martes, 4 de noviembre de 2014

“Gemini Rue” y la narrativa en las aventuras gráficas


Hace tiempo ya que los videojuegos son otra forma de contar historias, con la gran particularidad de que el receptor tiene la posibilidad de tomar decisiones que afectan al destino del protagonista (algo así como en los de “Elige tu propia aventura”).

Pero mientras que puede decirse que los primeros tenían una narrativa emergente (“Pong” era una suerte de partido de tenis de la vida real, por ejemplo), hoy el desarrollo tecnológico nos permite contar con narrativas más complejas y embebidas. Un argumento completo, con sus puntos de giro, desarrollo de personajes y conflictos que se van desenredando según progresamos en el juego.

A diferencia de otros campos (como el cine o la literatura) en los videojuegos la trama, la ambientación y los personajes tienen que enganchar al jugador, pero además se debe transmitir la diversión. La clave está en esta delicada combinación entre narrativa y jugabilidad, y éste es el tema de esta nota.

Gemini Rue” (2011) es una de las mejores experiencias en materia de ciencia ficción que tuve en los últimos años. Y no me refiero solo a videojuegos. 

Los que me siguen en el blog conocen mi afinidad por este género. Pero en lo posible intento evitar lo trillado, lo conocido. La ciencia ficción hoy se preocupa por mostrar aliens y grandes naves espaciales, rayos láser o conspiraciones galácticas. Casi todas son obras cyberpunk o novelescas que han robado, en una buena medida, de Star Trek, Star Wars y los escritos de los grandes maestros del género: Ray Bradbudy, Isaac Asimov y Phillip Dick.

Página oficial de “Gemini Rue”: http://www.wadjeteyegames.com/games/gemini-rue/

Por eso me encantó “Coherence” (2013), una obra maestra de la ciencia ficción independiente que trabaja temáticas menos convencionales (acá pueden encontrar mi crítica completa).

Y también por eso me encantó Gemini Rue –en esencia, una aventura gráfica– cuando lo jugué hace un par de años. La substancia de la ciencia ficción, con su tecnología asombrosa y sus premisas fantásticas, es que nos haga cuestionar la realidad, la vida, el universo, todo. 

Debe ser un medio para la introspección, para pensar en la existencia humana.

Publicado por Wadjet Eye Gamesen en 2011, Gemini Rue es una aventura del tipo point and click que brilla en la composición de la historia. Una sociedad distópica es el hogar de dos personajes: Azriel Odin, un antiguo sicario convertido en detective que busca las pistas de su hermano desaparecido, y Delta-Six, un preso condenado en la nave-prisión Center 7, donde se lleva a criminales para someterlos a un radical proceso de reeducación, que pasa por borrarles todos los recuerdos de sus vidas pasadas.

Trailer oficial de “Gemini Rue”: http://youtu.be/foZp9ToBewA



Ambas historias corren paralelas y guardan grandes sorpresas. Incluso las voces son muy convincentes y dan en la tecla con la personalidad de cada uno. (Azriel, por ejemplo, tiene una voz profunda, tosca.)

De alguna manera, el género de aventura es uno de ellos donde la narrativa cobra vital importancia. Y joyas como Monkey Island o Day of the Tentacle nos han sabido mostrar que la calidad del argumento debe estar por encima del diseño, los puzzles y la jugabilidad para que el videojuego no sea un aburrimiento total.

Sí tengo que admitir que los fans del género van a encontrarlo muy ligero en cuanto a puzzles, quizás hasta un poco decepcionados (es muy fácil en general) pero gana puntos en originalidad por presentar situaciones donde los protagonistas pueden morir, acción y tiroteos (algo raro en este tipo de juegos) y un atractivo diseño retro.

Me encanta la amalgama entre policial negro y ciencia ficción que logra Gemini Rue. La historia, además, es una de las mejores que vi en toda mi vida, con una trama insuperable llena de misterios, traiciones, mafia, conspiraciones y algo de filosofía existencialista. Muchas de las temáticas sobre la identidad, la memoria y lo que significa ser humano —que posee  “Blade Runner”, una clara inspiración— están presentes en este juego.

Quienes se animen a jugarlo (en serio: es muy sencillo y toma un par de horas para finalizarlo) van a quedar cautivados con el argumento. Los más detallistas quizás también noten una serie de Easter Eggs (como todos los personajes de Cowboy Bebop que están escondidos dentro del juego).

Es un videojuego que presta especial atención al detalle, y ojalá los cineastas aprendieran la importancia de escribir guiones de esta calidad. Técnicas como el anacronismo, el foreshadowing o el hipertexto son evidentes. Pero por detrás también tenemos un significado especial que se le da a los nombres y a los lugares. En la mitología nórdica, por ejemplo, Azriel es el ángel de la muerte, y Odin el mayor Dios de los escandinavos, que tuvo la particularidad de cambiar de nombre (y de identidad) muchas veces.

Los giros de guión, sus tiempos y el ritmo general de la narración me llevó, inevitablemente, a pensar en las formas cinematográficas. Pero esta es una manera diferente de vivenciar una historia. Me quedo con la sensación de que ofrece un equilibrio perfecto entre entretenimiento y vocación narrativa; o lo que es lo mismo, un equilibrio perfecto entre los dos puntos fundamentales del género.

En Internet se pueden leer varias discusiones sobre su trama, pero mi consejo es que la experimenten ustedes. “Gemini Rue” me pareció una gran bocanada de aire fresco, un juego inteligente y emotivo que, además, se hace tiempo para dejar caer una reflexión interesante sobre la identidad y la memoria, dos de los temas centrales del argumento.

En definitiva, se trata de una pequeña e imprescindible joya que se convirtió, rápidamente, en una de mis grandes aventuras gráficas favoritas. Respeta los lugares comunes del género pero nunca traiciona su naturaleza. Y por sobre todo, demuestra el camino correcto para lograr la madurez final de los videojuegos en cuanto a lo narrativo

Si se consideran fanáticos de la ciencia ficción, les recomiendo que lo tengan en cuenta. No se van a decepcionar.


He's trying to change who he is, something that I couldn't do.
If I can help him do that... maybe, maybe I can live with myself”.
— Azriel, Gemini Rue

¿Son de jugar aventuras gráficas? ¿Cuáles son sus favoritas? ¿Conocían “Gemini Rue”? ¡Espero sus comentarios!


………………………………………………………………………………………………….

=>> Otras posts sobre CIENCIA FICCIÓN en el blog: “Ahogo, la ciencia ficción distópica de Guido Barsi”, “El hombre ilustrado” (de Ray Bradbury), “El cálculo de Dios” (de Robert Sawyer) y “¿Sueña Phillip Dick con ovejas eléctricas?

………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

4 comentarios:

  1. Te he dejado un premio en mi blog. Si te interesa date una vuelta por:
    http://cuentoshistoriasyotraslocuras.wordpress.com/2014/11/05/%E2%80%A2-liebster-award/#more-301

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias... aunque veo que está mal escrito el nombre del blog, jaja. Es: ".com.ar" no ".mx".

      Eliminar
  2. Bueno, lo jugaré y si me engancha vuelvo a comentar

    Abrazo!

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...