martes, 2 de septiembre de 2014

Grandes series de mi vida – Parte 1: Menciones de honor


Esta es la primera parte de una tríada de posts que considero de los más ambiciosos.

Voy a intentar recopilar un TOP 20 de las grandes series de TV de mi vida, aquellas que me parecieron más memorables, que me volaron la cabeza, que me enseñaron valores o que sigo citando (y reviendo) una y otra vez. Son series que recomiendo ampliamente a todos los que tengan la posibilidad de verlas.

Paso gran parte de mi tiempo viendo series y recopilar las 20 que consideró las mejores es realmente una odisea. Desde hace ya varios años ya se han convertido en nuestros grandes placeres culposos. No conozco a nadie que no se haya enganchado con alguna de estas historias, siguiendo las peripecias de sus protagonistas temporada tras temporada. Son parte de nuestra vida, un ritual social que comentamos con nuestros amigos. Generan modas, tendencias y teorías de lo más bizarras.

Hoy las series se volvieron parte del diálogo social, y personalmente siempre pensé que crean universos de ficción interesantísimos donde uno se puede perder por un par de horas. Los season endings nos envuelven de ansiedad, y los inicios nos llenan de expectativas.

Recientemente armé un post de TOP-FIVE de series canceladas. Ahí mencioné un poco mi opinión sobre esta nueva forma de entretenimiento. Creo que la inmediatez de su consumo como una suerte de pasatiempo posmoderno es una de sus principales atractivos. 

No todos contamos con dos horas del día para ver una película, pero 45 minutos son un tiempo más razonable que pueden combinarse con un descanso en la cama, la cena o algún quehacer doméstico.

► La periodicidad, asimismo, genera una adicción desenfrenada. Uno siempre se queda con sed de más. A esto podemos sumarle el hecho de que existen propuestas muy variadas y de todo tipo. Internet, y la exigencia de medios audiovisuales instantáneos y rápidos, también juega un rol fundamental.


Quiero aclarar que este es un top personal y que armé de acuerdo a cómo estas series de TV influyeron en mi vida. Es absolutamente subjetivo, pero creo que sirve como una suerte de guía para quien quiere enterarse rápidamente de qué trata y por qué la considero importante. No voy a incluir animé porque eso formaría parte de otra lista. Eso significa que tengo que dejar de lado a Evangelion, Death Note y Full Metal Alchemist: Brotherhood, entre otras. Tampoco incluyo dibujos animados –de  los cuales soy fanático– pero por excepción tuve que considerar a dos que caen en un punto medio entre la categoría de animación y serie de TV.

La última aclaración es que hay muchas series que estoy todavía viendo (o que tengo en mi lista de pendientes) y es posible que en el futuro ingresen al top (o en las menciones de honor) pero todavía no puedo hacerlo. Me refiero, por ejemplo, a The Wire, The Sopranos, Orange is the New Black, House of Cards, Homeland, Archer y The Following, entre otras.

DICHO TODO ESTO… este primera parte incluye las menciones de honor, esas series que quedaron fuera del TOP 20. No las coloqué en ningún orden particular. Son todas muy recomendables, pero no pude incluirlas entre mis más favoritas por diversos motivos. En la lista no incluí a “La dimensión desconocida”, pero debería estar. De hecho, hice todo un post sobre esta gran serie hace un tiempo. COMENCEMOS:

“Alias” (2001-2006)

Fue la primera producción de J.J Abrams que me atrapó por completo. Jennifer Garner era una letal y súper sexy doble agente. Alias nunca se volvía aburrida o predecible, contaba con increíbles locaciones, giros de tuerca impredecibles y muy buena selección de pelucas.

Gran parte de la trama giraba alrededor de los inventos de un tal Milo Rambaldi, una suerte de profeta del siglo XV que había dejado una serie de artilugios que iban desde armas de destrucción masivas hasta la misma fuente de la Vida Eterna. Cerró bastante bien, pero como le suele suceder a este realizador… en un momento dado todo comenzó a irse al demonio (la quinta temporada es muy inestable). Recuerdo que en AXN me vi toda la primera temporada de un tirón en una maratón que pasaron. Muy adictiva y muy disfrutable. Ah, y en esa época… ¡Bradley Cooper hacía de secundón! (Todavía no lo conocía nadie).

“How I Met your Mother” (2005-2014)

HIMYM fue muy distinta a todas las sit-coms que habíamos conocido hasta ese momento. Injustamente catalogada como “el Friends moderno”, desde un principio me pareció mucho más cautivante. Las tramas eran más desopilantes, las historias más frescas y originales, y contábamos siempre con el misterio de quién era la madre de Ted. Un gran problema fue que su éxito les hizo estirar muchísimo la historia, y sobre el final solo quería que terminara.

Plagado de referencias culturales, con muchísimos gags de continuidad y catchphrases, con Barney Stinson (un personaje que opacó a todo el resto) y con mucho corazón, HIMYM llamó la atención por mantenerse siempre distinta y siempre renovándose a sí misma. 

Es cierto que tuvo sus altas y sus bajas, pero se mantuvo muy impecable durante la mayor parte de su duración.

“Deadwood” (2004-2006)

Deadwood era tremenda, y el único motivo por el que creo que no entra al top es porque la cancelaron durante su tercera temporada. 

La serie de HBO era un western con todas las letras que nos relataba la experiencia de un nuevo sheriff en una ciudad en construcción, corrupta y llena de estafadores.

Por suerte, la tercera temporada tuvo una suerte de final que, sin embargo, no era el que estaba planeado. Me encantaba cómo se trataba el tema de civilización vs. barbarie. Aunque la mayoría de los personajes eran históricos (de los cuales no conocía a ninguno) se incluyeron muchos elementos de ficción que hicieron que la serie estuviera repleta de momentos de tensión bien logrados.


“Curb Your Enthusiasm” (2000 - Actualidad)

Aunque no creo que esté a la altura de “Seinfeld”, su creador (Larry David) supo componer una serie que atacaba a lo absurdo de lo cotidiano con muchísima certeza. El humor observacional de Larry David y su constante mal humor hacen que esta serie sea muy graciosa, y la disfruté mucho durante sus 8 temporadas, aunque sus tramas (algunas) me resultaron un tanto repetitivas.

Lo mejor de “Curb…” (que podríamos traducir como “No te entusiasmes tanto”) es que al filmarse con pequeñas cámaras portátiles, da mucho lugar a la improvisación de diálogos y presta mucha atención al detalle. Hay episodios que son realmente increíbles, y si uno disfrutó del humor de Seinfeld, esta serie es un obligatorio. El humor es ácido, las situaciones exageradas y la fórmula casi siempre funciona: Larry David hace enojar a distintas personas con pequeñas situaciones que confluyen en una historia conectada sobre el final. ¡Gran serie!

“The IT Crowd” (2006-2013)

Me falta todavía ver la 4ta (y última) temporada, pero The IT Crowd es una de las sitcoms más divertidas que vi hasta ahora. El humor inglés está a flor de piel en esta historia de un grupo de informáticos trabajando en soporte técnico.

La primera temporada es insuperable, y el resto decayeron un poquito, principalmente por el cambio repentino de uno de los personajes principales. Pero las situaciones que se generan son absolutamente desopilantes.

Aunque algunos ineptos comparan The IT Crowd con The Big Bang Theory, no tiene un verdadero equivalente americano. TBBT es una serie cómica, pero demasiado yanqui… y dejó de ser “nerd” hace mucho tiempo. The IT Crowd tiene muchísimo humor británico del bueno, mucha sátira social y a Richard Ayoade como Maurice Moss, que se lleva todo la serie por delante. Un monstruo.

“Twin Peaks” (1990-1991)

Soy fan del cine surrealista de David Lynch, y por supuesto de su única serie de TV que creó. Twin Peaks cementó la fórmula para un montón de shows que vemos hoy, con personajes bizarros, situaciones extrañas (casi paranormales) y un gran misterio por resolver: ¿Quién mató a Laura Palmer? Series de TV actuales como Fargo o True Detective tomaron muchos elementos de esta serie que hoy es un clásico de culto.

Si no entra en el TOP es porque tuvo una abrupta cancelación durante su segunda temporada que la dejó inconclusa. Realmente es una serie inclasificable que tenía todo: horror, comedia, drama, romance… y claro: muchísimos momentos What the Fuck.

Kyle MacLachlan llegaba del FBI al extraño pueblo de Twin Peaks para resolver un asesinato y terminaba descubriendo todos los secretos de cada uno de los vecinos. Muy atrapante, extraña y adictiva. También, muy indescifrable, como todo lo que suele hacer Lynch.

“Friends” (1994-2004)

20 años después, Friends sigue siendo la serie que mejor representa a chicos “en sus 20 y tantos”.

Disfruté mucho de la serie, de Joey y Chandler, del romance entre Rachel y Ross. Las historias siempre eran muy divertidas, aunque nunca alcanzaron el nivel de originalidad que vi en How I Met your Mother o en Seinfeld. Aun así, uno se enamoraba completamente de los personajes, con sus virtudes y sus defectos.

Es esa serie que podés seguir viendo los capítulos repetidos por más que los hayas visto mil veces. Definió modas, tendencias, llevó al estrellato a varios actores (Jennifer Anniston, principalmente) y se destacó por tener un alto número de cameos. Durante los 10 años que duró, uno crecía junto con los personajes (para el final de la serie yo ya estaba terminando la secundaria), y podía sentirse identificado con sus cambios de carrera, decisiones de vida y rupturas amorosas. Por sobre todo, me encantaba el realismo con el que se trataba la vida de una veinteañero, siempre en constante búsqueda de un nuevo equilibro, cambiando de trabajo, mudándose, etc. ¡Excelente serie!

“Firefly” (2002-2003)

No quiero explayarme demasiado porque ya la mencioné en otro post sobre series canceladas. Esta western de ciencia ficción iba a ser algo muy grande, pero fue injustamente abortada antes de que pudiera comenzar. Por suerte nos dejó 13 capítulos y una película para poder volver a ver eternamente.

“Boston Public” (2000-2004)

Esta es una serie que no conoce nadie pero que a mí me encantaba. La daban por FOX y recuerdo que cada capítulo me emocionaba. Chi McBride era el director de una escuela pública y estaba acompañado de todo un reparto de profesores. El foco estaba en los docentes, cómo estos administradores de la escuela secundaria trataban con los problemas del día a día y resolvían las problemáticas de los chicos. Era divertido y dramático en su justa medida y duró 4 temporadas.

Nunca más encontré una que cambiara el enfoque para presentar la historia desde el lado de los profesores y no de los estudiantes. Creo que voy a volver a descargarla porque, sinceramente, no tiene desperdicio.

“Veronica Mars” (2004-2007)

La agarré por casualidad y me enganchó por completo. Fue injustamente cancelada en su tercera temporada pero tiene una película que se lanzó por Kickstarter.com y cierra más o menos el argumento.

La historia seguía las aventuras de Veronica (Kristen Bell) en un pueblo plagado de personajes extraños (no al punto de Twin Peaks, pero acercándose bastante). Ella resolvía casos en cada capítulo, y además cada temporada tenía un gran misterio que se desarrollaba a lo largo y contaba con un sorprendente desenlace.

Los diálogos eran V.M estaban muy bien armados, el protagonista femenino era de los más fuertes que vi en TV, trabaja inteligentemente con los prejuicio de raza y clase, era oscura en su trama y hoy sigue siendo célebremente aclamada. ¡Vale la pena!

“Desperate Housewives” (2004-2012)

Lo admito: es un placer culposo. Pero es MI placer culposo. Era una especie de “Sex and the city” con esposos e hijos.

La historia de las 4 mujeres de Wisteria Lane es tan cómica como trágica, y viví con emoción cada una de sus interesantes vidas. El show se enfocaba enteramente en el cast femenino, algo que no era muy común por aquella época.

Quien no lo conoce puede pensar que es el show más estúpido de todos, y que apunta solo a mujeres. La verdad es que es todo lo contrario: reflexivo, misterioso, complejo, oscuro (por momentos). Pocas historias lograron emocionarme tanto como Desperate Housewives (¡y durante tanto tiempo!). Es cierto que tuvo temporadas malas, pero también tuvo otras excelentes. Y el final me pareció brillante.

“Modern Family” (2009 – Actualidad)

Modern Family es realmente excelente, y por muy poquito no ingresó en el mi top. Esta contemporánea representación de la familia es original, innovadora y está muy bien escrita. Si se quedó afuera es porque todavía está en emisión, y quiero ver qué pasa con eso.

Me encanta Modern Family. Filmada como un falso documental, tiene actuaciones muy sobresalientes (todas, de hecho) y mantiene una fórmula que, aunque clásica, se va reciclando con cada episodio.

El humor es rápido, sagaz, muchas veces sutil y juegan muchísimos con el concepto de “enredos” que desencadenan en situaciones desopilantes. La serie arrasa todos los años con los Emmys, y la verdad es que no me extraña.

Por sobre todo, es una historia que entretiene al mismo tiempo que enseña valores fundamentales, y logra estremecerme con cada final, que suele venir acompañado de una reflexión y un último gag. Esta es una serie que todos deberían ver para enternecer al alma. ¡Muy recomendada!


AHÍ LAS TIENEN. Estas son series que no entraron dentro del TOP 20 (que se viene en un próximo post) por lo que son menciones de honor. Para mí son todas de lo mejor que he visto, y las recomiendo ampliamente. ¿Qué otra serie agregarían? ¡Dejen sus comentarios!

PROXIMAMENTE: “Grandes series de mi vida, puestos 20 al 11”.

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

13 comentarios:

  1. Algunas no las conocía pero las que si me encantan! Verónica Mars ya es una serie de la infancia para mi y cada vez que la veo, además de entretenerme me trae muchos recuerdos. HIMYM fue lo que me unió con unos amigos geniales y aunque la he visto entera simpre la dejo cuando coincido con ella en la tele. Modern family la descubrí hace unos meses y me parece brillante! Tiene un humor fantástico y me encanta como enlazan una situación con otra sin que te des cuenta. Mujeres desesperadas es otra serie que me trae muchos recuerdos y aunque la sigo a cachos me gusta verla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no entré en las 20 que considero "mis mejores". Estas todas me gustan muchísimo. Modern Family es excelente, pero sigue en emisión y espero que no se desinfle. HIMYM fue genial hasta las temporada 5 y después fue medio en picada. ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Lástima que muchas de las que mencionaste no entren en tu lista. Si bien la tele y el cine no son mi fuerte, comparto tus gustos en cuanto a Frends, Seinfeld, Modern family (serie genial si las hay); Twins peaks la comencé a ver y me gustó mucho mucho... una que me atrapó y con la misma intensidad me decepcionó fue Lost. The it crowd: insuperable en cuanto a lo particular que tiene el humor inglés, diferente a todo lo que anda dando vueltas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las que mencioné y no entran es porque o bien están todavía en emisión, o bien las tengo entre mis pendientes. Por ejemplo "Orange" vi la primera temporada y me pareció maravillosa, pero hay que ver cómo sigue.
      Seinfeld y Lost aparecen en el TOP 20, ¡así que tranquila! Y si te gustó The IT Crowd, tenés que ver Coupling también, que definitivamente entra en mi TOP. ¡Gracias por pasar!

      Eliminar
  3. Me estaba acordando de una serie que veía de chica (y que vos ni debés haber visto), pero que nos revolucionó: V, invasión extraterrestre. Jajajaja, me causó gracia acordarme de esto. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo todavía no era ni un plan cuando salió la "V" original, jajaja.
      Vi un poquito de la nueva (del 2009) pero nunca me enganché, además la cancelaron.

      Eliminar
    2. Jajajaja, me delataron mis 36 años. La nueva no me gustó ni un poquito. Saludos

      Eliminar
  4. Hola, confieso que entré porque vi la imagen de Friends y me hizo reír mucho. Es mi serie favorita lejos, la descubrí gracias a una amiga del colegio, y arrastré a mi hermana conmigo jajajaja Me la sé de memoria, no me canso de verla, y todavía a esta altura hay cosas que no vi!! Es una locura. Seinfeld vino después, aunque vi menos, eps me encanta (mi hermana tardó años en encontrarle la gracia jajaja). TBBT me gusta bastante, pero no puedo evitar encontrarle parecidos con Friends :P

    The IT Crowd la conocí gracias a mi marido (que la encontró de casualidad en I.Sat). Otra serie inglesa que me gusta es Extras (que es bien corta, punto a favor).

    Eureka ya la mencioné en otro post, como amante de la ciencia ficción puedo decir que es muy buena, sobre todo porque tiene un estilo distinto y no los guionistas no temían introducir cambios importantes, un@ siente que realmente pasan cosas.

    De Modern Family no soy fan, la miro cuando la pesco en Fox, pero me gusta muchísimo.

    Y por último, la única serie de la cual puedo decir que soy realmente adicta, que es insuperable, es, por supuesto, Sherlock. Todo el mundo debería verla, en mi opinión, jajaja Lástima que falta casi medio año más para la 4ta temporada ;_;

    Me encantó la entrada, por cierto, no sé si te dije que nominé tu blog para los premios Dardo, si te interesa te dejo el link: http://primeranaturaleza.blogspot.com.ar/2014/08/primera-naturaleza-recibio-el-premio.html

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Rápidamente te volviste en una de mis "fans" preferidas! Jajaja.
      Ya me había agendado Eureka para revisarla, y sumo "Extras" (que no la había escuchado nombrar). Sherlock va a formar parte del TOP 20, tranquila... me parece excelente.

      ¡Y qué loco lo del premio Dardo! Mil pero mil gracias... todavía estoy sonriendo solo. Ya me paso la leer la nota y comentar. ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Lamentablemente no vi ninguna de éstas, esperaré con ansias el Top 20.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Llegó la primera parte del TOP 20, querido! =P

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Ni siquiera la había escuchado nombrar. Le voy a dar una oportunidad.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...