viernes, 14 de noviembre de 2014

“Tremors” y los guiones cinematográficos


Tremors es una de mis películas-que-nadie-conoce preferidas, y una de las mejores cosas que pueden pasarle al subgénero de “terror con animales” que popularizó “Jaws” en 1975. En clave de comedia, aunque con excelentes escenas de suspenso, tenemos a un genial Kevin Bacon y otros pocos pueblerinos que se ven acosados por… gusanos gigantes… que tienen otros gusanos en la boca… y que son inteligentes como para aprender con la experiencia… Sip. Así de bizarra.

Hace un tiempo que me preguntaba por qué me parecía tan buena, hasta que finalmente entendí que es una de las mejores películas escritas de Hollywood.  O, por lo menos, uno de los mejores ejemplos de guión americano que vi hasta ahora. No tiene escenas desperdiciadas, ya que cada una es utilizada para hacer avanzar la trama o desarrollar eficientemente a los personajes principales. Además, todo lo que se plantea tiene su recompensa (lo que se conoce como plant-and-payoff y brick jokes, cuestiones que se plantan en un primer momento y tienen su resolución mucho después, casi al final, cuando el espectador ya las ha olvidado), el diálogo es picado y eficaz y los personajes están bien definidos. Pero por sobre todo: no hay agujeros en la historia (bueno, en realidad… literalmente hay muchos agujeros). Me refiero a que los personajes hacen cosas coherentes con sus personalidades, y no se ven acciones estúpidas o ilógicas. 

Trailer de “Tremors” (1990):



Lo que hace que Tremors sea maravillosa, primero que nada, es la química entre los personajes. Todos actúan con carisma y reflejan cómo se comportaría uno ante esta situación imposible. El dúo Kevin Bacon – Fred Ward es especialmente divertido y presentan escenas con mucha comicidad.

En esencia, está muy bien equilibrado el suspenso (terror) con la comedia. Generalmente, este tipo de películas se basan en personajes estúpidos haciendo cosas tontas (y muriendo de forma tonta, también), pero este no es el caso. También es emocionante ver que las criaturas son sabias y asimilan con la experiencia. Cuando una muere, el resto aprende a no cometer los mismos errores. No he visto este tipo de genialidad en otros monstruos.

Mi crítica cinéfila de Tremors la pueden leer completa acá.


Pero de lo que quiero hablar es de su guión, que es un gran ejemplar de la escritura norteamericana porque la narrativa, aunque lineal, es de propulsión, de causa y efecto. Los eventos suceden por una serie de elecciones y de personajes individuales reaccionando ante las circunstancias.  Por otra parte, se puede apreciar perfectamente la estructura de los 3 actos (con sus puntos de giro) y la “narración objetiva” (porque la audiencia conoce más que los personajes y puede ver todo simultáneamente).

Lo (poco) que sé de guión cinematográfico (escribí algunos cortos en mi vida) lo aprendí de Syd Field, un groso conocido por ser el gran guionista de Hollywood

Hasta su fallecimiento el año pasado, Field publicó una inmensa cantidad de literatura sobre cómo producir guiones de cine efectivos. En sus escritos se destaca su facilidad para explicar y tiende a crear paradigmas teóricos que pueden ser utilizados por cualquier aprendiz.

Un ejemplo es su famosa paradigmo de estructura dramática en 3 actos: el proponía dividir la historia en tres partes (establecimiento de la acción, confrontación y resolución) con marcas de tiempo muy específicas.

En su libro “El manual del guionista” (1995), lo último que leí de él, brinda ejercicios e instrucciones para escribir un buen guión, paso a paso. Comienza explicando su paradigma en teoría, siempre basándose en buenos ejemplos, y luego pasa a brindarnos una invaluable guía sobre el arte de hacer guiones. Si les interesa el tema, y tienen oportunidad de leerlo, háganlo porque no tiene desperdicio.


► PARA BAJAREl manual del guionista” (Syd Field, 1995) en español y en PDF: http://goo.gl/GMh9wh

“Writing should be an adventure,
shrouded in mystery and uncertainty,
blessed with amazing grace. In theory, of course”

(Syd Field, The Screenwriter’s Workbook)

¡Hasta la próxima, y no se olviden de agendarse “Tremors”!

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….

Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!


2 comentarios:

  1. ¡Yo la vi! XD Y pensaba que era de medio pelo, en cuanto la den de nuevo le voy a prestar más atención.

    El libro se va directo a mi biblioteca, gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, yo la debo haber visto 3 o 4 veces. Pero la primera, recuerdo, fue por casualidad y por Space.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...