jueves, 24 de enero de 2019

Preludios y chistes malos (Harley Quinn #1-7)


Harley Quinn es uno de esos hermosos regalos que nos dejó Batman: The Animated Series. Creada en 1992, no tardó en ser introducida al canon de DC. Hoy goza de un gran protagonismo debido a su live-action en Suicide Squad (por berreta que haya sido la película), su re imaginación en el DC Rebirth y la venidera Birds of Prey. Es un buen momento para repasar sus orígenes comiqueros.




***

Conquistar Gotham City

Preludios y chistes malos es una de las tantas novelas gracias incluidas en la Colección de DC que Salvat comenzó a difundir en Argentina a principios de 2016 (y que terminó hace poquito, con unos 60 números en total). Yo compré algunas, pero la verdad es que estaban demasiado caras. Las que me interesaban terminé pidiéndoselas prestadas a un amigo que completó toda la colección.

Éste de Harley Quinn es uno de los que me prestó. La historia, escrita por Karl Kesel, está formada por los tomos #1 al #7 que corrieron de diciembre de 2000 a junio de 2001. Se trata de un relato ligero y extravagante (fiel a la naturaleza del personaje) en el que ella forma su propio equipo de villanos para conquistar Gotham City.

El comienzo es muy atractivo. Luego de lograr sacar al Joker de Arkham, su amante la traiciona e intenta matarla. Agobiada por la separación, se va aliando con una serie de villanos clásicos (Dos Caras, Catwoman, Hiedra Venenosa, el Acertijo) para llevar a cabo sus actividades criminales.

Como bonus, el libro incorpora también The Batman Adventures #12 (1993). La primera aparición en historietas de Harley Quinn, donde forma equipo con Hiedra Venenosa para colarse en una fiesta de disfraces.

De la TV al canon

La historia, para los seguidores del Caballero Oscuro, es bastante conocida. Harley Quinn fue creada por el equipo de Paul Dini y Bruce Timm específicamente para la serie animada. El personaje gustó tanto que terminó siendo llevado a los comics.

Luego de los 38 tomos iniciales (desde 2001 hasta 2003) de la serie Karl Kesel, Harley llegó al polémico New 52 con su propia tira de historietas. Tuvo otros 31 tomos entre 2013 y 2016. En el medio hubo varias apariciones, como una importante en Batman: Hush.

Finalmente su personaje también se trasladó al DC Rebirth y ya llevá más de 50 tomos que llegan en forma bimestral.

Independizarse del Joker

Así, la llamada “Princesa Arlequín del Crimen” tuvo varios comics propios y fue pasando por diferentes diseños. La versión de Kart Kesel evoca a un diseño más clásico (cercano a Batman: TAS) y fue la primera vez en las páginas donde comenzó, progresivamente, a independizarse del Joker.

Y es que la tóxica y obsesiva relación con él es la característica más popular de un personaje que tiene muchísimas más facetas por explorar.

Si bien las siete historias de cada tomo son autoconclusivas y de relativa autonomía, gran parte del leit motiv que las une es que Harley no se siente capaz de estar lejos del Joker y busca demostrarse a sí misma que ella puede sola.


La protagonista pasa por todo: el duelo, alianzas con otros villanos, un supuesto doble del Joker que quiere seducirla, una fiesta de pijamas, la creación de su propia banda y hasta un robo a la mansión Wayne. Curiosamente (y eso para mí fue un plus) Batman apenas tiene una mínima participación en el argumento.

En el medio vemos un poco el origen el personaje, esta doctora en psiquiatría que tiene ciertos momentos de cordura pero que, en realidad, está más loca que un personaje de Looney Tunes.

Por sobre todo, se trata de una lectura distendida que cuenta con buenas dosis de humor y algo de acción.

Me molestaron un poco las sexualizaciones de todos los personajes femeninos. Pobres chicas, deben tener la columna para atrás de tanto arquear la espalda. Pero al menos banco que ellas tienen el protagonismo absoluto de la historia y son quienes la llevan adelante. 

Además, los dibujos de Terry Dodson son hermosos y llenos de movimiento.



Palabras finales

Preludios y chistes malos se centra en la búsqueda de Harley hacia una identidad propia lejos del Joker. Durante este trayecto van apareciendo bastantes personajes secundarios y las cosas se ponen muy alocadas.

Siento que le falta un verdadero hilo conductor y para el final de cada número no dan tantas ganas de pasar al siguiente. Como primer acercamiento al personaje, puedo recomendar este título, aunque no es de mis novelas gráficas de DC favoritas. Kesel apuesta por un tono muy liviano, con tendencias hacia el slapstick y el humor más físico. 

Si es su tipo de historia, entonces adelante.

……………………………………………………


……………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

3 comentarios:

  1. Hola, no me digas que le peli fue berreta que aún no la vi. El trailer pintaba tan bien...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto "Suicide Squad" como "Batman y Harley Quinn" son bastante olvidables. La última, en particular, es pésima. Suicide Squad puede verse como esas "pelis malas que divierten".

      Eliminar
  2. Me gustan algunas peliculas que sln denostadas, como Suicide squad. Batman y Quinn llegue hasta que Harley le cae mal la comida, que humor mas burdo.este personaje es un hallazgo de la serie, en que casinfue capaz de vencer a Batman. Harley tuvo buenas participaciones en la serie animada de La Liga de la Justicia. Y demostro ser un buen personaje en Injustice.
    Buenamreseña.

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...