jueves, 1 de agosto de 2019

“Los cuentos de Dunk y Egg”: tres novelas de George Martin


Hace bastante que me propuse nunca encarar las novelas de Canción de Hielo y Fuego de George R.R Martin. Son demasiado extensas, quizás nunca se terminen y, mal que mal, la historia ya fue adaptada en Game of Thrones, una serie que –pese a sus apestosas últimas temporadas– hizo un trabajo más que decente.

Pero sí me encontré con los Cuentos de Dunk y Egg y quedé profundamente enamorado. Resultaron en una de mis lecturas más placenteras del año y, en esta nota, voy a tratar de convencerlos a ustedes también.




***

Los cuentos de Dunk y Egg son una serie de novelas cortas escritas por George Martin. Tienen lugar en el mismo universo y continuidad de Canción de Hielo y Fuego pero se ubican, temporalmente, casi cien años antes de los eventos de la serie original. Por ese motivo, aparecen personajes y acontecimientos que sólo habían sido mencionados al pasar en los cinco libros escritos hasta ahora.

Luego de enterrar a su mentor, Ser Arlan de Pennytree, su joven escudero Dunk del Lecho de Pulgas decide acudir al llamado de la caballería y se convierte en caballero errante: Ser Duncan el Alto. Un caballero pobre, sin escudero ni armadura, pero un caballero al fin.

Pronto conoce a Egg, un niño calvo de diez años cuyo único interés es recorrer el mundo y servirlo. El azaroso encuentro entre ambos se convierte, rápidamente, en una amistad inquebrantable que los llevará por una serie de aventuras a través del vasto Westeros.

Hasta ahora se publicaron tres novelas cortas: El caballero errante (1998), La espada leal (2003) y El caballero misterioso (2010). Una cuarta –que se habría titulado Las lobas de Winterfell– se había anunciado, pero el autor la puso en espera para dar lugar a la sexta novela del canon que todavía los fans están esperando.

Las tres historias fueron compiladas en el libro Un caballero de los siete reinos en 2015. Convenientemente, así se llama el que quizás haya sido el único buen episodio de la temporada 8 de GoT, aquel en el cual Jaime arma a Brienne como caballero.


“The things we do for love”

Todos los textos de la trilogía son bastante geniales, de relativa autonomía y lectura fluida. Mi favorita fue la segunda, aunque las tres son igualmente atractivas y muy distintas una de la otra. Dark Horse Comics publicó adaptaciones en formato de novela gráfica hace no mucho tiempo.

(I) El caballero errante (1998)

Vamos con el primer libro. Estamos en una época de paz y prosperidad para Westeros, bajo el reinado de Daeron II Targaryen. Ya pasaron doscientos años después de la Conquista y la dinastía Targaryen vive su mejor momento, si bien los dragones han comenzado a extinguirse.

Luego de conocerse, Dunk y Egg viajan hasta Vado Ceniza, en el reino de El Dominio, donde se celebrará un torneo de justas. Piensen en la película A Knight´s Tale (2001), con Heath Ledger, y es exactamente eso.

La región se considera hogar de la caballería en Westeros. Es el lugar donde la caballería es más admirada, con reverencia y estima. Además, es donde las reglas de los torneos son más estrictamente seguidas.

El problema es que para poder competir primero necesitan armar al caballero con el equipo necesario.

Para complicar más las cosas, un malentendido hace que Dunk sea enjuiciado y tenga que defender su honor con algo que no se ha visto en décadas: un Juicio de Siete que termina involucrando a muchos nobles y personas de la realeza. Siete caballeros deben luchar hasta la muerte (o hasta que uno se rinda) contra otros siete.


Para la mayoría de la gente de Westeros, aunque Dorne se haya recientemente unido a los Siete Reinos, sigue siendo un lugar exótico y con personas de poco de fiar. El primer amor (o enamoramiento, mejor dicho) de Dunk es una titiritera dorniense, bastante alta, llamada Tanselle. Ella es quien dispara todo el conflicto de la historia.

Sobre el final, Dunk y Egg viajan a Dorne (¿quizás en busca de Tanselle?) pero todas esas aventuras se omiten, ya que en la próxima novela están nuevamente en los caminos de El Dominio.

Esta primera parte afianza la relación entre los dos protagonistas, que tienen una dinámica muy Brienne y Pod. También se revela una gran sorpresa en relación a la verdadera identidad de uno de ellos, algo que no pienso arruinar para los que se animen a leerlo (pero que es bien conocido por los fans de GoT).

Las tres historias tienen mucho de esto: personajes que aparentan ser nadie especial para pronto revelarse como figuras históricas importantes de Westeros. Pero no quiero adelantarme.

Lo divertido de estos relatos es intentar encontrar a los abuelos y bisabuelos de los queridos personajes de Game of Thrones. Uno de los participantes en el torneo, por ejemplo, es Lyonel Baratheon, apodado “Tormentalegre”. Resulta que es el bisabuelo de Robert, Renly y Stannis.

(II) La espada leal (2003)

La segunda novela, La espada leal, se ubica más o menos un año después de los eventos de la primera. De las tres fue la que más me gustó. Dunk y Egg han viajado hasta el sur de Westeros, llegando a Dorne. Ahora se encuentran ascendiendo, con el objetivo de alcanzar Winterfell eventualmente.

Por aquella época, los Siete Reinos se encuentran abatidos por una plaga conocida como la Gran Epidemia Primaveral, una especie de Peste Negra de nuestro mundo. Se llevó a miles de personajes, incluyendo al rey, por lo que el trono pasó a su hermano Aerys I Targaryen.


Dunk y su escudero llegan, nuevamente, hasta las tierras del Dominio, donde se convierten en espadas leales de Ser Eustace, de la ancestral Casa Osgrey. Como Eustace estuvo del lado perdedor durante la Primera rebelión Fuegoscuro, fue condenado a vivir aislado y con pocos terrenos. Su vecina, Lady Rohanne de la Casa Webber, le roba el arroyo de sus tierras provocando sequía.

Este banal conflicto entre vecinos pone a Dunk justo en el medio para que tenga que buscar una solución adecuada para las dos partes. Es el argumento más ligero en cuanto a “riesgos”, si bien tiene un par de momentos fabulosos.

Como muchos de los personajes de Martin, los protagonistas son underdogs, héroes improbables. Dunk es un caballero cuya nobleza no viene de los grande castillos. Tiene experiencia por haber servido de escudero, aunque es humilde y duro de entendimiento. Si bien se defiende con la espada y el hacha, gracias a su anormal estatura, no sabe manejar una lanza apropiadamente.

Por suerte, sus valores si se corresponden con los de un caballero… y además tiene a Egg a su lado. El niño es malhablado y eufórico, pero también sabe leer, conoce mucho de historia y tiene gran sabiduría.

El complemento es perfecto: mientras que Dunk enseña a Egg el arte de la caballería y el sufrimiento real del pueblo y la gente común, el niño aporta sus conocimientos sobre el mundo de los palacios, familias reales y cómo comportarse en sociedad. Sus intercambios y diálogos son el plato fuerte de cada relato. Hay mucho humor y camaradería.
«—Ser Eustace me dijo que soy como habría querido que fuera el esposo de su hija. Se llamaba Alysanne.
—Está muerta, ser.—Sí, ya sé que está muerta —dijo Dunk, irritado—. Si estuviera viva, dijo. En tal caso, a ser Eustace le habría gustado que se casara conmigo. O con alguien como yo. Es la primera vez que un señor me ofrece a su hija.—A su hija muerta. Además, aunque antiguamente los Osgrey fueron señores, ahora ser Eustace es un simple caballero con tierras.—Ya sé que es. ¿Quieres un golpe en la oreja?—Bueno —dijo Egg—, prefiero el golpe que una esposa. Sobre todo si está muerta, ser. Ya está hirviendo la caldera.»

Si el primer relato de Dunk y Egg es un libro de caballerías clásico, propio de la literatura del siglo XV, La espada leal se asemeja más a un western digno de la dirección de Sergio Leone.

Lady Rohanne es uno de los personajes más enigmáticos de la saga. Una mujer seductora, despiadada, sin escrúpulos, que ha enterrado a cuatro maridos. Ninguna de esas cosas es totalmente cierta o absolutamente falsa.

Me gusta cómo el libro te va llevando a descubrir los grises en cada “historia oficial”. El lector queda tan impactado como Dunk al descubrir qué sucedió en realidad. Algo similar ocurre con Ser Eustace, que es más complejo de lo que aparenta en principio.

Por cierto, Lady Rohanne es la abuela de Tywin Lannister y es posible ver algunos rasgos de ella en él: su asombrosa inteligencia, su pragmatismo y la importancia que le da a su estatus.


Cuando la serie todavía adaptaba con fidelidad las estúpidas muertes de George Martin... 

Otro aspecto interesante es que en el anterior libro murió Baelor Rompelanzas, primogénito de Daeron II. En éste nos cuentan que, debido a la Gran Epidemia Primaveral, también murió el primogénito de Baelor, Valarr; y el propio rey Daeron II. El rey, a estas alturas, es el segundo hijo de Daeron, Aerys I.

Dicho de otro modo, si Dunk no hubiera causado los eventos del primer libro, el rey no habría sido Aerys I y, probablemente, toda la historia de Westeros se habría modificado. No será la primera vez que las acciones inocentes de este caballero errante tengan efectos tremendos sobre el mundo en el que vive.

(III) El caballero misterioso (2010)

La trilogía finaliza con un relato de suspenso y conspiración que tiene a la Segunda Rebelión Fuegoscuro como telón de fondo. Cuando llega la noticia de un torneo en Murosblancos (fortaleza de la Casa Butterwell) para celebrar una boda, Dunk no puede resistirse a la nueva oportunidad de mostrar sus habilidades como caballero de justas.

Lo más interesante de El caballero misterioso no es tanto el misterio en sí, sino ver el crecimiento y maduración de Dunk y Egg desde la primera novela. De todas maneras, no hay que olvidar que acá los personajes evitan un hecho que podría haber alterado el futuro de Westeros para siempre, y eso no es poca cosa.


Algo que me encanta de Martin es cómo logra fácilmente que empatices con sus héroes. Duncan no es gran caballero de Westeros ni mucho menos el más inteligente. De hecho, durante los tres libros pierde tantas batallas como las que gana.

El caballero de los siete reinos es un sutil cambio de foco para el autor. Los libros principales son fantasía épica pura y dura, con muchísimos personajes. Los relatos de Dunk y Egg son, esencialmente, aventuras medievales sobre un caballero errante y su fiel compañero.

Aun así, vale mencionar que las tres novelitas compactan a más de cientos personajes, entre principales, secundarios y algunos mencionados al pasar. En el primer libro me costó muchísimo entender quién era quién. Paralelamente a la lectura iba mirando las wikis y los árboles genealógicos para ubicarme. Para el tercero ya estaba un poco más canchero.

Este tercer libro, como ya era recurrente en los dos anteriores, se inicia con una escena de muerte. En El caballero errante era el entierro de Ser Arlan, en La Espada Leal dos hombres muertos en una jaula y a los que los cuervos están devorando. Acá vemos una cabeza empalada en una pica de un septón.

Quizás sean augurios de lo que sucedería, no muchos años después, con la rebelión de Robert Baratheon y el subsiguiente Choque de Reyes.

Uno de los detalles más locos de la novela es la breve aparición de un mini Walder Frey que, con 4 años de edad, ya es insoportable. Es el primer personaje que aparece y está vivo tanto en los “Cuentos de Dunk y Egg” como en Canción de Hielo y Fuego. Previamente se había mencionado al futuro Maestro Aemon, quien ya de joven ha sido enviado a la Ciudadela.


"I see their shadows on the snow, hear the crack of leathern wings, feel their hot breath"

Por otra parte, son muy divertidos los guiños y pistas que se dan sobre Game of Thrones. Por ejemplo, en este libro se describen tres huevos de dragón, uno de ellos ofrecido al ganador del torneo. Curiosamente, los tres encajan bastante bien con los que recibirá Daenerys y del que emergerán sus 3 dragones. ¿Serán los mismos? Me animo a decir que sí.

Hay muchas otras cosas que me quedan en el tintero para comentar, pero hacerlo sería entrar en terreno de spoilers.

Los temas de “Un caballero de los siete reinos”

Las historias de Dunk y Egg mantienen los temas principales de Cancion de Hielo y Fuego (amistad, honor, justicia, valor, etc) y las mismas críticas al poder y la corrupción, pero lo hacen con una perspectiva más amable en una época menos drástica. Lejos están de llegar las luchas por el trono y los Caminantes Blancos.

Los libros juegan permanentemente con las ironías y los easter-eggs para aquellos que ya saben cómo terminarán Dunk y Egg. Por ejemplo, Dunk con frecuencia hace bromas sobre lo improbable que sería que él termine sirviendo en la Guardia Real (algo que, eventualmente, sucede).

La verdad es que se trata de un set de relatos fascinantes y muy completos. George Martin es un escritor de fantasía preocupado por detalles en sociedad y política que suelen dejarse de lado.


No voy a desmerecer a Tolkien porque sería un pecado, pero al final de El Retorno del Rey escribe que “Aragorn reinó sabiamente por trescientos años”. Fin. Todos felices. ¿Qué es reinar sabiamente? Es fácil escribir esa oración, ¿pero qué significa realmente?

Es el equivalente al “… y vivieron felices por siempre”, un lugar común que Martin busca evitar. A él le interesa el después, cómo un gobernante dirige, cómo toma decisiones, cómo es aconsejado, cómo se equivoca.
«What does that mean, “He ruled wisely?” What were his tax policies? What did he do when two lords were making war on each other? Or barbarians were coming in from the North? What was his immigration policy? What about equal rights for Orcs? I mean did he just pursue a genocidal policy, “Let’s kill all these fucking Orcs who are still left over”? Or did he try to redeem them? You never actually see the nitty-gritty of ruling. I guess there is an element of fantasy readers that don’t want to see that. I find that fascinating.»

Palabras finales

Las tres historias son entretenidas y sencillas, simultáneamente brindando valiosa información sobre la saga. Si tenías ganas de conocer cómo era el mundo bajo el reinado de los Targaryen o cómo funcionaban los Siete Reinos en tiempos de relativa paz, acá tenés la respuesta.

Aquellos menos familiarizados con la saga seguramente se pierdan entre tantos nombres de casas, familias, lugares y personajes secundarios que sirven de contexto al descomunal mundo creado por el autor. Definitivamente es una lectura para aquellos que, por lo menos, vieron Game of Thrones.


Los dos protagonistas no son los principales de Canción de Hielo y Fuego si bien llegamos a conocerlos bien y son increíblemente carismáticos. No me molestaría ver una trilogía de películas con ellos.

Éste es un excelente libro de fantasía medieval, bastante más clásico que la saga original aunque igual de atrapante. En lo personal lo disfruté muchísimo y lo considero una de mis lecturas favoritas del 2019. Absolutamente recomendado.

 Un caballero de los siete reinos puede conseguirse en versión EBOOK en este link.

……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

3 comentarios:

  1. Para mí que sos varias personas. O al menos tenés un ejército de monos fumadores encadenados a notebooks. Voy a estar atento a las "V" cortas y las "B" largas

    Abrazo cráneo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es posible siempre que utilices el horario de oficina para cuestiones lúdicas. Pero no lo leíste de mí.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...