martes, 19 de junio de 2018

LISTA TOP: 10 películas que definieron mi vida


En esta nota voy a hablar sobre las diez películas que definieron mi vida. Producciones que fueron particularmente importantes en su momento y que atesoro. Esto no quiere decir que sean necesariamente buenas (muchas, de hecho, no lo son) sino que significaron algo importante en mi amor por el cine y, me animo a agregar, en mi manera de entender al mundo.

Por supuesto que irán acompañadas de su explicación, haciendo de esta entrada una de las más personales de mi historia bloguera.



***

Estoy trabajando en paralelo con varias notas. Algo sobre la filosofía de Epicuro (para continuar con mi saga de Filosofía a la mano), una sobre animé y los experimentos sociales (el caso Endless Eight) una retro-review de un videojuego hermoso y un análisis sobre los triángulos amorosos en la ficción. Todo quedó en hold porque quería sacar esta entrada.

Hoy en día veo un promedio de 150 películas por año, entre estrenos, clásicos de culto, cine bizarro y etcéteras. Si consideramos que veo cine de forma casi obsesiva desde, digamos, mis 15 años (y que ahora tengo 31) me da un promedio impresionante: unas 2400 películas.

De todas ellas, por supuesto que hay muchas que considero mis personales favoritas. Incluso año a año vengo haciendo un listado de mis preferidas en distintos compilados: 2017, 2016, 2015, 2014 y 2013.

Esta lista es distinta. No son películas que yo considere especialmente de las mejores (aunque muchas lo son para mí). Son, simplemente, diez que fueron fundamentales en mi vida. Seguramente podría haber tomado muchísimas más, pero me acordé de estas y son las que quiero compartir.

Además, elegí ordenarlas de forma cronológica en relación a cuándo las vi. Comencemos.

***

El Rey León (Disney, 1994)


Vista por primera vez: a mis 7-8 años

Hasta que conocí “el otro cine” a los 11 u 12 años, la ficción en la pantalla para mí fueron los dibujitos animados. En la tele (The Big Channel, Magic Kids, Cartoon Network, ¡Cablin!) y en el cine: Disney.

Y si Disney era todo mi mundo, todo lo que conocía, El Rey León representaba lo  mejor que había visto hasta entonces.

La música (años más tarde identifiqué a Elton John, pero antes ya me encantaba), las coloridas secuencias, la trama shakesperiana. De nuevo, en esa época no entendía nada de la vida, pero miraba la película una y otra vez hasta saberla de memoria.

Por esa época también estuvieron las clásicas (La Espada en la Piedra, Robin Hood, Dumbo) y las más nuevas: A Bug´s Life (los comienzos de Pixar), Toy Story, Hércules. Todas fueron grandiosas pero siempre eran opacadas por El Rey León, que tenía en VHS para disfrutar una y otra vez. Con esta película comenzaría mi curiosidad por el séptimo arte.

American Pie (Paul Weitz, 1999)


Vista por primera vez: a mis 14-15 años

Avanzamos varios años en el futuro hasta llegar a mi adolescencia. Yo era un virgen y raro social con apenas un puñado de buenos amigos. No sabía cómo hablar con las mujeres (todavía no sé hacerlo). Por eso me sentí especialmente identificado con los personajes de American Pie.

Creo que no fui el único, porque esta película generó un nuevo boom en las comedias de adolescentes como no se había visto desde fines de los ochenta (Animal House). Para mí American Pie fue la puerta al mundo que desconocía: de las mujeres, la fiesta, los pactos y los viajes con amigos.

Crecí un poco gracias a esa película y sus secuelas, que íbamos a ver al cine religiosamente con mi grupito de la secundaria.

En el medio organizamos cosas (viajes de camping, pesca, quedarse a dormir, andar en bicicleta por el sur, pasar toda la noche jugando al TEG, etc) y comencé a enamorarme del género coming-of-age en la ficción, tanto que mi primera novela tendría una fuerte influencia de esos temas.

Vanilla Sky (Cameron Crowe, 2001)


Vista por primera vez: a mis 15-16 años

Por esa época apareció Vanilla Sky para mostrarme que el cine podía ser mucho más que terror (Blairwitch Project, La llamada, Sexto Sentido) y las comedias pelotudas. Aún hoy sigue siendo una de mis películas favoritas. No sólo creo que es una de las mejores historias de amor jamás contadas sino que además fusionaba con la ciencia ficción.

La ciencia ficción era un género que sólo venía viendo en la literatura y en el cine lo desconocía por completo. Hoy, junto al policial detectivesco, es mi género predilecto a la hora de elegir qué película mirar.

Todo ese amor tuvo su génesis en esta increíble historia de Tom Cruise que, además, vi con amigos, reforzando mis vínculos de una forma diferente a American Pie.

Vanilla Sky me tomó por sorpresa con conceptos genuinamente creativos, una enseñanza respecto a la importancia de lo dulce y lo amargo y una perspectiva filosófica sobre la felicidad. Amé esta película y lo sigo haciendo.

El protegido (M. Night Shyamalan, 2000)


Vista por primera vez: a mis 15-16 años

Todavía hoy, gran parte de mi relación con mi viejo es nuestro amor mutuo por el cine (¡y por la cerveza!). Gracias a él, y sus recomendaciones, fui llegando hasta las clásicas anteriores a mi época. También muchísimas veces vimos películas juntos en la pantalla grande.

En este sentido, El Protegido es especial por muchas razones. Primero porque defiendo esta producción a muerte y creo que es una obra maestra de la que no se habla lo suficiente (como mencioné por acá).

Luego, porque la vi en el cine con mi viejo, y no en cualquier cine, sino en el cine de Coronel Pringles (el pueblo donde mis viejos se conocieron y vivieron su infancia). Un pueblo olvidado por el tiempo que, por aquel tiempo, tenía un cine que funcionaba pasando una película por semana en un único horario.

Pringles representa muchísimo en mi infancia. Más lo hacen el cine y mi viejo, por lo que El Protegido concentró todas esas cosas, convirtiéndose, probablemente, en la película más importante de mi vida.

Hasta el día de hoy recuerdo cómo me estremecí con la historia, cómo se me pusieron los pelos de puntas con ESE FINAL, el debate con mi papá al terminar, las veces que la volví a ver recordando ese momento. Todo.

El Resplandor (Stanley Kubrick, 1980)


Vista por primera vez: a mis 15-16 años

En mi historia de vida, El Resplandor –una película que menciono muy seguido en el blog– representa mi entrada a la madurez cinéfila.

La vimos en el canal TNT con mi hermano Gastón una noche antes de salir para San Martín de los Andes con mis viejos de vacaciones. Teníamos tanto miedo que en cada propaganda prendíamos la luz y nos hacíamos café para distender el momento.

A partir de esta película me animé a entrarle más al cine clásico.

Hoy considero que ya vi el 60-70% de las producciones más importantes del cine, incluyendo las fundamentales de cada década, los mejores directores, el cine de afuera de Hollywood (Italia, Francia, Japón, Alemania, etc) y las esenciales de cada género. Me faltan muchas, pero si me animé a salirme de la zona de confort fue gracias a que me quedé fascinado con El Resplandor. Kubrick es un realmente maestro.

***

Salimos de la adolescencia para entrar en mi adultez. Todas estas películas se corresponden con mi época universitaria (18 a 23 años), donde terminé de definir mis gustos por el cine así como los rasgos de mi personalidad.

La ventana indiscreta (Alfred Hitchcock, 1954)


Recién llegado a la Universidad en una ciudad diferente, allá por el 2005, me encerraba en mi habitación por horas a ver películas viejas. Todavía era la época de los VHS (el DVD se popularizaría al poco tiempo, pero el alquiler era costoso) y yo tenía que meterme en programas como el emule para poder descargar una película decente que no terminara siendo una porno española berreta. Encontrarlas no era tarea sencilla.

Entre todas las que vi por ese tiempo, La ventana indiscreta fue bastante especial. ¿Cómo podía una película tan vieja, tan anticuada, competir contra los grandes tanques actuales? En el cine ya había visto El señor de los Anillos, Matrix, Titanic... y, sin embargo, una película con más de 50 años lograba captar toda mi atención y fascinarme.

Con La ventana indiscreta continuaba mi camino de “animarme al cine” que se había iniciado años antes con El resplandor. Amé a Hitchcock y comencé a mirar todas sus películas. Descubrí lo influyente que había sido, me copé con el género del misterio, el thriller, el suspenso. Encontré al primer gran director de mi vida.



Y luego también apareció Woody. Si Hitchcock me había enseñado la forma de amar el cine de suspenso, Woody Allen lo hizo con la comedia cínica y filosófica. Esta fue la primera película que recuerdo haber visto de él. Me acuerdo de donde la vi y con quién (el “con quién” fue importante en su momento).

Sarcástico, ingenioso, adorablemente odiable, Allen me introdujo a un estilo de comedia más seria que disfruto muchísimo todavía hoy. Era el complemento perfecto para la serie de la que era un fanático absoluto (Seinfeld).

Hoy Todo lo que siempre quisiste saber sobre sexo y nunca te atreviste a preguntar quedó medio desactualizada, pero esta antología de siete sketches sobre la sexualidad me sigue haciendo matar de risa. Varios gags son verdaderamente originales. La película, además, me remonta a aquella época más sencilla, de vivir con lo justo (como estudiante) pero feliz.

100 girls (Michael Davis, 2000)


Esta es otra película que recuerdo con cariño por la época y por lo que significó. ¡Ojo! Creo que es realmente buena y divertida. Una batalla de los sexos como nunca antes había visto. Pero el motivo por el cual la incluyo es por lo que representó dentro de mi grupo de amigos de la Universidad.

La encontré en CineMAX en una noche que estábamos al pedo con un amigo de Neuquén. Luego comencé a recomendarla y distribuirla con mi grupo de amigos de la uni, con quienes la veíamos una y otra vez y recordábamos sus chistes.

A su vez con 100 girls empecé la manía por querer hablar sobre películas, debatirlas, filosofarlas, comentarlas, criticarlas, recomendarlas. Hoy es una obsesión con la que no puedo dejar de vivir. Aunque quizás nadie lea las reseñas que escribo en la fan-page sobre cada nueva película, a mí me gusta escribirlas porque me invitan a reflexionar sobre lo visto y repensar cada escena.

Memento (Christopher Nolan, 2000)


Y por esos días también apareció Memento, que si bien era más viejita, yo la vi por primera vez en la televisión y me obsesionó. Me la pasaba preguntándole a extraños en la calle: ¿Viste “Memento”? ¿VISTE “MEMENTO”? Cada vez que la encontraba en la tele la volvía a ver. Creo que es la película que vi más veces en mi vida.

En mis días en que me topé con Memento también veía Lost. Comenzaba la época de las fan-theories, de los foros de internet debatiendo la ficción, de la obsesión por las series de TV y el cine. En ese grupo caía yo y fue gracias a este thriller de Christopher Nolan que me parece sublime.

Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994)


Me dejé para el final Pulp Fiction, que considero que fue la última película que definió mi vida.

La definió no sólo porque me parece la obra maestra de Tarantino, sino porque la vi con mi primera novia (hoy, mi primer ex). Y si hay algo que recuerdo con cariño de mi relación con ella fueron las noches de ver pelis poco convencionales tomando cerveza de dudosa calidad.

Pulp Fiction no era considerada la obra de culto que es hoy, pero a ambos nos había encantado. Con ella también nos animamos a otras películas que se salían del canon tradicional: cine independiente, cine clase B, muchas películas argentinas (¡que por esa época no eran lo que son hoy tampoco!).

La cuestión es que Pulp Fiction representó la entrada a ese otro cine que no solías ver en la pantalla grande. Es una película tan icónica, tan completa, tan detallista y diferente. Me hizo querer saber qué otras películas tan geniales podía encontrar. Me hizo querer ver todas las películas posibles en mi vida antes de morder el polvo.

Fue la primera vez que reconocí al cine como arte más que como un mero entretenimiento. Y el resto, como dicen, es historia.

Consideraciones finales

Por supuesto que estas 10 películas son absolutamente personales porque las relaciono con mi historia de vida. Y por supuesto que siguieron apareciendo otras películas que fueron definiendo mis gustos, forma de pensar y pensamientos luego de los 23 años. Quise nombrar éstas, que son como hitos dentro de mi experiencia. Se relacionan con mi viejo, con mis amigos, con mis novias, con mi yo de aquella época.

Algunos quizás pregunten: 
Che, Lucho… ¿y dónde están Star Wars… El Padrino… Indiana Jones? ¿Dónde está Forrest Gump? ¿¡En qué mundo vivís que no pusiste 2001: Odisea en el espacio… o La Pistola Desnuda, o Citizen Kane, por el amor de Dios!


Sí, lo sé, y todas estuvieron en consideración en algún momento. La saga original de Star Wars la vi con mis dos mejores amigos en un cuarto, en un fin de semana memorable. Forrest Gump la vi tantas veces que me la sé de memoria, y siempre sigo llorando como un boludo.

Es que en el medio también estuvieron David Lynch y Stephen Spielberg y todos los demás grandes directores. Estuvo la trilogía de Volver al Futuro, El Mago de Oz, Blade Runner, Big Fish, The Shawshank Redemption (que la estudiamos con la materia de “Fundamentos de la Educación” en la secundaria) y The Usual Suspects. Y muchas, muchísimas más.


Simplemente algunas películas te golpean más que otras, te sensibilizan o te motivan. Tu vida va en una dirección y una historia, contada de cierta forma, te la da vuelta por completo, te lleva a repensarla. Una película es, al fin y al cabo, sólo una película, un relato que nos cuentan con imágenes vivas. Un artificio.

Pero a veces también es mucho más que eso.

***

Ahora me da curiosidad. Si alguien leyó esta nota hasta este punto: ¿Qué películas definieron (o redefinieron) su vida y por qué? ¡Pueden dejar sus comentarios!

……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

14 comentarios:

  1. "conceptos genuinamente creativos" te refieres a abre los ojos y no a vanilla sky. verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, totalmente. El tema es que en esa época desconocía que fuera una remake (vi la original años más tarde).

      Eliminar
  2. I DO love some of them too!!

    https://julesonthemoon.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. uh... el protegido... como olvidarlo ( snif.. snif ) tu viejo

    ResponderEliminar
  4. Mencionás grandes películas, incluso de paso. Como las de terror, coincido con La llamada y Sexto Sentido.
    Vainilla Sky me parece una película que se adelantó Black Mirror. Y una serie nueva, Reverie, que mencioné recientemente en mi blog. Tal vez encuentre un error de casting, me imagino más yendo trás de Cameron Díaz, que huyendo de ella. Pero podria ser un detalle.

    El Protegido es una película de aquellas, con ese homenaje a las historietas y sus lectores. Aunque resulta que...No voy a revelar el final, aunque ya seguro que lo hace wikipedia, porque vos no lo hiciste.

    Memento tiene una original estructura narrativa, que funciona muy bien. Y no es poco el papel que hace Carrie-Anne, tan fascinante y tan...Vos tampoco revelaste esto, asi que no lo haré yo.

    No he visto Pulp fiction. Tal vez si hiciera mi lista, estaría Kill Bill.

    Podria mencionar algunas de las películas que dejas para el final, que son memorables. Seguramente, incluiría la trilogía de The Matrix, con su ciencia ficción, su argumento tan filosófico, las referencias a los mítico en los nombres de los personajes, las historietas de superheroes, incluso la historia de Neo y Trinity.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te debés a vos mismo ver Pulp Fiction, Demi!
      Gran película Kill Bill. El volumen 1, de hecho, también fue a verlo con mi viejo en su momento.
      Me gusta la idea de pensar que Vanilla Sky (o "Abre los ojos"... la original) se adelantaron a Black Mirror. Tiene sentido.

      Eliminar
  5. Muchos puntos en común... Tomé en serio las películas después de ver Ojos Bien Cerrados... Kubrick es mi uno personal...

    Tarantino, Woody, etc. Memento la vi hace muy poco y me gustó mucho... Saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AMO Eyes Wide Shut. Pero la vi más de grande... hace unos 5 años, ponele. Gran gran película. Armé una nota sobre su simbolismo escondido (hay cosas re locas por todos lados en esta peli).

      http://viajarleyendo451.blogspot.com/2015/11/el-simbolismo-escondido-en-eyes-wide.html

      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. creo que es muchisimo mejor ver "Abre los ojos" ya que vanilla sky es un remake de esta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabés qué... de hecho, "Vanilla Sky" me gusta un poquito más. En esta nota hice mención a ambas películas. Son remakes bastante diferentes en tono.
      http://viajarleyendo451.blogspot.com/2015/09/vanilla-sky-lo-dulce-y-lo-amargo.html
      Pero bueno, cuando vi Vanilla Sky de chico desconocía que fuera una remake. Me enteré años más tarde.

      Eliminar
    2. Hola. Paso a comentar que amo ambas, pero Vanilla Sky también me gusta un poco más (creo que por la banda sonora y la dirección de fotografía).
      Igual, me pasó lo mismo que Luciano (Sivori, no yo): cuando vi Vanilla Sky no conocía Abre los ojos.

      Eliminar
    3. Tantos Lucianos en este blog lo van a hacer explotar.

      Eliminar
  7. Yo también tengo muchos puntos en común, y el más importante (y que no suele aparecer en listados de este estilo) es el de Memento.
    Sin lugar a dudas si hay una película que definió mi vida es esa.
    A partir de ahí empecé a ver otro cine, el cine que no es el primero que te venden. El de las tramas fáciles. A partir de ahí salí de Hollywood y fui a ver qué había más allá de las fronteras y en el tiempo, empecé a viajar al pasado, al cine clásico y a las buenas obras descartadas también.

    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es loco, pero cuanto más hablás con gente más te das cuenta que las películas que definen a uno rara vez son los grandes estrenos hollywoodenses. Más frecuentemente son historias chiquitas y, más bien, independientes. Respeto mucho (cinefilamente hablando) a quien me dice que Memento fue de esas pelis que le cambió la vida...
      Otro abrazo bloguero por acá.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...