martes, 29 de julio de 2014

Elige tu propia aventura, o cómo revivir tu infancia con un libro.

Seguramente el nombre Edward Packard nos resulte absolutamente ajeno, pero a él le debemos gran parte (sino toda) de nuestra infancia. Se trata del creador –secreto y anónimo– de la saga “Elige tu propia aventura” (ETPA), pequeñas novelas de misterio en las que, mediante un venerable hipertexto, (“Si decides seguir al extraño, pasa a la página 22. Si prefieres esperar en el auto, pasa a la página 98”, etc.) cada lector protagonizaba un relato personalizado.

Hacía muchísimo que quería hacer un post sobre esta saga que leí mucho durante mi niñez, pero la motivación final me llegó cuando una conocida me prestó “El misterio del escudo escocés” (el Nro 20 de ETPA, edición Argentina) y pude experimentar cada uno de sus 19 posibles finales. En serio: no había leído (ni había visto) uno de estos libros en más de 10 años, y me pareció una reliquia invaluable.

► Este tipo de obra es conocida como ficción hipertextual, algunas obras de Julio Cortázar (Rayuela, por ejemplo) pueden ser catalogadas en este género o modalidad narrativa. 

Se denomina narrativa hipertextual a los textos escritos mediante un conjunto de fragmentos de texto relacionados entre sí por enlaces. En ellas no existe un único camino establecido por el autor, sino que el lector tiene la capacidad de elegir el suyo entre varios posibles.

Packard tomó una decisión poco convencional (para la época) en sus libros: narrarlos en segunda persona, para que el lector pueda identificarse más con el personaje (de alguna manera: ser el personaje). Los 80´s (y principios de los 90´s) fueron el auge de este tipo de literatura, que era particularmente agradable para los lectores más chicos. Sin embargo, estas obras no lineales se hicieron notorias mucho antes, durante la mitad del siglo XX.

En el blog ya hemos debatido sobre Borges y su “Jardín de senderos que se bifurcan”. Muchos críticos opinan que se trata del relato que anticipó al hipertexto. Yo creo que no solo se adelantó a este novedoso concepto, sino también a la idea –dentro de la literatura– de un universo múltiple (“multiverso”), idea derivada de la mecánica cuántica. Esta teoría, todavía indemostrable, nos habla de que hay ilimitados universos existentes que surgen a cada instante en infinitas bifurcaciones espacio-temporales. La literatura de Borges siempre reinó basándose en estas ideas.

Las fan-theories más populares están convencidas de que el resultado de las ideas de Borges serían los libros de “Elige tu propia aventura”. Hay, de todas maneras, muchas otras obras que intentaron romper con el paradigma narrativo contemporáneo. 



La competencia que sufrieron los libros de ETPA, que marcó su decadencia final, pudo haber sido el auge de los juegos de rol, que en cierto punto tiene una similar estructura. También Internet (básicamente una red de hipertextos masiva) y los videojuegos tienen parte de la responsabilidad. 

En efecto, si uno lo piensa, cuando se catapultó la era de la computadora, la idea de un libro con diversos  giros narrativos dejó de ser tan especial. Pero aunque el género ha quedado en desuso hoy, los libros se siguen vendiendo como reliquias del pasado o se relanzan para intentar cautivar, una vez más, al público más joven.

Lo mejor de los libros de ETPA era intentar encontrar todos los finales posibles. Al menos un final (a veces más) incluía una resolución exitosa del protagonista en su misión. Varios de ellos –los más frustrantes– concluían con muertes estúpidas (al mejor estilo “Destino final”) del protagonista y sus compañeros. Ocasionalmente, el lector podía encontrarse «trabado» en un loop, un eterno círculo vicioso, como resultado de alguna elección particular. 

► Los tropos del Deus ex Machina / Diabolus ex Machina tendían a suceder en la serie con bastante frecuencia, y algunos giros argumentales podían llegar a ser bastante crueles, especialmente para los más chicos. La forma en que se estructuraban las obras es realmente fascinante, y hay artículos enteros que estudian la forma de estos textos (como esta, que no tiene desperdicio: http://samizdat.cc/cyoa/#/_)

Un libro, OVNI 54-40, es recordado como uno de los más especiales de Edward Packard

Nos relataba la búsqueda de un paraíso que nadie puede alcanzar de forma activa. Una de las páginas de ese libro describe cómo el protagonista encuentra ese paraíso y vive feliz para siempre. 

Lo loco es que este final únicamente se podía encontrar si el jugador ignoraba las reglas (si hacía trampa) y buscaba en el libro aleatoriamente. Ese mismo libro (para mí, uno de los mejores, junto a “La caverna del tiempo” y “Eres un agente secreto contra los nazis”) tiene también un final en el cual, luego de pasar por una extraña dimensión, te encontrás precisamente leyendo ese mismo libro. (Metaficción a full).

Personalmente, yo creo que el género no cayó en decadencia, sino que buscó nuevas formas de ponerse en evidencia. Hace poco estuve jugando el interesante juego Stanley Paradox (al que le debo un post, porque es deliciosamente complejo). La hipertextualidad se ve a flor de piel en Internet y no creo que falte demasiado para que las series y el cine tengan opciones para elegir el camino que uno desea.


Mientras tanto, tenemos la suerte de contar con prácticamente todos los libros de la saga en versiones online o PDF, y la posibilidad de adquirirlos en librerías de reventa o Mercadolibre. Volver a ser niño siempre, pero siempre, está al alcance de la mano.

¡Hasta la próxima!

► DE YAPA: “Encuentro hipertextual”, mi pequeño homenaje a la saga de Elige tu Propia Aventura.

………………………………………………………………………………………………….

=>> Otras notas relacionadas con la hipertextualidad en el BLOG: “Batman: the killing joke” (una novela gráfica de Alan Moore); “Los siete locos” (una novela de Roberto Arlt); : “Encuentro hipertextual” (relato de mi autoría); “El laberinto como tema en la literatura” y “El jardín de senderos que se bifurcan”, relato precursor de J.L. Borges.

………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

11 comentarios:

  1. Excelente! Tenía por lo menos 30, lástima que los perdí todos. La próxima vez que vuelva a la casa de mis viejos voy a investigar a ver si quedó alguno.
    Muy interesante eso de la página-paraíso a la que llegás haciendo trampa. En Rayuela pasa algo similar (no me acuerdo qué página era a la que solo se llegaba "haciendo trampa") ¿era la 62?
    Y tambien es muy bueno cuando te ves a vos mismo leyendo el libro (tambien simlar a algo de Don Julio: "Continuidad de los Parques")
    Muy interesante todo esto...tambien me llevaste a mi infancia. Ahora si veo uno de estos en las librerias me lo compro.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El 68! Si mal no recuerdo era ese. La literatura de Cortázar también siempre fue muy experimental.. Continuidad de los Parques es genial por ese toque metaficcional, pero todos sus cuentos tiene algo que los separa del resto de los mortales, de aquellos más tradicionales. Estoy pensando en Casa Tomada (un cuento super simbólico), La noche boca arriba, todas sus "Instrucciones para...". Tengo bastante posts de él.
      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
    2. Por culpa de esta reseña el fin de semana pasado fui a la casa de mis viejos y rescaté 9 sobrevivientes de ETPA. "Eres un agente secreto..." lo estoy volviendo a leer, es fenomenal. El que perdí o no pude encontrar es "Tu nombre en clave..."

      Abrazo!

      Eliminar
    3. ¡Tenés "Eres un agende secreto..."! Quiero volver a leerlo, sé que alguna vez lo tuve, jaja. Estuve en capital federal la semana pasada, pero colgué de recorrer las plazas buscándolo... ¡Buena colección que recuperaste! Hay que guardar esas cosas porque si no la vieja de uno tira todo a la mierda, jaja.

      Eliminar
  2. Seeeeeeeehhhhhhhhhh, yo los sacaba de la biblioteca de la escuela!! El único que me acuerdo es uno que entrabas en una máquina que aumentaba o disminuía de tamaño. Cuando los terminaba buscaba todos los finales porque quería saber cómo eran jajaja

    No sé si sos argentino, pero la revista Nah! en 2000 o por ahí sacó una parodia que se llamaba "Tu nombre en clave es Marley", con el mismo diseño y todo! Lástima que en esa época era muy chica y no tenía $$$

    Excelente nota, del tipo nostálgica que me encanta y con información muy interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pufff... si querés notas nostálgicas, en este blog hay muchísimas. Tengo una tendencia a recordar mi infancia, sus juegos, sus dibujos animados, sus lecturas infantiles. Por cierto, soy RE argentino... ¿no se nota a la legua? (Me preocupa, jaja). Recuerdo que hubo una serie de ETPA en joda, pero me parece que se llama "Tu nombre en clave es Partuza", algo así. Quizás ande dando vueltas por internet.

      Eliminar
  3. Qué lindos recuerdos. Uno de esta colección fue el primer libro que saqué en una biblioteca. La verdad que no tengo imágenes en la cabeza de las tramas de estos libros. Los que sí tengo más vívidos son los de una colección del mismo tipo, creo que de tapas rojas, que eran novelas que iban sobre viajes en el tiempo. Una era Dinosaurios y otra una de piratas que tenía un protagonista del que nunca olvidé el nombre: Siglo Suertudo.

    Buena relación con lo del hipertexto y la universos múltiples, también lo de Borges.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos todos muy nostálgicos, me parece. ¡Quizás sea la cercanía con el Día del Niño!

      Eliminar
  4. Efectivamente, el género jamás desapareció. Ha evolucionado. Actualmente se publican eróticos, policíacos, fantásticos, románticos, para iOS... se va orientando cada vez más a adultos. Sus reglas evolucionaron y su literatura mejoró mucho. Las páginas se volvieron secciones para alargar las historias y darles más dinamismo...
    La comunidad en habla española nos estamos reuniendo en www.librojuegos.org, su Twitter y Facebook. Subimos noticias casi todos los días. He visto este formato aplicado a la economía, a la política, al cine...

    Si os gusta el tema pero viéndolo ahora como adultos, estáis invitados a pasaros. En un par de días linkaré este artículo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aporte Jacobo, me agende la página para darle una revisa. ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Me encantaban estos libros. Me viene a la memoria estar sentado en la Pelopincho a las 2 de la tarde en verano leyendo uno de estos libros. Qué droga!
    Y si, había momentos en los que nos cansabamos de morir, y hacíamos trampa, íbamos directamente a la página salvadora, jaja
    Saludos

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...