lunes, 1 de diciembre de 2014

Un repaso por la escritura colaborativa


La ficción o escritura colaborativa (a veces llamada hiperficción constructiva) es aquella creada mediante la contribución de dos o más autores. Es todo un universo de la literatura que no suele explorarse demasiado, pero que está muy presente hoy en día gracias a la utilización de las nuevas tecnologías.

Durante siglos, la norma fue siempre que la originalidad literaria tenía que venir como resultado de la actividad creativa individual. Pero, ¿se puede pensar a la literatura como el producto de una comunidad creativa? La televisión, de hecho, es una cuestión absolutamente colectiva. Todos los programas de TV y las series tienen a un equipo creativo detrás, y los guiones suelen estar a cargo de varias personas.

No es nueva la idea de producir a partir de otros. Julio Cortázar, por ejemplo, decía respecto al diálogo: “lo escribo escuchándolo, o lo invento copiándolo, o lo copio inventándolo". Pero no quiero hablar de las fuentes de inspiración o de dónde provienen las ideas, sino del momento en el que varios autores se juntan a escribir algo en conjunto. 


Hoy, gracias a la utilización de Internet, existen posibilidades novedosas de colaboración creativa. Por ejemplo, el concepto de cadáver exquisito se trasladó a la web. Varias páginas de Internet apuestan por la creación colectiva de una novela, escrita con muchas manos. Un autor comienza el primer capítulo y el resto de escritores colabora en la obra.

Wikipedia (y todas las “wikis”) tiene la misma filosofía. No solo para la creación colaborativa de artículos de divulgación. También hay un par de proyectos bastante ambiciosos de escritura colaborativa bajo el formato wiki: la Wikinovela, (de la Universidad de Deusto), por ejemplo,  es un intento de crear una obra colectiva, con un multilingüe e hipertextual. Algo similar sucede con el proyecto A Million Penguins, y la Poepedia.

Para seguir investigando: 5 webs para crear una novela colectiva.

André Bretón fue una de los primeros que notó la soledad que acarrea la escritura. Por eso creó la idea del arte como oficio colectivo junto al resto de los surrealistas. A través de juegos y ejercicios literarios, rompieron con este esquema que hoy ya no es tan extraño. Hasta Google (con su Google Docs) brindó la posibilidad de editar el mismo documento por varias personas.

Internet is beautiful, y por eso es posible encontrar todo un cosmos de páginas sobre cualquier tema. Y este no es la excepción. Navegando un poquito, encontré varias páginas que buscan incentivar la colaboración entre autores. “Literativa” es una red social para escritores cooperadores (http://www.literativa.com/) y “Coompone” (http://www.coompone.com/) es un portal de escritura en grupo.

Por su parte, “Novlet” (http://www.novlet.com/) permite la escritura colaborativa de historias no lineales en varios idiomas (aunque la  página está en inglés). “Sigue la historia” tiene un formato similar, pero como fan-page de Facebook. Y, si tienen ganas, pueden darse una vuelta por Soopbooks, Webook y Protagonize, que también apuestan por la creación dinámica y participativa.

La ficción constructiva, sin embargo, históricamente fue maltratada y marginalizada por la crítica literaria. Existieron comunidades creativas desde la antigüedad, pero nunca fueron del todo bien vistas. Comenzó a cobrar peso recién a partir de la edad media. Jacob y Wilhelm establecieron el estándar para las colaboraciones literarias con sus “Historias de los hermanos Grimm” (de las cuales ya hablé en este post). Italia tiene una tradición muy fuerte en cuanto a ficción colaborativa. Este tipo de escritura, por ejemplo, era una de las favoritas de los futuristas italianos.

Acercándonos más a lo contemporáneo, Douglas Preston es un autor americano que hizo su carrera a través de colaboraciones con, por lo menos, una docena de autores. En un post donde hablé sobre el misterio en la literatura mencioné “Las manos del diablo” (de Douglas Preston y Lincoln Child). Y en esa misma nota se encontraba “El enigma del cuatro” (de Ian Caldwell y Dustin Thomason).

El prolífico autor Stephen King (bajo el seudónimo de Richard Bachman) también se dio una vuelta por la escritura colaborativa con “El talismán” (1984), junto a Peter Straub

Muchas películas tienen guiones escritos por dos personas, muchas veces familiares o hermanos (los hermanos Wachowsky (“Matrix” y otras tantas) y los hermanos Nolan con “Interstellar”, por ejemplo).

No muchos saben que los famosos misterios de Ellery Queen en realidad eran escritos por dos autores: los primos Daniel Nathan y Manford Lepofsky

En Argentina también tenemos un caso especial: el de Bustos Domecq, que no fue ni Borges y Bioy Casares, más bien un híbrido engendrado por estos dos genios de la literatura. (Pero de esto hablaremos en otro post.)

Como nota de color, y para cerrar el tema, les cuento que en la secundaria tuve profesoras de lengua excepcionales que siempre recuerdo. La de primer año, bastante experimental, nos hizo crear una novela colaborativa en grupos. Yo y mi grupo escribimos una versión moderna de Romeo y Julieta para el proyecto (“Romeo y Julieta 00”) que hoy me da vergüenza recordar. Por suerte, el texto original quedó perdido en el olvido.

¡Hasta la próxima!


………………………………………………………………………………………………….

=>> Otras notas TEMÁTICAMENTE RELACIONADAS con este post: “Técnicas narrativas: el cadáver exquisito”, “La verdad sobre los cuentos de hadas”, “El misterio en la literatura: simbología y ocultismo”, “Cuna de Gato” (una novela de Kurt Vonnegut) y “El lado oscuro de Oliverio Girondo”.

………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

6 comentarios:

  1. Muy buena entrada, y gracias por compartir los links!! En cuanto tenga un rato libre voy a darles una miradita. Con tu anécdota escolar me hiciste recordar a la de historia de 2º, que nos mandó a hacer un TP sobre la Edad Media, cuyo corolario era la creación de una mini obra de teatro. Con mi grupo hicimos algo sobre los missi dominici de Carlomagno con un montón de chistes bizarros. No es alta literatura, pero fue divertido. En alguna parte tengo guardados el borrador y el definitivo, cómo llegó todo eso a mis manos es algo que todavía no me explico.

    Y por cierto, no sé si leíste la historia compartida que organizaron en Literautas, creo que quedó sin terminar, pero igual está buena. Yo escribí la 5ª parte, creo (está en el blog), y fue una experiencia rara y educativa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro que te guste! Tengo muchísimas notas (en mi opinión) re interesantes que ya empecé a diagramar, jaja. Che, no leí la historia compartida en Literautas. ¿Tenés el link a mano? Por estos días ando pensando como ca***** armar la historia con el comienzo de "La invención de Morel".
      ¡Saludos!

      Eliminar
    2. Te dejo los links de la historia
      http://soymoriapuch.wordpress.com/2014/05/17/historia-compartida-parte-1-por-moria-puch/
      http://astarteh.wordpress.com/2014/05/16/21/
      http://ladesdichadesersalmon.wordpress.com/2014/05/18/historia-compartida-parte-3-por-aurora-losa/
      http://ladesdichadesersalmon.wordpress.com/2014/05/21/historia-compartida-i-parte-iv-por-sebas-cano-2/comment-page-1/#comment-15
      http://beyond-kag.blogspot.mx/
      http://cuentoshistoriasyotraslocuras.wordpress.com/2014/06/08/historia-compartida-parte-7/
      http://dosmildiasconjulia.blogspot.com.ar/2014/06/historia-compartida-parte-viii-por_14.html
      http://idilioenlaoscuridadtotal.blogspot.mx/2014/07/la-historia-compartida.html

      Eliminar
    3. Ahí me guardé los links. ¡Gracias!

      Eliminar
  2. Apenas empecé a leer tu entrada se me vino a la cabeza Bustos Domeq (y por qué no podríamos sumar al trío a Silvina Ocampo). Estoy leyendo "De jardines ajenos" de Bioy, y no puede estar ni 4 páginas sin nombrar alguna frase de Borges. Creo que la relación entre ellos era algo simbiótico.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, yo también pensé en Bustos apenas arranqué a escribir sobre esto. =P

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...