaptados, remontándose incluso a los principios del cine en los años 1900 (¡la primera es una silenciosa de 1908!).

Si bien hoy es considerada un clásico de culto, significó una vergüenza para el estudio en su época. Fue la primera película que se produjo luego de la muerte (¿o el congelamiento?) de Walt Disney.

La estética se ve muy vieja escuela (parece una película de principios de los ´60 antes que de fines de los ´70) y tuvo un presupuesto bastante limitado que incluso recicla muchas animaciones de otras historias. Sin embargo, hay fans que la defienden mucho (yo me incluyo).

Amo al carismático Robin, Little John y el Fray Tuck son personajes secundarios muy queribles y el príncipe John es un villano inolvidable. Gran parte de la película se configura como una especie de heist movie, donde los protagonistas realizan elaborados robos. Es de esas pelis que teníamos en VHS con mis hermanos. La vi tantas veces que la conozco de memoria. Y me encanta.



El imaginario popular tiende a creer que a Walt Disney las cosas siempre le salieron bien y no hay nada de cierto en eso. Como toda industria, sufrió sus crisis económicas y la de 1960 fue una de las más graves.

Las cosas venían mal para la empresa del Ratón Mickey. Fracasos comerciales como La bella durmiente fueron golpes duros. Como consecuencia, Disney tuvo que hacerse con la idea de cerrar el estudio de animación por primera vez en su vida.

101 dálmatas era un libro para chicos de Dodie Smith. A Walt le copó tanto que compró rápidamente los derechos. La película, que en Argentina se conoció también como “La noche de la narices frías” (éste sí es un gran título), representó muchas cosas importantes.

En primera instancia, estaba ubicada en el mundo real, a diferencia de los típicos mundos de fantasía de Disney. Además, el diseño de personajes es totalmente distinto a lo acostumbrado, un estilo más realista y hasta grotesco que generó controversia entre el público.

En materia técnica, 101 dálmatas trajo una técnica de animación novedosa: la xerografía. Las impresoras Xerox permitían animar a muchos personajes dentro de un mismo cuadro, lo cual era fundamental para poder mostrar a tantos perros simultáneamente. En este sentido, hablamos de una de las películas de Disney más ambiciosas de todos los tiempos.

Imposible olvidar a Cruella De Vil, una gran villana que hoy es un ícono de los dibujos animados. 101 dálmatas literalmente salvó al estudio, ya que recaudó más de 200 millones de dólares y además marcó el estilo de cine animado para los años venideros. Un clásico absoluto que marcó un umbral.



El infaltable viaje psicodélico de culto. Una película adelantada en su tiempo que, para variar, fue un fracaso cuando se estrenó en 1951. Como es de esperar, tuvo su resurgimiento en los años ´60, donde las hippies la adoptaron y terminó siendo un fenómeno cultural.

Para muchos cinéfilos, la locura de aquella película basada en las dos novelas de Lewis Carroll representa una de las favoritas para ver drogados. Lo cierto es que es una aventura fascinante por la cantidad de metáforas, mensajes subliminales y contenidos ocultos que presenta.

Cada tanto me gusta reencontrarme con esta historia que ha inspirado miles de ficciones. Mi tercera novela, por ejemplo, tiene un fuerte anclaje en Alicia en el país de las maravillas.

La película es, también, una de las más siniestras del universo Disney. Alicia es en gran parte alocada y divertida (seguir al conejo blanco, la fiesta del té con el Sombrero Loco) pero sin avisar se convierte en algo completamente oscuro (la orden de ejecución de la Reina de Corazones). Cuando sos pibe, esa tensión no resuelta puede ser tan aterradora como maravillosa.



Otro hermoso relato de Disney que mencioné en esta nota, cuando me referí a la novela The Skystone del canadiense Jack Whyte.

La espada en la piedra es una película muy interesante que toma los orígenes del mito artúrico. Se centra en la educación del niño por parte del mago Merlín, ya que estaba destinado a convertirse en Rey de Inglaterra.

Un tema con el libro en el que se basa la película (El actual y futuro rey, de T.H.White) es que no tiene un conflicto real. Se apoya en una serie de episodios de relativa autonomía que muestran las lecciones de magia (y de vida) que recibía el protagonista. Esto tuvo que modificarse para la adaptación en cine.

La película sigue siendo un poco eso. Arturo no tiene un villano real o un reto concreto. Aunque se incorporaron algunos antagonistas como el zorro que constantemente persigue al personaje principal, el hermano mayor que lo acosa y la bruja Madam Mim. Respecto a esta última, Merlín la enfrenta en una famosa escena de animagos que es considerada una obra maestra.

En cuanto a la animación, se retomó el estilo de diseño de personajes que había sido utilizado en 101 dálmatas, con toques más realistas.

Otro dato loco de La espada en la piedra es que, debido a su presupuesto limitadísimo, Disney recicló varias escenas que se van repitiendo con otros diálogos, algo que también sucedería en Robin Hood (1973).

Dumbo (1941)


Para el final de mi lista de clásicos de Disney me quedó una de las más viejitas.

En el nivel de “películas de Disney lacrimógenas” están Bambi, después El Rey León y, muy lejos, allá en un primer puesto indiscutido: Dumbo. Los que todavía creen que Pixar inventó las películas emotivas con Up!, no entendieron nada de la vida. Disney viene haciendo llorar hasta a los más machos desde 1941.

Dumbo es el elefante de orejas grandes que se convierte en un freak dentro de un circo de freaks. Su amistad con el ratón Timothy es hermosa, los temas que se tratan son fuertes y es una película tan oscura como compleja. Tiene momentos divertidos, aunque definitivamente no es una historia que recomendaría para los más chicos.

Es como darle Coco (multiplicado por 10) a tu sobrinito de siete años. Dumbo es un relato chiquito e íntimo que brinda un golpe emocional gigante, enseñándonos que son nuestras diferencias las que nos definen y nos hacen realmente únicos, especiales.

La banco porque pertenece a esa era donde a Disney no le preocupaba lo que su público fuera a pensar. Es una película por momentos lisérgica, arriesgada, madura y emocionalmente poderosa.

***


Ahora les toca a ustedes: ¿Cuál es su película de Disney infaltable? ¿Cuál los sigue emocionando o divirtiendo aún hoy? ¿Cuál me recomendarían para ver con mi Benjamín? ¡Pueden dejar sus comentarios!

……………………………………………………


……………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

7 comentarios:

  1. Hola Luciano como estas amigo mi top 10 es muy diferente siendo el siguiente mi orden:
    10 - El Rey Leon.
    9 - El Jorobado de Notre Dame.
    8 - Hercules.
    7 - La Sirenita.
    6 - Las Locuras del Emperador.
    5 - Mulan.
    4 - Frozen.
    3 - Ralph el Demoledor.
    2 - Aladdin.
    1 - La Bella y La Bestia.

    Bueno amigo te deseo buena suerte por cierto este es el link de mi blog https://rincondedisneyyanmie.blogspot.com/.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Qué bueno tenerte por acá. Es un buen TOP 10, si bien yo no las califiqué, sólo las coloqué el cualquier orden. Amo a Ralph, pero hablé de las clásicas (no las nuevas 3D). Esas me quedarán para otra nota. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. ¡The rescuers down undder no la vi , che! Tampoco la original de los setentas, voy a tener que remediar eso ya mismo.
    El resto las vi todas, y si se trata solo de las 2D, compro esta lista

    Abrazo y muchos saludos al pequeño cráneo Stich!

    ResponderEliminar
  3. Hercules es la gran película, a pesar de no apegarse a los mitos. Megara desborda a los estereotipos, juega a ser damisela,en peligro, mujer fatal. Y resulta una heroína, capaz de sacrificarse por el heroe.

    Malefica está mu arribamen mis preferencias. Es magistral la actuación de Angelina como heroína y villana. Es un acierto lomde dar vuelta los roles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maléfica no la incorporé al TOP porque era de Disney clásico, pero es muy interesante, sí.

      Eliminar
  4. very nice publish, i definitely love this web site, carry on it best online casinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Cuando quiera que se me llene la PC de virus hago click en tu link spamero.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...