viernes, 27 de abril de 2018

Lista TOP-10: Musicales de cine favoritos


Amo los musicales. Listo, lo dije.

Como me gusta mucho cantar (aunque no lo haga lo suficientemente bien), cuando un musical me llega me quedo durante días escuchando el soundtrack, aprendiendo las canciones y cantándolas en la calle en voz alta como un boludo. Por eso este post.




***

Para que un musical triunfe en mis libros tiene que hacer únicamente una cosa: tener canciones y coreografías memorables que den ganas de cantar y volver a escuchar. El argumento, si bien importante, no me parece lo más fundamental en este tipo de cine. Tiene que ser una excusa para que la música sea la verdadera protagonista. (Claro que un buen guión no perjudica en nada).

¿Qué no vi aun? Admito que me faltan varios musicales clásicos, particularmente de los años ´60 y ´70 donde se concentran los considerados “mejores musicales de la historia del cine”. A Hard Day’s Night (1964), The Sound of Music (1965), West Side Story (1961), Cabaret (1972), All That Jazz (1979), etc.

Por otro lado, voy a incluir únicamente películas musicales live-action. Uno a veces se olvida que la gran mayoría de las películas animadas son también musicales. La Bella y la Bestia, El Rey Leon, Frozen, Tangled, etc. Pero todas esas pertenecen a otra lista.

Por supuesto, no se trata necesariamente de las mejores sino de mis favoritas personales. Hechas estas aclaraciones, comencemos.


***

MENCIONES DE HONOR

Dancer in the Dark (Lars Von Trier, 2000)


Una película extraordinaria que no supe apreciar en su momento, razón por la cual la dejé como “mención de honor”. Como todo el cine de Lars Von Trier, la historia es absolutamente deprimente.

Selma es una inmigrante checa y madre soltera que trabaja en una fábrica de los Estados Unidos. En su cabeza imagina que su vida es un musical de Broadway, con la banda sonora formada por los ruidos cotidianos. Esto da lugar a piezas musicales muy ingeniosas.

Pero ella esconde un secreto: se está quedando ciega. Para complicar todavía más este melodrama con tintes de tragedia griega, su hijo también está perdiendo la vista. Si la protagonista no consigue dinero para la operación a tiempo, él quedará en la misma oscuridad que su madre. Dramón.

Highschool Musical 3 (Kenny Ortega, 2008)


Ninguna de las pelis de High School Musical es excepcionalmente buena, pero es difícil negar el impacto que tuvieron en los adolescentes (y algunos adultos… cough… cough). Sin duda logró revitalizar el género musical en los más chicos y convirtió a Zac Efron en una de las grandes promesas.

¿A quién le importa el argumento mientras estos pibes canten y bailen? Si bien todas son disfrutables, la tercera entrega es la más completa. No tendrá ambición narrativa pero sí algunas coreografías que deslumbran. Además, finalmente podemos ver el musical que da nombre al título. #TroyAndGabriella.

Moulin Rouge! (Baz Luhrmann, 2001)


Otra de las películas responsables de revitalizar el género musical. Moulin Rouge! Es una película muy “luhrmanniana”, con su extravagancia, particular fusión de géneros musicales y uso de colores vivos (rojo, naranja, amarillo, etc). Es también un drama romántico de época ambientado en el París bohemio de 1900.

Satine (Nicole Kidman) es la estrellan más grande del Moulin Rouge. Su vida se le complica cuando queda atrapada entre el amor de dos hombres, un joven e ingenuo escritor (Ewan McGregor) y un duque que podría hacer realidad su sueño de convertirse en actriz.

Hay quienes disfrutan del estilo irreverente y deconstruccionista de Luhrmann. Para mi sus películas son un “hit or miss” y me suelen dejar a mitad de camino. Moulin Rouge es muy efectiva y tiene algunos números musicales interesantes, pero no sé si hay escenas que me hayan quedado realmente grabadas. La primera hora es muy buena, la segunda se va medio al demonio con el melodrama. 

La dupla McGregor-Kidman, sin embargo, funciona.

***

LISTA TOP-10: MUSICALES DE CINE FAVORITOS

Ahora sí, van mis 10 preferidos.

PUESTO #10. Singin´ in the Rain (Stanley Donen, Gene Kelly, 1952)


Sí, ya sé que Singin´ in the Rain es uno de los más grandes musicales de la historia del cine y que debería estar más alto en el top. Pero esta es mi lista y hago lo que quiero.

Esta es una excelente película, sin duda. Sin embargo, el musical no me pegó tanto como sí lo hicieron otros más actuales. Quizás sea porque lo siento ajeno a mi tiempo y por eso no me enganché del todo con los números musicales y los personajes.

Aun así, es muy entretenido y tiene gran atractivo. Es especialmente interesante la mirada que tiene sobre el cambio del cine mudo al sonoro, con todo lo que trajo. Gene Kelly cantando enamorado bajo la lluvia es la imagen más icónica de los musicales y la que los representa definitivamente.

PUESTO #9. Les Miserables (Tom Hopper, 2012)


Grandes actuaciones de Anne Hathaway y Hugh Jackman, quienes comenzaron sus carreras con musicales. Lástima que Russel Crowe apestó bastante cantando.

Les Miserables no es para todo el mundo, aunque sí es una experiencia única. Es una oportunidad de ver opera en el cine y tiene grandes momentos musicales (como I Dreamed a Dream de Hathaway, que es fantástico).

PUESTO #8. Sing Street (John Carney, 2016)


Una muy linda película que destaqué dentro de lo mejor de 2016. Un adolescente creciendo en Dublín de 1980 escapa de su tensa familia comenzando una banda para impresionar a una misteriosa chica con la cual está fascinado.

La aclaración meritoria es que ésta, igual que las otras dos obras de John Carney, no es 100% un “musical”, sino una película sobre hacer música. Nadie comienza espontáneamente a cantar y a bailar una enredada coreografía con la simple caída de una gota de lluvia.

Las canciones originales de la banda son fácilmente una de las grandes fortalezas, y el soundtrack ya lo tengo como favorito entre mis listas de reproducción. “Up”, “The Riddle Of The Model” o “Drive it like you stole it” son clásicos instantáneos. Uno siente el mismo entusiasmo que Connor (gran debut actoral de Ferdia Walsh-Peelo), Raphine (Lucy Boynton) y el resto de los chicos, a medida que van conformando y solidificando al grupo. Irresistiblemente encantadora.

PUESTO #7. The Muppets Movie (James Bobin, 2011)


El tema Men or Muppet está fantastico y se llevó el Oscar 2012 a mejor canción original. Todo el OST de la película es genial, de hecho.

Los Muppets son muy divertidos, y es genial la expresividad que le logran dar a marionetas hechas, prácticamente, con medias (y algo de CGI). Muchos de los chistes recurrentes tienen que ver con parodias hacia el cine de Hollywood y los “clichés”, y varios están bien originales. Sobre el final queda un gusto agradable de haber visto algo inteligente y entretenido, con grandes momentos musicales y mucho corazón.

Esta cinta es más que nada un recorrido nostálgico por el querido grupo de la Rana René (Kermit) y compañía. No soy tan fan de la serie pero la película me encantó y la disfruté un montón (si bien el musical está bien dirigido a niños).

Lamentablemente, la secuela (Muppets: Most Wanted) no estuvo a la altura y resultó ser una gran decepción.

PUESTO #6. La La Land (Damien Chazelle, 2016)


City of stars… are you shining just for me?

La La Land, con sus impresionantes 14 nominaciones a los premios Oscar, generó muchísima atención. El logro de esta película es que funciona, al mismo tiempo, como fábula fantasiosa –surrealista por momentos– una comedia romántica, un melodrama, un musical (obviamente) y una pequeña obra de arte (técnicamente hablando). Si a esto le sumamos las increíbles coreografías, pegajosas canciones y naturalidad en las actuaciones, resulta un producto redondo, casi perfecto.

Más interesante todavía es que la verdadera tensión en “La La Land” no pasa por el conflicto amoroso en sí, sino por las diferencias en proyectos personales y la ambición. El arte es compromiso, y el amor también, pero a veces son caminos que van bifurcándose cada vez más. Así, la película explora un tema antiguo, conocido, de formas novedosas.

Es una gran fantasía para soñadores y, probablemente, uno de los más  grandes musicales del siglo XXI. Recupera algunas cuestiones muy lindas que hoy están casi extintas, en una época donde reinan los superhéroes, la impaciencia y las grandes producciones pochocleras.

PUESTO #5. Begin Again (John Carney, 2013)


Entramos al podio. Begin Again fue de mis favoritas del 2014. Aunque arranca como una clásica historia de “chico conoce chica”, a los 20 minutos hay un giro argumental interesantísimo que hace de esta historia algo novedoso.

Ya comenté que soy de esas personas que tiene soundtracks de su vida, que van por la calle cantando solo y que puede asociar ciertas canciones a experiencias particulares. Por eso me sentí identificado con esta película y los temas que propone.

Creativa, con buenos personajes y entretenida. Begin Again es una comedia dramática que se destaca por tener una historia inspiradora fuera de lo habitual y una brillante interpretación de Mark Ruffalo.

PUESTO #4. The Greatest Showman (Michael Gracey, 2017)


La historia detrás de Phineas Taylor Barnum, un empresario circense de Estados Unidos del siglo XIX que fundó el "Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus", conocido como "el mayor espectáculo en la Tierra".

Tenía muchas expectativas por esta película y, por suerte, no me decepcionó en lo absoluto. Además de ser un tremendo actor y cantante, Hugh Jackman es, en sí mismo, un gran showman.

Esta película es todo él, un proyecto personal que le llevó 7 años producir. La vida de Barnum fue súper interesante y Jackman se preparó para el papel leyendo docenas de libros escritos sobre él, juntó al elenco y eligió él mismo tanto al director (Michael Gracey en su ópera prima) como al equipo técnico.

Admitiendo que cuenta con una narrativa sencilla, El Gran Showman es un enérgico y vibrante musical, lleno de hermosas canciones y grandes coreografías. Imponente Jackman poniéndose toda la película al hombro. Ciertamente, “el arte más noble es el de hacer a otros felices”. El soundtrack está conmigo siempre.

PUESTO #3. Rock of Ages (Adam Shankman, 2012)


Uno de mis grandes placeres culposos del cine. Basada en la popular obra teatral de Broadway, esta comedia musical dirigida por Adam Shankman fue consistentemente destrozada por la crítica que la consideró tonta, demasiado blanda, con pelucas horribles y actuaciones mediocres.

Todo esto es cierto, y más también. Actores de renombre hacen papeles vergonzosos, la trama no es gran cosa y la película en sí es muy cursi.

Pero esta es mi verdad: el soundtrack es creativo y dinámico, la película es genuinamente divertida y el personaje de Tom Cruise (el rockero Stacey Jaxx) es uno de los mejores que alguna vez plasmó en la pantalla grande. Por otro lado, Rock of Ages retrata un momento histórico del rock a mediados de los ´80,  donde se empezaba a vivir un cambio drástico.

Si, como yo, sos fan de las Hair Bands y el Glam Rock de la época (Bon Jovi, Poison, Journey, Whitesnake, Deff Lepard y un largo etcétera) es imposible que no disfrutes de esta historia.

Entiendo que si te considerás un “rockero hardcore”, te pega un poco en el orgullo (algunos mashups son bastante poperos, de hecho), pero si tenés mentalidad abierta (y te gusta Glee aunque no lo quieras admitir) Rock of Ages es verdaderamente memorable.

Canciones excelentes que marcaron toda una época, una actuación genial de Tom Cruise, y todo un elenco de lujo que incluye a Alec Baldwin, Russell Brand, Bryan Cranston y otros tantos que –se nota– la están pasando muy bien.

PUESTO #2. Across the universe (Julie Taymor, 2007)


Tremendo musical romántico ambientado en los años 60, época de turbulentas protestas contra la guerra, exploración mental y rock'n roll. El gancho de la película es que está conectada a partir de creativas reinterpretaciones de las clásicas canciones de los Beatles. Incluso hay cameos impresionantes de Joe Cocker y Bono.

Si te considerás fanático de los Beatles, esta película es obligada. Amé las voces y actuaciones de Evan Rachel Wood, el gran Jim Sturgess y Joe Anderson. Es un musical bello y bizarro en partes igual.

Cada canción de los Beatles está colocada para adecuarse a la trama y, simultáneamente, mostrar los diferentes periodos por los que fue pasando la banda. Increíblemente original y ambiciosa.

PUESTO #1. El mago de Oz (Victor Fleming, 1939)


¿Qué decir sobre El Mago de Oz que no se haya dicho ya? Tengo todo un post alabando a esta película que no sólo considero el mejor musical de la historia del cine, sino que además es de mis grandes favoritas.

Saquemos de lado lo que representó para el cine, la superproducción que fue, el simbolismo, la mística que la rodea… pensemos sólo en su costado musical. El soundtrack de El mago de Oz es emblemático y ha sido fuente de inspiración para miles de covers alrededor del mundo. “Over the Rainbow” ya es un himno. Además, cada persona logra tener su momento con números musicales grandiosos.

Es una película vieja (viejísima) que vive a pleno su condición de clásico.  Nunca dejó de ser la más extraña, inquietante, aterradora, e inolvidable película para chicos (que en realidad es para adultos) que se haya hecho en Hollywood.

***

Ahí los tienen. Mis 10 musicales del cine favoritos. ¿Agregarían alguna a la lista? ¿Los quitarían todo? ¿Me prenderían fuego en la hoguera? Pueden dejar sus comentarios y cantarme en la puerta de casa.


……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

7 comentarios:

  1. Moulin Rouge, coincido completamente. Y creo que se merece el primer puesto.
    Podría agregar Sweyney Todd, de Tim Burton, con Johnny Deep y Helena Bohan Carter.

    Tengo algunas sugerencias más, pero no sé si son exactamente del género. Como Blues Brothers y Blues Brother 2000. Pink Floyd The Wall.

    Interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, qué se yo, pasa que películas como The Wall son más una colección de videoclips que un musical "convencional". Para mí forman parte de otro género.
      Sweeney Todd no me volvió loco. Creo que Tim Burton perdió un poco la magia que lo caracterizaba. Quizás sea yo.
      ¡Gracias por comentar! Saludos.

      Eliminar
  2. "The Greatest Showman" me gustó mucho, muchísimo. Dejando de lado el hecho de que soy un fanático de Jackman, la película es muy buena. Las coreografías y el soundtrack tremendos. Tiene grandes temas que, para mí, ya son un clásico instantáneo. La historia no es su fuerte, pero, como decís, no es lo más importante en este género.
    Hay varias de las que mencionás que no las conocía, las voy a ver.
    Los primeros que se me vienen a la mente para recomendar, serían: Sweet Charity (1969) con sus coreografías geniales de Fosse, y tal vez, también
    Priscilla, Queen of the Desert (1994). Con mucho humor y algunas interpretaciones muy buenas de temas clásicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el tiempo, The Greatest Showman va a ser más apreciada. ¡Gracias por el comentario!

      Eliminar
  3. Acá si que me agarrás en tarlipes.
    He visto algunas, pero siemrpe de casualidad, no fui a buscarlas, no son mi fuerte.

    Con A Hard days... me nació la idea de hacer esto hace poco:

    https://frodorock.blogspot.com.ar/2018/04/elige-tu-propio-beatle.html

    Yo me animo a gritar bien fuerte y delante de mucho público que me gusta mucho Babasónicos. En fin, tenía que decirlo también.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Babasonicos? Por favor retirate de este blog.
      Pucha, A Hard Days Night es una que debo. Teneme fe y mirate "Across the universe". ¡Abrazo!

      PD: me leo tu entrada compartida.

      Eliminar
    2. Creo yo también tendría que retirarme, ya que tengo Jessico, es de mi agrado.
      Hay un personaje de mi blog que está con Frodo.
      Saludos.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...