martes, 9 de octubre de 2018

Grandes horrores (IV) – Los payasos


Cuando arranqué la saga de “Grandes horrores” hablé de los entierros prematuros, la invasión del hogar y los siniestros espejos. Pero ya era hora de mencionar a los perturbadores entes que, históricamente, se han hecho protagonistas de los más grandes horrores del ser humano: los payasos.




***

Se supone que los payasos son divertidos. Se supone que hacen reír a todo el mundo, especialmente a los chicos. O sea, es literalmente el motivo de su existencia. A veces lo logran, pero para algunos los payasos despiertan un miedo insoslayable.

La fobia a los payasos (y a los mimos) se llama coulrofobia y tiene su explicación biológica. Pero ya llegaremos a eso. 

De hecho, el monstruo-payaso es un elemento archi conocido de la ficción, popularizado universalmente por IT, de Stephen King, por y el Joker de Batman (hoy en plena relevancia debido a la venidera película de Joaquin Phoenix).

Y es que imaginate que estás mirando casualmente publicidades de Mc Donald´s en Youtube y de pronto OH POR DIOS, RONALD MCDONALD TE ESTÁ ACOSANDO.

No nos olvidemos de John Wayne Gacy, el psicópata yanqui que se vestía de payaso para caminar por la noche y que mató a 33 hombres jóvenes entre 1972 y 1978. De este material están hechas las pesadillas, ¿no?


Con esa cara sólo podía ser un violador asesino... o un vendedor de seguros.

Los payasos en la animación

En AKIRA (1988), la celebrada película de animé, hay dos bandas motoqueras rivales. Una de ellas se viste de payaso. En una escena toman a uno de los protagonistas (Kaori) para asaltarlo física y sexualmente, en una escena que es bastante fuerte.

También hay una inquietante escena de un circo lleno de payasos lisérgicos en Paprika (2006) y, por supuesto, en Dumbo (1941), una película de Disney que es mucho más oscura que lo que recordás.

Me quedo un poquito en Dumbo. A los payasos de la película genuinamente les gusta divertir a su audiencia, pero detrás de las cortinas son unos idiotas que se la pasan humillando al elefante de orejas grandes. 

Incluso considerando lo que le pasó a la madre, es bastante cruel que un payaso la represente en la obra del circo.


Dumbo, ese película que te traumó sin darte cuenta.

En Rugrats, Chuckie (Carlitos) es extremadamente coulrofóbico. En un episodio se la pasa teniendo pesadillas sobre payasos. 

Hay una escena tremenda que da miedo aunque tengas 31 años: Carlitos se acerca a Tommy (que está de espaldas) lo llama tocándole el hombro y, cuando se da vuelta, él le dice “¡No soy Tommy!” con una cara bastante desagradable.


I´m not Tommy (con un pequeño giro final)

Son esos dibujos animados que veíamos de chicos sin notar cómo estaban formando nuestros miedos. Rugrats tuvo otros capítulos que ponían a los payasos en un terrorífico rol central. En uno hay una lámpara con forma de payaso y en otro un muñeco payaso parlante.

La vida moderna de Rocko, en cambio, utilizó a los payasos de una forma original. En el capítulo “Closet Clown” Ed Cabezagrande echa de su casa a un par de payasos y, cuando dejan olvidada una nariz roja, Ed se la pone escondido en el trabajo, siendo descubierto por su jefe, el Sr. Dupette, quien le propone empezar a trabajar como payaso.


¡Qué buena serie era La vida moderna de Rocko!

Todo el episodio es una parodia sobre ser homosexual y mostrarse al mundo (salir del closet). Es genial, especialmente para la época.

El Joker: codificador del payaso-monstruo

Por supuesto que el Joker es el codificador del payaso-monstruo. Originalmente estuvo basado en el rol de Conrad Veidt en The Man Who Laughs y, actualmente, es el payaso más icónico de la ficción.

El Joker ha tenido tantas reinterpretaciones como autores lo tomaron, sea en la ficción animada de la televisión, en películas, en cómics y hasta en videojuegos. Mientras que algunos lo convierten en un gánster sin escrúpulos, otros lo consideran un sociópata que “sólo quiere ver al mundo arder” o, directamente, un demonio inmortal.


Let´s put a smile on that face...

En el blog he analizado las diferentes versiones del Joker en numerosas oportunidades. Su origen definitivo se encuentra en la historia de Alan Moore, The Killing Joke.

El monstruo imaginado por Scott Snyder es más un demonio del infierno, como lo demuestran arcos como Death of the Family y Batman: Endgame, mientras que en el Batman DC Rebirth todavía no hay tenido demasiada participación. Sin embargo, fue una pieza clave de Dark Nights Metal y un personaje principal de historias como Una muerte en la familia.

Por cierto, el Joker existe desde la primera historieta de Batman, si bien era muy diferente a lo que conocemos hoy.

Los payasos en la TV y en el cine

Cuenta la leyenda que el Pennywise de Tim Curry en la miniserie de TV original era tan aterrador que otros actores evitaban acercarse a él fuera de cámara. El sueco Bill Skarsgård hizo un gran trabajo en la película IT de 2017, pero su interpretación se apoyó mucho más en efectos especiales por computadora.


Sin duda Stephen King tiene toda la culpa de inyectar coulrofobia en muchísima gente.

Pennywise es, en realidad, una entidad interdimensional y cambiaformas que no tiene una apariencia física definida y mantiene un ciclo de hibernación que se repite cada 27 años. La imagen que adopta con mayor frecuencia es la de un payaso porque atrae a los niños y se alimenta de su miedo.

Un payaso profesional que asesina a niños es una de las víctimas de Dexter Morgan. Los payasos son uno de los miedos de Sam Winchester en Supernatual. Una de las temporadas de American Horror Story se centra en un payaso maldito y Seinfeld tuvo a un personaje esquizofrénico que se creía su rol del payaso Pagliacci.


Hola papá, traje a mi amigo el payasito.

Una explicación biológica

Algunos miedos irracionales no son tan ilógicos. La mente humana tiene ciertos mecanismos de defensa que se disparan ante posibles amenazas. Es lo que sucede con la aracnofobia, el miedo a las arañas.

El caso de los payasos es similar. Es normal que nos cause temor aquello que es diferente de algún modo, lo que nos resulta desconocido. Es una sensación de miedo e inquietud conocida como “familiaridad indefinida”.

El problema parecería ser que no es posible conocer exactamente qué se esconde tras el colorido maquillaje y los desproporcionados rasgos faciales de los payasos.

Allá por los años ´70, Masahiro Mori describía el curioso efecto del “uncanny valley” (el “valle inquietante”). Es un concepto que explica que algo muy conocido, pero al mismo extrañamente inusual, causa rechazo y produce una sensación contradictoria: la disonancia cognitiva.


Tom Cruise está perturbadoramente cerca del Valle Inquietante

Esto mismo puede aplicarse a los payasos. Nuestro cerebro interpreta que las sonrisas en general son positivas; sin embargo, algo falla si se está sonriendo todo el tiempo. Una sonrisa permanente puede, rápidamente, convertirse en algo horripilante.

Así, los payasos generan una sensación natural de desconfianza y ansiedad. Este hecho es apoyado por algunos estímulos sociales que acrecientan el miedo. Por ejemplo, en Estados Unidos se ha extendido un movimiento conocido como “creepy clowns”. Los participantes se dedican a vestirse de payaso y a quedarse parados en las calles para asustar a la gente.

El movimiento está comenzando a aparecer en otros países también. 

En Argentina hubo un caso hace poco. Un tipo en General Alvear (Buenos Aires) se vestía de payaso para esconderse entre los árboles y asustar a los chicos. Salía vestido con un traje de colores y una máscara de payaso de rostro terrorífico y pelo naranja.


Tremendo hijo de puta, si me preguntan.

……………………………………………………


……………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!


2 comentarios:

  1. Ajajajajajaj lo del payaso en Argentina a y el comentario debajo ha sido la guindilla del pastel, buenísimo! Lo de Tom Cruise no.. jajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, pero lo de Tom Cruise no es mi culpa. Lo dice la gráfica del Valle Inquietante. (¿Alguna vez notaste que Tom tiene los dientes muy... muy... muy raros? Mirá: https://i.ytimg.com/vi/Z_U_A18xbd4/maxresdefault.jpg)
      ¡Saludos!

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...