miércoles, 17 de diciembre de 2014

LISTA TOP-FIVE: 5 motivos por los que "Seinfeld" es mi serie favorita


Recientemente armé el post de las mejores series de TV (en mi humilde opinión). El puesto número 1, indiscutible, se lo llevó Seinfeld. Y la verdad es que no soy el único que la considera la mejor de la historia de la televisión. Podría escribir un blog entero sobre esta serie que vi miles de veces, pero hoy quería armar 5 motivos por los cuales creo que fue revolucionaria, aquellas cosas que la hicieron realmente memorable.

Repasemos, primero, una breve historia de Seinfeld. Duró 172 episodios repartidos en 9 temporadas (entre 1989 y 1998). Se fue en su mejor momento, y esa fue una decisión acertada. La televisión de los 90´s estuvo completamente dominada por ese fenómeno social creado por el comediante Jerry Seinfeld y el icónico Larry David.

El concepto era sencillo: cuatro amigos viviendo en Manhattan (Nueva York) y haciendo “nada”. Comprando fruta, esperando en un restaurant para tener una mesa, perdidos en un estacionamiento, viendo televisión en la casa o recorriendo la ciudad. La genialidad de la serie fue que cada episodio contaba con varias historias que se van hilando de formas impredecibles. Además, los personas que se crearon (todos, incluso los secundarios) fueron históricos, y cada uno brilló por diferentes motivos.

Incluso 15 años después, sigo sintiéndome identificado con algunas cosas de los 4 protagonistas. Seinfeld me hacía sonreír, y pensar, pero por sobre todo reír. Aplaudí miles de episodios, uno mejor que otro, que están llenos de sutilezas, armados con una estructura brillante y escritos de forma sobresaliente. En este post intento destacar algunos puntos que van más allá de guiones realmente sólidos, situaciones desopilantes y personajes inolvidables. Aquellos detalles que hicieron de “Seinfeld” un show inmejorable. Comencemos:

#5. El verdadero New York, y el verdadero ciudadano promedio.

Muchas series conocidas se ubican en Nueva York (Friends, How I Met Your Mother, Sex and the City, etc.) pero todas lo muestran como un lugar súper glamoroso. Seinfeld mostraba lo bueno, lo malo y lo feo de vivir en una ciudad inmensa. Jerry era un exitoso comediante pero vivía sin grandes lujos. 

Eso es algo que siempre me chocó de Friends, donde los personajes tenían departamentos carísimos con trabajos como mesera o actor de poca monta.

En cambio, Jerry y sus amigos eran modestos, compartían taxis, alquilaban un departamento modesto y usaban el transporte público. Así, también, lidiaban con problemas sociales, climáticos, problemas de barrio, de convivencia, y los veías comprar fruta, lavar la ropa, ir al baño, lavarse.

Realmente en Seinfeld veías el estilo de vida de un ciudadano común que la rema, más allá de las situaciones inverosímiles (y absolutamente graciosas) que les ocurrían día a día.


#4. El impacto cultural en los 90´s

Man hands. “Hello, Newman”. “It´s gold, Jerry, gold”. “You can put your sorrys in a sack, Mr”. “Are you still master of your domain?”. Re-gifting. Close talker. Low talker. High talker. Innumerable cantidad de brillantes “catch-phrases” que creó y popularizó esta serie. Pero también introdujo a la sociedad grandes momentos memorables. Hoy me sigo riendo de las lecciones de George para parecer ocupado en el trabajo, de las entradas de Kramer o de los motivos por los que Jerry le cortaba a una de sus novias.



Los creadores tuvieron una genialidad sin precedentes para describir situaciones que todos hemos vivido y podíamos identificar. Cuando digo que hay “un momento Simpson para cada situación de la vida”, también lo hago extensivo el concepto a Seinfeld. El problema es que no puedo citarlo seguido por casi nadie lo conoce tanto como yo. Las referencias se quedan en un gran silencio incómodo (por lo que me las termino guardando).

He visto entrevistas, especiales y el making of de Seinfeld. Casi todos están de acuerdo en que Seinfeld fue uno de los 10 grandes motivos por los que los 90 fueron increíbles. Se hablaba de cada episodio al lado del watercooler, y todavía hoy siguen dando las repeticiones por Sony en una gran cantidad de horarios.

#3. El humor de lo cotidiano.

Hay teorías filosóficas (en serio) que explican que el humor que más nos agrada es aquel en el cual nos vemos reflejados bajo una nueva luz. No es casual que las series humorísticas más exitosas tengan como protagonistas a perdedores, familias disfuncionales o simplemente a gente común, más que extrarrestres o personas extraordinarias.

Seinfeld fue ese show sobre “nada” que en realidad hablaba de todo, de lo infraordinario, de cosas que nosotros mismos hemos discutido en charlas con amigos, de teorías extrañas, de reglas de moda, de conducta, de códigos sociales tácitos. El humor se volvió atractivo por la capacidad de los creadores de registrar las tragedias contenidas en situaciones ordinarias. Es una idea tan sencilla que terminó siendo brillante, y que muchísimos quisieron copiar después.

Ni siquiera el mismo Larry David pudo colocar el mismo concepto en su show “Curb Your Enthusiasm”, que tiene mucho de Seinfeld pero no le llega a los talones. Sitcoms como “Modern Family”, “Arrested Development” y “30 Rock” tienen algo de Seinfeld, y también intentaron ese enfoque sobre el día a día, lo conocido y hasta lo imperceptible.

#2. Adultos hablando sobre temas adultos

Hoy es muy común que las sitcom toquen temas sensibles como la masturbación, el  antisemitismo y la homosexualidad, pero en esa época no era tan así. Seinfeld se animó a hablar de lo que nadie hablada, y a reírse de eso. Pero además logró otra cosa: que los temas no sonaran incómodos ni los episodios fueran censurados.

Es célebremente conocido el episodio “The contest”, donde los protagonistas hacen un desafío para ver quién dura más sin tocarse. El gimmick es que nunca se usa la palabra, sino que se trabaja desde los eufemismos. Así encontramos miles de ejemplos donde se trataron temas complicados con mucho humor y con mucho tacto.

Pero no solo eran los temas adultos que se veían en Seinfeld. Además experimentábamos la vida de un adulto. En las sitcoms en general nunca vemos a los protagonistas ir al baño, sufrir las pesadas horas del trabajo, no poder dormir por el calor y tener que dejar el departamento para que lo fumiguen. Este tipo de situaciones cotidianas permitieron que podamos identificarnos con las historias, a diferencia de otras series donde se la pasan en bares tomando (todos los días y a cualquier hora) y de cita en cita.

Acá, en este punto, reside el máximo motivo por el cual Seinfeld se diferencia del resto. Fue diferente en todo, e incluso en la forma en la que trató el contenido. Abordó temas diferentes, escritos de forma sublime, con atención al detalle y –por supuesto– mucho humor.

#1. El egoísmo de los personajes y la ficción escapista en Seinfeld.

En el fondo, Jerry, George, Kramer e Elaine no eran personas éticas. Esta temática es la que principalmente se trabaja en la serie: no son buenas personas, y nunca cambiaron. Los episodios no tenían un abrazo y final feliz, ni una lección de vida. Y esta, por supuesto, fue la verdadera revolución.

¿Por qué nos sentíamos tan atrapados por 4 personas a las que, básicamente, no les importaba nada ni nadie? De nuevo: quizás por tenemos un poquito de ellos en cada uno de nosotros.

#¡MiniSpoilerAlert! Se revela el final en el próximo párrafo.

***

El final fue para muchos discutible, pero yo lo encontré tan coherente como sorprendente. Si miramos los 2 últimos episodios de la serie, nos vamos a encontrar con un final que nadie podría haber esperado. Debido a su egoísmo puro, todos (los 4) terminan presos por burlarse mientras grababan en vídeo a un gordo al que le estaban robando. Habían violado la “ley del buen samaritano” del lugar por no haber hecho nada. Luego de un juicio en el que volvemos a ver a todos los personajes más memorables de la serie, terminan siendo ellos mismos en la cárcel, y Jerry está haciendo stand-up comedy frente a otros presos.

***

#¡Fin del Spoiler! Podés seguir leyendo tranquilo. =)


Lo que la serie siempre indicó, en definitiva, es que todos los personajes de Seinfeld eran una versión exagerada de defectos que todos tenemos como personas. Jerry terminaba con sus novias por las razones más estúpidas y George era un tacaño que hasta fue capaz de sacar un postre de la basura para terminar de comerlo. Kramer no cuenta con ningún tipo de filtro y Elaine tiene algunos trastornos de obsesiva-compulsiva.

Para mí fue algo original contar con personajes sin conciencia. Nadie se va a las piñas con un niño enfermo, le roba una bolsa de pan a una anciana o se toma siestas a escondidas en su escritorio de oficina. Parecía como si ellos no supieran distinguir entre lo que estaba bien o estaba mal, y por lo general actuaban únicamente bajo interés propio. Por supuesto, esta premisa permitió generar situaciones donde te descostillabas de risa por las cosas que terminaban sucediendo por efecto dominó.

En este sentido, hay autores que han considerado a Seinfeld como “ficción escapista”. La sociedad se siente incómoda con los propios estándares de “civilización” y orden que intenta imponer. Pero los personajes de Seinfeld están liberados de esas imposiciones morales. Por supuesto, no podríamos vivir en el mundo real de esa manera, ¿o sí?

Pasamos gran parte del día preguntándonos cómo manejar la reputación, limitar los conflictos y encontrar la consistencia ideológica. 

Pero Seinfeld ofrecía que, duramente media hora, nos liberemos de todas esas cuestiones con esta ficción: sin lecciones, sin aprendizajes, sin compromisos y –por sobre todo – sin un deseo de redención. En cuanto a la pregunta de “¿Por qué “Seinfeld” era así?”, la respuesta probablemente sea un gran: “BECAUSE FUCK YOU, THAT´S WHY”.

No sé cómo, ni bajo qué circunstancias ustedes 4 se conocieron,
pero su indiferencia por todo lo que es bueno y decente ha tocado lo más profundo
sobre lo que la sociedad está construida.”

(Juez Vandelay en The Finale, Seinfeld)

AHÍ LAS TIENEN: estas son las 5 razones por las que Seinfeld es mi show de TV favorito. ¿Están de acuerdo? ¿Agregarían otras? Dejen sus comentarios y lo debatimos.


OFF TOPIC: Antes de irme –y para aprovechar el post– quiero hablar sobre “Seinfeld is Unfunny”. ¿Qué es esto? TVTropes.org lo define de forma excelente, y yo solo lo transfiero. Pero he tenido esta discusión con mucha gente que vio Seinfeld de grande, muchos años después, y me dijo: “Pero no sé qué le ven a esto, ya lo vi mil veces en otros lados. No pasa nada. Me río pero hasta ahí”.

“Seinfeld is Unfunny” es el fenómeno que ocurre en televisión, literatura y cine cuando algo ha sido copiado tantas veces que la versión original se vuelve una más del montón, deja de ser tenida en cuenta y hasta aburre. Los Fan Haters se apoyan en el hecho de que ya han visto ese tipo de show antes, cuando en realidad fue el primero de su tipo. Se puede hacer extensible a obras de Shakespeare, a Drácula (de Bram Stoker), a la literatura de Lovecraft, a las películas de Hitchcock (que muchos hoy encuentran “similares” a tantas otras, pero en realidad fueron revolucionarias),a Blade Runner y hasta a los Simpson, Disney y Tex Avery (de quien hable hace poquito en este otro post).

En resumen: no tiene por qué gustarte Seinfeld, no tenés por qué amarlo como yo. Pero si ves “Seinfeld” puedo asegurarte que mal no la vas a pasar. Y si contás con un poco de sentido común vas a poder entender por qué esta serie sigue manteniéndose, aún hoy, como una de las más importantes de todo el universo entero. Listo, lo dije. ¡Me fui!

DE YAPA: "Top 10 Seinfeld episodes" de Watchmojo.


………………………………………………………………………………………………….

=>> Otras notas que tocan temas humorísticos en el BLOG: “Cartas de amor” (el humor de Moldavsky), LISTA TOP-FIVE: “Citas incorrectas del Cine y la Literatura”, “La oscura ascendencia de la novela” y “Liniers: lo maravilloso de lo simple”.

………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

12 comentarios:

  1. amo esta serie, es una genialidad extrema, cada personaje, cada dialógo, cada personaje secundario, los padres de George son increibles, realmente la mejor serie de todos los tiempos, lejos .
    Daniel, de la Plata, Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra encontrar a otro fan empedernido. Este post es un homenaje para todos nosotros.

      Eliminar
  2. Saludos, muy bueno tu post, Seinfeld no es mi favorita ya que lo es Dr. House .-), pero es de mis predilectas y sin dudar la veo cada vez que la encuentro en la TV. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca me terminé de copar con Dr. House, me pareció que se repitió a sí mismo muchísimo. ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  3. Maravillosa serie, que ya es un clásico, como lo sería un Shakespeare de la televisión. Siempre recuerdo un chiste maravilloso: está Seinfeld con una de sus novias besándose, y esta le dice "Ah,Jerry, qué bien besas...¿Dónde aprendiste a besar así?..." Y Jerry contesta: "-Es que cuando era chico, mientras todos mis amigos salían a jugar, yo me quedaba solo, practicando besos..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo el momento que mencionás. Está bueno ver que somos varios los fans de Seinfeld!

      Eliminar
  4. Me hiciste recordar varios momentos de la serie, la cual me encantaba y no me la perdía nunca.
    Por cuestiones de horarios tuve que dejar de verla y nunca la volví a retomar. No conocía el final pero no pude resistirme al spoiler así que lo terminé leyendo, ¡que gran e inesperado final! ja ja ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tenés la posibilidad, pegale una mirada a los últimos 4 episodios de la serie. Dos son un clip show con los mejores momentos, y 2 (los últimos dos) son el final de la serie, que fue bastante criticado por algunos. A mi, personalmente, me pareció fantástico.

      Eliminar
  5. excelente nota y me diste razones para defenderla con los fanáticos mas jovenes de Friends que piensan que es el einicio de todo jaja.... porque nunca vieron Seinfeld claro...

    lo único que puedo dudar es que vi 2 0 3 capítulos de la nueva de David, ese curb.....etc y me pareció muy muy buena.... mas incorrecta todavía por ser mas moderna.... pero no la vi toda....

    cual es tu preferido??? creo que después de pensarlo mucho, sería George para casi todos no? salu2....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. George es tremendo. Y sí, es un gran preferido. Pero ninguno se queda atrás. Lo que pasa es que George me enseñó muchísimo (hoy sigo aplicando sus métodos para "parecer ocupado en el trabajo".

      Eliminar
  6. Tengo 26 años. He terminado de ver la serie por primera vez hace unos días... aguantando las ganas de leer sobre la serie, para no ver cómo era el final.

    La vi alguna vez con unos 10 años. Solo recuerdo que me gustaba porque Jerry me caía simpático y me reía mucho con los gestos de Kramer.

    Al verla ahora he podido ver como el comienzo de la serie es algo suave y limitado. Sin embargo, a partir de la 3ª temporada comienzan a meter a más secundarios y los personajes exageran aún más sus manías, fobias....

    Hasta ahora echaba en falta, sin darme cuenta, una serie que huyera de la idea de que la vida es "feliz" (como pasa con Friends). Encontrarme de este modo con Seinfeld ha sido un soplo de aire fresco.

    Estoy deseando de que pase un tiempo para volver a verla desde el comienzo, sabiendo cómo son los rasgos de los personajes desde el primer momento, cosa que no sabía muy bien cuando la vi por primera vez.

    Por cierto, me ha encantado esta entrada del blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno que la hayas visto! No tiene desperdicio... incluso con una nueva mirada, los primeros capítulos tienen lo suyo. Espero verte más seguido por acá (¡y con nombre!).
      Saludos.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...