lunes, 6 de octubre de 2014

Series animadas de mi infancia – Parte 1: Menciones de honor

Este post es el sucesor espiritual de aquel que hice hace un tiempito sobre mis series de TV preferidas (Menciones de Honor, Puestos 20 al 11 y Puestos 10 al 1). En este caso quiero recopilar 10 grandes dibujos animados que hicieron de mi infancia un momento pleno de felicidad.

Como ya expresé antes, aclaro que es un top personal y que armé de acuerdo a cómo estos dibujitos influyeron en mi infancia. En ese momento ya algunos eran mis preferidos, y hoy he vuelto a ver varios de ellos para revivirlos. No incluyo animé (que corresponderá a otra tríada de posts) ni tampoco dibujos animados que vi más de grande, como Robot Chicken o Archer. Los Simpson y Family Guy fueron incluidos dentro del post de “Grandes series de mi vida”.

Dicho esto, en este primer post voy a colocar menciones de honor... aquellos que no pude hacer ingresar a mi lista de los 10 preferidos. No tienen ningún tipo de orden o clasificación, y todas son interesantes por motivos diferentes. 

Comencemos.

“El Fantasma del Espacio de Costa a Costa” (1994-2008)

El Fantasma” fue una cosa extrañísima que veía en Cartoon Network pasada la medianoche. No la entendía (en ese entonces), pero me fascinaba. Es sabido que fue la serie que inspiró al bloque Adult Swim años más tarde, y es considerada uno de los mejores shows de la historia.

Utilizando material antiguo de los cartoons Hannah-Barbera, los creadores hicieron una suerte de talk show surrealista donde el invitado “de lujo” siempre era dejado atrás. 

El clásico superhéroe se reunía con sus peores enemigos para hacer un programa de entrevistas donde se reían de ellos mismos, de sus invitados, de la política, de la sociedad, de todo.

Cuando salió en el 1994, pocos entendieron el chiste. Por suerte, pronto muchas celebridades se coparon con la idea de sentarse a responderle preguntas a una pantalla en negro, y que luego se agreguen pedazos de material de dibujos animados, a tal punto que “El fantasma” duró más de 10 años en emisión.

El programa era una parodia cínica e irreverente de los talk shows; en este caso, conducido por un superhéroe idiota y retirado. Hoy se pueden descargar episodios por Torrent o verlos en Youtube. El Fantasma y sus amigos (ex enemigos) eran representados como violentos, torpes, ignorantes e infantiles. Por ejemplo, El fantasma muchas veces creía que sus invitados eran también superhéroes y se colgaba tratando de averiguar sus habilidades especiales. Se caracterizó por presentar un humor surrealista, absurdo y exagerado que rozaba lo lisérgico. Ver algo así a los 11-12 años era realmente una aventura ilícita, indebida.

“Rugrats: aventuras en pañales” (1991-2004)

Este show nostálgico de Nickelodeon presentaba las peripecias de un grupo de bebés (sí, bebés) que vivían historias fascinantes cuando los padres no los veían. Me divertían mucho sus aventuras inocentes donde se podía sentir mucho el peligro, aunque fuera una odisea para robar una galletita, escapar de los gérmenes o entrar a una habitación.

La animación no era quizás la más simpática (de hecho, los bebés eran bastante feítos) pero fue muy popular durante mi infancia, y hasta tenía los juegos de Playstation. 

El foco de “cómo un niño ve el mundo” me pareció fascinante. Ellos vislumbraban monstruos y magia en las ocurrencias del día a día y ocasionalmente tenían reflexiones muy adultas.

Rugrats fue probablemente influenciado por shows como “Los Muppets Bebés” y utilizaba una serie de recursos muy creativos para presentar historias que salían de su propia imaginación. ¡Y todos los personajes estaban deliciosamente perfilados! Cada uno con sus características personales, sus miedos y sus aspiraciones.

Claramente no fui el único que adoraba a estos simpáticos infantes. Durante sus 9 temporadas (repartidas en trece años en el aire), Rugrats cosechó alrededor de 20 premios, incluyendo premios Emmy, Kids' Choice Awards, y una estrella en el Paseo de la fama de Hollywood. Además tuvo tres películas exitosas y hasta una continuación donde ellos son más grandes (ahí lo dejé de ver).

“Garfield y sus amigos” (1988-1994)

Garfield estuvo muy cerquita de entrar entre mis 10 preferidos. El famoso gato naranja creado por Jim Davis en 1978 ha tenido todo tipo de adaptaciones: películas, juegos de video, obras de teatro. Pero mi preferida siempre fue el show que presentaba dos segmentos: uno del amante de las lasagnas y otro de “La granja de Orson”.

La serie salía los fines de semana por la mañana y duró siete temporadas. Lo que más me gustaba es que se trató de un show absolutamente experimental donde los creadores se divirtieron presentando historias muy locas. En una de ellas, Orson y sus amigos viven un deja-vu constante. Otra estaba llena de errores técnicos intencionalmente y recuerdo una que se caracterizaba por tener todos los sonidos cambiados (un timbre sonaba como un caballo, los pasos como un pato, etc). Otros capítulos rompían directamente con la cuarta pared o se volvían metaepisodios. Este tipo experimentos me llamaron mucho la atención e hicieron que me interesara mucho por estos conceptos tan delirantes.

Un dato curioso es que el doblaje en español neutro (que nos llegó a Argentina) no era de México, como es usual, sino procedente de Chile

La mayoría de los episodios se encuentran en Internet online. Recuerdo que también leía algunos comics de Garfield en la web, y encontré que el humor del show era más cruel, hasta tirando para el humor negro. También presentaba una sátira ingeniosa del consumismo en los ochenta y el mundo de la televisión.

“La pantera rosa” (1964-1980)

La entrada más vieja de todas y un placer culposo. 

La pantera era muy inocente, pero alegraba mis mañanas con chistes tontos y mucho humor slapstick. Es un personaje que en seguida te remite a ese archi-conocido tema de saxofón.

El show era una serie de cortos (de unos 6 minutos) que usualmente giraban en torno a la Pantera intentando hacer alguna actividad de la vida cotidiana, como colocar una ventana o pintar una pared. Generalmente sus esfuerzos eran frustrados por agentes externos o su propia inutilidad terminaba por molestar a los vecinos.

Muchos saben que el nacimiento de la pantera rosa fue prácticamente una casualidad. En la película original (titulada “La pantera rosa” de 1963,), la pantera rosa era, en realidad, un diamante de mucho valor y, por extensión, un ladrón de guante blanco que había logrado robarlo. Cuando el director Blake Edwards le pidió a su animador que cree un dibujo gracioso, mudo y de color rosa para los títulos, el resultado fue el famoso gentleman británico.

Cada tanto siguen dando episodios por los canales de aire, generalmente los domingos a la mañana. 

El felino antromórfico me sigue divirtiendo con sus líos y cada vez que lo encuentro de casualidad, no puedo evitar mirar algunas de sus aventuras.

AHÍ LAS TIENEN. Estos son los dibujitos que no pude meter dentro del TOP 10 (que se viene en un próximo post) por lo que son menciones de honor. Igualmente son todos geniales y me encantaron de chico.


No se pierdan los próximos posts, porque prometo que les va a agarrar una catarata cósmica de nostalgia. ¿Qué otra serie agregarían? ¡Dejen sus comentarios!

PROXIMAMENTE: Series animadas de mi infancia, puestos 10 al 5.

………………………………………………………………………………………………….

=>> Otras TRÍADAS DE POSTS en el BLOG: “Grandes series de TV de mi vida”: Parte 1, Parte 2 y Parte 3. “Ciencia vs Religión”: Parte 1: Contacto, Parte 2: Desconexión Sideral, Parte 3: El cálculo de Dios.

………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

3 comentarios:

  1. Genial! Los vi todos, aunque no en su totalidad. El Fantasma del Espacio era un delirio, me acuerdo de que en un ep. salió Björk haciendo de la esposa del Fantasma (o decía que era la esposa), y en otro Aimar, puede ser? Me causaba mucha gracia que los movimientos fueran limitados y se repitieran, como cuando le preguntaba al invitado cuál era su superpoder y hacía el amague de que iba a disparar jajaja

    Y los demás me encantaban, sobre todo Rugrats, y la Pantera la dan por TCM a cada rato.

    Ya quiero ver el resto del ranking, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me re llama la atención que hayas visto al Fantasma. En efecto, era un delirio total, casi lisérgica. Me acuerdo y me estoy riendo solo. Te van a gustar las próximas partes, me parece. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Los Rugrats siempre me parecieron primos de Bobby (el de "El Mundo..."), no tanto por su animación sino por esa visión de los niños, aunque éste último me aprece que la flasheaba mucho más. Recuerdo poco pero un chiste me quedó grabado... mostraban un plano abierto de la casa con las hojas cayendo secas de los árboles, después nieve, después las flores y el pasto creciendo y por último un sol radiante. Al instante aparecía la inscripción "una semana después" y que luego el padre de Carlitos golpeaba la puerta y decía "que semana loca".
    El dato de la traducción de Garfield siempre me llamaba la atención, porque sobre los créditos remarcaban eso de que era hecho en Chile.
    La Pantera Rosa un clásico de clásicos, y del que no puedo opinar es del "Fantasma..." porque no lo veía Me lo vendiste bien ¿estoy a tiempo no?

    Abrazo!

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...