miércoles, 22 de julio de 2020

“Tuya”, una novela policial de Claudia Piñeiro



En un ingenioso giro argumental de la novela negra, éste es el relato de cómo una ama de casa despechada se ve obligada a tapar el asesinato accidental de su infiel esposo. Análisis de Tuya (2005), de Claudia Piñeiro.




***

Claudia Piñeiro es una de las autoras argentinas más conocidas, con numerosas novelas y obras de teatro que han trascendido el pequeño ámbito literario. Cuánto vale una heladera, su primera obra dramática publicada en 2004, es fantástica. La hicimos hace varios años con mi grupo de Teatro.

En cuanto al cine, recuerdo haber disfrutado bastante de Las viudas de los jueves (2009). También tuvimos Betibú, en 2014, y Las grietas de Jara (2017), que todavía me las debo. Del mismo modo, Tuya tuvo una (lamentable) adaptación con Andrea Pietra y Jorge Marrale, pero ya llegaremos a eso…


La adaptación cinematográfica de Tuya....

Me topé con esta novela corta (cortísima) de pura casualidad. La descargué a mi ebook y la leí prácticamente de un tirón en esta pandémica época. Se compone de capítulos muy breves que van variando tanto el punto de vista como el estilo narrativo y la voz narradora.

En su premisa creo que es muy creativa, quizás no tanto en su resolución que la sentí un poco más apurada. Aun así, considero que la novela es muy sólida. Vayamos por parte.

Nadie se salva de la muerte, los impuestos y los cuernos
«Una está preparada para que un hombre la cague, eso es un clásico. Y si nunca te cagaron vivís toda la vida con la espada de Damocles sobre la cabeza porque sabes que un día, más tarde o más temprano, te van a cagar

Tuya explora las miserias de la clase media-alta argentina, en este caso en un contexto bien noventoso.  Todo parece indicar que el conflicto lo va a generar el descubrimiento, por parte de la ama de casa Inés Pereyra, de una carta firmada con lápiz labial que denota una relación extramatrimonial.

Sin embargo, Inés no le presta demasiada atención, justificando todo el tiempo el accionar de su marido (a quien adora ciegamente). Las justificaciones que brinda ella son tan mediocres que uno no puede evitar reír y sentir lástima en partes iguales.
«Si había habido otras, quería decir que nuestro matrimonio era más fuerte que sus escapadas higiénicas. Hay gente que se va tres días a un spa a que lo masajeen, otros a que les hagan baños de barro o de placenta de tortuga. Ernesto, evidentemente, necesitaba otro tipo de descarga. Una tiene el deber de comprender. Y a pesar de su vicio, Ernesto siempre había vuelto.»

El verdadero problema se presenta cuando su marido, sale apurado luego de recibir una llamada nocturna. Inés lo sigue y descubre que él se junta con su secretaria, a quien termina matando por accidente.


Acá es donde aparece el primer punto de giro, que me parece fantástico: contra todo lo esperado, Inés decide encubrir a Ernesto y olvidar el episodio. No sólo eso, empieza a tapar todas las huellas que el inútil de Ernesto va dejando en la desesperación, incluyendo esconder todas las pruebas del affair y lavar el auto con las huellas y restos de ADN.
«¿Cómo una puede sentirle el gusto a lavar los platos, a barrer o a planchar, cuando tiene entre manos algo tan importante como el encubrimiento de un asesinato?»

Los giros y situaciones únicas no paran de llegar. Realmente logran que la historia se sienta diferente y extremadamente llevadera. En el medio hay una trama secundaria con Lali, la hija adolescente que tiene sus propios quilombos. En otra ironía dramática de la obra, ella termina enterándose del drama de sus padres, mientras que ellos ignoran completamente el suyo.

Lo estilístico en Tuya

La técnica de la novela la vuelve algo memorable. Tengo adoración por el policial (junto al sci-fi está entre mis preferidos) y Tuya es un buen exponente argentino del género. El tema es que es muy difícil escaparle a los clichés y elementos comunes cuando ya todo está contado.

Por eso cuando leo algo así me llama la atención. La mayoría de los capítulos están narrados en primera persona desde el punto de vista de Inés. Son los más jugosos en cuanto a la sátira social que se busca. Ella resulta ser una talentosa anti-detective, cubriendo las cagadas de su esposo huella por huella. Pero de mentalidad es bastante limitada (aunque también tenemos que ponernos en época).
«Ernesto me mentía porque me quería, tan simple y fundamental como eso. ¿Para qué contarme de una aventura extramatrimonial que ya era historia del pasado? "Ernesto es un hombre maravilloso", pensé. No como esos que se sacan la calentura afuera y después vienen a sacarse la culpa en casa

Piñeiro hace magia con su protagonista, creándole una voz muy clara que nos permite entender la psicología del personaje. El lenguaje acá es cotidiano, directo. Estos tramos nos mantienen enganchados con una trama que crece y da vueltas mientras entendemos qué motiva a esta mujer.


Tenemos también capítulos con narración en tercera persona desde el punto de vista de otros personajes, un par de episodios compuestos puramente por diálogos (conversaciones de Lali con varias personas y amigas) y extractos de informes policiales sobre la investigación del crimen.

Estos últimos episodios parecen ocurrir en un futuro, cuando los eventos principales finalizaron, aunque se van intercalando en la trama para generar tensión narrativa. Aportan algo de humor seco por lo irónico de su contenido.

Hablemos sobre la adaptación cinematográfica

En la novela, por detrás de la trama policial (que es interesante en sí misma) hay un trasfondo sarcástico sobre la visión distorsionada que tiene muchas parejas sobre lo que es y lo que debería ser el matrimonio. Se ponen en juego mecanismos sociales como el engaño y otros temas que no puedo mencionar por miedo a spoilear la trama.

El argumento funciona como un enredado juego de mentiras. Ernesto, Inés y Lali guardan secretos en un intento vano de preservar dinámicas frías y acartonadas. Inés no quiere mantener a su marido más que por apariencias y por una cuestión posesiva. Algo similar se repite con las amantes de Ernesto. La familia como valor no tiene peso.

En otras palabras, el texto maneja cierto nivel de complejidad que la vuelve inteligente además de atractiva. En comparación, la película concebida por el director Edgardo González Amer es bastante floja.


El problema no pasa por los bajos valores de producción ni las actuaciones telenovelescas (Juanita Viale, ¡por Dios!), sino por el forzado guion que modifica elementos actitudinales fundamentales de los personajes.

Por ejemplo, en el libro Ernesto es el típico esposo dependiente y boludón, pero Jorge Marrale lo interpreta de otra forma. Es otro personaje. Gran parte de lo divertido en la novela es ver cómo Inés tiene que tratarlo como a un hijo… hasta que llega su capítulo POV donde él muestra la hilacha.

Como adaptación, la película sigue los puntos de la novela hasta un final donde hay un cambio más o menos leve. La historia secundaria de Lali se expande considerablemente (en el libro tiene un peso alegórico antes que argumental). El tema es que un calcado tan fiel se complica cuando la obra original está contada prácticamente en primera persona. Es muy difícil no caer en la molesta voz en off.

Palabras finales

TL;DR: lean el libro y no vean la película. Creo que Tuya (el libro) tiene un gran equilibrio entre ser una lectura adictiva y temáticamente profunda. Engancha mucho desde su primera página. Díganme si no los atrae este poderoso inicio:
«Para aquel entonces hacía más de un mes que Ernesto no me hacía el amor. O quizá dos meses. No sé. (…) Una sabe que si el marido no la busca en tanto tiempo, no sé, se dicen tantas cosas. Yo pensé, lo tendría que hablar con Ernesto, preguntarle si le pasaba algo. Y casi lo hago. Pero después me dije, ¿y si me pasa como a mi mamá que por preguntar le salió el tiro por la culata? Porque ella lo veía medio raro a papá y un día fue y le preguntó: "¿Te pasa algo, Roberto?". Y él le dijo: "¡Sí, me pasa que no te soporto más!". Ahí mismo se fue dando un portazo y no lo volvimos a ver

Unas 160 páginas que se devoran en pocas sentadas, sumadas a un estilo original por parte de la autora, hacen que Tuya sea una buena recomendación literaria, no sólo para los amantes del policial detectivesco sino también para el lector más ocasional.

Si les interesa Tuya, está disponible en este link: http://ebiblioteca.org/?/ver/49903

***


……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te pueda llegar a interesar...