jueves, 27 de abril de 2017

“Easy”: una antología sobre las relaciones en Netflix


Segunda nota sobre Netflix después de ese éxito arrollador que fue “Netflix y su estrategia de Marketing” (?).

Entre bazofias como Sense8, Iron Fist, todas las películas olvidables de Adam Sandler, The Ranch, 13 Reasons Why y un gran etcétera, las producciones originales de Netflix vienen bastante en decadencia. Claro, hasta que lleguen los pesos fuertes del año (House of Cards, Orange is the New Black).

Por suerte, en el medio estuvo Easy, una serie antológica de ocho capítulos (creada por el gran Joe Swanberg) que me agradó bastante.

***

Las antologías en la televisión hoy se volvieron un furor. Sin ir más lejos, Ryan Murphy ya tiene tres en producción simultánea. Sin embargo, el bichito de la antología viene pegando más por el lado del drama (Black Mirror, American Crime History, True Detective, Fargo) que en el área de la comedia. Easy –disponible en Netflix– es uno de los primeros ejemplos contemporáneos de comedia en esta tendencia.

Cada uno de los ocho episodios de Easy explora diferentes aspectos de las relaciones, siendo Chicago el epicentro para todas las historias. El gran punto de venta fue el importante elenco que Joe Swanberg logró juntar: figuras como Orlando Bloom, Malin Akerman, Jake Johnson, Dave Franco, etc.

El estilo cinematográfico de Swanberg tiene un lugar en la historia moderna del cine. Su ópera prima del 2005 (“Kissing on the mouth”) es considerada una de las primera películas del sub-género Mumblecore.

¿Qué es el Mumblecore? En esta nota para Altapeli lo conté y mencioné algunos ejemplos típicos. Básicamente, es una corriente del cine independiente que se enfoca en la improvisación como reemplazo del guión fijo y estructurado.

Los capítulos de Easy funcionan como pequeñas piezas de 25-30 minutos contando una aventura particular en una relación (no necesariamente romántica). Mi favorito, por la manera en la que está construido, fue el Episodio 6 (“Utopia”).


Orlando Bloom y Malin Akerman son una pareja que deciden buscar a una mujer para hacer un trío. Terminan coordinando con una amiga de los dos. Los problemas (y el calor) se empiezan a acumular cuando el bebé, las incomodidades y las inseguridades de cada uno les complica el trío.

El ingenioso uso de las redes sociales, los momentos incómodamente divertidos y las escenas sexuales hacen que este episodio sea una muestra bastante honesta y realista de lo que sería planificar un trío en la vida real.

“El arte y la vida” (Episodio 5) es también genial. Un novelista gráfico utiliza experiencias personales con mujeres como inspiración. Cuando se acuesta con una joven fan, se mortifica al enterarse de que él es ahora un sujeto de pruebas para el arte de esta chica.


“Hermanos cerveceros” (Episodio 3) relata el viaje emocional de dos hermanos que deciden montar un negocio de cervecería artesanal ilegal. La continuación (y conclusión) de la historia llega en el episodio final de la serie.

Esta historia ilustra con perspicacia cómo los pequeños secretos pueden cultivar algo mucho más grande, y que la clave en una relación sigue siendo una comunicación clara y honesta. Otro gran capítulo, esta vez contado en dos partes, que nos lleva hasta escenas inesperadas y muy bien logradas.


La serie como un todo se disfruta por la diversidad de edades y demografías que se presentan. Me faltó comentar, por ejemplo, que el Episodio 4 (“Controlada”) está contado prácticamente todo en español mexicano. Si bien ninguno de los capítulos es especialmente sorprendente a nivel argumental, son interesantes los planteos existenciales que hay detrás y el comentario social sobre cómo llevar adelante los diferentes tipos de relaciones.

Este mes, Swanberg confirmó que habrá segunda temporada, con lo que podría llegar una nueva tirada de capítulos en poco tiempo.

No es una serie perfecta, y está muy lejos de serlo, pero Easy captura algunas preguntas fundamentales sin preocuparse (tanto) por responderlas. El espectador, un espectador activo, queda con la no tan sencilla tarea de responderlas por sí mismo.


………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

lunes, 24 de abril de 2017

“La rueda” (cuento)


Susana Imes lo tiene todo en su vida: belleza, salud, familia, grandes proyectos, una carrera exitosa. Sólo le falta tenerse un poco más de confianza, dejar de sentirse un total y completo fraude.

Cuentito sencillo que aprovecha el tema de una enfermedad mental llamada Síndrome del impostor, un curioso fenómeno psicológico en el que las personas no son capaces de internalizar sus logros.


***

“La rueda”
(Luciano Sívori)

Susana esperaba que, esa vez, finalmente la descubrieran.

¿Por qué no era capaz de aceptar sus logros, a pesar de su duro trabajo, amplia experiencia y constante perseverancia? Ninguna importancia real tenía que sus libros sobre negocios fueran todos aclamados best-sellers, que su compañía tuviera las acciones más rentables del mundo. De nada servía haber sido elegida “la mujer más sexy del mundo” por la revista People los últimos tres años consecutivos, o que pudiera definir nuevas tendencias de moda con cada aparición en cadena nacional.

No. Susana Imes se sentía constantemente un fraude.

Cada éxito era el resultado del caprichoso azar, pura suerte. Que ella estuviera precisamente ahí, en esa particular posición de poder –la mujer más influyente del occidente– no era más que un accidente cósmico. La mitad de las veces ni siquiera sabía lo que estaba haciendo o por qué tomaba ciertas decisiones críticas. Decisiones que, por cierto, podían cambiar drásticamente la dirección de un país entero.

Siempre se sintió una especie de impostora, una estafa que tarde o temprano sería expuesta. En algún momento quedaría en ridículo frente al mundo entero. Incluso, quizás sucediera en aquel preciso instante, frente a miles –quizás millones– de espectadores, minutos antes de disponerse a iniciar su charla TED: “Cómo los grandes líderes motivan el cambio”.

Más bien debió haberla titulado: “Cómo los grandes mentirosos mantienen vivo el engaño”.

¿Qué sabía ella realmente sobre “cambios y motivaciones”? ¿Cómo podía estar segura de que fuera una “gran líder”? Nunca quiso ese título. No lo merecía, la ponía incómoda. Cuando la música terminara, ellos, todos ellos, se darían cuenta de lo mal que en verdad baila Susana Imes, y lo fea que es bajo el reflejo de la luz natural.

¿Cuánto tiempo más duraría su fachada? Bastaba que alguien en los medios escribiera: “5 motivos por los que Susana Imes no es tan brillante como todos creen”. Listo, suficiente para plantar la semilla de la duda. Su incompetencia sería exhibida, los accionistas preferirían vender antes que asumir el riesgo, los paparazzi elegirían acosar a alguien más, su marido la abandonaría por una más joven, sus hijos la humillarían en público, el presidente de los Estados Unidos ya no la invitaría a tomar café. Todo acabaría en un suspiro.

Lo cierto es que Susana, en parte, anhelaba aquel desenmascaramiento. Por primera vez en su vida lograría conciliar el sueño sin la preocupación firme de ser descubierta.

Decidió que no podía pensar en ello ahora. A nada más que cinco minutos de salir en vivo y en directo, se propuso un ejercicio mental.

Cerró los ojos. Respiró hondo. Se forzó a visualizarse en situaciones de exposición, pero como participante. Se invitó a verse a sí misma desde afuera, a observarse dando una clase de negocios en la Universidad o brindando el resumen corporativo a la Junta Directiva. Se inspeccionó en detalle y percibió a alguien con mucho entusiasmo, rebalsando de buena energía. Pensó que le gustaría ser como esa persona, que con ella aprendería algo diferente, que se notaba su conocimiento, y la imperiosa necesidad de transmitirlo. Esa persona no recitaría frases hechas, sacadas de un libro de autoayuda.

Susana quiso sostener esa sensación, congelar la imagen como si fuera una foto. A veces se olvidaba de quien era; lograba vencer sus ataques de inseguridad con pequeñas fotos mentales. Le sirvió. Su confianza había sido renovada. Saldría afuera a darlo todo, a dejar su huella.

Y así lo hizo. Su charla TED se convirtió en lo más visto en Youtube ese mes. Se volvió viral y disparó más comentarios positivos respecto a Susana Imes, la mujer más humilde, inteligente, trabajadora y significativa de los últimos cien años.

Pobrecita. ¡Qué ingenua! Si solo supiera que todos la observamos detrás de un vidrio, que su vida no es más que un show montado, repleto de actores y falsos escenarios. Si solo supiera que, para nuestra raza, ella no es más que un roedor corriendo, sin parar, sobre una interminable rueda giratoria.

***


………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

lunes, 17 de abril de 2017

Interpretando el final de “Fragmentado” (Split, 2017)


Con la llegada de Fragmentado, la nueva película de M. Night Shyamalan, me atrevo a decir que el director hindú está de vuelta. Este es el gran regreso que yo esperaba desde hace años, y lo hizo retornando a sus raíces, el thriller sobrenatural enfocado en historias chiquitas.

Al indio no le van bien las grandes producciones, la ciencia ficción o la fantasía. Tiene que dedicarse, lisa y llanamente, a crear pequeñas historias de tensión y suspenso como ésta.

Tres jóvenes son secuestradas por un hombre diagnosticado con 23 personalidades diferentes. Tienen que intentar escapar antes de que emerja la personalidad número 24, que los otros conocen simplemente como “La Bestia”.

Más allá de las geniales interpretaciones de James McAvoy y Anya Taylor-Joy, lo que más me gustó de Fragmentado es que el guión se desenvuelve con mucha soltura, revelando la información a cuentagotas y de forma ingeniosa.

El tradicional “twist-ending” de Shyamalan está presente, pero no es la escena final, sino una que se muestra un poquito antes. De hecho, técnicamente esa última línea de diálogo no puede (ni debe) considerarse un giro de tuerca argumental.

Un review sin spoilers

Si la película realmente funciona (y, en mi opinión, lo hace) es gracias a dos personas. La primera y más evidente es James McAvoy, quien hizo la interpretación de su vida acá (mejorando incluso su papel en Filth)

Siempre lo creí un gran actor y es hora de que la crítica comience a reconocerlo. Acá demuestra un abanico actoral inmenso, pasando desde una vieja al mejor estilo Norman Bates hasta un niño de 9 años en un abrir y cerrar de ojos. Sólo por él vale la pena ver Fragmentado.

Luego tenemos a Mike Gioulakis. Mientras veía la película pensaba dos cosas: “¡Qué buena cinematografía, la puta madre!” y “¿Dónde vi algo similar?”. Encontré la respuesta a mi segunda pregunta en It Follows, una de mis películas favoritas del 2015. Resulta que Gioulakis es el cinematógrafo de ambas películas, y su habilidad detrás de la cámara es maravillosa.

Fragmentado es una de las imperdibles del año. Tensa, bien actuada, bien filmada, sorprendente y emocionante. No es una historia perfecta (tiene cuestiones que ciertamente son debatibles), pero sí es un gran relato de suspenso que califica dentro de lo mejor del año 2017.


Y, sin embargo, quienes la vieron están hablando del giro argumental incorrecto. Pienso analizarlo en detalle, así que prepárense para la lluvia de spoilers.

***

#SpoilerAlert. Ahora sí: se revelan partes fundamentales de la trama. Si todavía no vieron la película, vayan a verla (ámenla u ódienla) y después se pasan por acá.

***

El shyamalan-twist: un recurso agotado

En sus principios, el director M. Night Shyamalan se volvió famoso por presentar buenas historias de suspenso contadas con un giro de tuerca al final que te dejaban estúpido. Fueron geniales, ingeniosos, bien pensados. Pienso en Sexto Sentido como el ejemplo más icónico, donde uno se siente un idiota por no haberlo visto venir. Todas las pistas estaban ahí a la vista.

Pero también lo hizo con El protegido (una película que califico de obra maestra), con Señales, con La aldea y –en mayor o menor medida– con el resto de sus otras historias también.


El recurso no es nuevo y data de tiempos inmemoriales. La vuelta de tuerca, el revés dramático, el giro argumental o el “final sorpresa” (como queramos llamarlo) ni siquiera tiene sus raíces en el cine, si bien el séptimo arte logró perfeccionarlo gracias a la disposición de recursos visuales.

Quienes primero incursionaron en el arte de sorprender en sus desenlaces fueron los escritores de misterio y policiales. El ruso Anton Chejov, por ejemplo, se volvió célebre por sus historias cortas que contenían siempre un final sorpresa.

La cuestión es que Shyamalan se hizo de un nombre con sus giros argumentales, a tal punto que comenzó a precisar de uno para que su película pudiera funcionar, y la gente se preguntaba cuál sería el giro en su próximo proyecto. Esto le jugó en contra, pero no creo que sea el motivo por el cual el director cayó en decadencia. (Un tema para debatir en otra nota).


Una definición de twist-ending / vuelta de tuerca

Imaginen una “vuelta de tuerca” como un desvío en el camino. Uno viene caminando tranquilamente por un sendero recto y el destino final se ve claramente a lo lejos. De pronto: BUM, un desvío que nos hace girar hacia la izquierda, adentrándonos en un bosque para salir luego hacia un lugar diferente al que planeábamos al principio.

El giro argumental de una historia (sea en cine o en literatura) tiene que presentar un vuelco inesperado y abrupto en la narrativa que venimos siguiendo. Aunque suele encontrarse sobre el final de una obra, puede aparecer también sobre la mitad. La clave es que cambia dramáticamente la dirección de la historia.

Mientras veía Fragmentado trataba de deducir cuál sería la sorpresa en este caso.

A lo mejor, una o todas las chicas secuestradas eran personalidades del personaje de McAvoy. O quizás McAvoy era, finalmente, una de las personalidades de una de las secuestradas. A lo mejor ni siquiera había varias personalidades y era todo un acto del protagonista. No sé, mil cosas podían pasar.

Finalmente, lo que sucede en la película no sólo no lo esperaba, sino que además me sorprendió gratamente.

ESA escena final en “Fragmentado”

En realidad, hay dos “twist-endings” en la película, y uno de ellos ni siquiera es un giro argumental técnicamente hablando.

Como asumo que ya vieron la película, es éste: luego de todos los eventos ocurridos, en un restaurante se escucha la noticia de los crímenes de Kevin, quien ahora es apodado La Horda.

Una mujer detecta la extraña semejanza entre Kevin y un terrorista que usaba silla de ruedas y que fue detenido 15 años atrás. Trata de recordar el nombre y entonces Bruce Willis, sentado junto a ella se lo dice. El terrorista había recibido el apodo de El Hombre de Cristal. Wuuaaaaat!?

Mi esposa no entendió qué estaba pasando (a pesar de haber visto El protegido, la película del 2000 protagonizada por Bruce en el papel del superhéroe David Dunn). Claro, no vio esa película cinco veces como sí lo hice yo.


Esa sorpresita fue emocionante. Indica que Fragmentado es una secuela encubierta de El protegido, ya que los hechos suceden en el mismo universo. De hecho, gracias al éxito taquillero de esta película, ya se confirmó la posible secuela de El Protegido, que enfrentaría a los dos personajes.

¿Pero este es un twist-ending? ¿Es realmente un giro argumental que cambia la dirección de la historia? Mmm… no.

¿Importa en la narrativa actual que El protegido y Fragmentado formen parte de un mismo universo? Para nada, por lo menos no en esta historia que se está contando. Es más bien un huevo de pascua, una referencia genuinamente entretenida para los fans de la primera película. Un giro argumental tiene que estar más intrínsecamente atada a la trama, pero éste podemos quitarlo y todo sigue igual.

Sin embargo, no deja de ser una referencia interesante porque cobra sentido revisando Fragmentado con más detalle. Hay varios guiños indicando que ambas películas están conectadas. El principal es que el padre de Kevin murió en el mismo tren en el que Bruce Willis tiene el accidente al principio de El Protegido.

Por otro lado, hay una superposición temática, si bien no es tan evidente. El protegido es una obra de superhéroes indirecta. Buscaba contar cómo sería un superhéroe si existiera en nuestro mundo real, haciendo todo lo más realista posible. Tenemos a un tipo con súper fuerza y habilidades psíquicas, pero también tenemos a Samuel Jackson contándonos que todo podría estar basado en ciencia.

Fragmentado hace algo bastante similar, particularmente durante las sesiones con la psiquiatra, la dra. Fletcher. En el clímax de la película vemos a un tipo convertido en la versión malvada de Hulk, con súper-fuerza, hambre de carne humana, una inverosímil habilidad para trepar las paredes (yo le habría quitado eso a la película) y el súper-poder de tener una voz tenebrosa.


La historia acá se vuelve fantasiosa, indudablemente, pero no tanto si tenemos en cuenta que la película nos va preparando, poco a poco, para que esto pueda llegar a suceder.

La Bestia es posible gracias a las pequeñas pistas que va dejando la trama mientras se desarrolla. Incluso la psiquiatra estudiaba los aspectos químicos detrás de estas posibles transformaciones humanas.

La cuestión es que el verdadero giro argumental de la historia (uno que me pareció particularmente ingenioso) en realidad lo vemos unos minutos antes.

La verdadera vuelta de tuerca en “Fragmentado”

Si el mejor truco que hizo el Diablo fue convencernos de que en verdad no existe, el mejor truco de Shyamalan en Fragmentado fue hacernos creer que se trataba de una película de terror, cuando en realidad es la historia de origen de un villano, una película de superhéroes en secreto.

El curso de la historia va sugiriendo que, como es clásico en una cinta de terror, la chica va a terminar matando al asesino y salvándose. La sorpresa es que esto no sucede, aunque todas las pistas apuntaran hacia ahí.

La Bestia ya se comió, literalmente, a Marcia y a Claire. Ahora va por Casey (Anya Taylor Joy), quien tiene una historia de abuso por parte de su tío (a quien no se atrevió a dispararle hace años) y entrenamiento con armas debido a que el padre la llevaba a cazar. Su arco argumental cerraba perfecto si lograba matar al monstruo con la escopeta, siendo que pudo matar a su tío toquetón.

Pero no.

Casey sí le dispara a Kevin a quemarropa, aunque las heridas no le hacen ni cosquillas. La Bestia entonces le dice que tiene planes de liberar al mundo de los que considera "impuros", aquellos que nunca han sufrido en sus vidas. Está a punto de devorarla cuando, de pronto, nota las numerosas cicatrices en su cuerpo. Ella tiene tendencias suicidas.

Acá tenemos el verdadero final sorpresa de Fragmentado. La película va contra todos los elementos clásicos del cine de terror, mostrándonos flashbacks que engañan. Lo que termina por salvar a la protagonista es aquello mismo que la traumó durante toda su vida.

Luego de los eventos, Casey es interrogada por una oficial, quien le pregunta si está lista para regresar a casa con su tío. Ella duda. El espectador se queda sin saber qué va a responder. Mientras tanto, La Bestia está viva y lista para poner en marcha su plan.

A modo de conclusión

Lo que quise indicar en esta nota es que el verdadero twist-ending no es la escena de Bruce Willis, que funciona más como una referencia meta-textual que como una vuelta de tuerca técnicamente hablando.

Fragmentado es un thriller muy por encima de la media porque logra dar vueltas algunas convenciones del género y sorprender con una historia genuinamente interesante que tiene potencial para crecer hacia algo más grande. Quizás la mayor sorpresa de todas, el mejor giro de la película, es que es muy buena, y que Shyamalan está milagrosamente de vuelta en el juego.

¿Quién lo habría dicho? Habrá que esperar a ver con qué nos sorprende la próxima vez.


………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

martes, 11 de abril de 2017

“Portal 2: Lab Rat”, el cómic oficial de Portal


Desde que tuve al peque, descubrí que los tiempos de ocio se vuelven todavía más escasos. Por eso comencé a enfocarme en juegos más cortos, de esos que pueden terminarse en un par de horas.

Entre ellos, el Portal 1 me obsesionó completamente. 

Este FPS (First Person Shooter) del año 2007 tiene la particularidad de ser un juego de plataformas y rompecabezas donde no tenés que matar a (casi) nadie. Tiene una duración muy corta. 3 o 4 horas alcanzan para finalizar lo que sería el “modo historia”.

Como lo indica el nombre, el elemento fundacional del juego es una pistola capaz de crear portales, puertas de doble-entrada que permiten ingresar por un extremo y salir por el otro. De esta forma pueden resolverse los variadísimos desafíos que se van presentando.

La protagonista del juego es Chell, una humana que despierta como un reacio sujeto de pruebas para un Centro de Investigación abandonado, salvo por la presencia de una Inteligencia Artificial (GlaDOS) que parece no ser exactamente quien dice ser.

Portal 1 es fascinante por la creatividad que exhibe, la historia sencilla pero atrapante y la gran cantidad de easter eggs incluidos en un juego tan breve. Pero hoy no es mi intención enfocarme en este primer juego, sino más bien en el cómic Portal 2: Lab Rat.

***

Lab Rat es el cómic oficial de la franquicia que une los puntos entre Portal 1 y Portal 2. Es muy cortito (dos partes de 14 páginas) y puede leerse online en varios sitios de Internet o en el sitio oficial.


El protagonista es Doug Rattmann, apodado Rat Man, un trabajador en Aperture Science con un historial de esquizofrenia, que sobrevive a los intentos de la supercomputadora GLaDOS de matar a todo empleado en las instalaciones cuando es iniciada por primera vez.

A lo largo del primer juego, se va volviendo evidente que Doug está observando desde las sombras cómo Chell es probada por GLaDOS

También vemos cosas que él mismo fue dejando, por ejmplo el célebre mensaje que se popularizó en un meme: The Cake Is a Lie.

Portal 2: Lab Rat se lanzó en abril de 2011 como un proyecto entre artistas famosos (Michael Avon Oeming y Jay Pinkerton) y Valve. Quienes hayan jugado el primero y se coparon con la trama, pueden ver cómo el final de Portal 1 se conecta con el principio de Portal 2 en esta historia.

El diseño estético del cómic es hermoso, pero lo más interesante es la inmensa cantidad de referencias y cosas curiosas que contiene. Al igual que el primer juego, es tan conciso que puede leerse de un tirón (en media hora) y luego pasar una buena cantidad de tiempo apreciando las cuestiones ocultas y los easter eggs.

Por ejemplo, en la página 8 hay un mensaje en binario al final del formulario de Chell. Si se convierte en ASCII, puede leerse "The cake is a lie”. Curiosidades similares abundan.

A lo largo del cómic, se revela que Doug trabajó en la pistola de portales y que era el único que expresó dudas sobre GlaDOS.

Decía que uno siempre puede elegir ignorar su propia conciencia. Sus miedos se ven completamente justificados cuando se desata la catástrofe: la computadora envenena a todo el personal del laboratorio con neurotóxinas. Lo hace durante el día de "Trae a tu hijo al trabajo" (motivo por el cual pueden verse restos de ese fatídico día a medida que avanzamos en el Portal 1).

El Hombre Rata sobrevive escabulléndose a través de las distintas partes del complejo, siempre evadiendo a GlaDOS (que, activamente, busca cazarlo). En el primer Portal puede ingresarse, colocando los portales de formas estratégicas, en sus cinco madrigueras (se encuentran entre los niveles 16 y 19).

Actuando bajo una corazonada (un lindo giro argumental que presenta el final del cómic, y que no pienso revelar) irrumpe en la habitación de presentación de los sujetos de prueba y reacomoda el nombre de Chell en el primer lugar de la lista, lo cual conduce a los eventos del primer juego.



► Portal 2: Lab Rat es una muy linda historia para completar la trama del primer Portal y llenar algunos espacios en blanco. Por su disponibilidad y corta duración, se lo recomiendo a cualquiera que haya jugado este fascinante juego.

***

«La realidad es una historia que la mente se cuenta a sí misma. Una estructura artificial creada por el intercambio de iones de calcio de millones de sinapsis neuronales. Una verdad tan extraña que solo puede ser desmentida en existencia. Y nuestra mente puede mentir. Nunca lo dudes...»

— Doug Rattmann.


………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

miércoles, 5 de abril de 2017

Un lienzo colectivo de arte pixelada (Reddit r/place)


Internet ya ha sido el hogar de los experimentos sociales más variados y extraños, pero me parece que algo como lo que sucedió el 1 de abril pasado (April Fools' Day en Europa y Estados Unidos) no tiene precedentes.

El sitio web Reddit (uno de los más relevantes de Internet y el agregador de noticias por excelencia donde los usuarios pueden dejar enlaces a distintos contenidos web) llevó a cabo una actividad colaborativa inmensa, que requirió el aporte de miles y miles de usuarios.

Básicamente, lanzaron el sitio r/place, un subrredit que anualmente realiza diferentes experimentos sociales en la fecha del Día de los Inocentes. En esta oportunidad, se trató de un cuadro online gigante (1000x1000 pixels) donde cada usuario podía colorear un pixel (eligiendo entre 16 colores) una vez cada 5-10 minutos. Eso es todo.

La idea general era que todas las diferentes comunidades de Reddit trabajaran en conjunto para hacer de este lienzo digital una obra de arte, o ver cómo todo colapsaba en mosaico aleatorio y destructivo.

El subreddit r/place se largó el 1 de abril de 2017 a las 00:54. Unas doce horas después ya se habían sumado casi 90.000 usuarios. Cuando finalizó (el 3 de abril de 2017 a las 16:59) el resultado final terminó siendo esta genialidad:


El lienzo de Reddit r/place - Un experimento social y colectivo

Pensemos un poquito qué fue lo que pasó para entender la magnitud de todo esto: ¡todas esas pequeñísimas imágenes, banderas, emblemas, íconos y referencias a la cultura pop fueron realizadas por numerosos grupos de personas –miles y miles de personas–, meticulosamente cambiando los colores de cada pixel cada cinco minutos! 

Exacto: WOW.

Observen sólo el nivel de detalle que tiene este lienzo gigante.

Puede verse con más exactitud directamente dentro del subrredit siguiendo este link. Hay banderas de países, están He-Man y la Monalisa, emblemas de videojuegos, pokemones, la bandera de Alemania (con la Copa del Mundo y un pequeño “7 a 1” debajo), la historia de la tragedia de Darth Plagueis que se cuenta en Star Wars Episodio III.


La historia de Darth Plagueis ocupa el lugar central...

Es increíble.

Hay tantos detalles, curiosidades y chistes que uno podría pasarse la tarde viendo el lienzo (de hecho, yo lo hice). Por ejemplo, en la parte más baja hay una antigua barra de Windows con una ventana de PornHub.com escondida.

Para las mentes más despiertas, hay muchísimos chistes ocultos y referencias culturales dentro de de esta obra colectiva de Internet.

Lo más curioso es que el lienzo fue dinámico durante tres días. Hay videos que muestran, en pocos minutos, cómo fue cambiando el cuadro de pixels a medida que avanzaban los días. Es genial ver cómo se fueron construyendo y destruyendo pequeñas cositas.

  
Línea de tiempo del experimento social

El caso más llamativo es el de un grupo que se autodenomino The Void (El Vacío).

Se dedicaron a crear agujeros negros en el lienzo, comenzando por uno en el centro del mismo. Sin embargo, poco a poco fueron siendo desplazados por grupos organizados de usuarios que iban pintando sobre la negrura absoluta que este grupo pretendía dejar. El cuadro definitivo (casi) no tiene rastros de este grupo vandalista.


 The Void, destruyendo todo a su paso...

Es realmente impresionante la manera en que se fueron organizando para lograr algo más que un mosaico aleatorio. Los subreddits que se formaron tenían estrategias, diplomacias y rivalidades. Una de las primeras rivalidades que surgió fue la de Red Corner (/r/RedCorner) contra Blue Corner (/r/BlueCorner) como dos fuerzas inmediatamente opuestas.


RedCorver vs BlueCorner

La bandera de Argentina fue una de las primeras banderas en aparecer en el lienzo. En un esfuerzo por protegerla, el usuario de reddit llamado Zequez escribió un script que automáticamente revertía cualquier intento de alterarla, logrando que se mantuviera hasta la disposición final.

El uso de scripts para colorear pixels comenzó a hacerse más masivo a medida que pasaron los días, y se sospecha que fue la razón por la cual Reddit decidió finalizar el experimento.

En este link (https://draemm.li/various/place-atlas/) puede verse un atlas que especifica qué es cada una de las figuras que aparecen en el lienzo. O sea: hasta los usuarios de Reddit se tomaron el trabajo de explicar detalladamente cada una de las secciones de este cuadro gigante.


https://draemm.li/various/place-atlas/

No sé a ustedes, pero a mí esto me voló tanto la cabeza que tuve que compartirlo en el blog.

Hay muchas historias divertidas dando vueltas en Internet respecto a las cosas que fueron sucediendo en esos tres días, mientras casi 100.000 personas –un número inimaginable de gente– se dedicaron a hacer esta monstruosa divinidad. Es tremendo.

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!
Quizás te pueda llegar a interesar...