jueves, 4 de octubre de 2012

“El fin de la Eternidad” (novela, 1955)



Autor: Isaac Asimov (Rusia)
Género: ciencia ficción / viajes temporales
Leído: en Comodoro Rivadavia, 2010.

En 1955, Asimov escapó de su zona de comfort presentando una novela novedosa sobre viajes en el tiempo, algo que el propio autor no había tenido en cuenta por considerarlo demasiado complejo. “El Fin de la Eternidad” terminaría siendo una de sus obras más maravillosas, y que sentaría precedentes para el resto de su carrera.

El gran acierto de la novela es que Asimov aborda este tema clásico y sus paradojas desde una perspectiva muy original y nunca antes vista. En la novela, la Eternidad es una inusual institución que existe “al margen del Tiempo”, desde donde examina y analiza las diferentes realidades posibles – a lo largo de 70.000 siglos – y realiza pequeños cambios necesarios para evitar grandes catástrofes en el futuro. El protagonista es Andrew Harlan, el Ejecutor personal del principal Programador de la Eternidad. Como “Ejecutor”, Harlan debe escoger entre los distintos “Cambios posibles” para conseguir una determinada alteración.

La situación se complica cuando Harlan se enamora #OhSorpresa# de una misteriosa aristócrata de los siglos pasados (que le complica la existencia) y descubre, a su vez, el verdadero papel que juega dentro de la Eternidad. Al empezar a desconfiar de los verdaderos motivos de la organización y descubrir que su cambio alterará de forma permanente el siglo 482, Harlan empieza a incumplir las normas de la Eternidad, mientras se prepara el proyecto del que dependerá la propia existencia de ésta.

Lo emocionante de esta historia es que cuenta con muchos elementos de misterio y suspenso entremezclados con ciencia ficción clásica, pero trabajada de forma brillante. Asimov resuelve las paradojas  temporales de forma amena y emocionante, de tal forma que cualquier lector pueden entender lo que sucede y los motivos. Toda la historia es una montaña rusa de emocionantes giros que culminan en un final totalmente inesperado.

“El fin…” no es una novela más. Es de lectura rápida y entender toda la rama desarrollada es súper fácil. Pero una verdadera comprensión necesita una lectura atenta, casi un estudio de sus páginas. Un clásico que siempre me encantó, la recomiendo mucho para inducirse en el mundo de los viajes en el tiempo con una buena trama de misterio.

“Ésta es la Tierra. No el eterno hogar de la Humanidad,
sino el punto de partida de una infinita aventura.
Todo lo que has de hacer para conseguirlo es tomar tu decisión.”

(Isaac Asimov, El fin de la Eternidad)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te pueda llegar a interesar...