martes, 28 de abril de 2020

La Torre Oscura (V): Lobos del Calla (2003)


El quinto libro de la serie de la Torre Oscura es el primero en no presentar a Roland en sus páginas iniciales, uno de los muchos cambios estilísticos (y de personajes) en esta larga, larguísima, novela. Hoy me dispongo a reflexionar sobre los temas e influencias introducidos en La Torre Oscura (V): Lobos del Calla. Con algunos spoilers incluidos.




***

Una propuesta ambiciosa

Cuando King comenzó a escribir su épica de fantasía, allá por 1970, tenía unos ingenuos 22 años. Enamorado de Tolkien, e inspirándose en el poema de Robert Browning (“Childe Roland to the Dark Tower Came”), se dispuso a escribir la novela popular más larga de todos los tiempos.

Pronto se convirtió en uno los novelistas más vendidos de la historia –si no el N° 1 de todos los tiempos– por lo que es difícil imaginar un mejor candidato para el trabajo. Pero la saga de “La Torre Oscura” nunca ha encontrado un gran número de lectores (según los estándares de King) y continúa siendo una lectura más de culto.

En contraposición, mi proyecto es bastante más humilde: leer una novela de la saga por año. Inicié en 2016 con El pistolero, el primer libro. Éste es el quinto año consecutivo y vengo cumpliendo a rajatabla. En general estoy disfrutando mucho de estas entregas y son siempre de mis lecturas preferidas de cada año.


Lo fascinante de La Torre Oscura es que busca combinar los estilos más dispares de la narrativa popular, desde la leyenda artúrica hasta el western de Sergio Leone y la ciencia ficción apocalíptica. Hay locos viajes en el tiempo, profecías y mucha mística.

Recuerdo como, por ejemplo, el segundo libro puede ser un relato de acción con narcotraficantes en un momento y un policial oscuro con asesinos seriales en otro. Además, la saga es un colosal esfuerzo de unir la mayor parte de la ficción de King en un mismo universo (o,  mejor dicho, en un conjunto de universos entrelazados).

Hay pocas sagas literarias más ambiciosas que ésta. Ocho libros que acomodan todas las historias, conocidas y desconocidas, en una narración maestra que abarca la totalidad de creación. En este sentido, Lobos del Calla hace mucho por fundir este universo de King y también es la obra más metatextual del autor hasta este punto. Para ya llegaremos a eso.

El camino hasta el Calla

Mientras continúan por el Camino del Haz, Roland y su ka-tet (Eddie, Jake y una secretamente embarazada Susannah) llegan a Calla Bryn Sturgis. Allí se enteran de que sus habitantes son frecuentemente atacados por seres extraños a los que llaman “lobos”.

Los Lobos llegan a su comunidad y roban a un hijo de cada grupo de gemelos, solo para devolverlos semanas después con daño cerebral y una tendencia a crecer de tamaño gigante. Algunas personas en el pueblo quieren enfrentarse a estos Lobos por primera vez y están ansiosos por obtener la ayuda de los pistoleros.

Al mismo tiempo, Eddie ha advertido al ka-tet de un posible problema para una rosa que existe en Manhattan en la década de 1970 y que, de alguna manera, está conectada con la Torre Oscura.


Roland disparando en Lobos del Calla (La Torre Oscura V)

Como por si no fuera poco, Roland –quién al parecer tiene artritis– también descubrió el problemilla de Susannah y decidió no contarle a nadie, incluido su esposo. Mientras nuestros héroes planifican cómo vencer a los lobos en el próximo ataque, aparecen un robot misterioso (Andy) y un personaje de una novela anterior de King (el Padre Callahan). El número 19 comienza a tomar mayor relevancia.

La novela maneja una enorme cantidad de subtramas que la hace bastante compleja, pese a que su narrativa principal es relativamente directa: defender la comunidad de los lobos que están llegando.

La situación en los Lobos del Calla claramente refleja los eventos de The Seven Samurai de Akira Kurosawa (más tarde adaptado como el western The Magnificent Seven, dirigido por nada menos que John Sturges).

King no esconde sus influencias. En el prólogo del libro agradece a estos directores y Eddie incluso hace evidente esta conexión en un momento de la historia. En el diseño de los lobos, el maestro toma prestados elementos de Star Wars, los comics de Marvel y la serie Harry Potter de una loca forma que prefiero no arruinar (tanto) por acá.


Ok, lo digo: los lobos se ven como Dr. Doom y utilizan Snitches y Sables Laser. Fuck yeah.

A la hora señalada

Lobos del Calla es atrapante por la manera en la que King va diversificando las tramas. Tiene sus capítulos más lentos y densos (ya los voy a mencionar en un rato), pero en general sostiene un ritmo interesante donde la tensión va en aumento hasta el climax.

Por supuesto que todo me llevaba a Kurosawa, pero también es inevitable pensar en westerns clásicos como High Noon, con Gary Cooper.

La fantástica película de 1952 tiene como protagonista a un sheriff que acaba de casarse con la hermosa Grace Kelly. Casi al mismo tiempo, empieza a correr la noticia de que el forajido Frank Miller (a quien el sheriff Kane había atrapado años antes) ha escapado de la cárcel y llegará al pueblo al mediodía día para vengarse. Toda la película acumula el suspenso hasta el explosivo desenlace.


High Noon (1952), con Gary Cooper. (Hoy disponible en la Gran N Roja)

En general me pareció que el libro estaba bien escrito y era muy agradable de leer, pero aquella batalla final con los lobos termina demasiado rápido y fácil.

La mayoría del libro fue un acopio de nervios hasta la llegada de los lobos. Me estaba preparando para una épica batalla en la que los pistoleros y la gente del pueblo se unieran para destruir a los enemigos, pero, a la hora señalada todo finalizó en un suspiro (la pelea serán treinta hojas, no mucho más).

Tampoco es que me haya sentido engañado. El mismo Roland en un momento admite que la batalla va a ser “días y días de preparación para que todo termine en cinco minutos de sangre, dolor y estupidez”. Sólo me quede con ganas de algo un poco más jugoso.

El libro parece  King tratando de contar doce o trece historias diferentes a la vez. Si esto es bueno o malo, supongo que es algo que voy a poder decidir cuando haya finalizado la saga en dos o tres años.

Indudablemente, está configurando todas las líneas argumentales para el final del juego, por lo que la primera parte del quinto libro es un poco difícil de llevar debido a la naturaleza expansiva del mismo. Pero no es malo en lo absoluto. De hecho, lo disfruté más que Mago y Cristal (que se me hizo pesado).


La Torre Oscura (V) - Lobos del Calla

Haciendo un repaso rápido, supongo que mis libros rankeados por ahora van así: Las Tierras Baldías (tercero), La llegada de los tres (segundo), El pistolero (primero), Lobos del Calla (quinto), Mago y Cristal (cuarto). Todos tienen sus reseñas en el blog.

El que mucho abarca…

Dentro de su narrativa, King suele utilizar bastante la técnica de la narrativa dual. Lobos del Calla no es la excepción. La historia principal es la amenaza de marcha constante de los Lobos. Por detrás tenemos la amenaza –más grande e insistente– para la rosa solitaria en la ciudad de Nueva York, que es un análogo a la Torre Oscura misma.

Esta flor que Jake vio por primera vez en el tercer libro (Las Tierras Baldías) se ve de nuevo (se siente de nuevo) acá, y por más integrantes del ka-tet. Las puertas entre mundos son el aspecto más fascinante de La Torre Oscura y uno que cobra especial relevancia en esta quinta entrega.

En esta ocasión, nuestros héroes se trasladan con una forma de viaje llamada “exotránsito”, que permite existir en un mundo paralelo sin aparecer físicamente.

Sin embargo, en la novela pasan muchas otras cosas también y, si bien esto en general me resultó atractivo (King es soberbio para fusionar varios géneros), con tanto para cubrir la novela tiende a atascarse en detalles.


El misterioso personaje de Mía en La Torre Oscura V

Detalles como esa necesidad inútil de excederse con la “jerga” local que puede volverse molesta. Las secciones iniciales del libro se encuentran entre la ficción más pesada, hasta acostumbrarse a cómo habla la gente de este pueblo.

Tenemos el embarazo demoníaco de Susannah (y la consecuente aparición de Mía), la subtrama con Calvin Torre y los Salazar en Nueva York, el plan para los lobos, Roland con artritis, el misterio de Callahan y la existencia de la bola negra.

En el medio también hay un relato coming-of-age de Jake, mucha lore del pueblo Calla Bryn Sturgis, algo relacionado con una traición y ¿sabían que Roland es un hábil bailarín? Es un poco demasiado…

Tenemos que hablar de Callahan (y del N° 19)

El autor tiene esa manía de expandir las backstories de sus personajes hasta el cansancio. Sus novelas –que tranquilamente podrían contarse en 300 o 400 palabras– casi siempre superan las 700.

De todas las subtramas de Lobos del Calla, la del Padre Callahan es la que se me hizo más difícil de remar. Siento que su sección (contada en dos momentos separados de la novela) se vuelve bastante interminable. No era necesario gastar tantas hojas para explicar cómo el Padre finalizó en la novela de Salem´s Lot (1975) para terminar llegando a Mundo-Medio y, más particularmente, a Calla Bryn Sturgis.


Cuando el meme se explica solo...

Me da la sensación de que, recién en esta novela, Stephen King terminó de darse una idea de lo que realmente quería contar y adonde quería llegar. La repentina aparición del número 19, por ejemplo, te distrae bastante porque sale de la nada.

La importancia de este número apareció en la primera novela (más exactamente en la versión revisada de King) pero luego dejó de ser relevante. Que cobre tanta importancia de repente es un tanto confuso. Sus apariciones se repiten con tanta frecuencia que parece que King está insistiendo en que importa, en lugar de sentirse orgánico en la historia.

Su excusa de que “la coincidencia ha sido cancelada” resulta conveniente para poder incorporar estas cuestiones de manera forzada. El final deja en claro que ellos terminarán viajando al año 1999 y –me animo a adivinar– a encontrarse con el mismísimo Stephen King.

Me parece que no es casual que aquel fuera el año en el que el escritor tuvo un accidente en el que casi pierde la vida. Me juego todo a que este evento de la vida real va a tener un impacto en el desenlace de la saga.

Palabras finales

Donde el libro tiene éxito, principalmente, es en su funcionalidad. Además de ser una lectura entretenida (especialmente si uno ya está enganchado con la saga) resume claramente los temas importantes de las primeras cuatro novelas.

Al igual que La llegada de los tres y Las tierras baldías, atrae a otro miembro al ka-tet: el padre Callahan, cuya misión de redención es clave para su personaje y –al parecer– el éxito de la historia. Toda lleva a pensar que los conflictos iniciados en este libro llevarán a los protagonistas hasta el final de la serie, haciendo que estos últimos tres libros se sientan como una suerte de trilogía de cierre.

***


All hail the Crimson King

……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te pueda llegar a interesar...