martes, 26 de junio de 2018

Retro-review: Bastion (2011)


En la historia de los videojuegos hay sólo un puñado de títulos que marcaron el camino para todos los demás. La franquicia de Metroid y la de Mario son dos claros ejemplos. Dentro del género del Action RPG (ARPG), el padre de todos es, indudablemente, The Legend of Zelda de NES (la Family, para nosotros los argentinos). El juego independiente Bastion (2011) es uno de sus grandes herederos… y el que recomiendo en esta ocasión.





***

RPG con todas las letras

A decir verdad, Bastion no se asemeja al Zelda, sino que funciona más como inspirado por la conocida aventura de Link. El protagonista es “the Kid” (el chico), quien despierta justo después de que la ciudad de Caelondia fue destruida por un evento conocido como La Calamidad.

Confundido, él se dirige hacia Bastion, una especie de punto de encuentro de la ciudad para casos de emergencia. Allí descubre, gracias a Ruck (el narrador de la historia), que la única manera de arreglar la ciudad es recuperar una serie de artefactos que le dan energía al lugar.

El concepto del juego se apega a los clichés del RPG más clásico: explorar un mundo fantástico, exterminar monstruos, subir de nivel, acumular recompensas, etc.


Uno de los elementos divisorios del juego es su mecánica de juego. La vista es isométrica (lo cual puede confundir un poco al principio) y de un solo plano. El chico se mueve a través de plataformas flotantes desde las cuales aparecen caminos mientras el jugador se va acercando a las orillas de ellas. En otras palabras, el nivel se va armando ante nuestros ojos a medida que avanzamos.

Todo el impresionante apartado estético de Bastion fue dibujado a mano y después digitalizado para crear una ambientación llena de vivos matices.

Cuesta un poco involucrarse en el juego (y en la historia) pero con un par de horas metidas se vuelve increíblemente adictivo antes de darse cuenta. Tampoco es demasiado largo. Darlo vuelta me llevó unas 8 horas en promedio.

Por cierto, es un juego especialmente llamativo para los speedrunners y puede vencerse en 15 minutos gracias a un curioso glitch. 

Acá está el video donde un jugador lo aplica:


Armas como libertad de expresión

Para mí el gran atractivo está en las armas y habilidades especiales, que le dan mucha variabilidad a la manera de jugar. Si no podés decidirte entre  armas de combate cuerpo a cuerpo o de rango, acá tenés la opción de equipar ambas en tu arsenal.

Básicamente, es posible cargar dos armas entre una decena disponible. Están todas tan bien balanceadas que ninguna es especialmente mejor que otra. Asimismo, Kid posee la capacidad de ejecutar distintas habilidades secretas (se puede equipar una para llevar al nivel).

Yo generalmente iba con un Mosquete para el rango corto/medio y un Arco y Flecha para distancias largas (los power shots del arco me hicieron avanzar a lo largo de todo el juego). Pero cualquier opción es válida, en realidad.


El Cael Hammer, lo primero que conseguimos, es un excelente arma de melee, las Dueling Pistols son muy divertidas y el Brusher's Pike es extremadamente fuerte y versátil.

Por otro lado, los upgrades de las armas tenemos que pensarlos de manera estratégica para definir el tipo de juego que queremos llevar. Por ejemplo, al mejorar el Galleon Mortar (un lanza cohetes), la primera mejora nos hace elegir entre +25% de radio explosivo o +25% de rapidez al recargar.

Hack and slash de la vieja escuela

Bastion es un juego que pone su foco en la acción (al mejor estilo hack & slash) antes que la historia. La trama está, existe… pero no es lo que a uno más le va a interesar.

Además de la posibilidad de elegir tu equipo de combate, es interesante poder determinar qué tan difícil va a ser tu aventura. Con el sistema de ídolos, en Bastion podés seleccionar todo el tiempo diferentes opciones: que los enemigos peguen más fuerte, que se curen más rápido, que sean más resistentes, etc. 

Entre más dificultad se coloque, mayor será la recompensa (más dinero y experiencia recibe nuestro héroe).


Es muy fresco poder experimentar un juego que te da tanta libertad de progreso, y es muy respetable el esfuerzo que hizo el equipo de Supergiant Games  para lograr esto. Aunque la premisa del juego sea muy clásica, está narrada de forma original, con visuales magnificas y una mecánica poco convencional.

Es esta combinación entre ARPG de la vieja escuela con la habilidad de permitir personalizar cada experiencia del juego la que hace que Bastion se destaque por sobre otros videojuegos del género. A esto hay que sumarle unos desafiantes minijuegos (que permiten obtener recompensas importantes), enemigos variados y un diseño de niveles impecable.

Palabras finales

Si algo destila Bastion es encanto. Es tremendamente divertido. Tengo ganas de volverlo a jugar en poco tiempo, especialmente porque es relativamente corto.

Puedo objetarle dos cosas: la importancia de la trama es prácticamente inexistente (creo que nunca me importó en absoluto) y –lo que es peor– el final es bastante anticlimático. Sin ánimos de spoilear, en el último escenario el chico recibe un arma que te hace prácticamente invencible y arruina un poco la diversión.

De todas maneras, no deja de ser una experiencia muy entrenida.


Al final del día, Bastion no deja de ser un Action-RPG que se encamina hacia el Hack and Slash puro y duro. Prácticamente no vamos a hacer otra cosa que matar enemigos. Pero las variadas opciones de jugabilidad y el impactante escenario visual son más que suficientes para mantener la atención y  el disfrute.

Muy recomendado.

……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

2 comentarios:

  1. Juegazo!!!
    Y a mi si me gustó la trama. De hecho, algo que no leí ahí arriba, para subir de nivel, ademas de jugar el "modo historia" hay unos niveles de entrenamiento, por decirlo de alguna manera, donde uno puede entrar y combatir todas las veces que quiera para ganar dinero y experiencia (o para probar las armas y movimientos especiales, yo hacia eso) En dichos escenarios, Rucks, el narrador, te amplía un poco la historia, contando un poco sobre como era cada personaje antes de la Calamidad.
    Otra cosa, la música me parecio muy genial!
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con la música, que es impecable. Es cierto lo de los niveles de entrenamiento, donde te vienen waves de bichos. Lo completé una vez como para sumar algo de $$$ y exp.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...