sábado, 12 de enero de 2013

Reflexiones a través del espejo

¿Qué tan profundo llega el agujero de conejo? Esta es una pregunta que puede tener múltiples interpretaciones. Por ejemplo: ¿sabía Lewis Carroll que cuando escribió “Alicia en el País de las Maravillas” en 1865 se inmortalizaría como autor? Este fue su único éxito como novelista del hombre que además fue sacerdote y matemático. Sin embargo, al día de hoy sigue siendo una de las historias más utilizadas en series, películas, estudios psicológicos y teorías de todo tipo.

¿Qué tan profundo llega el agujero de conejo? Nadie habría podido pensar que la historia de la joven llegaría a convertirse en una verdadera condición médica. El Síndrome de Alicia es una patología infrecuente que provoca un trastorno complejo de la percepción visual. Niños con una edad media de 9 años pueden sufrir el ver objetos con forma, tamaño y colores alterados, palipnosia (imágenes repetidas) y hasta prosopagnosia (no ser capaces de reconocer caras), entre otras cosas.

Entonces: ¿Qué tan profundo llega el agujero de conejo?  Hoy vamos a hablar un poquito de eso. Una obra de la que se sigue hablando por su enigmático contenido simbólico y la gran cantidad de capas que esconde el “País de las Maravillas”. Es que, en realidad, Lewis Carroll estuvo siempre muy interesado en los “mensajes profundos”.

Sucedió con “El Mago de Oz” y también con los cuentos de los hermanos Grimm. Una obra alcanza la universalidad cuando logra trascender, rompiendo todas las barreras del tiempo. Nos encanta crear teorías, debatir y hablar sobre lo misterioso. “Alicia…” tiene misterio… ¡claro que lo tiene! Se dicen muchas cosas. Algunos afirman que Lewis Carroll amaba a las niñas y odiaba a los niños (al punto que rozaba la obsesión). Otros comentan que él era un pedófilo, y estaba secretamente enamorado de su pequeña vecina Alice Lidell (quien inspiró la obra).

Se asocia a Alicia con la psicología infantil (como los niños se presentan al mundo y como avanzan de la infancia a la madurez). A su vez, otros están convencidos de que es una crítica social hacia la época victoriana y al consumo de opio. Por supuesto, la versión más aceptada es su relación con las drogas. Los seguidores de esta teoría hablan de que todo es una alegoría de los estupefacientes y alucinógenos. 

Disney probablemente estaba de acuerdo cuando creó su exitosa versión en 1951.


La versión animada de Disney es una de las más interesantes de todas, y está entre mis favoritas del simpático ratón (junto a “El Rey León” y “Hércules”). Lo que muchos no saben es que, en realidad, este clásico combina historias de la novela original y de la secuela (“Alicia a través del Espejo”). Además, esta versión es bastante “arriesgada” en cuanto a sus mensajes no tan ocultos. Una de las primeras escenas muestra a una oruga azul que se sienta en un hongo, fuma una gran pipa, afirma tener poderes mágicos y da lecciones como si fuera un profesor universitario.

El gato es mi personaje favorito y tiene algunas de las mejores frases del libro.

Varios interpretan que representa el estado mental de Alicia (ya que está constantemente apareciendo y desapareciendo), mostrando como ella iba y venía de su propia realidad. La Reina, por otro lado, siempre demandaba que se removiera la cabeza de alguien. Para muchos significa el fin de la alucinación. Eso explicaría porque la Reina es tan crítica con Alicia y afirmando que su cabeza “es demasiado grande”. Representaría la parte de su cerebro que quiere terminar con todo el sueño.

Lo mejor que tiene la cinta de Disney es la fiesta del Té. Un momento muy surrealista del cual Lynch seguramente estaría orgulloso. Carroll es considerado el padre de la literatura absurda. Y es que el británico tenía muchos motivos para querer escaparse de su propia realidad. Era epiléptico, un poco sordo y tenía algunas enfermedades más que lo tentaban hacia el abuso de drogas.

Pero, al final del día, “Alicia en el País de las Maravillas” es una historia fantástica que todo niño deberían leer. Aunque algunos piensen que es el relato de una persona despertando de un mundo que le exige constantemente “cosas”, para otros siempre será la historia más maravillosa y mágica jamás contada.


=> Si la nota te gustó, aguardo tus comentarios en el blog y en mi páginaSi la nota no te gustó… demandame (jajaja) <=

15 comentarios:

  1. Otra enfermedad que podrias incluir es "Micropsia", que es el nombre que le quiero poner a mi bar (cuando tenga un bar).
    (Imaginate lo que va a ser la decoracion del mismo)

    ResponderEliminar
  2. Moy gueno ! Ampliaste mi universo de Alicia... gracias...
    un saludo grande ! Master of the Universe !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfredo! Siempre tan presente!! Cuando quieras podés sugerirme un post para que te lo dedique!! Te lo has ganado! =)

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. José Miguel García de Fórmica-Corsi14 de enero de 2013, 11:44

    Hola, Luciano! Soy José Miguel, de La mano del extranjero. Te hago la "devolución de visita" y compruebo que también te fascina el poder simbólico de esta obra de Carroll. A mí también me parece que la versión de Disney es excelente, y en concreto la escena del no cumpleaños un momento dorado del surrealismo de todos los tiempos.

    Veo que compartimos intereses en el mundo de la ficción, por lo que seguiré tu blog desde ahora. ¡Un saludo1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Miguel, tu post de "Alicia" está muy interesante, particularmente cuando contás de las "otras Alicia", hay información muy válida. Espero que podamos seguirnos mutuamente!

      saludos!

      Eliminar
  4. en realidad yo me lo he leído y algunas cosas no las entendía jugaba mucho con simbolismos y más tarde volví a ver la película de Disney, gran adaptación también. De todos modos, no creo que sea un libro para niños, quizás sí para adolescentes. Muy buena crítica, habían cosas que no sabía!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un libro excelente, gracias por la visita... espero que puedas seguir dando vueltas por el blog y comentando!

      Eliminar
  5. Si me permites.. comparto con papás y peques ( no tan peques) interesados en conocer.. crecer. Muy interesante. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Claro que podés compartirlo con quien quiera... esa es la idea de este blog. Y no te olvidés de seguirme en mi página para más novedades literarias... un saludo grande!!

      Mi fan-page: https://www.facebook.com/sivoriluciano

      Eliminar
  6. 1.Si la versión de Disney te parece digna de Lynch deberías ver la de Jan Švankmajer. No tiene desperdicio.

    2.No entiendo porque contrapones las diferentes interpretaciones: no son excluyentes.

    3.http://mural.uv.es/jorgon/alicia.htm (me parece referencia obligada en el tema, junto con los links recomendados y la versión anotada de Gardner, que hace hincapié en los juegos de palabras que se pierden en la traducción, detalles matemáticos, etc.)

    4. Sobre este ultimo punto (los juegos matematicos implicitos/ocultos), comente uno de ellos con cierto detalle en mi blog. Puede leerse aquí: http://prosa-msc.blogspot.com.es/2012/04/del-error-y-la-sutileza.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos aportes!

      Tu punto (3) es particularmente interesante para quien esté interesado en profundizar en el tema. Estoy de acuerdo en que es una referencia excelente. Mi post sería algo así como "una charla de café"; humilde y sencillo, no pretende más que eso! =)

      Gracias por leerme! Saludos!

      L.-

      Eliminar
  7. Maravillosa obra...tiene múltiples niveles de lectura...yo utilizo la historia como metáfora para psicoterapia, gracias por su aportación, felicidades!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y gracias a vos por pasarte. ¿Sabés qué? Este post es uno de los más visitados de mi blog. Se ve que la temática interesa bastante.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...