viernes, 16 de agosto de 2019

Swamp Thing y el DC Universe


Últimamente DC no puede hacer dos pasos sin mandarse una cagada. Había arrancado a ver Swamp Thing cuando, finalizado el primer episodio, ¡se anunció su cancelación! No sé si esto tenía precedentes en la televisión. Finalmente la temporada (que inicialmente iba a ser de 13 episodios y luego quedó siendo de 10) cerró con un desenlace abierto. Una lástima porque la disfruté un montón.




***

Los productores de DC necesitan algún colaborador externo que los ayude a recuperar el rumbo. Sus películas del DCEU vienen siendo mediocres en el mejor de los casos (te estoy hablando a vos Shazam), el universo animado está decepcionando bastante (Batman: Hush es de lo peor del año) y el Arrowverse ya comienza a mostrar fatiga (a excepción de Legends of Tomorrow, que es la mejor serie de la historia… y lo sabe).

La última esperanza parecía ser su servicio de streaming DC Universe anunciado en 2018. El problema es que no se está subscribiendo nadie y probablemente desaparezca en poco tiempo. ¿Quién quiere pagar por otro Netflix que es caro (8 usd por mes) y ni siquiera te asegura contenido verdaderamente duradero?



Titans es un buen primer experimento

El tema es que no saben cómo manejar las cosas. Titans salió, el año pasado, simultáneamente para su servicio y también en Netflix. Y la verdad que es una serie súper decente… pero que todos vimos en la Gran N y no en el DC Universive.

Los valores de producción de la serie me parecieron un toque flojos. Lo mismo me pasó con el ritmo de la narrativa, que se me hizo irregular. En Titans todo parece un experimento para ver qué funciona y qué no.


Por ejemplo, el episodio 4 detiene el progreso de la trama para mostrarnos a los personajes del spin-off Doom Patrol. En el sexto tenemos el cameo de Jason Todd, cada tanto un episodio se centraba en Hawk y Dove (grandes personajes, por cierto) y el clímax nos mostró a un Gotham pos-apocalíptico.

Así y todo, cuenta con gran potencial y numerosos hallazgos. En la estética es muy Daredevil, si bien no tiene inconvenientes en ser medio tonta como otras producciones superheroicas (The Flash, por poner un caso ejemplar).

El final de la primera temporada la picanteó lo suficiente para engancharme y tengo ganas de ver cómo sigue la cosa. La segunda temporada llegaría  el 6 de septiembre de este año.

Doom Patrol es una bizarreada hermosa

Después el DC Universe estrenó Doom Patrol que… wow, ¡está bastante mejor de lo que esperaba! Tiene un espíritu irreverente, memorables personajes, un sentido del humor tan ácido como irónico y no trata de conformar a nadie. Es más: quiere quedar mal con todos.

Lisa y llanamente, este grupo de superhéroes condenados bardean a todo tipo de público por igual. La serie tiene un toque de surrealismo al estilo Legion o American Gods que me copa. En el medio está Alan Tudyk siendo increíble, así que no hay cómo errarle.


Todavía no terminé Doom Patrol, pero ya me animo a decir que es la mejor de las tres del DC Universe. Hacía demasiado tiempo que esperaba un producto de DC tan divertido, sin complejos y realmente original.

Swamp Thing es encantadoramente terrorífico

El tema con Swamp Thing, a esta altura, es que nunca le vamos a conocer el final que los creadores Gary Dauberman y  Mark Verheiden habían concebido originalmente. Se va a sumar a esa lamentable lista eterna de series canceladas en su primera temporada.

Los datos oficiales dicen que la cancelación se debió a temas presupuestarios. Pese a que había cosechado buenas críticas, los elevados impuestos en el estado de Carolina del Norte (donde se grababa la serie) hizo imposible continuarla.
«North Carolina promised a $40m tax rebate that, due to a paperwork error, they were unable to deliver. That was roughly half the proposed budget for season 1 (which is estimated at $80m).»

O sea: algún pasante se olvidó de entregar un documento y se les fue todo al carajo.

Aun así recomiendo su visionado. Lejos de ser perfecta, Swamp Thing tiene una estética muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Narrativamente mezcla el policial procedimental con el terror. A lo largo de sus diez episodios, encontró el equilibrio entre una trama comiquera y relajada con el siniestro tono de terror, quizás incorporado por James Wan como productor ejecutivo.

La historia tiene como protagonistas al científico Alec Holland (Andy Bean) y a la doctora  Abby Arcane (Crystal Reed).


Ambos son extranjeros en el pueblo de Marais (Abby en realidad se fue de allí cuando era adolescente). Llegan para investigar un virus que se esparce por el aire en estos pantanos de Louisiana. La serie juega bastante con los clásicos elementos del pueblo chico con muchos secretos.

Yo no sabía casi nada del personaje, más allá de algunas apariciones que tuvo en comics de Batman y en películas animadas de DC como Justice League: Dark (2017). Lo que se conoce es que es medio un Aquaman, en el sentido que no se lo suele ser tomado con seriedad en la cultura popular.

Swamp Thing, en cambio, está bastante bajada a tierra sin dejar de tener su toque fantasioso. Es decir, mantiene el realismo suficiente para abrir paso al componente de terror y para que los conflictos dramáticos presentados sean creíbles.

El potencial de la clasificación R acá está bien aprovechado con los efectos especiales y la terror grotesco. Los valores de producción son muy altos. La criatura del pantano, por ejemplo, está impecablemente diseñada y viene acompañada de una atmósfera aterradora.

Decididamente está a años luz de aquella berreta película ochentosa de Wes Craven.


Craven estaba determinado a hacer una mala película, y lo logró...

Swamp Thing en los comics

Swamp Thing fue creado por Len Wein y Bernie Wrightson en House of Secrets #92 (1971) y su origen es distinto del contado acá.

En los comics, el científico Alec Holland se convertiría en La Cosa del Pantano debido a una explosión en su laboratorio ubicado en los pantanos de Louisiana. El accidente no fue tal, sino causado por el líder de una organización criminal. En la serie de TV metieron algunos cambios que están temáticamente más interesantes.

Las únicas críticas negativas que encontré en el éter es el hecho de que Swamp Thing no rescata nada de lo definido por Alan Moore en las historietas, un tipo que convierte en oro prácticamente cada producto de DC que toca.


Moore ingresó como escritor regular de las historietas de 1982 a partir del tomo #20, iniciando la época considerada como la más gloriosa del personaje. Quién sabe. Quizás si hubiésemos tenido una continuación llegaríamos a ver adaptaciones del trabajo de este autor.

Palabras finales

Swamp Thing es la serie que no fue. Un tipo de terror inquietante y poco común que nos va a quedar incompleto. Una atractiva combinación de ciencia, misticismo, eco-thriller y denuncia social. Quizás funcione en otra vida, donde todos seamos gatos.


……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

1 comentario:

  1. Buena reseña ! De ST vi dos capítulos y la dejé.. hum, no me prendió..

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...