viernes, 14 de diciembre de 2012

Las 5 claves del éxito de JK Rowling


Todos la conocemos a esta altura: es la escritora inglesa más exitosa desde Agatha Christie, millonaria y creadora de una saga legendaria. Antes de Harry Potter los niños habían perdido el interés en la lectura, seducidos principalmente por la TV, internet y demás bombardeos audiovisuales. 

El problema es que no se les había ofrecido un producto con el cual se identificaran. Por mi parte, a medida que leía cada uno de los libros de la serie, analizaba cuales fueron las técnicas o motivos que llevaron a este éxito sin precedentes. 

1) Narración en tercera persona limitada

Lo primero que hay que destacar es el estilo narrativo. Prácticamente el 95% de la serie está contada desde el punto de vista de Harry

Esta técnica narrativa implica que tenemos una cercanía muy clara a la mente y percepciones del sufrido héroe. Cuando él nota algo sospechoso en la escuela, nosotros también comenzamos a sospechar de esa misma persona.


Cada vez que vive una situación extrema, estamos en primera fila con él para ver como lo supera, como se siente al respecto. Raramente conocemos algo que Harry desconoce (hay sólo unas pocas excepciones). Esto no sólo incrementa el misterio de cada uno de los libros, sino que además genera una conexión más fuerte con el protagonista.

2) Personajes realísticos, con virtudes y fallas.

Rowling creó, dentro de su universo, más de 160 personajes. Llegamos a conocerlos de cerca… y son todos muy humanos. Harry es real e interesante para nosotros… nos preocupamos por él. Pero OJO, está muy lejos de ser perfecto. De hecho, muchas veces Harry actuó como un idiota (#Total Jerk#). Particularmente en el quinto libro. El padre de Harry tampoco fue un santo.

Dumbledore tuvo actitudes muy cuestionables… y el 7mo libro (que ahonda en su pasado) lo muestra claramente como un personaje imperfecto. Ni hablar de Snape, un “villano” hermosamente complejo que salvó a Harry en más de una ocasión pero siempre mostró más sus debilidades ante el mundo. Esto se relaciona muchísimo con el punto (1): lograr identificación con los actores de la novela.


 3) Uso de cultura popular, clásica y contemporánea.

Si algo demuestran los libros de Harry Potter es su escaso formulismo. No es nada totalmente nuevo y hay muchas semejanzas con historias que ya conocemos (hay claras referencias al “El señor de los Anillos” y siempre creí que Harry era un poco como “Matilda”). Aun así, el mundo mágico (y todas sus reglas) creado por JK Rowling es fantástico. Y para hacerlo aún más rico se valió de mucho simbolismo, etimología, alusiones a leyendas, mitología, historia y folklore popular.

En sus novelas encontramos desde centauros y sirenas hasta esfinges, dragones, espectros y criaturas de muchos mitos. Una de sus alusiones más populares fue el perro de 3 cabezas de Hagrid (“Fluffy”), que proviene de un animal de la mitología griega de las mismas características (“Cerberus”). Está claro que Rowling investigó mucho antes de desarrollar sus novelas.

4) Construcción de trama y ritmo

Cada vez que terminaba un capítulo me era muy difícil no querer leer el próximo. Las novelas tienen tantos detalles, tanta información. El final de cada libro sorprende con una revelación, pero además sorprende contándote que todas las pistas estuvieron siempre ahí. En “La cámara secreta”, cuando el trío descubre que lo que se esconde en Hogwarts es un basilisco, atan cabos con todos los hechos extraños que habían estado ocurriendo (arañas que corrían hacia el bosque, personajes convertidos en piedra, ruidos en las cañerías que sólo Harry escuchaba, etc.).

Inclusive los personajes secundarios tenían historias interesantes y siempre sobre el final se revelaba por qué habían estado tan “misteriosos” durante toda la trama. En términos de ritmo y flujo de la historia, cada escena tiene un propósito y nos va metiendo aún más en el misterio central de cada libro. Leer “Harry Potter” es muy sencillo (tiene un vocabulario básico) pero eso no lo hace menos complejo.

5) Los valores que aporta

Todo tiene que ver con lo mismo al final: Rowling logró que nos sintiéramos identificados con la historia, los personajes y las situaciones que se viven. Pero también retrata muchos valores a la perfección: amista, confianza, lealtad, valentía, coraje. Se sabe que la autora rescribió el primer capítulo de “La Piedra Filosofal” 15 veces. Su propia madre murió 6 meses antes de que lo terminara.

La serie de Potter es acerca de la muerte, es el hilo conductor e impulsa muchas de las acciones del libro. Harry madura a los golpes con cada muerte que experimenta. Fue un logro ir haciendo los libros cada vez más oscuros… el público (naturalmente) iba creciendo a medida que seguían saliendo libros  y esto los volvía cada vez más intrigantes.

 Así que ahí están: las 5 técnicas que – a mi parecer – fueran las claves del éxito de la creadora de Harry Potter. ¿Están de acuerdo? ¿Creen que JK Rowling es una buena escritora o que únicamente “tuvo suerte”? Espero sus opiniones, comentarios y sugerencias.

¡No se olviden de sumarse como fans a mi página haciendo click ACÁ!

POSDATA: ¿Cuál es su libro favorito de la serie? Para muchos es el 3ro (“El Prisionero de Azkaban”). Admito que tiene su encanto: es el único que cambia un poco la fórmula clásica y se desvía de la historia de Voldemort. Además introduce el “Mapa del Merodeador”, los Animagos y ahonda mucho en el pasado de Harry. El villano (además) no es directamente Voldemort, y eso fue un plus.

Mi preferido, sin embargo, es el 6to (“El Príncipe Mestizo). Y en segundo lugar, el segundo libro (“La Cámara Secreto”, que además es la mejor adaptación al cine). En un próximo post les contaré mejor el por qué.


¡Saludos y hasta la próxima!

5 comentarios:

  1. ¡Muy buena reseña! Me encanta la serie, me volví re adicta. Inclusive los compraba en inglés para leerlos antes y que nadie me arruiné las sorpresas.

    Un beso. Un blog excelente.

    ResponderEliminar
  2. El príncipe mestizo me encató también, pero no sé si podría quedarme sólo con uno de los libros ;-)

    Me quedo por tu blog. Me parece muy interesante. Gracias por invitarme...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Narayani, todos los libros son maravillosos y cada uno tiene lo suyo. Es una historia muy compleja que el cine nunca logró adaptar bien. Además cada uno se conecta con todos los demás... es increíble como se amplía el universo mágico con cada libro.

      Gracias por comentar y leerme, ojalá que puedas seguir haciéndolo!!

      Eliminar
  3. El Prisionero de Azkaban era maravilloso,sobre todo con genialidades como el giratiempo o la aparición de los dementores,que a mi me encantó. Creo que es mi favorito,pero detalles del Cáliz de Fuego o la trama (y las casi 900 páginas) de la Orden del Fenix me dejaron fascinado como nunca lo habia hecho antes otro libro.

    ResponderEliminar
  4. El Cáliz de Fuego y La Orden del Fénix (este segundo sobre todo por lo largo y entretenido que llegaba a ser) me parecen de los mejores (sobre todo el 4º) de toda la saga. Sin embargo creo que,efectivamente,el que se lleva la palma es el Prisionero de Azkaban. La genialidad del giratiempo y la aparición de los dementores fueron increíbles. Sobre la Cámara Secreta,es de los que más me gustan...pero es cierto que comparado con otros no parecía para tanto.

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...