lunes, 16 de septiembre de 2013

Watchmen: la deconstrucción de los superhéroes.


Soy capaz de discutir a muerte que un cómic ES literatura. Por lo menos este es mucha más literatura que los best-seller que hoy veo en vidriera. La célebre obra maestra de Alan Moore, Watchmen esa miniserie de 12  capítulos sobre una realidad alternativa donde vigilantes de incógnito han transformando al mundo contemporáneo– es muchas cosas al mismo tiempo. Es un policial negro. Una oscura historia de superhéroes. Es ciencia ficción. Es ciber-punk.  Es una fuerte crítica socio-política. Es la primera gran deconstrucción de superhéroes (para algunos, la obra que disparó dicho estilo)... 

¡... Es una de las piezas más influyentes de la literatura mundial!

Descargar “Watchmen”, la novela gráfica, en formato PDF: http://bit.ly/1eAF24v

Publicada en 1987, la historia gira en torno a un mundo paralelo distinto al nuestro donde, por ejemplo, Estados Unidos ganó la guerra de Vietnam.  

El disparador de la historia (¿un macguffin,quizás?) es la muerte de Edward Blake, mejor conocido como “El comediante”. Rorschach, otro superhéroe… y quizás el más fascinante, comienza a investigar por su cuenta y termina revelando secretos que pretendían mantenerse encerrados.

=> A partir de ahora indico que para el análisis voy a tener que hablar muchísimo sobre algunas partes de la trama. 

#SPOILER ALERT#

Quienes no lo hayan leído, les recomiendo que lo hagan porque es una obra maravillosa. En su defecto, pueden recurrir a la versión cinematográfica que Zack Snyder (“Man of Steel”, “300”) estrenó en el 2009 (todavía no la vi… cuando lo haga, acá van a encontrar mi opinión). <=

Watchmen me voló la cabeza. No solo porque cuenta una historia plagada de asombrosos giros argumentales y una narrativa impecable, sino porque además tiene un simbolismo interesantísimo, grandes reflexiones y un ritmo trepidante. Confieso que es la primera novela gráfica que leo en mi vida, y me alegro muchísimo de que haya sido esta. (La primera novela gráfico... NO el primer cómic, je)



=> La premisa inicial

Moore utilizó la historia como una forma de reflejar ciertas ansiedades contemporáneas (la sensación pos guerra-fría, por ejemplo), y criticar el concepto del superhéroe (más que nada, la influencia de Superman) que existía en el momento. El tono oscuro y reflexivo de los superhéroes de hoy (piensen en la trilogía de Nolan sobre Batman) se debe, en gran parte, al aporte de Alan Moore. Por su parte, Dave Gibbons dibujó atmósferas increíbles, unas escenas deslumbrantes de marte y jugó muchísimo con la simetría como estilo de narración (de eso hablaré más adelante).

La premisa inicial de la serie es examinar cómo se comportaría un superhéroe en un mundo real, verosímil. A medida que la historia se fue volviendo más compleja (y créanme: lo hace) Moore explicó que es en realidad sobre “la idea de cómo un superhombre se desenvolvería dentro de una sociedad”.

El título hace alusión a la pregunta “Who watches the watchmen?”, es decir… “¿Quién vigila a los vigilantes?”. Quién los controla, quién los regula…

=> El final: uno de los mejores twist-endings.

Necesito hablar del final para poder hacer referencia a otras cosas más adelante. Todo es intencional en esta historia. Cada frase, cada diálogo, cada viñeta. Sobre el final, cuando se revela que Veidt (alias Ozymandias, uno de los superhéroes, y consagrado con el título de “el hombre más inteligente del mundo”) es el villano –en el anteúltimo episodio– los eventos toman un giro inesperado. Los héroes lo confrontan y él peca de uno de los clichés más convencionales de todos: revelar el plan. Está convencido de que la forma de salvar al mundo de la inminente tercera guerra mundial, es unificarlos en contra de algo externo. Así, prevé matar a medio Nueva York y culpar a una ficticia “raza alienígena”.


El plan parece trillado, pero es tan loco que podría funcionar. ¿En serio? ¿Aliens? ¡Pero claro que sí! Incluso, a lo largo de la novela tenemos infinidad de pistolas de Chejov que anuncian el miedo hacia los extraterrestres (por ejemplo, varios posters de “El día que la tierra se detuvo” se ven en el fondo”). La sorpresa les llega a los “buenos” cuando Veidt afirma que aquello ya sucedió 35 minutos atrás y les plantea un interrogante ético: si cuentan la verdad al mundo (que Veidt planeó brillantemente el asesinato de 3 millones de personas para salvar a la humanidad) todo va a haber sido en vano: la guerra mundial va a ser segura.

«Veidt: “Jon, wait, before you leave…I did the right thing, didn’t I?  It all worked out in the end.
Dr. Manhattan: “In the end? 
Nothing ends, Adrian.  Nothing ever ends. »

Al final del día, los héroes son realmente antihéroes, y el villano (que no se revela hasta el último momento) es, en verdad, un anti-villano. Ozymandias está intentando detener el apocalipsis nuclear y lograr una paz duradera, pero… ¿a qué costo? ¿es Adrian Veidt realmente un villano? ¿el fin justifica los medios? Es un final delicioso, de los mejores que he visto en mi vida entera.

=> Mi personaje preferido: Rorschach

Rorschach es un personaje realmente interesante. Asexual, debido a su perturbadora infancia, sádico, psicópata, mentalmente inestable. Y sin embargo, es el personaje más humano de todos. Su mente no concibe matar a millones de personas para proteger a la humanidad, como propone Veidt. 

Por ese motivo, por no comprometerse (ni siquiera en el Armaggedon) termina muriendo.

Un gran momento de la historia tiene que ver con él siendo acusado del asesinato de un conocido ex -villano (Moloch) y enviado a prisión psiquiátrica. Allí nos enteramos de su pasado, sus códigos morales y su identidad. Lo interesante es descubrir que esa persona estaba en el fondo de varias viñetas de capítulos anteriores, así que habría sido posible descubrir su identidad antes.

=> Simbolismos y estilos en Watchmen

Tengo fascinación por la búsqueda de simbolismos y elementos alegóricos en una obra. Afortunadamente, ¡esta los tiene de sobra! El pin manchado de rojo es, seguramente la imagen más recurrente junto al reloj marcando casi las 12. Reúnen el principio con el final, haciendo de la historia una aventura circular, un ciclo sin fin.


Algo que me resulta muy loco es que cada personaje principal parece mostrar un sistema de moralidad distinto, y esas diferencias son las que mueven la historia hacia adelante. El Comediante ve al mundo simplemente como una broma… no distingue el bien del mal. Dr. Manhattan (el único con verdaderos poderes) ha trascendido al nivel de Dios y está tan alejado de la humanidad que el concepto de moralidad ya no existe. Este personaje es fantástico porque para él, el pasado, presente y futuro suceden todos al mismo tiempo, y no puede hacer nada al respecto. Ozymandias, por otro lado, persigue un código moral utilitario, en el cual todos sus actos de maldad quedan justificados en pos de un “bien mayor”. Por último, Rorschach es un moralista absoluto y objetivista, incapaz de ver al mundo en términos de grises. Esto último se ve plasmado particularmente en su máscara, que contiene fluidos blancos y negros que nunca se mezclan para formar un gris.

«Never compromise.
Even in the face of Armageddon, never compromise. »
(Rorschach, Watchmen).

Se presta especial atención a temas, figuras y frases recurrentes que conforman cada capítulo como un cierre hermético pero que además conectan con la historia principal. 

Cuando uno ya conoce la revelación final, por ejemplo, revisando capítulos anteriores es posible encontrar símbolos egipcios, alusiones a la empresa Pyramid Deliveries y ¡hasta chistes sobre una invasión alienígena a lo largo de toda la obra!


► Un recurso que me encantó fue el uso de la simetría e imágenes espejadas. Lo vemos muchísimo, y especialmente en el capítulo 5. Pensemos también en la simetría de la máscara de tinta de Rorschach. También sucede que personajes están “subiendo” en una viñeta, mientras bajan en la del costado. Los eventos del “cómic dentro del cómic” (ver más adelante) también funcionan como un espejo para la historia principal. Si se fijan, los anuncios de TV o comentarios secundarios tienen significados especiales al interpretarlos en el nivel de la historia. Esta es una marca registrada de Alan Moore y de Watchmen que permite múltiples niveles de interpretación y valor de relectura.

=> Palabras finales

Me quedó un post larguísimo, y me disculpo por eso. ¡No me alcanza la vida para todo lo que quería contar de Watchmen! Hay mucha, pero mucha tela. Toda la obra parece ser una sátira, una inteligente broma. ¿Qué les parece el hecho de que Robert Redford sea el presidente de este mundo paralelo? ¿O que “El Comediante” podría haber matado a Kennedy?


Abundan los aspectos de escritura brillantes. Hay que mencionar la “historia dentro de la historia”, por ejemplo. En paralelo tenemos un comic (dentro del comic) (“Tales of the Black Freighter”) que, aunque parezca que no, está íntimamente relacionado con los eventos de la historia principal. Está genial como se juega con la alegoría para enfatizar situaciones de la trama, o generar metáforas impecables. Aunque les confieso que esta historia del carguero no me fascinó ni me pareció el aspecto más destacable.

También, al final de cada episodio (que genera un cliffhanger y una frase que da sentido al título del mismo) tenemos un epígrafe con artículos, extractos de diarios y noticias relacionadas con el universo Watchmen, que completan aún más la historia.

► Realmente hay vastos niveles de interpretación. Watchmen es increíblemente original, creativa e inteligente. Espero volver a leerla pronto para revisar desde el principio cada uno de sus elementos. Una verdadera obra de arte y una de las mejores novelas que leí en mi vida. Es impresionante como Moore se mueve suavemente desde una trama introductoria a una historia fascinante, conspiratoria, apocalíptica, reveladora. 

=> Las ideas que planta no tienen fronteras, y son genuinamente valientes. Una historia fundamental que todo buen lector no debería dejar de leer.


«"Life isn't divided into genres.
It's a horrifying, romantic, tragic, comical, science-fiction cowboy detective novel.
You know, with a bit of pornography if you're lucky." »
— Alan Moore, Watchmen.


2 comentarios:

  1. muy de acuerdo ! una narrativa fascinante y muy bien lograda... Gracias Lu por tus comentarios..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que es una historia excelente. Ahora me pienso descargar la película. En 1080p HD! =P

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...