miércoles, 17 de abril de 2013

R.L. Stine – el Stephen King de los niños


Hay algo sobre lo oculto y lo sobrenatural que nos resulta indescriptiblemente atrapante, y especialmente cuando somos chicos. ¿Qué es eso que cruje por la noche? ¿Hay algo debajo de la cama o tras el placard? Recuerdo que cuando me pedían que fuera a buscar algo a un lugar alejado de la casa, iba encendiendo las luces de los pasillos detrás mío… por ese miedo irreal (e ilógico) de que una criatura estuviera allí esperando, agazapada en la oscuridad. Pero al mismo tiempo mi corazón siempre daba un vuelco, bombeaba sangra como nunca. Esa sensación de espanto te recordaba que estabas vivo, y superar aquellos grandes desafíos te llenaba el alma de orgullo.


Odio asustarme y pasar miedo, aunque al mismo tiempo me atrae. Seguro es un sentimiento que compartimos varios. Por eso los libros de R.L. Stine y yo teníamos una excelente relación. Tuvieron el boom en los años 90, cuando tenía 11 u 12 años. Las historias eran de misterio y terror (con una fórmula siempre similar) pero se mezclaban situaciones cómicas o de suspenso, incluso hasta de ciencia ficción. Asustaba, ¡pero tampoco tanto!

Cuando mamá iba de compras me quedaba en la librería del supermercado y enterraba mi prominente nariz en uno de ellos.  Esto sería un preanuncio de mi personalidad “ahorrativa” (raras veces llevaba uno) al mismo tiempo que empezaba a moldearme como ávido lector.

R.L Stine (que en realidad se llama “Robert”… o Roberto, para los amigos) escribió una serie de más de 60 libros que llamó “Goosebumps” (“Escalofríos”, según su traducción latinoamericana), con un primer ejemplar que salió en 1992. La mayoría de las tramas tenían a niños de 12 años como protagonistas. 

En una época se decía que “ocho de los diez libros de jóvenes más leídos eran suyos” (un tiempo en el que J.K Rowling todavía era pobre)

Los libros eran livianos, baratos y parecían escritos por un niño. ¡OJO! Esas eran ventajas. Los infantes (como yo) nos sentíamos fácilmente representados. 


¡La terrorífica historia del protagonista nos podía pasar a nosotros! Cada página se deshacía en nuestras manos. ¿Querías algo que asustara sin perturbarte por las noches? “Escalofríos” era la respuesta. Fueron libros que definieron el horror de toda una generación de jóvenes.

En Argentina, la cadena Fox Kids (GRAN canal de dibujos animados y series infantiles) presentaba la serie, junto a otras muy interesantes como Eerie Indiana (que era del mismo estilo), o “¿Le Temes a la Oscuridad?”. Lo mejor de “Escalofríos” es que casi todos los capítulos terminaban con un cliffhanger (aunque en esa época no lo sabía ni lo entendía) y el final –casi siempre– tenía un giro de tuerca al mejor estilo “La Dimensión Desconocida".


Muchas veces, el autor nos dejaba un guiño (una frase o una última palabra) advirtiendo que tal vez no todo había terminado tan bien como parecía.

“Sangre de Monstruo” es, seguramente, su saga por excelencia. Evan es un muchacho que encuentra una botella rotulada (oh… sorpresa) “sangre de monstruo” en una antigua tienda… una especie de moco verde que hace crecer a quien lo come. 

La saga se extendió en 4 partes originales.

En casa teníamos algunos de la serie “Fear Street”, también de R.L. Stine, que me encantaban. De chico era ideal porque no era tan escalofriante como H.P. Lovecraft ni tan morboso como Edgar Allan Poe

Recuerdo haber leído varios cuentos de las antologías de Ellery´s Queen Magazine (en inglés) que sinceramente me trastornaban profundamente. Incluso los relatos de Edgar Allan Poe (“La muerte y el Péndulo”, “El gato negro”, “El corazón delator”) son demasiado duros para alguien menor a 13 años.

Otro autor que supo encontrar un nicho de mercado y explotarlo de forma maravillosa.


=> R.L. Stine tiene un lugar especial en mi nostálgico corazón por introducirme a los relatos de suspenso y ciencia ficción que hoy tanto adoro. ¿Era literatura de calidad? Quizás no bajo los cánones que uno maneja de grande. Pero sus libros entretenían y hacían que los chicos leyeran… y eso es, me parece, lo importante. <=


¿Leyeron algún libro de la serie “Escalofríos”? ¿Qué libros infantiles recuerdan haber leído? ¡Espero sus comentarios!

9 comentarios:

  1. Hola Luciano: Yo recuerdo con gran añoranza toda la saga de libros "Los Cinco" de Enid Blyton. Me los leí casi todos. Los releía cada verano, recuerdo, porque era una lectura que me encataba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! Mira vos, no lo tengo a Blyton... ni sabía de su existencia ¿de qué trata? Debe ser muy bueno para leerlo cada año! =)

      Eliminar
    2. Bueno, me he expresado mal, jeje. Lo leía cada verano, pero durante mis años juveniles; me encantaba las aventuras de Los Cinco. Enid Blyton era una escritora inglesa. Escribió literatura infantil con dos nombres: Enid Blyton, nombre de soltera (de esa época son los Libros que tengo de los Cinco) y cuando estaba casada: Mary Pollock. A pesar de falleció en el 68 siguió muchos años después publicandose sus libros, ya que escribió mas de 600 novelas, y ya te digo; los de Los Cinco me encantaban

      Eliminar
    3. Me interesan!! Además uno nunca deja de ser un niño. Quizás busque algún ejemplar! Gracias por el aporte!!

      Eliminar
  2. Que bonito! R.L. Stine fue el primer autor que leí y que me hizo sentir "grande" jajaja. Me refiero a que tenía 7 años cuando me compré uno de sus libros, hasta entonces sólo leí cuentitos de esos con dibujos y yo quería una "novela de verdad" (al menos así les decía yo a los libros de puras letras y sin dibujos). Creo que mi mayor meta era leerme un libro de esos y no claudicar.
    Cuando le leí se me hizo gigante y no tengo idea de cuanto tardé, a veces sentía que nunca lo terminaría....todavía tengo ese libro en mi estante, más que nda por valor sentimental. Después de ese me leí otros de Stine, fue de los primeros autores que me engancharon y compraba lo que salía de él. Aparte de Goosebumps los de Fear Street.
    Lo que lees de niño es lo que se te queda más. Tambien gracias a leer leí a Edgar Alan Poe y sus cuentos de terror, a Wilde y El fantasma de Canterburt y Stevnson con "Dr. Jenkyll y Mr, Hyde", así que le debo a él haber conocido a otros geniales escritores cuando era chica.
    Saludos! Tienes un blog excelente :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj aunque eso sí, como dices E.A. Poe es medio siniestro si eres menor de 13 y claro tenía que rogarle a mis padres que me dejaran dormir con ellos después de una sesión con sus "Narraciones extraordinarias" xD

      Eliminar
    2. "Lo que uno lee de chico es lo que más queda"... no podría estar más de acuerdo, y de alguna forma... arma tus gustos. Yo crecí con R.L Stine, El Principito, Poe, Jostein Gaarder, "Ami, el niño de las estrellas" y Momo. Recuerdo también haber leído muchísimos cuentos policiales de libros recontra amarillentos que tenían mis viejos.

      ¡Ohhhh... que nostalgia!

      Eliminar
  3. Por supuesto. En España la saga se llamaba "Pesadillas" y uno de mis preferidos que aún tengo en casa "El fantasma sin cabeza", porque dentro del terror, lo que más me fascina son las casas encantadas; además, este fantasma resultó no ser tan terrorífico.

    Ahora que lo releo de adulta, como dices, no encuentro frases complejas ni expresiones demasiado cultas, sino una narración sencilla y agradable ideal para introducir a los niños y pre-adolescentes en el mundo de la lectura.

    Por cierto, nunca leí a Stephen King pero sí que vi películas basadas en sus novelas a la misma edad en que leí los libros de "Pesadillas" y no me resultó en absoluto agradable. Tras ver al payaso de It (Eso), me pasé noches enteras con pánico a cerrar los ojos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dale una chance a Mr. King, tiene libros interesantísimos que van más allá (mucho más allá) del terror. Es increíble, por ejemplo, evocando la nostalgia de ser niño, la dificultad para ver el mundo con los ojos de un adulto y la psicología detrás de las relaciones interpersonales como la amistad. Este es mi análisis de "It" (Eso):

      http://viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/08/it-eso-novela-1986.html

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...