martes, 14 de agosto de 2018

Respuestas a mi yo más joven (Post #500)


Querido joven Luciano,

¡Hey, pibe! Soy yo, o sea, vos… pero a los treinta y un años. Estoy acá para contarte que tu sueño más grande se hizo verdad: sos un autor literario. Costó, pero llegaste.

Tu primera novela es, básicamente, un ensayo sobre tu propia vida enmascarada en una historia coming-of-age. Qué original, eh. Especialmente hablás sobre lo que significa ser un niño, si bien está escrita para adultos. Sé que te gusta pensarte como un grande en un cuerpo de niño, pero creeme… con quince años encima,  realmente sos un nene.

Y eso está BIEN.

Che, y ya que estoy por acá… ¿hay algo en particular que quieras saber? Sí, te puedo responder todo. Absolutamente todo. Bueno, casi todo. A ver, dale, dispará.




***

1. Paciencia, faltan un par de años. Pero no podés extrañar algo que nunca tuviste.
2. Unos tres años… (veo que tenés tus prioridades bien marcadas, pendejo).
3. ¡No, no te voy a decir ni cuándo ni con quien! Sólo que no fue lo que creías, no duró lo que creías y no generó lo que creías. Pero igual estuvo bien.
4. Me gusta, ahora sí volviste a las preguntas importantes. Tu primera novela se llama Un verano para recordar y la tenés disponible gratis en Internet. Vas a odiar el nombre, pero es el que decidió la editorial y vos no pudiste hacer nada.
5. Y sí, te dije que lo ibas a odiar. Es un nombre muy “crepuscualino”.
6. No, en el 2002 ese término todavía no existe. Sólo asegúrate de esquivar los cines en el 2008 cuando salga la película Twilight. Confiá en mí, que soy vos. O sea, confiá en vos.
7. ¿El protegido? Sí, totalmente. Sigue siendo una de tus películas preferidas. Todavía hoy, con tres décadas encima, seguís recordando la vez que fuiste a verla al cine con el viejo, en Pringles. Es uno de los mejores recuerdos de tu infancia. Tenele fe a Shyamalan. Después de El protegido se fue al pasto, pero en los últimos años volvió a sus raíces.
8. Sí, los viejos están bien. Muy bien, de hecho. Los chicos también. Fran ahora tiene 20 años (aunque parece de 21) y está en la Universidad. Por esa época ustedes lo llaman “enano”, ¿pero podés creer que va a terminar siendo el más alto y grandote de los cuatro hermanos?
9. Gasty y Tommy bien. Gastón se está por ir a vivir a Japón, como lo viene planeando desde que todos eran chicos y se pasaban las tardes viciando a la Sega, haciendo programas de radio berretas y jugando a las escondidas en el barrio. Tomás pone posts en Instagram muy divertidos.
10. Es una red social y aplicación para subir fotos y vídeos. Ya la vas a conocer. No te va a cambiar la vida.
11. Sí, escribiste otra novela también. Tampoco la leyó mucha gente, pero creés que es un poco más sólida. De hecho, tenés una tercera escrita y recorriendo concursos alrededor del mundo. Sin ser una obra maestra, te parece que es lo que mejor que hiciste hasta ahora.
12. Sí, también escribiste otras cosas. Cuentos, notas de cine, ensayos, algo de teatro. No VIVÍS  de la escritura, pero ganaste varios concursos literarios y eso te pone contento. Ah, ¿te acordás de que leías las viejas Ellery Queen Mistery Magazine que tenía el viejo tiradas en el altillo? Bueno, resulta que tenés una short-story (escrita en inglés) publicada en esa revista. Escribir te da una satisfacción que sólo se complementa con otra cosa en tu vida.
13. Con tu familia, obvio. Te casaste con una mina muy copada y tenés un hijo hermoso, enérgico y más brillante que vos (y eso que sólo tiene un año y medio).
14. Benjamín, se llama. Le querías poner Felipe, pero tu mujer dijo que lo iban a molestar en la escuela con que tiene “cara de pan”. Te resultó ingeniosa su respuesta, así que desististe.
15. Sí, a mí también me da risa la idea de que lo llamen “cara de pan”.
16. No, ya no estás más en Neuquén. Ahora vivís en Bahía Blanca. Te fuiste allá a los 18 para estudiar Ingeniería Industrial.
17. ¿Filosofía o Ciencias de la Educación? No, ya te sacaste esas ideas zurditas de la cabeza. En realidad, te siguen interesando, pero no se pueden comer sueños o ilusiones. Igual, sí viajaste por todo el mundo, leíste bocha de filosofía y hasta te considerás un “ingeniero-artista”.
18. Sí, ya sé que es re goma considerarte un “ingeniero-artista”. Te explico: amás la Ingeniería Industrial (de hecho, das clases en varias materias de la Universidad) y te da un sueldo pasable (PASABLE, dije), pero no es tu verdadera pasión. Así y todo, la Ingeniería te permitió viajar bastante.
19. Mmm… a ver, dejame recordar. Estuviste un par de veces en Europa. Creés que Roma apesta. Te invitaron a España por tu segunda novela. Te enamoró Eslovenia. Viviste en Panamá, conociste todo Centroamérica. Recorriste gran parte de Argentina. No te podés quejar, eh.
20. Sí… sí, ya sé… pero igual faltan tres años para ponerla. No podés dejar de pensar en eso, ¿no?
21. No.
22. Sí.
23. A veces.
24. Definitivamente no. Nunca entraste en el Libro Guinness de los Records Mundiales. Sé que lo querías mucho. La buena noticia es que ya a nadie le importan los records Guinness.
25. Tampoco te interesa más eso.
26. ¿Qué hacés vos ahora, a los treinta, que también hagas a los quince? Mirá, varias cosas de hecho. Seguís mirando animé, dibujitos, leyendo comics, mirando todo el cine que podés, jugando videojuegos, tomando cerveza, cantando en voz alta en la calle, saliendo a correr con la música de Goo Goo Dolls, amando las aceitunas y diciendo un 10% de cosas serias entre un 90% de humor estúpido.
27. Sí, ya sé que soy un adulto con un hijo y que ya es hora de que crezca. ¡Y, técnicamente esa no es una pregunta!
28. Yo también nos doy vergüenza a veces. Pero somos felices, o por lo menos creemos serlo.
29. Los seguís viendo, sí. Están todos medio repartidos, pero siguen siendo parte importante de tu vida.
30. No, el Tucu nunca aprendió a jugar bien al Warcraft. Lo visitaste hace poco en Tucumán. Ahí anda. Ahí andan todos.
31. Sí, pasaron algunas cosas malas. Es inevitable, ¿no? Perdón…
32. Ya sé que si te las cuento podrías llegar a evitarlas antes de que sucedan. Pero entonces quizás yo nunca te hubiera dicho esto con lo cual nunca habrías intentado evitarlo. En resumen: se arma alta paradoja temporal y desaparecemos todos de la faz de la Tierra. No está copado.
33. Y sí, muchas cosas ya no existen o cambiaron. Pasaron 16 años, ¿qué esperabas? Ponele, murieron los CD´s y Nivel X. Curiosamente la franquicia de Dragon Ball pegó una revivida importante.
34. The Film Zone dejó de existir hace bocha. Es sólo un dulce recuerdo. Pero tranquilo. Las cosas se ponen mejor. Xmejor.
35. ¿Que qué es esto? Es un blog, ¿o no se nota? Un blog de vicios personales que arrancaste hace casi siete años. Acá escribís sobre todas las pelotudeces que te gustan. De hecho, esta es la entrada #500. Mirá todas estas lindas categorías que tiene.


36. Sí, te sigue gustando Batman, evidentemente.
37. Y, qué se yo, hay gente que lo lee, pero vos no lo hacés por eso. Lo explicaste mejor acá. Básicamente, mientras vivías en Panamá empezaste este blog para redactar pequeñas opiniones de novelas que leías mientras viajabas. Onda, estabas en un hostel en Nicaragua, leyendo El misterio del cuarto amarillo, y escribiste esta nota, que fue una de las primeras. Con el tiempo se fue convirtiendo en una suerte de diario personal donde vos te escribís a vos mismo sobre las cosas que te apasionan. A veces conocés gente que también se divierte con tus notas.
38. ¿“O sea que nadie lee ni tus libros ni tu blog. Te la pasás jugando a los videojuegos, viendo cine y comiendo aceitunas, escuchando la misma música que a tus quince años y queriendo enseñarle a tu hijo a jugar al Mario Kart lo antes posible”? Ah, bueno… ¿pero por qué no te vas un poquito a la mierda? Acordate que estás hablando con vos. ¡Un poquito de respeto!  Igual… ¿cómo sabías lo del Mario Kart?
39. Claro, claro. Vos sos yo y yo soy vos. OBVIO que querrías tener un hijo sólo para enseñarle a jugar al Mario Kart. Bueno, basta. Cerremos acá. Te dejo hacerme una última pregunta.
40. ¿Sugerencias? A ver…  Primero que nada, dejá de querer controlar todo. Permitite cometer errores. Que te chupe un huevo lo que piense el resto. Encarate a Pili, que nunca más la vas a ver en la puta vida. Ser inseguro no está bueno, dejá de serlo. Perdonar se siente bien. No quemes etapas, disfrutá de tus quince a los quince; ya vas a disfrutar de tus treinta a los treinta. Por ahora las cosas apestan mucho en tu vida, pero mejoran antes de que te des cuenta. E incluso si no lo hacen, siempre podés escribir algo al respecto.

Un abrazo,
Luciano del futuro.

PD:  Por favor no trates de matarnos en alguna especie de loca paradoja temporal.

***


Mi segunda novela siendo descaradamente promocionada por Benjamín (julio 2017)

……………………………………………………


……………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

8 comentarios:

  1. Si me pagaran un dolar por cada vez que a alguien le resultan diveridos mis post de instagram, tendria exactamente, un dolar.
    Seria el dolar mejor ganado de mi vida.
    Recuerdos. Muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son 29$ con 40 centavos. Lo suficiente para comprar una cerveza de dudosa calidad.

      Eliminar
  2. Alto Blog el 500 ! Algo futurista y paradojal pero bueno.. básicamente es un ejercicio mental que hacemos a cada rato.. no ? Voy a cruzar la calle .. y ya nos vemos en la otra vereda.. Que loco no ? Saludos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si realmente me encontrara con mi yo a los 15 años, lo primero que haría sería darle una buena cacheteda.
      ¡Saludos Alfred!

      Eliminar
  3. Interesante autoreportaje. ¿Quien sería el más frustrante en caso de encontrarse con uno mismo de años atrás o después? ¿El que se niega a contestar, por eso de las paradojas temporales, o el que hace esas preguntas tan indiscretas?

    Te felicito por llegar a las 500 entradas y por seguir manteniendo lo que te gusta. Es meritorio,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El más frustrante siempre es el más joven, que en su ignorancia podría destruir todo lo que el más viejo construyó.
      ¡Gracias, che!

      Eliminar
  4. Muy buena idea! Me recuerda el encuentro entre Borges y "el otro Borges", y por supuesto cuando Marty McFly le dice a sus viejos que si en el futuro tienen un hijo que a los 8 años incendia su pieza no lo castiguen demasiado.
    Pude imaginarme perfectamente la ansiedad, las ganas, la curiosidad del Lucho del pasado.

    Mi sitio acaba de cumplir 8 y también lo celebré con unos pequeños viajes al pasado...
    Ahora, a seguirla cráneo!

    abrazo!

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...