lunes, 29 de agosto de 2016

“Batman y Robin tienen un altercado” (Stephen King)


Entre Batman: Bad Blood, Batman V Superman,  Suicide Squad (que reseñé hace poco en la fan-page), la adaptación cinematográfica de The Killing Joke y las novelas de Salvat (gracias a las cuales estoy leyendo Batman: Silencio), este es un año sobrecargado del Caballero Oscuro. 

Sin embargo, “Batman y Robin tienen un altercado” es un relato que poco tiene ver con estos superhéroes, más allá del curioso título. Se trata de una de las historias compiladas en la última antología de cuentos del maestro Stephen King. En esta nota vamos a repasarlo.

Sanderson, un hombre de edad madura, tiene a su padre ya anciano y con Alzheimer, si bien en sus días buenos puede tener grandes momentos de lucidez. Suelen tener una rutina armada donde el hijo saca al padre a almorzar, y charlan sobre las pocas cosas que el viejo gruñón parece poder recordar. Una de ellas es cuando, de chicos, ambos se disfrazaron de Batman y Robin en una noche de Halloween. Más tarde, mientras vuelven al geriátrico, un accidente automovilístico altera sus vidas por completo.

Les dejo la historia completa, que sólo pude conseguir en inglés.

DESCARGAR “Batman and Robin Have an Altercation” en versión PDF: LINK ACÁ.


El relato forma parte de la sexta antología de King, The Bazaar of Bad Dreams, publicada a finales del año 2015. Se trata de un compilado de 20 cuentos cortos que, como es de esperarse, rondan las temáticas del terror y la fantasía. De todas maneras, Batman y Robin tienen un altercado no forma parte de un género ni del otro. Es más bien un pequeño drama realista empapado de ternura. Está más en sintonía con las historias coming-of-age que el autor sabe escribir tan bien.

Si bien el contenido no sorprende del todo, está tan bien escrita que da placer leerla. Stephen King es un narrador con una facilidad tremenda para envolverte en sus historias, por más que no sean especialmente llamativas.

Los primeros dos tercios de la historia son sobre Dougie Sanderson y su padre, que tiene Alzheimer. La rutina es algo muy sencillo que Dougie puede hacer cada semana, aunque es algo nuevo para el padre cada vez que lo hacen. Dougie lo visita en el geriátrico, salen a almorzar a Applebee, y regresan.

Lo más atractivo del texto es el tratamiento que el autor le da a la enfermedad. No sólo la retrata con muchísima fidelidad (esa línea difusa entre la claridad plena y el delirio absoluto) sino que además genera muchísima empatía. El padre tiene, repentinamente, momentos donde se acuerda detalles increíbles y en seguida pasa a estar nuevamente perdido. Como cuando confunde a Dougie con Reggie (el hermano de Dougie que murió  hace 45 años en un accidente en la ruta).

Otro aspecto muy realista, muy sincero, es que Dougie admite, con culpa, que a veces desearía que las cosas pudieran terminar lo más rápido posible para su padre.

La referencia a Batman y Robin descoloca porque no se vincula por completo con lo que estamos leyendo. Tiene que ver con una vieja anécdota de Halloween pero también, como es de esperarse, se relaciona de alguna forma con el final. La clave es que es una las pocas cosas que el padre verdaderamente recuerda a la perfección, incluso con detalles precisos de fechas.


"Santas cachuchas, Batman, Stephen King nos usó para seguir robando..."


Y hablando del final (que no pienso arruinar) es sorprendente por lo agridulce. Es satisfactorio, pero no deja de ser un tanto oscuro. Aparece el “altercado” del título y ocupa el último tercio del texto.

Batman y Robin tienen un altercado muestra el lado más emocional de King y es una historia conmovedora. Breve, demoledora, cautivante. Como lectores podemos identificarnos completamente con Dougie y compartimos los fugaces momentos de claridad que tiene su padre. El autor realiza un trabajo maduro sobre la enfermedad y cómo viven los de afuera el inevitable deterioro humano.

► No leí todos los relatos de “El bazar de los malos sueños”, pero ha recibido críticas muy positivas por parte de los lectores. Un dato loco es que King explica de dónde salieron las ideas para cada uno de los relatos. Te hace sentir una suerte de cercanía, casi como si te estuviera revelando uno de sus secretos más íntimos.

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

3 comentarios:

  1. Lo melancólico está entre los temas de Stephen King.
    Interesante reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy de acuerdo, y quizás genera sus escritos más atractivos.

      Eliminar
  2. Qué interesante. Una forma diferente de encarar una historia, con una historia tangencial acerca de batman.
    La melancolía a la que hace referencia el demiurgo me recuerda también aquel capítulo de los Simuladores en donde la historia de superhéroes sirve para ayudar a un chico enamorado.
    Abrazos!

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...