miércoles, 13 de octubre de 2021

Edgar Allan Poe y sus adaptaciones (ft. La caída de la Casa Usher)


Poe es una de mis autores favoritos y hace bastante que no le dedico una nota. Es de esos escritores que no han tenido tanta suerte con las adaptaciones de su ficción. Recientemente, Mike Flanagan anunció que estará llevando La caída de la Casa Usher a formato de serie para Netflix. Momento perfecto para repasar este relato.

 



***

 

La influencia de Edgar Allan Poe

Creador del relato policial y una influencia clave para la literatura de terror, Edgar Allan Poe tiene tantos relatos fascinantes que es difícil seleccionar los mejores.

El gato negro, El corazón delator, El barril de amontillado y La máscara de la muerte roja son sólo algunas de sus historias más célebres que inspiraron ficciones modernas, ya sea de forma directa o indirecta.

Admito que su estilo barroco y críptico no ha envejecido del todo bien. Uno aún hoy puede leer a Arthur Conan Doyle y sentirlo joven, pero los cuentos de Poe son deliberadamente enredados en su narrativa y difíciles de seguir si uno los agarra medio distraído.

En cualquier caso, Poe fue un pionero en demasiadas formas de contar. Su trabajo y su vida (y muy especialmente su muerte) parecen un cliché hoy, pero no hay que olvidar que el tipo escribió en épocas donde ni siquiera existía la radio.


No se limitó a establecer nuevos estándares, sino que fue perfeccionando paradigmas completamente nuevos en el proceso. Algunas de estas cuestiones las he ido charlando en el blog en notas como ésta y ésta otra.


Adaptaciones e inspiraciones

Todos los géneros de terror, ciencia ficción y detectivescos podrían ser bastante diferentes, y no para mejor, sin el ejemplo de Poe. Además, sus conocimientos sobre la psicología, tanto como dispositivo narrativo como ejercicio metafísico, fueron considerables. El tipo estaba describiendo comportamientos y fenómenos que se convertirían en materia de libros de texto varias décadas después de su muerte.

El caso de La caída de la Casa Usher es uno de estos ejemplos, pero ya llegaremos a eso. Antes quería repasar algunas de las obras recientes inspiradas en los trabajos de Poe.

Para arrancar tenemos la bio-pic no oficial del autor, Raven (2012). Protagonizada por un poco memorable John Cusack, la película es un intento barato de emular la franquicia de Saw: el Juego del Miedo, mezclando una crónica de los últimos días de la vida de Edgar Allan Poe.


En esta película, el escritor colabora en la búsqueda de un asesino cuyos crímenes se inspiran en sus obras. Se intercalan algunos elementos de la vida real del autor. La muerte de Poe siempre estuvo envuelta en el misterio: fue encontrado en las calles de Baltimore, en un estado deplorable, vistiendo la ropa de otra persona y balbuceando cosas inentendibles. Como thriller de misterio, entretiene lo justo y necesario.

Más interesante me resultó Stonehearst Asylum (2014). Está ligeramente basada en un cuento poco conocido de Poe (The System of Doctor Tarr and Professor Fether) y fue, para mí, uno de los thrillers más atrapantes de su año de estreno.

El Dr. Newgate (Jim Sturgess) llega al manicomio de Stonehearst con la idea de convertirse en un médico que pueda hacer la diferencia. Pero pronto se va a enterar de que los verdaderos médicos están encerrados en el sótano, y son los locos quienes dirigen el show.

Un thriller sorprendentemente bueno que termina siendo más complejo de lo que inicialmente aparenta. Bien actuado, con giros argumentales llamativos y una suerte de crítica social a la forma de tratar con locos en un asilo.

Acá hay que mencionar también a Brandon Lee en El cuervo (1994). No será 100% precisa como adaptación, pero no hay película gótica más icónica. Basada en el cómic del mismo nombre –que  a su vez se inspiró en el emblemático poema– la película tiene toda la atmósfera oscura y el ambiente que uno esperaría del autor clásico. Con asesinatos, venganzas y una pizca de lo paranormal, Poe habría estado orgulloso.

No querría dejar de citar a The Lighthouse, una de mis favoritas del 2019 a la que le dediqué esta nota. Si definitivamente tiene elementos de Lovecraft presentes, es en realidad una adaptación muy ligera del texto final de Poe del mismo título. La película trata sobre la cordura menguante de dos fareros aislados en su cargo titular.


Las visiones de horribles monstruos y las tensiones aumentan a medida que los dos comienzan a perder el control de la realidad. Definitivamente es una de las películas más intensas de esta breve lista de adaptaciones.


Poe y la caída de la Casa Usher

La caída de la casa Usher suele aparecer entre los TOP-10 de textos de Poe. No es de mis cuentos favoritos del autor, aunque puedo entender su encanto. El relato es denso, barroco, anticuado y muy detallado en descripciones. Genera una atmósfera opresiva que le viene como anillo al dedo para que el autor de La Maldición de Hill House realice una tremenda miniserie.

Mike Flanagan no tiene una sola mala película o serie hasta ahora, por lo cual hay fe absoluta. El material original es de esos que han sido desmenuzados palabra por palabra por críticos a lo largo de décadas, y seguramente Flanagan podrá reconocer los temas más atrapantes para mostrarlos en pantalla.

Usher es muy alegórica y se interesa más por la forma que por el contenido. De hecho, el argumento se puede resumir en un párrafo corto. El decorado es lo que importa en este caso. Todo parece ser un dispositivo para los temas que más preocupaban al autor: la enfermedad y la muerte.


El texto rápidamente evoca a la novela gótica y al terror psicológico que hoy está tan de moda. Se publicó originalmente en septiembre de 1839. Un narrador no identificado llega al espeluznante, oscuro y decadente castillo ocupado por los gemelos Roderick y Madeline Usher, después de recibir una carta de Roderick pidiendo su ayuda. Ahí encuentra que sus amigos no están nada bien.

Se ha adaptado muchas veces al cine, incluido un cortometraje mudo estadounidense de 1928, un largometraje francés de 1929 y una famosa producción de 1960 protagonizada por el mítico Vincent Price.

La historia trata sobre la doble caída de la Casa Usher. Por un lado, es la caída en desgracia de la aristocrática familia Usher, por otro, la caída literal de su mansión ancestral, que se derrumba y se hunde en el lago al final del relato (ups, spoiler alert).

Al parecer, Flanagan no se va a quedar únicamente con el relato que da nombre a su nueva serie, sino que aprovechará varias obras del autor gótico por antonomasia. A lo mejor terminamos teniendo algo parecido a lo que se hizo con la genial Castle Rock, que hizo dos grandes temporadas con el universo de Stephen King.


……………………………………………………………

=>> Otros post sobre EDGAR ALLAN POE en el blog: “El Cuervo, la poesía gótica de Poe”; “5 consejos de escritura de Edgar Allan Poe”; “Grandes horrores (I): El entierro prematuro”; “El misterio de Marie Roget y la controversia de Edgar Allan Poe”; “Grandes autores de un solo libro”.

……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te pueda llegar a interesar...