jueves, 16 de octubre de 2014

Series animadas de mi infancia – Parte 3: Puestos 5 al 1



Una canción puede despertar el recuerdo de un amor perdido, el olor a bizcochuelo Exquisita transportarnos a domingos lluviosos en casa y un dibujo animado llevarnos a redescubrir la infancia. La nostalgia es esa felicidad triste de las cosas que recordamos con cariño, el dolor de la memoria, de aquello que parece único, irrepetible, inolvidable.

Cuando se mira por el retrovisor, algunos episodios parecen perfectos. Una suerte de paraíso perdido. Mi infancia, por suerte, fue así; feliz, despreocupada. Disfrutábamos con mis hermanos, jugábamos muchísimo y –claro– veíamos dibujitos. De grande siempre los recordé y los reviví bajo otra mirada. 

En el post sobre las menciones de honor (Parte 1) mencioné algunos interesantes, y en los puestos del 10 al 6  (Parte 2) seleccioné varios de mis favoritos.

Estos cinco que presento ahora en esta última tríada de posts son la crème de la crème de los dibujos animados. 

Todos las volví a ver en algún periodo de mi vida adulta, y me parecen sobresalientes en cuanto a animación, temáticas y nivel de entretenimiento.

#5 “Spiderman: la serie animada” (1994-1998)

Hasta el día de hoy, esta adaptación del clásico superhéroe arácnido sigue siendo la mejor y más fiel de todas. La serie consta de 5 temporadas (un total de 65 episodios) y, al igual que “X-Men: la serie animada”, mantiene una continuidad argumental a lo largo de la historia.

Arranca directamente con Peter Parker ya convertido en Spiderman y en sus épocas universitarias. Esto me pareció genial, porque ya el primer episodio nos mete de lleno en la dinámica de los personajes. 

A medida que se desarrolla su relación amorosa con Mary Jane Watson, vemos algunas de las sagas más emblemáticas de los comics: la Pesadilla Neogenética (donde él se convierte en un Monstruo Araña), la saga de Venom, la de los Sinister Six, las Secret Wars (adaptando el primer gran crossover Marvel) o la saga ‘Spider Wars‘, que sirve de final para la serie.

La historia comienza impecable y termina con un gran final, cuenta con un gran elenco de voces (incluso en la versión latina), los diseños de los personajes son increíbles y el opening excelente. 


Vemos villanos clásicos tratados de la mejor manera posible y la serie se destaca por tener cameos de muchos otros héroes de Marvel. Por la serie pasaron inmunidad de personajes: varios X-Men, Daredevil, Capitán América, Blade, Iron Man, Gata Negra y el Punisher.

No puedo sacarme la sensación de que es la versión más sobresaliente de Spiderman, más considerando la nueva versión crepuscualiana de “Amazing Spiderman” que me parece poco memorable. “Spiderman: TAS” tiene su lado humorístico y una importante carga emocional. Spidey aprende habilidades y enseñanzas nuevas con cada arco argumental y evoluciona constantemente (algo que me pareció súper novedoso en un dibujo animado).

#4 “Animaniacs” (1993-1998)

¡Oh, Animaniacs! Célebremente considerada la mejor serie animada de los 90, fue la segunda serie producida por la colaboración de Steven Spielberg y Warner Bros. Animation luego de Tiny Toon Adventures. No era tan zafada como “La vida moderna de Rocko” pero igual de irreverente. Plagada de referencias pop culturales y de humor que esquivaba a los censores con mucha astucia.

Me acuerdo que era la época en la que también veía las animaciones de Bugs Bunny y el resto de sus amigos. Luego de ver Animaniacs, cualquier otro dibujito me parecía insulso, simplista. Claramente inspirado por las creaciones de Tex Avery (que también forman parte de este post), Animaniacs era un grupo absolutamente delirante de personajes divertidísimos que protagonizaban uno o varios de los tres mini-segmentos del show.

El humor de Animaniacs es una mezcla de slapstick, con algo de violencia animada, muchas locuras y referencias culturales. Además había grandes musicales y una serie de segmentos educativos sobre geografía, ciencias, historia o matemáticas.

Pinky y Cerebro, que llegaron a tener su propia serie, siempre fallaban en conquistar al mundo. Me encantaba el trío de palomos, un supuesto grupo mafioso, eran parodias de Robert De Niro, Ray Liotta y Joe Pesci. También disfrutaba mucho de las historias de la tía Slappy o las enseñanzas de “Buena idea, mala idea”. Y, por supuesto, los hermanos Warner eran lo más; extremadamente pícaros e ingeniosos (además de estar dementes) y siempre conseguían lo que buscaban.


Luego de 5 temporadas (99 episodios) Animaniacs tuvo su cierre definitivo en el año 1999 con una película: El Deseo de Wakko. Es complicado conseguir los torrents de la serie completa, pero si lo hacen, les aseguro que no tiene desperdicio.
  
#3 “Batman: la serie animada” (1992-1995)

Creo que a esta altura ya se nota una tendencia: mis series preferidas fueron de superhéroes, historias de misterio o comedias con un sutil humor adulto. Esta no es la excepción. “Batman: The Animated Series” es brillante, la mejor serie de animación que haya adaptado a un personaje de DC Comics. Las siguientes adaptaciones sufrieron un infantilismo terrible tanto en el aspecto gráfico como en sus guiones. Hoy se sabe que las tramas más oscuras (como la saga de Nolan) atraen mucho al público, pero en esa época terminó por ser cancelada en el transcurso de su segunda temporada.

Hay episodios que reinventaban por completo a los villanos (me viene a la mente Corazón de Hielo, que mejoró la versión original del Sr. Frío de los cómics) y varios capítulos que revolucionaban al género, dándole una muy necesaria inyección de vida. Por ejemplo, nunca había visto a los villanos siendo simplemente humanos, jugando una partida de Blackjack y relatando anécdotas sobre el murciélago (Almost got i'm), o episodios que donde Batman no aparecía casi nada (The Man Who Killed Batman). En otras ocasiones Batman se pregunta si está haciendo las cosas de forma correcta (I Am the Night, donde muere Jim Gordon), se juega la revelación de su identidad (The Strange Secret of Bruce Wayne) o se cuestiona su propia realidad (Perchance to Dream, uno de mis favoritos).

También tenemos capítulos con Dos Caras de protagonista que recuerdan a The Dark Knight (de Nolan), con una de las mejores interpretaciones del personaje como un psicópata vengativo, asesino. Y ni hablar de Navidad con el Joker, que es una referencia a La Broma Asesina, uno de los comics más famosos del hombre murciélago (que ya reseñé en este post).

El opening (que todos conocemos) es uno de los mejores que jamás se hayan visto en serie animada, y ya marcaba la tendencia oscura que iba a tener la serie. En X-Men y en Spiderman nunca disparaban armas de fuego, sino rayos láser. En Batman, por ejemplo, la muerte era compañera de ruta de los protagonistas y las historias eran mucho más profundas y macabras.


Todos y cada uno de los 85 capítulos pueden ser considerados minipelículas con un guión exquisito y un estilo impecable. Su cancelación fue una lástima porque la serie no cuenta con un verdadero final, pero no por eso deja de ser una obra maestra de mi infancia.

Otro detalle a tener en cuenta es “Batman: Mask of the Phantasm” (1993). Es la película (autosuficiente) que salió mientras se emitía la serie. Es genial y considerada una de las mejores películas animada de superhéroes de la historia. Si no la vieron, háganlo.

Bonus Track: los mejores 11 episodios de Batman: TAS, según The Nostalgic Critic:



#2 “Scooy- Doo” (1969-2013)

Ya hablé de mi fascinación por Scooby-Doo y su banda en el blog. No quiero extenderme demasiado, solo mencionar algunos detalles de interés. 12 es la cantidad de series que tuvieron el canino y su banda desde su creación en 1969 por Hanna-Barbera Productions, además de una veintena de películas. 

Me encantaban estas historias de misterio tipo whodunnit donde ellos tenían que desenmascarar a fantasmas y monstruos falsos. Casi siempre resultaban ser personas disfrazadas. Sin embargo, en los años 80, la serie Los 13 fantasmas de Scooby-Doo mostró a los personajes enfrentándose a monstruos reales.

Por supuesto, y como era de esperarse, Scooby-Doo cuenta con su versión porno (que es sorprendentemente divertida... aparte de cubrir con su premisa básica). Hace poco salió la serie Misterios S.A, que es una reinvención del género y trabaja con temáticas más adolescentes de los chicos. El show está muy bueno y se los recomiendo. En el post que escribí (“Tras las huellas de Scooby-Doo”) hay muchos más datos curiosos sobre una serie que marcó mi infancia por completo.

#1 “Los cortos de Tex Avery” (1969-2013)

Frederick Bean Avery (más conocido como Tex Avery) fue un director estadounidense que se hizo famoso por producir dibujos animados durante la edad de oro de Hollywood: los gloriosos años 30. Su estilo fue absolutamente disruptivo, rompió con el realismo que quería presentar Walt Disney e influyó a otros animadores a cruzar todos las fronteras de lo que se podía hacer en animación.

Gracias a Tex, los dibujos animados son también para adultos. Sus cortos eran salvajes, prohibidos (muchos fueron censurados en su época) y moralmente incorrectos. 

Los chistes se estiraban hasta límites impensados y constantemente rompían con la cuarta pared. Fue una influencia fundamental para los Animaniacs (mi puesto #4) y creó, o sub-desarrolló, a personajes emblemáticos como Droopy, el pato Lucas y Porky Pig

También volvió a relatar historias clásicas con una vuelta de tuerca más zarpada (Caperucita Roja era una bailarina que enamoraba al lobo en un bar nocturno).

Tengo la colección completa de Tex Avery porque es, ciertamente, impresionante. Cortos como “Blitz Wolf” (el cuento de los tres cerditos, contado con el lobo como un nazi), Magical Maestro o el genial “Who killed who” son pequeñas obras maestras, y su ciclo del futuro (“La granja del futuro”, “Los autos del futuro”, “La casa del futuro” y “La TV del futuro”) lo veo siempre que puedo. La gran mayoría pueden encontrarse, por suerte, en Youtube y en su versión latina. Avery comenzó en la MGM trabajando con colores y fondos realistas, pero abandonó lentamente este estilo para un acercamiento más frenético, mucho más surreal.


Seguramente recuerdan muchos de su infancia, y no sabían que eran todos salidos de la mente delirante de Tex Avery.

King-Size Cannary” (1947) muestra a dos animales domésticos que beben una pócima y aumentan dramáticamente su tamaño, iniciando una lucha de proporciones. Otras obras de su haber alcanzan el mismo nivel de excesos pero tenían como tema central el sexo. Era muy loco ver este tipo de cuestiones en un cartoon. Tex creó esos dibujos exagerados donde las limusinas miden 50 metros, los ojos de los personajes se les salen de la cara, el narrador se vuelve interactivo o los lobos se comportan como machos repletos de testoterona.

Su influencia se refleja fuertemente en caricaturas más modernas tales como Ren y Stimpy, Tiny Toon Adventures, Animaniacs, Fenomenoide, los Simpsons o Tom y Jerry. Hoy es visto como uno de los directores más influyentes de todos los tiempos en la animación. Es impresionante la variedad de cortos que dirigió, todos igualmente maravillosos. El legado de Tex Avery es sumamente variado y colorido, pero por sobre todo inundado por un particular sentido del humor. Su arte se vio nutrida por un espíritu que no conocía límites, y que se regocijaba creando cosas que no habían sido vistas anteriormente. Él nunca paró de trabajar, y dedicó sus últimos dos años de vida al desarrollo de historias y personajes para los célebres estudios Hanna-Barbera.

AHÍ LAS TIENEN. Mis 5 series animadas de todos los tiempos. Seguramente ustedes tienen sus preferidas ¿Qué otra serie agregarían? ¡Dejen sus comentarios!

………………………………………………………………………………………………….

=>> Otras notas TRÍADAS DE POSTS en el BLOG: “Grandes series de TV de mi vida”: Parte 1, Parte 2 y Parte 3. “Ciencia vs Religión”: Parte 1: Contacto, Parte 2: Desconexión Sideral, Parte 3: El cálculo de Dios.

………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

8 comentarios:

  1. Es buena ver a Batman TAS tan arriba. Serie mítica que entre otras alegrías nos dio a Harley Quinn. Lo de los cortos no lo conocía, pero veo muchos dibujitos inolvidables en las imágenes, como el del taxi bebé. Hay otro genial, debe pertenecer a estos cortos, era uno de un cuervo creo, que saltaba y como que temblaba todo. Se escuchaba un música rara. Por ahí te acordás. Hace años que no lo veo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Batman TAS tenía chances de ser un primer puesto, ¡pero fue tan injustamente cancelada!
      Recuerdo el corto del cuervo que mencionás, pero no me suena a Tex Avery. Me parece que es de la saga Merrie Melodies de la Warner (que nosotros conocimos como "Fantasías animadas de ayer y hoy"). Igual tendría que confirmarlo.

      Eliminar
  2. De todas ellas, la que más veía era Scooby-Doo. ¡Qué buenos tiempos aquellos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podés disfrutar de la serie moderna de Scooby ("Misterios S.A"). Está muy buena y trabaja con las nuevas tecnologías, algunas temáticas más adolescentes, pero mantiene la esencia del show.

      Eliminar
  3. Era este: https://www.youtube.com/watch?v=yQ_WjxvPwlQ Parece que el dibujo se llamaba La cavernícola Inki.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora lo confirmé: es de Merrie Melodies, una creación de Chuck Jones. ¡Era el que me acordaba! El cuervo se llama Mynah.

      Eliminar
  4. No me esperaba ver estos dibujos animados en estos puestos! Gran sorpresa.
    Me diste muchas ganas de volver a ver Animaniacs, cuando los vi de chico me perdía mucho, ahora voy a entender mucho más todo.Como aquel inolvidable ACME que sería el puntapié inicial de las teorías de Einstein. Escenas como esa marcaron mi estructura mental para siempre. No sabía que contó con 99 capítulos, ¡seguro no vi un montón!
    Del primer puesto no puedo opinar porque no vi mucho.
    Ahora mismo me paso a ver el post de Scooby

    ¿Los Thundercats nunca te gustaron?

    ¡Excelente todos estos posteos! ¡Siga por esta senda!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querido. La verdad es que costó bastante armada estos 3 posts sobre dibujos animados. ¡Hay demasiados! Respecto a los Thunder, me gustaban igual que los Silverhawks, pero nunca los seguí como fan. Los veía cuando estaban, nada más. Algo similar me pasó con Transformers o GI JOE, eran series que las veia pero no me fanatizaban.
      Estoy planeando ahora armar un post sobre los 10 mejores animés (en mi opinión), aunque eso me va a llevar un toque más de tiempo. Quizás para fin de año...

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...