viernes, 28 de junio de 2019

¿Cómo iniciarse en "Neon Genesis Evangelion"?


Evangelion finalmente llegó a Netflix. Y no lo hizo sin polémicas. Quitaron el ending original (“Fly me to the mooon, de Frank Sinatra), modificación el doblaje y los subtítulos y ahora Kaworu ya no dice “Te amo” sobre el final de la serie, sino un simple: “Me caés bien, pichón”.

Cómo sea, millones de personass van a poder revivir uno de los animés más emblemáticos y what-the-fuck por primera vez (por lo cual los envidio bastante). Armé esta guía sencilla para ver dé que manera introducirse a la serie y analizar algunas cuestiones puntuales.




***

Evangelion en Netflix, ¿y eso qué es?

La obra maestra de Hideaki Anno es un quilombo hermoso. No revolucionó nada en cuanto a lo técnico, pero sí, decididamente en lo temático. Es un animé de género mecha (robots gigantes) que fue en contra de todo lo que ese género había sido hasta 1995. Mezcla filosofía, religión, ideas cabalísticas y bocha de psicoanálisis.

Neon Genesis Evangelion (Shin Seiki Evangelion) fue emitido originalmente entre octubre de 1995 y marzo de 1996. Producido por el estudio Gainax, la serie principal se compone de 26 episodios de unos veinte minutos.

En el año 2000, un cataclismo mundial conocido como el “Segundo Impacto” cambió al mundo. El evento aniquiló la Antártida y movió el eje de rotación de la Tierra, generando inundaciones catastróficas. La mitad de la humanidad murió como consecuencia.

Quince años más tarde, Shinji Ikari tiene 14 años y es convocado por su padre, Gendo, para un propósito chiquito y simple: pilotear un robot enorme que defenderá a la civilización de monstruosidades conocidas como “Ángeles”.


Lo que se inicia como un típico animé de robots, gradualmente se transforma en un estudio dramático sobre temas como la depresión, el dolor de las relaciones humanas y la alienación, todo adornado con misticismo religioso.

Luego de un cierre disruptivo de la serie original (y algún que otro material complementario) la película The End of Evangelion (1997) –que ahora también está disponible en Netfilx– finalmente llevó la historia a su conclusión definitiva, si bien controversial.

Evangelion redefinió lo que el animé podía hacer como medio y es considerado uno de los grandes pilares. Una serie absolutamente original (no estaba basada en ningún manga) que sirvió como plataforma para explorar temáticas más oscuras y maduras.

A nivel cultural, tiene el status de íconos pop como Star Wars. Su influencia todavía se sigue sintiendo en la industria del animé hoy en día. Veamos algunas cositas importantes de los capítulos que componen el primer arco argumental (episodios 1 a 7).



***

Episodio 1 – El ataque del ángel

El piloto de la serie es fascinante y uno de los mejores que se hayan visto. Uno de los principales temas de Evangelion –que se repite una y otra vez a lo largo de la historia– es “¿por qué?”. ¿Por qué hacemos las cosas que hacemos?

El “porque” es también la gran pregunta filosófica. ¿Por qué hay algo cuando podría no haber habido nada? ¿Por qué nacemos?¿Por qué morimos? ¿Por qué tenemos que “hacer cosas”? ¿Por qué tenemos que comportarnos de cierta forma ante la sociedad?

El por qué –en este episodio de apertura– viene atado a la responsabilidad. ¿Por qué Shinji debería pilotear un EVA si nunca escuchó hablar de eso? ¿Por qué debería seguir lo dictado por su padre, quién lo abandono de chico?


¿El hecho de “poder” hacerlo implica que Shinji necesariamente tiene una responsabilidad sobre ello?

Shinji es uno de los protagonistas más molestos y pecho-frio del mundo… justamente porque se aleja del típico héroe “shonen”. No es Goku, ni Naruto, ni Deku ni Eren.  No es fuerte, ni valiente, ni tiene un corazón noble. De hecho, todo lo contrario. Esto ya marca una variación interesante respecto al animé tradicional.

De decir “esto no es mi responsabilidad”, Shinji pasa a un “yo no pedí esto”, culminando en la inevitable pregunta existencial: “yo nunca pedí nacer”, una cuestión que va a aparecer varias veces en Evangelion a lo largo de su desarrollo.

Notemos cómo el primer episodio rápidamente brinda los dos grandes conflictos: uno interno (relacionado con el aspecto psicológico de los personajes) y un externo: los ángeles.

Los ángeles (“Shi-to” en japonés, que significa mensajeros de Dios) son criaturas extraterrestres que atacan continuamente a Japón. ¿Qué están buscando? Es evidente el simbolismo religioso que salpica a toda la trama.

El título del animé (Neon Genesis Evangelion) hace referencia al “evangelio de un nuevo comienzo” y los diseños de las robots tienen un paralelismo con los cuatro Barones del infierno, por sólo mencionar dos ejemplos tontos.

Un último dato a tener en cuenta: Misato (qué gran personaje) casi no encuentra a Shinji, con lo cual habría fallado en su responsabilidad más grande. Ella también está destinada a luchar con sus obligaciones a lo largo de la serie.



Episodio 2 – Un techo desconocido

Cuando vi Evangelion por primera vez, este episodio fue el que me hizo notar que estaba ante algo realmente diferente. Noten cómo no vemos el resultado de la primera pelea entre el EVA-01 y Sachiel, el tercer Ángel. No es un animé sobre robots gigantes luchando contra monstruos, aquello apenas es parte del paisaje.

¿Pero, entonces, sobre qué es Evangelion?

Muchos mensajes ocultos aparecen en este episodio. Gendo menciona que el Hombre tiene poco tiempo. ¿A qué se refiere exactamente? Quizás es que se viene el Día del Juicio Final… o a lo mejor es algo mucho más metafísico. Un nuevo tipo de final/comienzo sí está cerca, pero todavía no lo sabemos todavía

La conversación entre Ritsuko y Misato deja entrever varias cosas. Ritsuko está destinada a enfocarse en el lado más científico y racional de la realidad, lo que subsecuentemente la llevará a su trágico destino final. Misato es el alma y corazón de la serie, una de las pocas personas con verdadera humanidad (por más dañada que esté por dentro).

Su complejo de la responsabilidad se dispara una vez más a medida que le muestra a Shinji la ciudad de Tokio-3. “Ésta es la ciudad que protegiste”, le dice. Luego Shinji se baña en un intento de “lavar las cosas no gratas y los pecados”. Reaparece el simbolismo religioso con la idea del bautismo.


En Evangelion vencer a los monstruos conocidos como “ángeles” no se traduce automáticamente en triunfo o felicidad. Esto es porque están utilizando a niños para llegar a ese resultado. Misato también se pregunta “por qué” mientras se está bañando. Para Gendo, con un perfil más utilitario, los niños no importan mientras se está logrando el “bien mayor”.

El mensaje clave del capítulo aparece cuando Shinji, intentando conciliar el sueño, mira fijamente el techo de su nueva y extraña habitación. Todavía no ha encontrado la razón del “por qué”.

Recién ahora vemos qué sucedió en la pelea, que dura apenas unos minutos. Los fans de los animé de acción se van a decepcionar bastante. No se hagan drama, Evangelion va a seguir decepcionando más en el futuro.

Episodio 3: El teléfono que nunca suena

Primer episodio donde se discute el “Dilema del erizo”, leitmotiv principal de la serie (que analicé en esta nota). Shinji comienza a ir a la escuela y tiene un enfrentamiento con Touji, cuya hermana menor fue herida en el último ataque a la ciudad.

Cuando Touji lo golpea, Shinji responde: “Yo no pedí esto”. Aún no encontró las respuestas a sus preguntas. Rei es tan fría e impersonal que casi no parece humana. Acá vemos un poderoso indicador de lo que está por venir.


El ángel que ataca es Shamshel, el cuarto. ¿Notaron su aspecto fálico? No es necesario buscar mucho para encontrar todo tipo de simbolismos sexuales en la serie. Shinji vuelve a pilotear el EVA-01 pero se cuestiona su accionar. Si su padre ni siquiera está ahí, ¿por qué lo está haciendo? Entonces también recuerda que Gendo ni siquiera lo visitó en el hospital.

¿Deberían los humanos simplemente obedecer las instrucciones de una autoridad que ni siquiera se digna a aparecer? ¿Por qué el Hombre debería actuar sin verificar o entender esas instrucciones? El paralelismo con el ausente, enigmático y silencioso Dios cristiano es obvio.

Episodio 4: Lluvia, después de la huida

Episodio clave dentro de Evangelion. El tema principal vuelve a ser la responsabilidad. Luego de los eventos del episodio anterior, Shinji decide escapar y a Misato esto no le sorprende. El dilema del erizo se pone en práctica en todo su esplendor. Shinji da vueltas por la ciudad, se sube al tren, reflexiona, mira una película sobre el Segundo Impacto (que tiene resonancia con lo que le sucede a él).

Este capítulo tiene una de las escenas congeladas más largas de la historia del animé. Habrá otra en el episodio 24. No escuchamos las palabras, pero entendemos el conflicto interno del protagonista. Eventualmente Shinji comienza a aceptar su obligación. “Soy el único que puede pilotear el EVA. Entonces voy a hacerlo”. 

Pero, ¿hay algo más? ¿Existe alguna conexión entre Shinji y su EVA que no se está dejando ver todavía? Sí, definitivamente.



Un dato adicional: Rei se menciona como la “primera niña” por primera vez. Shinji fue llamado el tercero en el episodio piloto, implicando que hay otro piloto esperando a ser revelado.

Episodio 5: Rei, al otro lado de su corazón [Rei I]

El EVA-00 finalmente es reparado y Shinji intenta descifrar a su enigmática compañera, Rei Ayanami. En el medio, otro poderoso Ángel ataca Tokio-3, Ramiel (el quinto).


Hay mucho de desarrollo de personajes en este episodio, especialmente de Rei y Gendo. Shiji va a empezar a odiar a su padre; y también sentir un poco de celos debido a su relación tan cercana a Rei. También se introduce el hecho de que los EVAs tienen una conciencia propia, son capaces de sentir agonía, dolor y de enloquecerse momentáneamente.

Episodio 6: La batalla decisiva [Rei II]

Una continuación directa del anterior donde tenemos la batalla contra el gran grano de sal azul (Ramiel). La personalidad de Rei se desarrolla bastante más. De nuevo, la serie nos invita a preguntarnos “por qué”.

En el caso de Rei, su respuesta es que un lazo emocional es otra forma de obligación. Durante todo Evangelion hay una asociación simbólica y visual entre Rei y la luna. Esto va preparando a los espectadores para la gran revelación de The End of Evangelion en relación a la verdadera naturaleza de Rei.


Episodio 7: Construido por los hombres

El episodio siete revela qué fue el Segundo Impacto y cuál es la misión de los EVAs: evitar el Tercer Impacto. También nos da a entender que Gendo tiene otro tipo de intenciones secretas.

Los problemas de Misato con la autoridad y las responsabilidades llega a un clímax en este capítulo. La relación entre Shinji y Rei también alcanza un primer cierre. Él logra que ella sonría y ambos son felices por un instante. Shinji es coronado con el título de “Defensor de la Tierra”, pero él no es un clásico personaje de animé. El título no le trae felicidad o gloria, sólo más preguntas y dolor.

La primera respuesta al interrogante del “por qué” finalmente se brinda. ¿Por qué debemos llevar adelante nuestras obligaciones? Porque hacerlo es lo correcto. ¿Pero qué (o quién) define lo correcto y lo incorrecto? El resto de la serie se encargará de desarrollar aquel planteo.


Éste es el cierre del primer arco argumental. En el siguiente episodio llegará Asuka para cambiarlo todo. Asuka es el mejor personaje de la serie y su inclusión marca un giro drástico en todas las relaciones principales de Evangelion.

Con esto tienen para rato. ¡A disfrutar de Evangelion!

***


……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

1 comentario:

  1. Qué serie!!! Y pensar que lo vi hace eones en Locomotion...y no entendía un carajo XD XD XD. Abrazos, buen análisis

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...