jueves, 20 de febrero de 2014

Grandes juegos de mesa (I): “Clue: ¿quién es el asesino?”


Soy un gran fanático de los juegos de mesa. Me gustaron desde siempre y hoy los sigo jugando (particularmente Monopoly, Pictionary y T.E.G, de los cuales ya habrá post). Creo que son uno de los últimos grandes vestigios de la era “pre-computadoras” y progresivamente tienden a desaparecer. Una verdadera lástima porque me parecen un entrenamiento (generalmente) sano, que mantienen la menta activa y enseñan valores educativos o lecciones de vida fundamentales.

Los juegos de mesa son una combinación entre lo lúdico y lo didáctico, y en este punto radica su importancia.

Hoy vamos a recordar uno de mis favoritos. CLUE es un juego de mesa desarrollado en 1948 por Anthony Pratt, un empleado en la Inglaterra de pos-guerra.

Si uno lo piensa un poco: es un juego bastante oscuro para los niños, ¿no? Algunas armas asesinas solo sirven, efectivamente, para aplastar el cerebro de la víctima por todo el piso de la imponente mansión.


Originariamente pensado para matar el tiempo entre las bombas a los nazis, el objetivo en Clue es descubrir quién asesinó al Sr. Cadavery, con qué arma y en qué habitación. Básicamente estamos hablando de “Saw II” (El juego del miedo) en una caja. Quizás por eso, Pratt pudo rápidamente vender la idea a una compañía de juegos que hoy lo sigue comercializando.

Pratt, que era apasionado del género policial, empezó a darle forma a la idea de un  juego de mesa sobre la investigación de un asesinato. Es muy probable que la idea haya sido influenciada por los trabajos de Agatha Christie y su célebre historia “10 negritos” (de la cual ya hablamos en este post). Pero siendo, justo: la premisa de Agatha Christie (cuartos cerrados, uno o más posibles asesinos, varios sospechosos) ha influenciado también películas, otras obras literarias, teatro y el arte en todas sus demás formas. 



==> En materia de cine pensemos, por ejemplo, en “House of Wax” (2005), “Los sospechosos de siempre” o la célebre Reservoir Dogs para tener algunos ejemplos concretos.

Me encanta Clue y lo jugué muchísimo de chico. En el tabero existen nueve habitaciones, donde el asesinato pudo haber tenido lugar; están separadas entre sí y colocadas en forma circular. Cuatro habitaciones contienen un pasadizo secreto, que te lleva hacia otra habitación. La habitación del centro es donde se coloca el sobre del caso.

El éxito desmedido Clue hizo posible, en 1985, la creación de la mejor adaptación de una película basada en juegos de mesa alguna vez filmada. La cinta fue un fiasco comercial, pero se convirtió en clásico de culto luego de salir en VHS. La trama nos muestra a seis invitados llegando a  la desolada mansión de Mr. Boddy, quien los trajo a cada uno por motivos diferentes. Cuando las luces se apagan repentinamente y alguien asesina al magnate, todos se vuelven automáticamente sospechosos.

La comedia (negra) es realmente muy divertida y la recomiendo. Tim Curry (más conocido por su papel del payaso Pennywise en “IT”), hace de mayordomo y tiene momentos brillantes en la película.


Uno de los elementos más originales de la película es sus múltiples finales. En el cine, el verdadero asesino cambiaba dependiendo de qué versión estuvieras viendo. Hoy se puede descargar una versión que contiene TODOS los finales en una misma película (lo cual es realmente loco). Lo más destacable es que cada final es absolutamente lógico, y si uno se pone a revisar: todas las evidencias estan planteadas de ante mano para cada final.

Me parece que es una de las pocas comedias inteligentes que vi en mi vida. Tiene diálogos astutos, un guión sólido y un valor de repetición alto (es interesante reverla para buscar cada una de las pistas).

Creo que hoy, más que nunca, los adultos debemos seguir jugando… sea juegos de mesa, o lo que sea. Si es con niños, mucho mejor.  Nos hemos acostumbrado a vivir una vida ajetreada, sin tiempo para la recreación. Los juegos de mesa inspiran creatividad, desarrollan habilidades sociales y combinan la imaginación con la capacidad de asociación y rapidez mental. 

Cuando me pongo a recordar los momentos más felices de mi vida, indefectiblemente la menta me lleva a un nostálgico viaje hacia el pasado, mi niñez y mis juegos: en familia y con amigos. ¡Hasta la próxima!


………………………………………………………………………………………………….

=>> Las últimas veces en las notas OFF-TOPIC del blog, analizamos “Room 237” (un documental sobre las conspiraciones en “El resplandor”), recordamos los misterios de Agatha Christie, reflexionamos sobre los Simpson en la cultura contemporánea y homenajeamos a la Navidad.

………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivorilucianoSi te gustó, ¡compartilo o deja un comentario!

5 comentarios:

  1. Hola, pues ya que relacionas a este juego con Saw, en especial la segunda película, te dejo este enlace de mi visión personal sobre esta hermosa saga en donde se muestra un mensaje de amor y misericordia por el gran líder y filántropo profeta John Kramer http://veladordepalabras.blogspot.mx/2014/01/saw-parte-3-de-9.html

    ResponderEliminar
  2. ¡Ahora miro tu post! No sé si considerar a John Kramer un "profeta", pero sí creo que SAW es una obra narrativa mucho más compleja de lo que se suele considerar. De hecho escribí yo también sobre eso:

    http://www.viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/11/saw-el-juego-del-miedo-la-complejidad.html

    ResponderEliminar
  3. Perdonar pero alguien me podría decir cual es el asesino de este juego es para un trabajo final muy importante os lo agradecería mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El asesino es Mr. Buttler, el mayordomo.

      Eliminar
    2. El asesino se elige al azar en cada partida de juego sin que nadie lo vea, si fuera solo uno no tendría chiste el juego y solo serviria una vez

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...