lunes, 23 de noviembre de 2020

Lo irreparable de las cicatrices en “Batman: Three Jokers”


Esta miniserie de DC Black Label prometió responder al interrogante inicial planteado en el arco “Darkseid War” (2016) antes del inicio de Rebirth: ¿Quiénes son los tres Jokers activos en la continuidad de DC? Mi análisis de una de mis lecturas favoritas de este 2020.




***

Durante el arco de la historia “Darkseid War” que dio fin al The New 52, Batman tuvo la posibilidad de realizar una serie de preguntas montado en la silla Mobius. Cuando quiso saber cuál es la verdadera identidad del Joker, descubrió para su sorpresa que no había uno, sino tres Jokers. Ahora, Geoff Johns (responsable de la fantástica novela gráfica Doomsday Clock) se propuso a brindar algunas respuestas.

Esta miniserie cuenta con tres tomos cortos en los que Batman, junto con Batgirl y Red Hood, investigan extrañas muertes relacionadas con los Jokers. El conflicto se dispara cuando ocurren tres asesinatos simultáneos.

Primero, mientras Alfred Pennyworth (quien, recordemos, está muerto en la continuidad actual de Batman) atiende las heridas de Batman, ambos ven la noticia de que Joker masacró a los últimos miembros de la menguante familia criminal Moxon.


Entre tanto, Barbara Gordon se entera de que el Joker mató al amado comediante Kelani Apaka en su casa, mientras ella misma recuerda cómo él la dejó en silla de ruedas. Red Hood también lucha contra los hombres de Joker en el momento en que se vio un tercer avistamiento del Joker. Los Tres Jokers son clasificados como el Criminal, el Comediante y el Payaso.

Luego, Batman, el comisionado James Gordon y Harvey Bullock encuentran a tres hombres muertos en Ace Chemicals, afectados por los químicos que crearon a Joker y vestidos con copias del atuendo original de Red Hood. ¿Cuál es el plan de estos hombres y cuál de todos es el Joker original?

Como puede notarse, las cicatrices son el símbolo y el gran leitmotiv de esta historia. El primer tomo muestra la multitud de cicatrices que Batman ha obtenido a lo largo de los años, así como la herida de bala de Bárbara y el lugar donde le aplastaron la cabeza a Jason.

Esta idea es invertida con las propias cicatrices de los tres Jokers, ya que sus muchos encuentros con Batman aparentemente los dejaron sin marcas importantes que los distinguieran entre sí. Esto a pesar de haber recibido balazos en la cabeza, un rostro desollado y una herida de bala en el pecho.

Por si no quedó claro, este comic funciona como un sucesor espiritual de A Death in the Family (Jim Starlin, 1988), Batman: The Killing Joke (Alan Moore, 1988) y el Batman de Scott Snyder (específicamente los arcos Death of the Family y Batman: Endgame).




A partir de este punto, pueden aparecer spoilers para la miniserie de Three Jokers.

***


¿Quiénes son los tres Jokers?

Arranquemos por lo básico. Como mencioné antes, los tres Jokers son rápidamente identificados como "El criminal", "El payaso" y "El comediante".

El Criminal es el líder y el más serio de los tres. Está obsesionado con la idea de ser el Archienemigo de Batman, queriendo convertir a Joe Chill (el asesino de los padres de Bruce Wayne) en un Joker digno de ser el principal enemigo de Batman.

El Payaso es el más sádico, infligiendo dolor a sus víctimas tanto física como mentalmente, lo que incluye destrozar la compostura de Jason Todd al contarle los eventos que rodearon su muerte.

El Comediante es el caos personificado. Detesta la idea de ser definido por cualquier cosa y ama la idea de ser todo (su Archienemigo) y nada (su identidad) para Batman a la vez. Los eventos del cómic resultan ser su esfuerzo tanto para deshacerse de los otros Jokers como para mostrarle a Batman lo roto que él está en realidad.

Al final nunca vemos una explicación real de cómo los Tres Jokers lograron sus trucos, solo tenemos la más mínima pista sobre la motivación del Criminal para crear múltiples Jokers, y ninguna explicación de cómo organizó la transformación del Comediante, mucho menos cuándo y dónde él y el Payaso consiguió el suyo.



Esto, por supuesto, está en línea con la idea del pasado multiple choice de este personaje. Tanto el Comediante como el Payaso parecen tener dificultades para recordar cuál de ellos cometió cada acto atroz, y ambos reclaman crédito por los ataques a Barbara Gordon y Jason Todd como Robin.

En un acercamiento más metatextual, medio que ambas caracterizaciones se superponen; en particular, el comic The Killing Joke presenta las armas de broma práctica del Joker como un elemento minimizado en el arsenal del Comediante, cuando esta serie implica que estos trucos eran realmente del Payaso; en contraste, el Joker en A Death in the Family no usó casi ninguno de sus trucos más que el veneno del Joker.


Ambigüedad y secretos revelados

El tercer y último tomo de la historia tiene metidos tantos giros sorpresivos que es difícil cubrirlos todos.

Al final solo el Comediante sobrevive, por lo que no vemos una razón real para la existencia de los Tres Jokers, ya sea en el universo o como una metaexplicación. Esto fue decepcionante para muchos fans, que esperaban más respuestas concretas, aunque Geoff Johns ya anunció que estaría trabajando en una secuela debido al éxito del relato.

El Comediante es quien toma su lugar como el único Joker al final de la serie, habiendo asegurado la muerte de los otros dos, así como el fracaso del plan del Criminal de crear otro Joker en Joe Chill.

El plan del Comediante Joker era que Bruce y Joe Chill logren la paz para que él, y no Chill, pudiera ocupar el espacio como el mayor dolor de Batman. Volvemos al tema de las cicatrices como elemento orientador del argumento.



Este desenlace es bastante agridulce. El Comediante se sale con la suya con todo lo que quería lograr, Jason todavía está tan alienado de su familia como antes, y el Comediante presumiblemente podrá volver a corromper a otros para convertirlos en Jokers si alguna vez le conviene.

Sin embargo, el Payaso y el Criminal son eliminados como amenazas, Joe Chill y Bruce hacen las paces para que el primero pueda morir y se revela que la esposa y el hijo del Comediante están vivos y felices lejos de su influencia.

Hay otro detalle importante: según The Three Jokers, Bruce Wayne siempre supo la verdadera identidad del Joker Comediante. Esta miniserie muestra que, con las habilidades y recursos detectivesco de Batman, él descubrió su nombre una semana después de su primer encuentro. Pero entonces, ¿por qué realizó aquella pregunta a la silla Mobius?


¿El final es un agujero de guion?

Volvamos, por un momento, a 2016. en el comic Justice League #42. El Caballero Oscuro se encontró con acceso a la poderosa Silla Mobius que pertenecía a Metron, uno de los Nuevos Dioses.



Con la mente de un estratega, Batman buscó probar la Silla, que tenía una fuente casi infinita de conocimiento, antes de buscar respuestas reales. Su primera pregunta de prueba fue simple: ¿quién mató a los padres de Bruce Wayne? Al obtener la respuesta correcta de Joe Chill, Batman hizo la pregunta que tantos lectores se han estado haciendo durante tanto tiempo: ¿cuál es el verdadero nombre del Joker? La respuesta, una que siempre ha sido un misterio en el Universo DC, conmocionó a Batman hasta lo más profundo: no había uno, sino tres Jokers.

Sin embargo, otra revelación llegó al final de los Three Jokers, donde Bruce le dice a Alfred que conoce el verdadero nombre de Joker desde la primera semana que se conocieron. Esto fue recibido con cierta confusión por parte de los fanáticos debido a los eventos anteriores. Si esto es cierto, ¿por qué Batman desperdició el conocimiento ilimitado de la Silla Mobius en un detalle que ya había resuelto?



Hay una respuesta simple, si bien no ha sido confirmada por los autores: Batman todavía estaba probando esta tecnología alienígena. Batman no le preguntaba a la silla el nombre de Joker porque no lo sabía; preguntó por la misma razón por la que preguntó a la silla sobre el asesino de sus padres: simplemente probando información más oscura.

Por supuesto, Batman en realidad no sabía tanto como pensaba, por lo que se sorprendió y descarriló con la respuesta, pero si la silla hubiera confirmado lo que Bruce creía que sabía, probablemente habría continuado con preguntas cada vez más complejas. Makes sense, right?

Sinceramente, a mí también me habría gustado que Johns fuera menos críptico en este asunto. Sabemos que la continuidad de DC es un quilombo y que, por definición, DC Black Label no necesariamente debe seguir el canon de los comics. De hecho, en Three Jokers vemos a Alfred vivo cuando en la continuidad actual de Batman ya murió.

Afortunadamente, la miniserie fue un exitazo sin precedentes. Sólo el primer número vendió más de 300.000 ejemplares físicos, lo cual es casi inauditos en el mundo de los cómics de superhéroes.


Palabras finales

El corazón de Three Jokers no está tanto en la identidad de estos tres villanos, sino en la redención de Joe Chill. No es la primera vez que los comics de Batman trabajan este tema, pero sí me gustó la forma en la que se llevó adelante.

Batman pudo entender el dolor y el sufrimiento que Chill se infligió a sí mismo en la fatídica noche en el callejón detrás del teatro. El resultado de esta revelación es que Batman pudo, paradójicamente, salvar al hombre que mató a sus padres, disminuyendo su conflicto interno.

El Batman de Tom King constantemente se cuestionaba si sería posible ser feliz, y el Batman presentado por Geoff Johns está en camino de acercarse a cierto estado de tranquilidad mental que podría ser considerado la felicidad.

El hecho de salvar a Chill es en sí mismo un acto de perdón y la única forma real de curar sus cicatrices. Sin embargo, esto era exactamente con lo que contaba el Comediante, el Joker perteneciente a The Killing Joke. Y esta complejidad temática me pareció tan trágica como fascinante.



El Comediante nunca quiso un Joker superior. En su mente, el Joker debería ser ese agente del caos, sirviendo como nada y todo para Batman simultáneamente. Además, hacer que Batman salvara a Chill era parte de su gran plan para mejorarse por otros medios.

Es una dinámica increíblemente intrigante para Batman y la relación del Joker en el futuro. El Comediante estaba celoso de no ser él quien le había causado más dolor a Batman en su vida, por lo que tuvo que crear un medio para curar esa primera herida y poder superarla, convirtiéndose así en el “mejor” Joker. Parece que el Comediante tuvo éxito, ya que Bruce se queda más tarde con Joe Chill hasta el final en su lecho de muerte, sosteniendo su mano.

……………………………………………………………

=>> Otros posts sobre BATMAN en el blog: “Batman: The War of Jokes and Riddles”; “El Batman de Tom King (análisis pos tomo #50)”; “Joker y el pasado de opción múltiple”; “Doomsday Clock: el choque entre Watchmen y DC”; “Repasando al Batman de Scott Snyder (The New 52)”; “The Killing Joke: una novela gráfica de Alan Moore”.

……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

 

2 comentarios:

  1. Tiene mucho sentido la redención de Joe Chill, que el Joker sobreviviente haya organizado planes tan crueles y complejos con ese propósito. Tiene sentido que pretenda ser la peor pesadilla de Batman, sin tener competencia.
    Pero es contradictoria la explicación de los tres Jokers. Los tres deberían ser verdaderos, tendría sentido con la idea del multiverso.
    Y es una contradicción con The Killing Joker. ¿Por que la esposa del comediante tendría que haberse alejado si la transformación en el Joker fue posterior a su supuesta muerte en un accidente casero? No tiene sentido. Y por eso, luego de la impresión inicial, me gustó menos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supuestamente, lo que quieren explicar con ese final es que el Joker justamente no fue "convertido" por ese accidente, sino que fue siempre un sádico agente del caos. Pero sí, es verdad que el final de la miniserie genera más interroganes que respuestas. ¡Gran aporte!

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...