miércoles, 28 de marzo de 2018

12 grandes directores, 12 grandes películas (parte 1)


Este es un juego autoimpuesto. En más de una ocasión me pasó de estar hablando de cine con amigos o conocidos y surgió el interrogante: ¿cuál es la película más representativa de tal director? Es decir, si uno de pronto quisiera tener un pantallazo del cine de Hitchcock, de Kubrick, de Lynch, ¿con qué película sería bueno arrancar? ¿cuál me daría una idea del estilo del director? De esas charlas y debates salió esta nota.




Elegí a doce de los más grandes directores para tomar sólo una de sus películas como la más representativa.

¿Por qué doce y no diez, o quince, o veinte? Porque es mi blog y hago lo que se me da la gana, claro. El mundo es así, absurdo y caótico. De hecho, también me pintó dividir la nota en dos. Because reasons. (En realidad para que no quedara tan larga).

Por supuesto, me han quedado muchísimos directores afuera. No los incluí porque su fama quedó más en el pasado, o porque ya no sacan nuevas películas o, simplemente, no me resultan tan influyentes en el cine contemporáneo como los que sí coloqué.

Dejé afuera a Billy Wilder, Orson Welles, David Cronemberg, Roman Polanski, Francis Ford Coppola, Spike Lee, Robert Zemeckis, Akira Kurosawa, Lars Von Trier y Brian de Palma, por mencionar a algunos. A lo mejor me pinta hacer una tercera entrega y meto a un par más. No sé.

Tampoco incluí a Clint Eastwood porque siento que me falta una buena parte de su filmografía y no sería justo.


La última aclaración es evidente, pero la menciono. No se trata de la mejor película de cada director, sino de la película que yo recomendaría ver de cada uno de ellos para tener una idea de su tipo de cine, de su forma de filmar, de los temas que aborda, etc. 

Ah, y no están puestos en ningún orden específico. Ahora sí, arranquemos.

***

Tim Burton (19 películas)


Un director que hoy está muy venido abajo, pero que supo ser el amo de la fantasía gótica en los años ´90 y principios del 2000. Sus marcas de director son lo gótico desde el aspecto visual (Bettlejuice, Nightmare Before Christmas), la elección de personajes excéntricos (Batman, Charlie y la Fábrica de Chocolate) y la repetición de sus estrellas de cabecera: Johnny Depp, Helena Bonham Carter, Christopher Lee, etc.

Entre sus temáticas más utilizadas está la idea del bien y el mal como contrastes, aunque Burton suele meter un cambio: lo oscuro no necesariamente está relacionado con el mal. También trabaja mucho con personajes femeninos fuertes (Alice in Wonderland, Planet of the Apes, Corpse Bride, etc).

¿Su película más representativa?

Estoy tentado a elegir Big Fish (2003), una de mis películas favoritas de toda la vida, o cualquiera de las de Batman (amo Batman Returns), pero inevitablemente tengo que ir con Beetlejuice (1988). Nunca habría podido elegir Ed Wood, porque justamente es un caso re atípico en su filmografía (si bien es de sus mejores películas).

Mi elección: Beetlejuice (1988)

Bettlejuice es puro Burton. En esa época era raro encontrar historias de fantasmas que funcionaran como comedias negras. El elenco es impresionante (Michael Keaton la gasta), la mezcla de comedia y horror está perfecta, el aspecto gótico destaca. Todos los elementos del cine de Burton están concentrados en esta obra.

***

David Fincher (10 películas)


Fincher es uno de esos directores cuyas películas podés identificar rápidamente. Tiene un estilo visual bastante único donde una iluminación más bien oscura se combina con filtros de colores. De hecho, la paleta de colores de sus películas suele ser muy similar.

Estos colores siempre tienen algún tipo de simbolismo relacionado con el tema. En El club de la pelea los colores son negros y azules (como los moretones que uno tiene al ser golpeado). En Zodiaco los colores son negros y amarillos, donde el amarillo es el día (donde uno está a salvo del asesino) y negro es la oscuridad, cuando el Asesino del Zodiaco ataca. O en La Chica del Dragón Tatuado tenemos una paleta azul clara, representando al frío de la ambientación.

El uso de sombras, tracking shots y la inserción de frames singurales (para recordarle al espectador alguna cuestión de la trama o incluir algún mensaje subliminal, como en El Club de la Pelea) son también marcas suyas. Sus películas son muy rebeldes y controversiales, yendo en contra de la norma establecida por Hollywood. Cuando salieron Se7ven, El Club de la Pelea o Zodiac, la crítica no supo bien cómo responder.

¿Su película más representativa?

Es complicada la elección porque David Fincher tiene una filmografía bastante perfecta. A excepción de películas menores, como Panic Room y Aliens 3 (su ópera prima), cada una de sus producciones han brindado algo nueva a la mesa, convirtiéndose en nuevos clásicos.

Me encantan Red Social (2010), El Club de la Pelea (1999) y The Game (1997), un excelente thriller que muchas veces es tristemente olvidado dentro de su obra. Pero si estamos hablando de su película más representativa, no me queda otra que ir con Se7ven (1995) (aunque Zodiac (2007) es una elección igual de válida).

Mi elección: Se7en (1995)

La película que convirtió a Fincher de un director de videos musicales a uno de los grandes cineastas de su generación. Incluso hoy, Se7en sigue siendo un trabajo poderoso y visceral que soportó el paso del tiempo.

La historia ha influido definitivamente en el cine de terror (algunos dicen que es un precursor de la saga de El juego del miedo). Como dije antes, una de las grandes habilidades de Fincher es la de crear una estética muy particular, y ninguna es tan grotesca y distópica como la corrupta ciudad creada por este director para Se7en. Este policial tiene, sin duda, todo lo que representa al director.

***

Wes Anderson (9 películas)


Otro director fácilmente identificable, con marcas tan específicas que sus películas ya directamente son un género. El montar las películas como un teatro, la precisión técnica, la simetría, los tracking shots horizontales, Angelica Houston y Bill Murray, alguno de los hermanos Wilson, Edward Norton, etc.

En las películas de Wes Anderson, la familia lo es todo, aunque casi siempre es disfuncional. Fantastic Mr. Fox, The Darjeeling Limited, Los excéntricos Tenenbaums y The Life Aquatic With Steve Zissou giran en torno a la familia. Hay un sentimiento fuerte de nostalgia, de extrañar la infancia y el pasado (Moonrise Kingdom, The Grand Budapest Hotel).

¿Su película más representativa?

Todavía no pude ver su última producción (Isle of Dogs, 2018) pero viene cosechando buenas críticas. Para elegir la historia más representativa es necesario encontrar un delicado balance entre lo absurdo y lo profundo, una película que tenga comedia mezclada con momentos emocionales, todo visto desde una lente meticulosa y precisa.

Moonrise Kingdom (2012) es mi favorita de Anderson. The Royal Tenenbaums (2001) marca todas las casillas, Rushmore (1998) presenta al personaje más “wesandersoniano” en Max Fischer (Jason Schwatzman). Y, sin embargo, yo voy a ir con…


Life Aquatic es una de sus películas más hermosas desde lo visual. Creo que fue acá donde logró perfeccionar su ya convencional estilo de filmación. Todos sus personajes recurrentes y extravagantes están ahí, la tonta aventura es la clásica trama del director y resulta la entrada perfecta para que tener una visión general del cine de Anderson. Otras producciones de él son definitivamente mejores, pero se apoyan mucho en lo que ya se había creado acá.

***

Woody Allen (49 películas)


La receta para hacer una película de Woody Allen es sencilla: mucho diálogo, cinismo, personajes neuróticos, Nueva York, soundtrack jazzero y un romance complicado, destinado al fracaso y peligroso. Es un director al que adoro y del que ya hablé en numerosas oportunidades en el blog. Una de ellas: 5 películas fundamentales de Woody Allen.


¿Su película más representativa?

Manhattan (1979), Hannah And Her Sisters (1986) o Deconstructing Harry (1997) son todas grandes películas que tienen muchos de los elementos que hacen al cine alleniano. Zelig (1982) o Stardust Memories (1980) son excelentes, pero también muy experimentales y poco convencionales dentro de su filmografía.

Take The Money And Run (1969) y Sleeper (1973) son clásicos slapstick de su primera generación de películas. Pero acá es inevitable no elegir a Diane Keaton en esa maravillosa película que es…

Mi elección: Annie Hall (1977)

La película que le arrebató el Oscar a Star Wars en 1977. La comedia romántica más perfecta de Woody Allen. Una que condensa todos los grandes temas y elementos que el autor sabe tratar: un protagonista intelectual, neurótico y nostálgico, ruptura de la cuarta pared, relaciones complicadas y el tratamiento de temáticas sobre el sexo, la cotidianeidad, la sociedad americana y la muerte.


Amo esta película y es la primera que le recomendaría a cualquiera que me pregunte: “¿Con qué película de Woody Allen tengo que arrancar?”. Es la obra definitiva de Allen, la más aclamada y la que contiene todos los elementos que hacen a su cine. Cada escena y cada gag de Annie Hall es tan familiar y conocido que ya forman parte de la cultura popular.

***

Alfred Hitchcock (52 películas)


Hoy prácticamente no hay película de suspenso o thriller que no haya sido influenciada por el cine de Hitchcock. El creador de los macguffins en el cine, de los cameos, de los villanos más carismáticos y los asesinatos más artísticos.

Quienes me leen saben que es otro de mis directores de cabecera. Le he dedicado muchas notas en el blog. Definitivamente muchas.

¿Su película más representativa?

¿Cómo elegir una sola película entre tantos clásicos definitivos? Con una persona que conocí en un viaje por el norte (en éste) estuvimos un buen rato discutiendo el tema. Tenés que mostrarle una película a alguien que nunca vio a Hitchcock. ¿Cuál le das? Strangers on a Train (1951), Rear Window (1954), Psicosis (1960) y North by Northwest (1959) son todas buenas decisiones. Sin embargo, hay una que indudablemente tiene todo lo hitchcockiano…

Mi elección: Vertigo (1958)

No me quiero expandir tanto porque ya lo hice en una nota donde sobreanalicé la película. Con Vertigo Hitchcock alcanzó su pico máximo de esplendor. La película es un thriller hipnótico que lo tiene todo: la rubia misteriosa de turno (Kim Novak), obsesiones, identidades cambiantes, el estilo de policial negro y todas las técnicas cinematográficas que el autor supo crear. Ha inspirado a muchísimas generaciones de cineastas y sigue siendo, hoy, un clásico absoluto.

***

Christopher Nolan (10 películas)



La marca registrada de Nolan es que el tipo siempre quiere volarte la cabeza. Sus argumentos son complejos, divisivos, filosóficos y enredados. Incluso cuando hace una película esencialmente bélica (Dunkirk), se las ingenia para colocar algún artilugio que complique la cuestión. Sus producciones suelen efectos especiales prácticos y narrativas no-lineales.  Los protagonistas tienden a ser antihéroes poco convencionales.

¿Su película más representativa?

No sería correcto elegir The Dark Knight. Si bien Nolan reinventó al Caballero Oscuro con su trilogía, generando una segunda gran oleada de superhéroes que había comenzado con el Spiderman de Sam Raimi, estas películas no definen tanto su estilo (si bien tiene marcas del director).

Inception (2010) e Interestellar (2014), ambas grandes historias, tampoco terminan de ser las más representativas, por más influyentes que hayan sido en el cine contemporáneo. Estoy tentado a elegir Memento (2000), una de mis películas más favoritas de todos los tiempos. Sin embargo, es preciso que me balancee hacia…

Mi elección: El gran truco (2006)

Are you watching closely?”. A Christopher Nolan le encantaría poder comenzar todas sus películas con aquel monólogo de Michael Caine. Porque Nolan quiere engancharte, intrigarte y –en el climax final– dejarte con la boca abierta. Las películas de Nolan son como grandes trucos de magia, y por eso no hay una que sea más representativa de su cine que The Prestige.

Esta es una obra maestra del engaño, una película que requiere de la participación del espectador tanto como la voluntad para ser deslumbrado. No sólo es una de las mejores películas de Nolan, sino que además es la más “nolaniana”, concentrando todos los elementos que hacen a su cine en una historia brillante e intrigante.


***

¡Listo por hoy! ¿Están de acuerdo con mis elecciones? ¿Cambiarían alguna de las películas mencionadas como más representativas? ¡Pueden dejar sus comentarios!

POSDATA: La segunda parte va a incluir a los siguientes directores: Quentin Tarantino, Ridley Scott, Steven Spielberg, Stanley Kubrick, David Lynch y Martin Scorsese. Seguramente salga el mes próximo.

……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

5 comentarios:

  1. Tim Burton es un grande, si tuviera que mencionar directores, sería el primero que mencionaría. Su baja, si es que cierto que está en baja, supera al apogeo de otros.
    Es un acierto la repetición de estrellas. Helena Bohan Carter ha sido su musa oscura.
    Beetlejuice es una gran película, con el futuro Batman como gran personaje.

    son grandes películas, The game y El club de la pelea, en la que se destaca Helena Bohan Carter.

    Psicosis es una gran película. Podría mencionar Los pájaros, La sombra de una duda. Me sorprendió una película que vi recientemente, El frenesí. Muy atrevida para la época, incluso tal vez en la actualidad.

    Christopher Nolan se ha lucido. Le metido su estilo a la trilogía de Batman. El gran truco es magistral, con un elenco inmejorable. Que curiosamente incluye a quienes harían de Batman y Alfred. Y a Scarlett Johansson.

    Desconstruting Harry es magistral. The sleeper es divertida.

    Interesante lista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Demiurgo! Aprecio mucho tu comentario, y totalmente de acuerdo con todos tus comentarios. ¡Sabés que no vi Frenesí! Es una de las que me pocas que faltan del maestro.

      Eliminar
  2. Jodida propuesta la de esta entrega. Me cuesta ponerme en situación con eso de "película más representativa".
    Aunque coincido con Vertigo y Se7en.

    No tengo muy en claro cuál elegiría como más representativa de Anderson, vi tan solo un par de él y esta entrada me motiva para ponerme al día con ese muchacho.
    De Burton es jodido, casi todas son demasiado representativas de él. Se escapa muy poco de su estilo.
    De Woody yo iría con "crimenes y pecados" porque tiene ese estilo Dostoievskiano en el que la culpa juega un papel importante... en muchas de sus películas posteriores.
    Aunque si pienso en Annie Hall no estaría mal, como tampoco estaría mal Manhattan.

    De Nolan, sin lugar a dudas voy con Memento. Es tomar al cine por las asta, lo que vive intentando Nolan.

    a la espera de la segunda parte
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son todas buenas elecciones sin dudas. Obviamente no es tarea sencilla. Yo me imagino este post para tener una charla con un amigo que de pronto te tira un: "Che, nunca vi una peli de Wes Anderson, ¿cuál me recomendás para arrancarme?". De ahí salió la idea para el post.
      La segunda parte está en proceso de redacción.
      Memento es una de las mejores películas que salieron y saldrán alguna vez en el mundo del cine. Soberbia.

      Eliminar
    2. En Memento Carrie-Anne Moss tiene un gran papel. Es una gran actriz, que se destaca en la serie Jessica Jones.
      Saludos

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...