viernes, 8 de junio de 2018

Repasando al Batman de Scott Snyder (The New 52)


Dentro del polémico (y muy criticado) reboot The New 52 –el reinicio de historias de DC Comics que ocurrió en 2011– el Batman de Scott Snyder (guión) y Greg Capullo (dibujos) fue especialmente alabado. Snyder aprovechó para hacer borrón y cuenta nueva con el personaje, creó argumentos frescos y profundizó en la mitología del Caballero Oscuro.

Hoy quiero repasar la creación de Scott Snyder aprovechando que estamos llegando a un punto cúlmine de la corrida de Tom King como parte de DC Rebirth.  Recientemente se cerró el divertido mini arco The Gift (Batman #45-47) y ahora se viene, finalmente, el momento más picante.




Batman #50 presentará la esperada boda entre Batman y Selina Kyle (Catwoman). El último número (Batman #48) trajo de regreso al Joker (que hasta ahora sólo había estado en flashbacks en la continuidad de Batman: Rebirth). Bruce Wayne se ha casado antes en los comics, pero nunca formó parte del canon literario como ahora.

Me pareció el momento adecuado también para comparar el Batman de cada uno de estos dos escritores, que es conceptualmente muy diferente. En notas anteriores dije que vengo disfrutando mucho de las tramas de Tom King (Batman: Rebirth). Sin embargo, Scott Snyder (Batman: New 52) también tiene sus puntos de intereses.

Entonces, entre Snyder y King… ¿quién tiene al mejor Batman?


Tom King a la izquierda. Scott Snyder a la derecha.

***

Los arcos argumentales de Batman: New 52

Quiero comenzar resumiendo los arcos argumentales que protagonizaron los 5 años de la corrida de Snyder. En total hablamos de 52 tomos, sin contar algunos eventos especiales. La marca registrada del escritor fue la de contar historias muy largas, desarrolladas a lo largo de una gran cantidad de números.

El gancho de New 52 es que los superhéroes aparecieron hace no demasiado tiempo (no más de cinco años) y todavía son vistos por la sociedad con sospecha. Bruce Wayne no hace mucho que es Batman y uno puede comenzar a seguir sus historias sin necesariamente conocer todo lo que ocurrió previamente.

Court of Owls (Batman #1-7)

Para muchos (y me incluyo) el disparador de Batman: New 52 es uno de los mejores arcos. "The Court of Owls" introduce el descubrimiento de una sociedad secreta que viene manipulando a Gotham City desde su fundación. Parece que la familia Wayne estuvo involucra y además hay brutales asesinos (los Talones) que son agentes de la Corte de Búhos.

Night of Owls (evento crossover) Batman #8-12

El final del primer arco dio pie a esta continuación directa que representó el primer evento crossover de New 52. La historia se expande a otros comics (Batwing, Catwoman, Detective Comics vol. 2, Nightwing, Red Hood and the Outlaws, etc) y ocurre a lo largo de una noche. Cuenta la batalla de Batman y sus aliados contra toda la organización de la Corte de Búhos, que intenta cementar su control sobre Gotham City y envía una invasión de Talones.

La película animada del 2015 (Batman vs. Robin) adaptó ligeramente el arco “Night of the Owls”.

Death in the Family (evento crossover)  Batman #13-17

Entonces llegó otro gran evento crossover, más épico que el anterior. “Death of the Family” es el regreso del Joker, en una forma que nunca antes habíamos visto. La historia principal ocurre en las cinco partes de Batman, y hay 18 tie-ins (comics complementarios) que van rellenando los baches y completando el arco narrativo.

Zero Year: Secret City (evento crossover)  Batman #21-23

El próximo arco de Snyder fue Batman: Zero Year, un flashback dividido en tres partes. Intenta ser un nuevo y definitivo origen del Caballero Oscuro, con una historia fresca que varía en relación a otros orígenes (como Batman: Year One de Frank Miller). En “Secret City”, Bruce Wayne comienza a convertirse en vigilante para vencer a la banda de Red Hood, mafiosos que buscan controlar la ciudad.

Zero Year: Dark City (evento crossover)   Batman #24-27 + #29

El arco continua en “Dark City”, que registra los primeros meses de Bruce Wayne como Batman. Aparece un nuevo villano (Doctor Death), se afianza la relación con un joven Jim Gordon y se levanta un enemigo poderoso: The Riddler.

Zero Year: Savage City Batman #30-33

Por último, en “Savage City” Gotham queda destruida una vez más (a Snyder realmente le encanta destrozar la ciudad). El Riddler está gobernando y convirtió al lugar en una selva, una especie de futuro distópico. Para poder vencerlo, Batman primero tiene que encontrarlo.

Aparentemente, partes de este arco argumental van a ser adaptadas en la venidera quinta (y última) temporada de la serie de televisión Gotham (que yo abandoné hace rato).

Endgame (Batman #35-40)

De vuelta en el presente, “Endgame” es “Death of the Family” multiplicando la locura por diez. El Joker (quien se creía muerto… como siempre) regresa para traer destrucción a Batman y su círculo cercano. La historia finaliza con la aparentemente muerte de ambos.

Superheavy (Batman #41-50)

“Superheavy” es un arco curioso. Luego de la muerte de Batman, James Gordon asume la responsabilidad de convertirse en el héroe y se vuelve el personaje principal. Además de lidiar con las dificultades de ser un superhéroe, se cruza con un nuevo súper villano, Mr. Bloom.

También se revela que Bruce Wayne y el Joker están vivos, pero no recuerdan quienes son (lo que da lugar a interesantes intercambios entre ambos). Sobre el final, Batman logra recuperar sus memorias y salvar el día.

Epílogo (Batman #51-52)

Los últimos dos tomos de Scott Snyder cierran la historia de Batman de una manera fabulosa. El epilogo logra ser tan emotivo como emocionante.

***

Scott Snyder vs Tom King

Vuelvo a retomar la pregunta inicial: entre Snyder y King… ¿quién tiene al mejor Batman? (Aclaración: dejé afuera a Grant Morrison, Alan Moore y Frank Miller. Quedarán para otra nota).

En el éter, Scott Snyder parece tener mucho más votos a favor, aunque yo creo que la cosa no es tan así. Disfruté mucho de la corrida de Snyder en su momento, pero simultáneamente creo que lo que Tom King viene haciendo es maravilloso. Sus enfoques respecto al Caballero Oscuro son, indudablemente, muy diferentes. Diametralmente opuestos, incluso.

Por ejemplo, el Batman de Snyder es una especie de superhombre capaz de proezas imposibles. “Endgame” juega con la idea de que tanto él como el Joker podrían ni siquiera ser humanos (es interesante el acercamiento al Joker como un demonio de tiempos ancestrales).


En cambio, Tom King trabaja con un Batman un poco más realista (un poco… al fin y al cabo es un superhéroe de cómics). Creo que Snyder tiene mejores historias de Batman mientras King escribe mejor a Bruce Wayne, un personaje que se siente mucho más humano.

También tengo que destacar lo siguiente: mientras que leo al Batman de Tom King religiosamente mes a mes (los tomos nuevos salen cada quince días), leí los 52 tomos de Scott Snyder de un tirón (allá por el año 2015).

Como dije, Snyder tiene arcos argumentales largos (de una escala épica) que buscan cambiar las reglas de juego y siempre terminan por destruir la ciudad. De él se ha dicho que sus historias tienen aires de grandeza. Son muy pochocleras, sin duda (y Batman está overpowered) pero al final del día nunca cambia nada realmente.

En cambio, Tom King está más preocupado por historias chiquitas, más íntimas. Su arco más largo hasta la fecha (8 tomos) fue War of the Jokes and Riddles (que reseñé por acá).

Inició su corrida con una trilogía fascinante (I Am Gotham, I Am Suicide y I Am Bane) y luego fue armando una continuidad a partir de arcos cortitos: Rooftops, The Button (que también reseñé), Rules of Engagement, Superfriends, Everyone loves Ivy, The Gift, etc.

Ninguno de esos arcos tiene más de tres o cuatro partes. Y, sin embargo, en cada uno se va generando impulso hacia adelante.

Lo que Tom King quiere hacer es muy concreto. Se pregunta: ¿puede Batman ser feliz? Luego de los eventos de la primera trilogía (que inicia con él queriendo terminar con su vida) y de reencontrarse con su padre en un universo paralelo (The Button) Batman realmente se plantea perseguir su propia felicidad, algo que no se había visto en sus comics antes.


“Don’t be Batman. Let the Batman die with me”

El debate es especialmente relevante ahora que Tom King se está acercando al número 52, igualando la cantidad de tomos de Scott Snyder.

En cuanto a Snyder (que, al final y al cabo, era a quien quería repasar en esta nota) creo que tiene sus méritos.

Me gustó mucho “Court of Owls” y disfruté –con sus deficiencias argumentales– de las dos historias del Joker: “Death of the Family” y “Endgame” (todavía no entiendo por qué no aprovechan esta fuente literaria para crear películas de DC más decentes). Por su parte, el “Epílogo” me pareció una forma brillante de cerrar la saga y hasta me emocionó un montón.

Sin embargo, los eternos arcos de “Zero Year” y “Superheavy” se me hicieron un tanto pesados. Llegó un momento en que dejaron de interesarme. Esto no quita que no hayan tenido momentos fabulosos. El Batman superviviente en “Savage City” es muy entretenido y “Superheavy” tiene a Bat-gordon en acción y aquella charla en el parque entre Bruce Wayne y el Joker, por ejemplo.


En su lugar, la corrida de Tom King no me viene aburriendo para nada y creo que es un acercamiento mucho más psicológico al Caballero Oscuro. Todavía hoy sigo profundamente impactado por la idea tan sencilla que persigue el escritor. ¡Batman está tratando de ser feliz! Y con la mirada de King, tiene todo el sentido del mundo.

La historia que King quiere contar se sigue construyendo más y más con cada tomo, mientras que Snyder me da la sensación de que quiso meter todo lo que hace “cool” a Batman en todos sus exageradamente largos y repetitivos arcos (de nuevo: en cada una de sus historias Gotham queda reducida a cenizas).

Otro falla de Snyder es que no respetaba del todo la continuidad. “Death of The Family” es un gran arco con un final excelente: toda la bati-familia quedó separada. Nadie quiere volver a ver a Batman. Pero para cuando llega “Endgame” parece que esos eventos anteriores nunca ocurrieron.

Palabras finales

TL;DR. El Batman de Scott Snyder es oscuro, pochoclero y entretenido. Algunos de sus arcos argumentales son grandiosos mientras que otros terminan volviéndose repetitivos. De todas maneras, recomiendo la corrida de Batman: New 52 porque brinda algunos momentos fantásticos y es una buena manera de entrarle a Batman por primera vez.

Ahora, conociendo cómo se vienen dando las cosas, hoy me quedo con Tom King, un escritor que está haciendo cosas muy llamativas con Batman en el relanzamiento conocido como DC Rebirth.

¿Y ustedes qué opinan? ¿Están leyendo el Batman de Tom King? ¿Qué les pareció la corrida de Scott Snyder? ¡Pueden dejar sus comentarios!


……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te pueda llegar a interesar...