jueves, 5 de junio de 2014

Ciencia vs Religión (parte 3/3) => “El cálculo de Dios”, de Robert Sawyer


¡Última parte de esta serie de 3 posts temáticos que exploran la infinita dicotomía entre la razón y la fe! En la primera parte analizamos UNA PELÍCULA, una gran película de Robert Zemeckis: “Contacto”. En la segunda le tocó el turno a LA MÚSICA, «Desconexión Sideral», uno de los temas más complejos de Bersuit Vergarabat. El desenlace será con UN LIBRO, uno bastante particular.

El Cálculo de Dios” es una novelita de ciencia ficción de Robert J. Sawyer que leí allá por el 2000. Está ambientada en el presente y relata la supuesta llegada a la tierra de alienígenas inteligentes. Lo interesante de la novela son las varias discusiones y argumentos que se desatan respecto a la naturaleza de la creencia, la religión y la ciencia.

En Internet solo puede conseguirse la versión en inglés y en PDF para descargar: http://goo.gl/YsNuVr

¡OJO! Como siempre suelo aclarar: podrían encontrarse #MiniSpoilers a partir de acá. Aunque no revelo el final (ni giros argumentales fundamentales de la trama), sí comento la premisa y algunos aspectos que se develan en el primer tercio de la novela. ¡El que avisa, no traiciona!

Dicho eso, continuemos.

A primera vista, parece una propuesta sensacionalista al estilo “Dan Brown”, pero nada más alejado de la realidad. Tampoco es un libro de autoayuda. La imagen “sixtina” de la portada tampoco ayuda a sacarse la idea de que la trama es sobre Dios y la religión. La verdad es que todo gira entorno a algo mucho más amplio, mucho más universal: un aparente diseñador colectivo que se sirvió de ciertos medios científicos para configurar nuestro universo.

La trama nos cuenta de un alien, Hollus, y sus compañeros de tripulación al llegar a un museo de los EE.UU. Allí, consiguen acceso a una buena colección de fósiles y estudian el conocimiento humano con el objetivo de recoger evidencia para la existencia de Dios. Según esta historia, tanto la Tierra como el planeta natal de Hollus (al igual que el planeta natal de la otra especie alienígena viajante) experimentaron los mismos cinco grandes cataclismos aproximadamente en el mismo momento. 

Por su parte, Thomas Jericho, el protagonista, es un ateo que suministra un correcto balance (y una oposición productiva) a la discusión filosófica acerca de la existencia de Dios.


El razonamiento —a grandes rasgos— es el siguiente: una vez es accidente, dos es coincidencia, tres ya es acción intencional. Hollus insiste en que el set simultánea de extinciones de especies en masa prueba la existencia de un creador consciente que interviene a gran escala para promover la evolución de la vida. La premisa, de por sí, está buenísima.


Por supuesto, la revelación de Hollus estremece a Jericho, un hombre de ciencia, de razón, un clásico escéptico y ateo que, recientemente, ha contraído cáncer.

El principal atractivo que encontré en “El cálculo de Dios” es que la historia está preparada para ser lo más simple posible. Sawyer narra, con mucha fluidez y didactismo, la relación entre este extraterrestre con forma de araña gigante que busca información y un desconfiado paleontólogo del museo de Ontario. Por sobre todo, se ponen en evidencia planteos existenciales muy interesantes que abren la puerta a la discusión.

Otro gran acierto es que el héroe es increíblemente creíble, humano, terrenal. En lugar de crear a un ser infinitamente inteligente y perspicaz (un Sherlock Holmes o quizás un Robert Langdon), Sawyer presenta a un ser real de todos los días, con sus miedos e inseguridades. 

Por último, la novela está escrita de tal manera que no ofende ni a un ateo ni un religioso, porque su planteo va por otro lado. No quiere demostrar cuál de los dos tiene razón, sino permitirse pensar la inevitable cuestión de si existe un poder superior en términos más globales.

La historia en sí no tiene grandes momentos de acción o suspenso. La trama alterna discusiones sobre geología, astronomía, biología, y otras ramas científicas con los conflictos morales que le suponen a Jericho las pruebas de la existencia de un verdadero Creador. Estos debates son realmente fascinantes.

No he leído otra novela de Robert Sawyer, pero esta propuesta me pareció inteligente, imaginativa, y calza perfecto con la idea de “Ciencia vs. Religión”.  La obra, que engancha desde las primeras páginas, redondea con un clímax final que cierra la historia de forma redonda. Es una novela sin demasiada complejidad narrativa que recomiendo para pensar estos temas.

Hay muchísimo que puede reflexionarse a partir del tema “Ciencia vs. Religión”. Esta tríada de posts intentaron funcionar como disparadores de ideas, de discusiones, de debates. Analizamos un LIBRO, una CANCIÓN y una PELÍCULA, y podrían examinarse muchísimas más. En la conocida serie LOST –aquella donde varios sobrevivientes de un naufragio quedan varados en una isla– John Locke representa el opuesto exacto del héroe Jack. Locke es un hombre de fe, convencido de que los sobrevivientes llegaron a la misteriosa isla por una razón. 

Sus convicciones chocan constantemente con las de Jack, un médico y hombre de ciencia. Alguien que necesita ver para creer.

Isaac Asimov también explora varias de estas temáticas en algunas de sus novelas más famosas.

El hombre es el único animal que se da cuenta que está solo y sale a buscar a otros para protegerse”. Todos nos juntamos, inconscientemente, cuando tenemos miedo o frío. Y todos, innegablemente, buscamos la respuesta a ese interrogante: ¿qué hay más allá… más allá de la vida, de la Tierra, del Universo? Creo que ambas visiones no son necesariamente incompatibles, y que –con el tiempo– buscarán la manera de encontrarse en un punto medio. Quizás ahí, en ese preciso momento, comprendamos toda la Verdad.


PROXIMAMENTE: estoy planeando la próxima tríada. Se va a tratar sobre el concepto de “Superhéroes” (que ya he tomado en el blog) y, de forma análoga, veremos una TEMA MUSICAL, una PELÍCULA y un LIBRO. ¡Hasta la próxima!

CAPÍTULOS ANTERIORES:

Ciencia vs. Religión (parte 1/3) => “Contacto”, de Robert Zemeckis.
Ciencia vs. Religión (parte 2/3) => “Desconexión Sideral”, de Bersuit Vergarabat.

………………………………………………………………………………………………….

=>> Otras notas relacionadas con la ciencia ficción en el BLOG: “Un planeta llamado Traición”  (de Orson Scott Card), “El fin de la eternidad” (de Isaac Asimov),”La historia repetida” (un cuento de mi autoría) y “El hombre ilustrado”, una fantástica colección de cuentos de Ray Bradbury.

………………………………………………………………………………………………….

Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te pueda llegar a interesar...