jueves, 4 de septiembre de 2014

Técnicas narrativas (V): “El cadáver exquisito”

Últimamente estoy incursionando en algunas técnicas de escritura automática que fueron introducidas por de los surrealistas de la década de 1920. André BretónTristan Tzara (el padre del Dadaísmo) y el resto de los muchachos renegaban del arte moderna y adoptaron el método psicoanalítico de la libre asociación. También utilizaban “modos automáticos de escribir" porque creían que una nueva ciencia podía surgir de lo inconsciente y  de lo irracional.

Bretón produjo el primer manifiesto del Surrealismo donde lo definía como: "El dictado del pensamiento en ausencia de la vigilancia ejercida por la razón, fuera de toda preocupación estética o moral". En la práctica estas teorías se tradujeron en diferentes herramientas de escritura automática: dejar que el subconsciente se manifieste sin trabas, la narración de sueños o relatos en estados hipnóticos. Es sabida la historia de que George Harrison aplicó una técnica de este tipo para escribir “While my guitar gently sweeps”.

Una de las técnicas quizás más peculiares es la del “Cadáver exquisito”.

Imaginen la situación: reunión de seis o siete amigos, algo de alcohol y música. Se sientan alrededor de la mesa. El primero escribe una frase en un papel y, al terminar, lo dobla dejando que se vea únicamente la última palabra. A partir de ésta, el segundo participante escribe otra frase y así sucesivamente. El juego se puede repetir varias veces, tantas como se quiera. Al finalizar, se desdobla el papel y se lee el resultado. El resultado es conocido como un “cadáver exquisito” (o cadavre exquis en francés). Se lo llamó así porque la primera vez que se hizo, la frase resultante fue: "El cadáver/exquisito/beberá/el vino nuevo".


« Le cadavre - exquis –
boira - le vin - nouveau »

(Primer “Cadáver exquisito”)

En definitiva, se trata de una colaboración colectiva, un grupo de personas que escriben o dibujan una composición en secuencia. 

En el terreno literario, particularmente, los surrealistas fueron pioneros en la composición experimental y brindaron una gran revolución en el lenguaje. Como no asumieron ninguna tradición cultural (de hecho, las rechazaron desde el punto de vista temático ni formal), buscaron su apoyo en la represión psicológica (sueños, sexualidad, temas que eran considerados “tabú”) y engendraron procedimientos metafóricos nuevos como la imagen visionaria. De esa forma lograron creaciones inquietas, espontáneas y –según ellos– mucho más honestas.

En castellano hoy hay muchos blogs y foros en internet que buscan continuar esta tradición: Moadibelmesias, Sobre Nuestro Cadáver y esta fan page de Facebook (Cadáver Exquisito, el juego surrealista). También me encontré con foros fascinantes como este y este. En el último, los participantes crearon el poema “Transparencias” que es un delirio absoluto.

"Lo emocionante para nosotros en este tipo de producciones es la certeza de que, para bien o para mal, representaban algo que no era posible por el trabajo de una sola mente, y poseían un grado excepcional en la calidad de devaneo, tan propio de la poesía". 


(André Bretón sobre el Cadáver Exquisito)


Nicolás Calas –un vanguardista suizo– sostenía que un cadáver exquisito tiene la facultad de revelar la realidad inconsciente del grupo que lo ha creado. En concreto, explica, refleja los aspectos no verbalizados de la angustia y el deseo de sus miembros, en relación con las dinámicas de posicionamiento afectivo dentro del mismo. Por su parte, el artista alemán Max Ernst observó que el juego funciona como una especia de “barómetro” de los contagios intelectuales dentro de un círculo de creadores.

Volviéndonos un poco filosóficos, cabe preguntarte si la literatura en su totalidad no es en sí misma un gran cadáver exquisito a partir de temas y preocupaciones bastante simples: el amor, la muerte, la inmortalidad, la locura, la vejez, etc.

Está claro que muchos de estos ejercicios se llevaron a cabo bajo la influencia de sustancias lisérgicas que inducían estados de inconsciencia, o durante experiencias hipnóticas.  Los que estudian teatro o improvisación seguramente conozcan algunas de estas herramientas como fuentes de inspiración. Sin ir más lejos, uno de mis shows de TV preferidos (“Whose Lite is it Anyway”) presenta uno de los juegos que hace uso del Cadáver Exquisito (en Three-Headed Broadway Star, tres personas tienen que crear un tema coherente brindando una frase cada uno). ¡Las cosas que salen son fabulosas!

En mi caso, no estoy consumiendo ácido para escribir, pero sí dejándome llevar por la escritura automática, utilizando nombres, frases y situaciones que surgen del azar y anotando algunos sueños que tuve últimamente

Cuando termine esta nouvelle (que ya tiene título, y está en un 60% terminada), seguramente la compartiré. ¡HASTA LA PRÓXIMA!

DE YAPA: Posts anteriores sobre técnicas narrativas:


………………………………………………………………………………………………….

=>> Otras notas sobre EL SURREALISMO en el BLOG: “Cuna de Gato” (una novela de Kurt Vonnegut), “Gabriel García Márquez y el Realismo”,  “La oscura ascendencia de la novela” (una E-TRUE HOLLYWOOD STORY), “Kafka, o cómo transformarse en algo infinito”, “Reflexiones a través del espejo” (Sobre Alicia en el País de las Maravillas) y “La vida como un péndulo” (sobre Balzac y Stendhal)

………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

8 comentarios:

  1. ¡Excelente! Muchas veces había escuchado "Cadaver exquisito" (por ejemplo el tema de Fito Paez) sin saber bien esta historia.
    Agrego algo que tiene que ver con las raíces de esta nota. La misma definición de dadaísmo proviene de un juego azaroso de palabras. Al parecer, no se si Duschamp o Tzara bautizaron al movimiento al abrir un diccionario por cualquier lugar y señalar la palabra "Dadá" que creo que en francés es la palabra que designa el llanto de un niño.

    ¡Gracias por desasnarme!
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenía ese dato loco... ¡está interesante!
      Igual voy a corroborar las fuentes, jajaja...

      Eliminar
    2. jaja dale, chequeá las fuentes y avisame porque quizás el que me lo contó me chamuyó.

      Eliminar
  2. Interesante artículo, gracias por compartirlo. ¡Ah! el origen del dadaismo es correcto. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, David! Espero tenerte seguido.

      Eliminar
  3. Excelente artículo. Varias cosas interesantes que no sabía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. En lo personal, este es el que más me gustó. :)

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...