domingo, 24 de octubre de 2021

Pinball y plataformas en Yoku´s Island Express

 

Este juego fusiona la exploración de mundo abierto y el diseño al estilo metroidvania con la mecánica del pinball. Yoku´s Island Express es todo lo que está bien con el gaming.

 



***


Flippers de la vida

Nunca fui demasiado fan de los pinballs en las salas de fichines. Prefería el Pump it Up!, Virtua Cop y Daytona USA. Pero cuando me topaba con algún videojuego que combinara algún tipo de mecánicas de pinball con algo más, me llamaba bastante la atención.

Recuerdo haber disfrutado mucho de Pokemon Pinball y Kirby's Pinball Land para la Gameboy. O, por qué no, el Sonic Spinball de Sega Genesis, aunque no ha envejecido nada bien. Lo volví a pasar hace poquito y puede llegar a ser muy frustrante.

Uno muy interesante –aunque hoy es directamente injugable– fue el Pinball Quest para la NES, que le sumaba mecánicas de RPG al flipper. Y, por supuesto, un clásico imbatible fue el 3D Pinball Space, que todos jugamos porque venía con una de las versiones de Windows 95.


Cada género tiene un título que cambia enormemente lo que puede llegar a ser y Yoku's Island Express (2018) es exactamente eso para los juegos de pinball.

Una aventura de plataformas y pinball suena absurda en la superficie, pero todo funciona maravillosamente bien para crear una experiencia única. La isla Mokumana es adorable y la historia también. El estudio sueco Villa Gorilla realmente la rompió con este indie.


Un cartero particular

Asumimos el papel de Yoku, un escarabajo pelotero que navegó a una isla remota para convertirse en el administrador de correos.

Sus planes de vivir una vida isleña tranquila y bañada por el sol se interrumpen rápidamente al enterarse de que la deidad local de la isla está gravemente herida y en un sueño profundo, y sus pesadillas están produciendo tormentas y terremotos. Entonces, armado con su fiel bola de marfil, Yoku se propone encontrar y corregir la causa de los problemas.


Una de las muchas particularidades de Yoku's Island Express es que, a pesar de que es un juego de acción y plataformas, el personaje principal no puede saltar. El movimiento vertical se maneja casi exclusivamente mediante paletas de pinball, y hay segmentos frecuentes del juego en los que Yoku tiene que conquistar una mesa de pinball tradicional para poder avanzar.

Fuera de esta mecánica, el juego es un metroidvania hecho y derecho: el énfasis está en la exploración, el descubrimiento, la resolución de acertijos y la obtención de nuevas habilidades que abren nuevas secciones de la isla.


El diseño en los detalles

Unir todo un mapa a partir de la mecánica de los flippers, de manera que no haya bugs y todo funcione correctamente, manteniendo la sensación de libertad del jugador, no es tarea simple. En este sentido, aplausos para los desarrolladores que supieron diseñar niveles muy sólidos.

La campaña principal puede durar entre 6 y 10 horas dependiendo de qué tanto uno desee completar las misiones extras. Yo me copé bastante con este mundo, así que lo estuve explorando un buen rato.


Después de completar la misión principal y ver el final, se nos permite continuar trabajando hacia el completionist achievement. Yo no llegué al 100%, aunque le pasé muy cerquita. Para hacerlo hay que entregar el correo a todos los buzones, llevar tres paquetes vencidos y recolectar todos los Wicklerlings en el juego, que pueden llegar a estar bastante escondidos.


Ideal para desestresar la mente

Yoku's Island Express no es un juego para nada difícil. De hecho, todo lo contrario. Quizás lo único complicado es ubicarse en la próxima tarea en el enorme mapa, pero ni siquiera la muerte es un peligro real.

A diferencia de los juegos de pinball tradicionales, la única penalización por “perder una pelota” es la pérdida de algunas frutas, que es la moneda del juego. Y la fruta no es tan difícil de recuperar.

También tiene varios sistemas anti-frustración que hacen que todo sea más llevadero.  Por ejemplo, el gancho y la aspiradora babosa son dos habilidades que, a menudo, deben usarse mientras se vuela por el aire a alta velocidad. 


En ambos casos, hacen que el tiempo se ralentice cuando un Yoku en el aire pasa dentro del alcance de un objetivo, lo que nos da una mejor oportunidad de completar la acción con éxito.

Visualmente el juego es precioso. Los coloridos escenarios se sienten vivos y se nota una especial atención al detalle por parte de los muchachos de Villa Gorilla. Las animaciones de los personajes son un poco más básicas, pero cumplen.

La isla es generalmente un ambiente tropical, si bien podemos encontrarnos con cuevas oscuras debajo, una zona nevada en la cima y varios biomas distintos que incluyen zonas de lluvia y volcánicas.

Lo más importante es el control, que es perfecto pese a depender de golpes de una bola con nuestros flippers. Casi siempre sentí que la pelota iba adonde yo quería llevarla. Juegos como Sonic Spinball y Pinball Quest (que estuve repasando en estos días) pueden ser muy odiables por las malísimas físicas de control que poseen.


Yoku's Island Express es ideal para desestresar la mente. Maravilloso mundo, música, estilo artístico y fantásticas misiones secundarias. No es hardcore, pero sí interesante. Una experiencia relajada y para todo público. Joyita absoluta que no puedo dejar de recomendar.


……………………………………………………………

=>> Otros post sobre GAMING en el blog: “El sistema anti-frustración en The Messenger”; “Grandes juegos de Gameboy”; “Retro-review: Bastion (2011)”; “Los mejores juegos de Family Game”; “Mortal Kombat Shaolin Monks y la esencia de los beat-em ups”; “El fascinante mundo de Hollow Knight”; “Los mejores juegos de Super Nintendo”.

……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

1 comentario:

Quizás te pueda llegar a interesar...