viernes, 15 de noviembre de 2013

“Saw: el juego del miedo”. La complejidad narrativa en el cine de terror.

Saw” nació en el 2004 como una película independiente de James Wan y Leign Whannell. Filmada con un presupuesto bajísimo, nadie habría esperado que se convierta en una franquicia mundialmente aclamada. Asimismo, nadie podría haber esperado que revolucionara la forma de hacer cine de terror. Cuenta la historia que Wan y Whannell se jugaron todas sus cartas en un corto de 8 minutos (recreando una de las escenas de la película) y lo enviaron junto con un guión a Los Ángeles. Viajaron con una mano adelante y una atrás… y el resto es historia.

La trama gira en torno a John Kramer, un paciente terminal que decidió “dejar una enseñanza” a sus víctimas a través de una serie de juegos macabros (o pruebas) para comprobar la voluntad de vivir. El público general quizás crea que el apelo llega por el lado de la “tortura porno”, las siniestras trampas y el sadismo. Pero el verdadero fan conoce la verdad: es una de las tramas más enredadas y complejas que alguna vez se conoció en el cine. No me voy a cansar de decirlo: “Saw” es una maravilla narrativa, y su intrincado concepto transformó la forma de narrar terror.

OJO OJO OJO => Se revelan detalles de la trama… Así que ya saben (estamos en Internet, y hay que decirlo) #SPOILERS AHEAD!


«Let the game begin. »

El fenómeno “SAW”

¿Por dónde comenzar? ¿Por dónde comenzar? Todas las técnicas narrativas están allí: los flashbacks, el efecto Rashomon (que completa intersticios a medida que las películas progresan).  ¡El mismo protagonista muere en la tercer película! ¿Qué clase de saga se anima a hacer esto? Este movimiento arriesgado (que dio lugar a la “Saga Hoffman” (películas IV a VI) es otra de las técnicas innovadoras que aplicó “Saw” para romper con la forma tradicional de filmar el terror, un quiebre de la narrativa convencional.

Esto implica que el espectador ya no puede ser un mero consumidor, tiene que estar atento, analizar cada escena. Las formas de mostrar el terror en el cine ya estaban desgastadas, en desuso: Halloween, Martes 13, Pesadilla en la Calle Elm. Las películas the Scream tienen algún tipo de continuidad, pero ciertamente no son complejas. Si hablamos de películas de terror slasher, la fórmula se mantuvo constante durante los últimos 50 años: mantener a un mismo villano, pero rotar el cast con nuevos (y más lindos) protagonistas para que el villano los destripe.

Creo que para terminar de comprender el fenómeno cultural de las películas de Saw hay que considerar otro fenómeno paralelo del mismo año. En el 2004, una humilde serie de TV nacía. Aunque LOST es un caso aparte, y creo que descarriló complemente en sus últimas dos temporadas, Hollywood comprendió la lección de JJ Abrams. El público es inteligente, necesita algo más enmarañado. Tienen la capacidad de que engancharse con un misterio que se vaya desenvolviendo de a poco, a lo largo de los años. 

«Live or die, make your choice. »

Cuando la espera lo es todo

Es imposible no atar Saw a sus influencias con el fenómeno LOST: los flashbacks y los cabos sueltos eran lo que el nuevo público pedía. Necesitaban complejidad, oscuridad y una narrativa fascinante. Y la tuvieron. En Saw III hay un personaje que lee una carta y rompe en llanto. ¿Quieren saber quien escribió la carta? Hay que esperar hasta el año siguiente. Exactamente qué dice la carta nos llega en la sexta entrega (Saw VI) y es un giro de tuerca impecable, y coherente.


Pero la complejidad narrativa no para ahí: Saw V sigue exactamente 30 segundos después del final de Saw II. Saw IV, de hecho, sucede, SIMULTÁNEAMENTE a los eventos de Saw III… pero solo nos enteramos en los últimos minutos de la cinta. Por otro lado, vemos trampas de Saw I preparándose (en flashbacks) durante Saw III y V. Trampas de la segunda parte preparándose en Saw III y V también. Progresivamente, las películas fueron agregando nueva información sobre eventos previos, rellenando los espacios en blanco, ampliando el panorama.

¡Lo más sorprendente es que Jigsaw (John Kramer) muera a mitad de la saga y, sin embargo, continúe siendo el protagonista de todos los eventos que suceden después!

Pero la complejidad narrativa es solamente una parte. El villano John Kramer tiene un desarrollo psicológico sorprendente profundo. Es un personaje absolutamente maravilloso. Admitámoslo: el clásico “malo” de las películas de terror no tiene demasiadas motivaciones (“lógicas”, por lo menos). Primero que nada, Jigsaw es un humano particularmente débil, un paciente de cáncer en sus últimos días de vida. Ya en la segunda película necesita oxígeno externo para poder mantener una conversación. En la tercera está completamente incapacitado.

… Y sin embargo, tiene todo fríamente calculado, al punto que termina ganando la mano en cada ocasión. Su plan es meticuloso, así como su filosofía. Incluso hay que darle crédito por haber descubierto las “fallas” en sus propios aprendices (Amanda y Hoffman) y diseñar juegos especialmente para ellos. Sus reglas son claras: Matthews podría haberse salvado, al igual que el agente Strahm. Pero la curiosidad (y la falta de fe) del hombre es siempre más grande.

«How much blood will you shed to stay alive? »

Una vez más, para verlo mejor

El climax de cada película incluye flashbacks de escenas anteriores que le brindan un significado completamente distinto a todo el argumento. El caso de Saw IV es impecable: la primera y última escena son las mismas, pero la última se encuentra cronológicamente en el lugar correcto. Un giro sutil, hábilmente planeado desde un principio.

Todos los misterios quedan resueltos para el final de la saga. Incluso la VII (que no me pareció necesaria, de hecho) nos cierra una de las preguntas más importantes de la historia: ¿cómo pudo un enfermo de cáncer diseñar trampas que requieren profundos conocimientos médicos, fuerza, y habilidades ingenieriles? 

==> La revelación –igual que el final de cada película– sorprende y maravilla. Dr. Gordon, un personaje de la primera parte, era otro cómplice de Jigsaw y quien, últimamente, va a continuar con su legado.

Chejov habría estado orgulloso

Las pistolas de Chejov abundan en la saga, y es otra de las técnicas argumentales mejor usadas. Pensemos en la caja que John le deja a su esposa (en la V) y cuyo contenido se revela en la VI, o la carta que recibe Amanda en la tercera entrega. Los finales son también increíbles debido a que se van construyendo a lo largo del desarrollo de la historia (esta técnica se conoce como “Plant and Pay-off”). Pensemos en la primera, donde un John Kramer –supuestamente muerto– se levanta mostrando quién realmente manda, o la segunda… con la idea de que “seguir las reglas del juego” es la forma de salir ganando. Entre paréntesis: Saw II tiene uno de los twist-endings mejor pensados de la saga.

Hay otros muchos ejemplos. Un detalle de Saw V es interesante: John está hablando con Hoffman y le menciona que el acero templado hace un corte más “limpio”. Esta información, aparentemente irrelevante, se convierte en una pieza fundamental en la sexta entrega.


Palabras finales

“Saw” se convirtió en una influencia fenomenal dentro de su género. Nos mostró una historia profunda, oscura, casi filosófica, plagada de técnicas innovadoras y frescas. Su estructura hoy es comúnmente utilizada (plagiada) en series de TV y películas rip-off. Una línea “A” tiene un aire a policial negro, con la trama manteniendo niveles de suspenso hábilmente dosificados -- imposible no admitir la clara influencia del cine de David Fincher (“Seven”). La línea “B” de la historia, que sucede de forma paralela, es más terror gore.

Las películas saltan de la línea “A” a la “B” constantemente. Algunas le dedican más tiempo a la línea “B” (Saw II y Saw III, por ejemplo), y otras más a la línea “A” (Saw V, especialmente). Esto deriva directamente en el contenido violento / sangriento de la entrega. Ambas tramas se concatenan en el final, con resultados siempre sorprendentes.


El tiempo dirá si realmente SAW es un umbral dentro de la narrativa de terror, o solamente una tendencia del momento. Por mi lado, creo que los próximos años tendrán aún más de un terror / suspenso inteligente, con raíces más terrenales o psicológicas y misterios más intrincados por resolver. #GAMEOVER.

10 comentarios:

  1. Es una saga impresionante, para mi muy infravalorada por aquellos que dicen que solo es violencia, olvidando que además de las impactantes muertes y trampas posee una interesantísima forma narrativa, con esa impresionante anagnórisis (y la música que la acompaña), diálogos más serios que la mayor parte de las películas sobre asesinos y un auténtico icono moderno del género, como Jigsaw.

    ResponderEliminar
  2. ¡La gente no entiende nada!
    Es muy interesante lo que decís, la anagnórisis se aplica especialmente al final de cada película, con esa infaltable pieza musical de Charlie Clouser ("Hello, Zep"). Es otra técnica narrativa, excelentemente originada en los mitos griegos como "Edipo Rey", que se suma a otra serie de tantas.

    ResponderEliminar
  3. Podrias avisar que el spoiler es sobre la saga, y no sobre la primer pelicula. Mal cogido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cogen bastante bien, pero gracias por tu preocupación.

      Eliminar
  4. Sólo he visto Saw, la primera de la saga. Me pareció suficiente, porque tiene uno de los fallos más antológicos de la Historia del Cine. Y nada más comenzar.
    Si metes a un tipo inconsciente en una bañera y no se ahoga, reacciona en cuestión de segundos. Así que en menos de un minuto el tipo estaría fuera de la bañera. Y en ese intervalo, quien lo haya dejado en la bañera ha tenido tiempo de tirarse al suelo, adoptar la pose que mantendrá durante horas, preparar la escenografía, etc. Es simplemente IMPOSIBLE. Y, para colmo, hay un tipo atado al otro lado de la habitación que te estaría viendo mientras metes al muchacho en la bañera, te tumbas, etc., y que, tal y como se desarrolla el resto de la película, sabemos que ignora todo esto por completo. Pero como esto ocurre justo al inicio, es decir, cuando el espectador apenas cuenta con información, lo pilla desprevenido, con lo que éste no reacciona esgrimiendo la lógica. Pero basta que reflexionemos un poco sobre todo esto y nos daremos cuenta de que la película no se sustenta de ninguna manera. Así el fallo más antológico de la Historia del Cine se da en el primer minuto. Suficiente para no seguir.
    Y no me explayaré en el otro gran fallo, el de la foto del tipo asomándose a la calle por entre las cortinas de la casa del médico. Esa foto aparece revelada incluso antes de haber sido tomada, y aunque pasa por las manos del malo, lo cierto es que no la toma él, sino ¡el policía! Absolutamente demencial.
    Recomiendo encarecidamente ver cualquier otra cosa, aunque sean episodios de "Verano azul" o "La casa de la pradera".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas! Aunque tu argumento es muy válido, bajo esa premisa no podrías disfrutar prácticamente de ninguna obra de ficción. Admito que uno pueda criticarle cuestiones de "credibilidad", pero mi entrada apuntaba a ver la saga SAW bajo otra perspectiva: la de una historia de terror narrativamente compleja.
      Igual, viste lo que dicen sobre los gustos y sobre las viejas comiéndose sus mocos... =)

      Eliminar
    2. Usted lo ha dicho.Unicamente vio la parte 1,por eso es tan fácil sacar su conclusión pero cuando vea las siete partes entenderá todo,y lo peor aún que apenas inicia la historia

      Eliminar
  5. Me encanta saw pero nunca tengo con quien hablar de la pelicula. Si quieren hablar de saw envia solicitud https://www.facebook.com/profile.php?id=100012747946499

    ResponderEliminar
  6. Me fascina tu crítica acerca de Saw o como se lo conoce en mi país "El Juego del Miedo". Realmente tuviste una perspectiva bastante completa por la argumentación. Hasta donde pude leer, mucha gente esta en contra de esta saga debido a detalles técnicos o realistas, lo cuál veo innecesario. Yo formo parte del otro grupo de gente que le fascina, al igual que vos, esta película. Si en un futuro llegara a salir una secuela de cualquier estilo, sería realmente interesante. Si conoces otra saga con una historia compleja y fascinante como lo es ésta, házmelo saber. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, acá en Argentina también se conoció bajo el mismo título. No sé si haya una saga de terror tan larga y, simultáneamente, tan compleja como esta. Pero si llega a aparecer, te aviso.
      Game over.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...