martes, 15 de enero de 2019

Point and click: 6 grandes aventuras gráficas


En estos días ando jugando The Hex, un fascinante juego indie que tiene un estilo de “point and click adventure” pero que es, en realidad, un popurrí de muchos géneros y una metahistoria sobre cómo interactuamos con los videojuegos. Es un delirio hermoso que seguramente tendrá su reseña en el blog. La cuestión es que eso me llevó a pensar en las aventuras gráficas de mi infancia y en cuáles fueron mis grandes favoritas.




***

El género olvidado

Hoy considerado un género olvidado, los juegos de tipo point and click fueron fundamentales para el desarrollo de los videojuegos desde su aparición hace unas cinco décadas.

A mediados de los años ´70, el programador, explorador de cavernas y jugador de rol William Crowther desarrolló un programa de nombre Colossal Cave Adventure. Sería el primer videojuego de aventuras. Uno que, por cierto, hoy puede jugarse de manera online (por ejemplo, acá) y que tuvo una rol clave en el argumento del libro Ready Player One, de Ernest Cline.

La forma de progresar en el juego era a través de comandos escritos sobre una pantalla de la computadora. Un bodrio absoluto. El jugador debía, literalmente, tipear la acción que el personaje iba a realizar: abrir, cerrar, examinar, golpear, buscar, etc.


 You are standing at the end of the road...

Con el Cave Adventure de 1976 –y a medida que avanzaban las tecnologías– llegaron muchos más que incorporaron un desarrollo gráfico: King’s Quest (1984), Mystery House (1980) y toda la  hermosa variedad que brindó Lucas Arts, la empresa de George Lucas.

Me refiero, claro, a las aventuras gráficas que se hicieron famosas en los años ´80 y ´90: Maniac Mansion, Indiana Jones and the Fate of Atlantis, Day of the Tentacle, The Secret of Monkey Island, etc.

Entre otras cosas de la cultura popular, las aventuras gráficas son el verdadero origen ideológico de las salas de escape. Hablé más en detalle sobre esto en esta nota.


Scumm Bar... el mejor nombre para un bar en la historia de los nombres de los bares...

Sólo para los más pacientes

No soy ultra fanático de las aventuras gráficas. Me gustan, aunque no me vuelven loco. Sigo prefiriendo otros géneros. Si chusmean mis listas de los Mejores juegos de abandonware y Mejores juegos de PC modernos van a ver que solamente aparecen dos de los seis juegos que incluí en esta lista.

El gran problema de estas aventuras gráficas es que tienden a llevar demasiado tiempo y requieren de muchísima paciencia.

Los que me siguen en el blog saben que tengo un hermoso niño que tengo que repartir entre el laburo, mi mujer y todo el ocio (literatura, cine, series, comics, animé, videojuegos, etc). En el medio hay que hacer algo de ejercicio como para no caer en desgracia.

Una aventura gráfica requiere TIEMPO, mucha prueba y error, explorar todas las locaciones, conversar con todos los personajes para buscar pistas, volver sobre los pasos.


El fuckin puzzle de la tortuga en The Dig...

A veces los puzzles son lógicos. Onda: para imprimir algo primero encontrás la tinta, la usás en el cartucho e imprimís el papel.

Otras veces, para hacer lo mismo tenés que tomar un leño de la entrada de la casa, recoger el bidón de combustible y usar ambos en la chimenea. De ahí encender los troncos con una salsa picante que convierte a nuestro aliento en una llamarada. De ahí obtener un puñado de cenizas que deben guardarse en un tarro de tinta vacío (y para eso primero hay que encontrarlo). Mezclando el combustible y el tarro con ceniza obtenemos la tinta que necesitábamos para imprimir. FUCK. THIS. SHIT.

Por cierto, este ejemplo no me lo invité yo. Es un caso real correspondiente a un pequeño juego de un tal Ron Gilbert.


Thimbleweed Park... tengo un relato mío en ese juego...

En fin, con tan poco tiempo en mis manos… termino decantando en otros videojuegos que brinden menos frustraciones. Pero aun así me gustan las aventuras gráficas y cada tanto vuelvo a encontrarme con ellas.

Así que ahí van 6 grandes juegos “point and click” que adoro y recomiendo. No están en ningún orden en particular.

Lo aclaro de antemano: nunca jugué Sam & Max, Loom o Grim Fandango (shame!). También tengo que terminar el Full Throtlle y avanzar con Resonance y Thimbleweed Park, que son brillantes y sólo los arranqué a jugar un poco. Son de mis grandes pendientes.

***

The Dig (LucasArts, 1995)


LucasArts es un nombre inseparable de los “point-and-click”. The Dig fue uno de los últimos de la compañía y lo terminé de pasar hace sólo unas semanas. Está basado en una muy buena idea que Steven Spielberg quería convertir en un capítulo de la serie “Amazing Stories” y tuvo por detrás a Orson Scott Card (un grande la ciencia ficción) trabajando en los diálogos y el guión.

Una expedición comandada por Boston Low (el personaje al que controlamos) es enviada a destruir un asteroide que va a colisionar con la Tierra. Pero dentro de ese pedazo de roca espacial hay toda una misteriosa civilización alienígena esperándolos.

Como relato de sci-fi, es fascinante. Hay muchísimo ingenio en la historia, diálogos divertidos y lindos giros de tuerca. El juego en sí es realmente difícil, con algunos de los puzzles más endemoniadamente complejos que vi en mi vida. Te hace perder la paciencia por momentos, pero llegar al final es muy satisfactorio. Además: hoy existen muchas guías para avanzar sobre esos momentos frustrantes.

Para amantes de la ciencia ficción, es definitivamente recomendado. Si bien hoy envejeció muy mal (las partes en 3D se ven viejitas), el soundtrack es absolutamente maravilloso y hay grandes ideas y escenarios.
Está disponible en Steam por 80 ARS (unos 2 USD). Una ganga.

Scooby Doo Mystery (Acclaim Entertainment, 1995)


Si bien no entró en mis 10 favoritos de Sega Genesis, me encantaba este videojuego de Scooby Doo porque era diferente a cualquier otra cosa que hubiera jugado en la consola. Claramente inspirado en los títulos de LucasArts, tenías dos escenarios posibles: “Blake's Hotel” y “Ha Ha Carnival”.

La idea de cada nivel era resolver un misterio mientras controlabas a Shaggy. Cada episodio estaba repleto de momentos clásicos de la franquicia que tanto me gusta. Los puzzles acá me resultaban un poco más gratos porque podían resolverse con un poco de sentido común.
La última vez que lo jugué fue en el 2011. Lo recuerdo porque estaba en un aburrido trabajo de oficina que me dio la posibilidad de revivir varios clásicos. Hoy puede jugarse fácilmente con emuladores o en varias versiones online.

Day of the Tentacle  (LucasArts, 1993)


Obviamente este título iba a estar en la lista. Day of the Tentacle no solo es una de las mejores aventuras gráficas, sino además uno de los mejores juegos de la historia. Este juego encapsula todo lo que tiene que ser un “point and click”: la comedia, los puzzles, los personajes, la trama.

Tenés a tres personajes controlables: uno está en el pasado, otro en el presente y otro en el futuro. Es posible interactuar y enviar objetos entre los diferentes tiempos. Además, un malvado tentáculo púrpura quiere conquistar al mundo. Enough said.

Day of the Tentacle sigue siendo un manual para todos los diseñadores de aventuras gráficas. Es afilado, ingenioso y enormemente satisfactorio.
En Steam está disponible la versión remasterizada por 180 ARS (4,50 USD).

Monkey Island 2: LeChuck's Revenge (LucasArts, 1991)


Imposible no mencionar a este clásico absoluto (aunque cualquiera de la trilogía original es muy recomendable). En aquella época, Monkey Island 2 tomó todo lo que hizo genial al primero y dobló la apuesta. Está mejor armado, hay más humor y tiene mejores diseños de puzzles.

La edición remasterizada (“edición especial”) ofrece el mismo juego de siempre con un importante lavado de cara. Pero, a su vez, es un juego distinto. Hay un sistema de pistas renovado y algunas mecánicas más amigables, entre otras cosas.
En Steam está disponible la versión remasterizada por 130 ARS (unos 3 USD).

Gemini Rue (Wadjet Eye Games, 2011)


Hubo una época en la que las aventuras gráficas dominaron en las PC´s. Todo tiempo pasado fue mejor. Telltale Games hizo un gran trabajo inyectando nueva vida al género gracias a su formato episódico, pero Gemini Rue es más un regreso al pasado nostálgico. Y es increíble.

El juego es una fusión entre thriller negro y ciencia ficción ciberpunk al mejor estilo Blade Runner. Algo destacable de esta aventura gráfica es que cuenta con momentos de acción (por ejemplo, tiroteos muy divertidos) y que es posible morir, algo no muy frecuente en este género.

En un futuro lejano, Azriel Odin es un ex asesino convertido en policía que busca información sobre el paradero de su hermano desaparecido. El mundo está gobernado por el Boryokudan, un sindicato mafioso que controla gran parte del sistema Gemini.

En algún lugar lejano, Delta-Six despierta en una misteriosa habitación, donde unos médicos proceden a borrar su memoria. Él es parte de alguna clase de experimento y necesita escapar. La historia está excelente y no tiene desperdicio. Hablé sobre este juego en esta nota.
En Steam está disponible por 130 ARS (3 USD). Es un juegazo que vale la pena tener.

Indiana Jones and the Fate of Atlantis (LucasArts, 1992)



Por último, otro que amaba de chico. LucasArts trabajaba en Fate Of Atlantis al mismo tiempo que desarrollaba The Secret Of Monkey Island y The Dig. Sin embargo, son aventuras gráficas completamente diferentes.

En Indiana Jones and the Fate of Atlantis, el célebre arqueólogo emprende un viaje alrededor del mundo junto a Sophia Hapgood (una antigua compañera arqueóloga convertida a médium) para encontrar la legendaria Atlántida antes de que los nazis se adelanten. Un día común para Indy.

Durante la aventura (muy difícil, por cierto) se nos daba la posibilidad de utilizar a Sophia, la cual era la única capaz de resolver ciertos puzzles para avanzar en la aventura. En cierto punto teníamos que decidir cómo continuar: junto a Sophia, con nuestro solo ingenio o a los golpes. Esas tres opciones generaban caminos muy diferentes para lo que faltaba.
Está disponible en Steam por 80 ARS (unos 2 USD). Una ganga.

……………………………………………………


……………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

1 comentario:

  1. Recuerdo todos esos juegos, aunque no los he jugado demasiado.
    También recuerdo uno que estaba en la Play Station 1 que se llamaba "La ciudad de los niños perdidos", que tenía el mismo estilo. Y que me gustaba tanto que después me vi la película francesa de Jeunet y el otro que no me acuerdo cómo se llama, el que hizo también Delicatessen.

    Abrazo!

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...