lunes, 8 de octubre de 2012

“La tabla de Flandes” (novela, 1990)


Autor: Arturo Pérez.- Reverte (España)
Género: policial / histórica / misterio
Leído: en Panamá City, 2012.

¿Quién mató al caballero? Con esta premisa, Pérez – Reverte nos induce a una ingeniosa trama policial que junto a “El Maestro de Esgrima” y “El Club Dumas” conforma una de las obras que catapultaron al autor hacia el reconocimiento no solo literario, sino también artístico.

La historia plantea un interrogante básico: ¿qué historia puede llegar a esconder un simple cuadro? 

Cuando Julia, una joven restauradora de arte, revela una inscripción oculta en un famoso cuadro (“La partida de Ajedrez”) se ve pronto sumergida en un mundo donde ya nada es lo que parece. Lo interesante es que es, en esencia, una típica novela de intriga… pero a medida que los problemas se van escalando entran en juego no sólo los personajes propios del relato actual sino también los que, cinco siglos antes, fueran la inspiración de Pieter Van Huys para pintar el enigmático cuadro al óleo. Lo que más me gustó de la novela fue el misterio en sí, que es administrado con cuentagotas. 

El primer tercio de la trama es brillante porque plantea mil interrogantes y genera inquietud en el lector por saber más. Llegó un punto en el que tuve que detenerme a pensar que cosas sabía y cuales no… y eso me pareció fascinante. Estoy convencido que autores como Dan Brown se deben haber inspirado en Perez - Reverte para las novelas del estilo “artistas que tienen un misterio dentro de un misterio”. Lo que no se le puede negar al autor es que su investigación es impecable, tanto en cuestiones de arte como en sus análisis y metáforas relacionadas con el ajedrez. La intriga se mantiene hasta el final, pero en ciertos momentos la historia decae un poco.


Creo que “La Tabla de Flandes” tiene tres grandes problemas. El primero es su relación directa con el ajedrez: sólo alguien que conozca el juego puede llegar a comprender todo lo que se explica. En mi caso, es una de mis pasiones (y fue lo que me atrajo, de hecho)… pero siento que quizás es demasiado específico y eso puede llegar a limitar a los lectores interesados. Por otro lado, el libro es demasiado descriptivo y hay párrafos enteros que suenan bien pero donde la historia simplemente no avanza. Creo que eso lleva a que la atención se vaya para otro lugar. Recuerdo un capítulo donde el autor describe al mínimo detalle como Julia restaura la pintura… tanta abundancia en detalles no ayuda a interesar al lector (¡por lo menos no al lector promedio que no sabe nada de arte y restauración, como yo!). 

Como último detalle, cabe mencionar que no me convenció el final: es abrupto y anticlimático. La revelación del asesino es sorprendente, no lo niego… pero la forma en que estuvo presentada (y lo que sucede después) no me terminaron de comprar.

Así y todo, me parece que la novela está buena y la recomiendo. Me gustó el aire de misterio que tiene, el trío que se reúne para resolverlo (la joven restauradora, un ingenioso anticuario homosexual y un excéntrico jugador de ajedrez) y tiene muchas metáforas sobre el ajedrez que me resultaron apasionantes. Todo – lógica, filosofía, literatura, pintura, matemática, ajedrez – se mezcla en esta pieza literaria que ya se convirtió en un clásico.

PD: la novela tiene su adaptación cinematográfica. Es una cinta británica de nombre “Uncovered” y protagonizada por la hermosa Kate Beckinsale.

PD2: como novelas similares recomiendo “El Código Da Vinci” (que es entretenido, al menos) y “El Enigma de los Cuatro” (que está muy interesante también)


«Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza de polvo
y tiempo y sueño y agonías?»

(Arturo Pérez – Reverte, “La Tabla de Flandes”)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te pueda llegar a interesar...