viernes, 19 de febrero de 2021

Last Action Hero: el homenaje metatextual a la acción

 

Este peliculón con Arnold Schwarzenegger busca deconstruir, reconstruir y subvertir tantos clichés de las películas de acción como sea posible. En esta nota repaso un clásico: Last Action Hero (1993).




***

Si bien Last Action Hero es catalogada como una “comedia de acción”, en realidad se trata de una de las pocas películas cuyo género es bastante indescriptible. El argumento sigue la vida de un niño experto en films de acción, tanto que se conoce de memoria todos los clichés y elementos típicos.

El año es 1993 (y se nota). El joven es absorbido por la última película de su héroe, Jack Slater. Arnold Schwarzenegger interpreta a un héroe de acción interpretado por Arnold Schwarzenegger (¡quien, más tarde, llega al mundo real y conoce al mismísimo Arnold Schwarzenegger!).


Last Action Hero: lugar y momento equivocado

Fue la primera filmación del actor austríaco después de Terminator 2: Judgment Day. Se pensó como una atracción para una audiencia familiar más grande que la mayoría de sus películas hasta aquel momento.

Sin embargo, cuando Last Action Hero estrenó, no fue el éxito comercial o crítico que se esperaba. Uno de los problemas fue que llegó a los cines en simultáneo con Jurassic Park, que resultó ser un éxito arrasador. Fue un caso de lugar y momento equivocado.



Con el tiempo comenzó a ser considerada un clásico de culto, convirtiéndose en un producto que es mucho más ingenioso de lo que inicialmente aparenta. ¿Sus credenciales? Fue dirigida por el mítico John McTiernan, creador de la saga Duro de Matar, y escrita por Shane Black, más notable por los guiones de Arma Letal, Kiss Kiss Bang Bang y, más recientemente, la genial The Nice Guys.


El homenaje metatextual a la acción

Last Action Hero deconstruye su propio género de una forma fascinante. ¡Y lo hizo varios años antes de la llegada de Scream!

Mientras que la mayoría de los tropos de acción son exacerbados hasta el punto de la locura cuando Danny (Austin O’Brien) ingresa al mundo ficcional de Jack Slater, en el momento en que los personajes de la ficción entran al mundo real, la realidad los golpea como un tren de alta velocidad.

A partir de la mitad de la trama, todo  gira en torno a un policía ficticio que tiene que enfrentar las repercusiones de ser transportado a nuestra realidad, donde la física de su exagerado mundo de películas de acción no se aplica.

Por ejemplo, sus disparos no hacen volar automáticamente a los autos, le duele la mano cuando golpea una ventana y los accidentes automovilísticos son mucho más peligrosos de lo que él cree. Naturalmente, Slater no se lo toma demasiado bien.

Benedict, el mafioso principal, también se da cuenta de que las reglas de su mundo no coinciden con las del mundo real. En una escena muy graciosa, descubre que puede matar con impunidad en Nueva York y a nadie le importa. Es más, le piden que cierre la boca para que los demás puedan dormir.



Si bien Last Action Hero se burla de películas de acción de la década de 1980 y principios de los años 90, nunca se decide por el tipo de parodia que quiere ser. La premisa es una comedia de acción consciente de sí misma que se divierte con la fórmula de Schwarzenegger, mientras que también tiene sus momentos de seriedad y autorreflexión.

Un momento curioso de reflexión se da cuando Jack Slater revela que, bajo su encasillamiento de héroe de acción, está mayormente cansado después de sobrevivir repetidamente a escenarios inverosímiles y estresantes mientras quienes lo rodean mueren. Lleva una vida lamentable que ni sus guionistas conocen.

De esa forma, además de todos los locos cameos y las afectivas parodias, Last Action Hero presenta algunos interesantes aspectos de profundidad temática. Por ejemplo, la adoración de Danny por Slater se debe a que Jack es todo lo que conoce por figura paterna.


De cameos y maravillas técnicas

Por cierto, si les gustan los planos sin cortes, la película tiene tantos que es imposible contarlos. Hablamos de, fácilmente, más de 10 tomas continuas que son todas muy logradas. En materia de acción tampoco defrauda, como es de esperar con McTiernan detrás de cámara. Una persecución en autos del primer acto es particularmente magistral.

¿Mencioné que Charles Dance (sí, señor, Tywin Lannister en Game of Thrones) interpreta al villano principal, Benedict, y que es algo mágico de ver? Ese es solo uno de los actores que da placer en Last Action Hero. Y ciertamente no es el único.

Sir Ian McKellen interpreta a la muerte de El Séptimo Sello (de Ingmar Bergman). Danny DeVito es la voz de la caricatura animada Whiskers. 

Durante unos breves segundos se pueden ver a Catherine Trammell y el T-1000 saliendo de la estación de policía. También tenemos apariciones chiquitas de James Belushi, Chevy Chase, Timothy Dalton (el actor de James Bond en ese momento) y Jean-Claude Van Damme.



Por último, si prestás suficiente atención podés detectar a Tina Turner como la alcaldesa en el climax de “Jack Slater III”, la película dentro de la película.


Palabras finales

Es una de las grandes comedias de acción del cine… y también es un poquito más. McTiernan despliega toda una avalancha de “tópicos típicos” y somete a burla incluso a películas de merecido éxito.

Sin ser una obra cumbre (tampoco es de las mejores del director), quizás se trate de una de las películas más injustamente desvalorizadas de todos los tiempos. Last Action Hero recibió seis nominaciones a los premios Razzie (entre ellos, por peor actor principal, director, nueva estrella, película y guion). Pero háganme el favor de volver a verla ya mismo. A lo mejor les sorprende. Y, sin lugar a dudas, les va a sacar muchas carcajadas.


***

……………………………………………………………

=>> Otras NOTAS CINÉFILAS en el blog: “El género slasher a través del tiempo”; “¿Cuándo funciona la ruptura de la cuarta pared?”; “Videodrome: entre McLuhan y lo reprimido”; “La raíz del mal en The White Ribbon”; “Touch of Evil y el memo de Orson Welles

……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

4 comentarios:

  1. Me parece una película cinéfila, recuerdo al pasaje de Hamlet, como la versión imaginada. por Danny. Y es memorable la aparición de la muerte, con la insinuación de que los personajes son inmortales.

    Lo de la figura paterna recuerda a Terminator, con John Connor y el Terminator reprogramado.

    Buen artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Esa escena de Hamlet es buenísima! Definitivamente una película bien para cinéfilos...

      Eliminar
  2. Vos lo dijiste: peliculón.
    Creo que fue un año (o unos cuantos) adelantada a su tiempo.
    Tiene tantos chistes! Recuerdo la escena en que agarra una película en el videoclub y está Stallone en la tapa de Terminator

    Alguna vez hice esto, porque me pareció gracioso.

    https://frodorock.blogspot.com/2017/12/el-esternocleidomastoideo-de-arnold.html

    Abrazos, Lupa cráneo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó justamente eso. La había visto de chico y no me quedó demasiado. La repasé para hacer esta nota y descubrí que es un lujazo.
      ¡Me agendo esa notita para chusmearla!

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...