miércoles, 28 de enero de 2015

“Batman: The Dark Knight Returns”, una historia de Frank Miller


Frank Miller tuvo que esperar más de 25 años para ver una de sus obras máximas en la pantalla grande. Batman: The Dark Knight Returns es el cómic que salvó a Batman de la perdición y del fracaso comercial, y engendró nueva vida al nocturno héroe. En este post vamos a explorar un poquito esta historia tan importante en el universo de los superhéroes como lo fue Watchmen por esa misma época.

SPOILER ALERT: Aclaro que, aunque no revelo el final, este post contiene spoilers, así que si no leyeron “Batman: The Dark Knight Returns” (o no vieron la película) acá pienso comentar algunas cuestiones de la trama.

Batman: The Dark Knight Returns es un cómic de 4 tomos escrito y dibujado por el mítico Frank Miller y publicado por DC Comics en 1986. Se lo considera, junto a “The Killing Joke” de Alan Moore, uno de los cómics más influyentes de la historia de Batman.

La trama

Bruce Wayne lleva 10 años de retiro, está viejo, consumido por el alcohol y sigue penado por la muerte de Jason Todd (el segundo Robin). 

El Joker hace años que está encerrado en Arkham, Superman se ha convertido en un ícono mundial y un perro obediente de los Estados Unidos, y el comisionado Gordon está a semanas de su propio retiro.

Todo va a cambiar, sin embargo, cuando Dos Caras sea liberado a la sociedad una vez más, y con un nuevo rostro. Además, en la ausencia de Batman, una oleada de ataques de violencia han comenzado a desencadenarse por una monstruosa banda conocida como “Los  Mutantes”. Entre todo este caos, Bruce Wayne decide renacer como Batman y comienza, nuevamente, a limpiar las calles de Gotham.

Warner Bros adaptó el cómic en dos películas animadas que no tienen desperdicio: Batman: The Dark Knight Returns: Part 1 (2012) y Batman: The Dark Knight Returns: Part 2 (2013).

Su influencia

Por esa época ochentosa, las ventas de cómics de Batman venían muy en picada y, como si fuera poco, el personaje había alcanzando niveles de caricatura ridículos gracias a la serie protagonizada por Adam West que era una suerte de sketch de comedia. Gracias a Miller y esta historia, el encapuchado recobró el estilo oscuro y duro que lo había hecho famoso en un principio y volvió a reclamar su lugar como uno de los superhéroes más amados por los fans.

Igual que hizo Alan Moore con Wachtmen, Miller pudo demostrar cómo el cómic –como  medio de contar historias– puede “madurar”. Varios elementos de Batman: The Dark Knight Returns fueron tomados por Chistopher Nolan para la conclusión de su saga del Caballero Oscuro y es muy probable que Zack Snyder tomé la parte de la trama de Superman para su nueva película “Batman vs Superman: Dawn of Justice”.


Del mismo modo que The Killing Joke influyó en la continuidad de Batman con eventos como la parálisis de Barbara Gordon y el pasado del Joker, Batman: The Dark Knight Returns deconstruyó la relación entre Superman y Batman. Ya no son más amigos perfectos, sino más bien personas distantes con un poco de desconfianza sobre los valores éticos del otro.

Por sobre todo, es una de las versiones más oscuras del muerciélago, donde lo vemos hacer cosas que nunca hizo antes. Es más violento que nunca, lo vemos portar armas, sus medios justifican el fin y le da la paliza al guasón que todos deseamos desde siempre.

La adaptación cinematográfica

Ambas partes son impresionantes, y es indudable que la fidelidad respecto al cómic le jugó a favor.

Es una película de dos horas (dividida en dos partes) que no decae nunca, ni un minuto. La pelea entre Batman y el Joker (tercer arco argumental) es estremecedora y emocionalmente fuerte. El Joker cuyo pasado “conocemos” en “The Killing Joke” y que hace cosas terribles en “Batman: Under the Red Hood” (otro peliculón, y que recomiendo ver antes de esta historia) vuelve más salvaje que nunca, y finalmente obtiene su merecido. Pero para mi sorpresa, el último arco argumental (el de Superman) es mucho más brutal, y el final es redondo, perfecto. La rivalidad entre los dos superhéroes de DC más queridos es épica.

La primera parte (los dos primeros arcos argumentales) es excelente en sí misma, pero para quien no conoce la novela gráfica, ver la segunda parte es fuerte porque Batman rompe con todos los límites imaginables.

Sin embargo, creo que hay que ver ambas partes como un todo. Las coreografías de batallas son suaves, el trabajo de cámara es muy fluido y los arcos argumentales tienen buenas transiciones que casi ni se notan.

Es una de las mejores historias de Batman y fue adaptada en una de sus mejores películas animadas. Todo funciona a la perfección, está hermosamente animada y es un inyección de acción adosada con varias sorpresas.

BONUS TRACK: “The Dark Knight Returns Explained: Pt. 1 - Comics History 101”, un buen resumen del cómic de Miller y su relevancia mundial:



Palabras finales

La obra que puso a Miller como estrella del cómic en los Estados Unidos tiene sus motivos de ser. Es una historia bestial y oscura que generó una revolución en el subgénero de los superhéroes junto a Watchmen (de Alan Moore). Hoy ya es común ver a superhéroes dimensionalmente complejos, con sistemas morales difusos y más violentos, pero en esa época fue algo que nadie había visto venir. Hoy tenemos la posibilidad de, además de leer el cómic de 4 tomos, disfrutar de una adaptación cinematográfica brillante. No hay ningún tipo de excusa para no hacerlo. ¿Qué están esperando?

¡Hasta la próxima!

………………………………………………………………………………………………….

=>> Otras notas sobre superhéroes en el BLOG: “Watchmen: la deconstrucción de los superhéroes”; “The Killing Joke: una novela gráfica de Alan Moore”; “Series animadas de mi infancia, parte 3”; “¡Bang, bang!” (un cuento de mi autoría).

………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te pueda llegar a interesar...