jueves, 8 de marzo de 2018

LISTA TOP-18: Las películas de Marvel rankeadas


Black Panther se estrenó recientemente –por acá está mi reseña–, siendo la película #18 de un Universo Cinematográfico de Marvel (MCU), una franquicia que a veces cansa y a veces no tanto.

Viéndolo de forma global, este universo logró algo sin precedentes en la historia del cine. Comenzó con una idea muy simple (tirar un par de escenas extras al final de cada película de superhéroes) y pronto se convirtió en algo gigante.

Ahora que se está viniendo el primer gran cierre, con Infinity War, me pareció el momento ideal para repasar el universo completo y rankearlo de peor a mejor.


***


LISTA TOP-18: Las películas de Marvel rankeadas

Han habido críticas razonables. Que el MCU repite sus fórmulas, no tiene villanos interesantes, hace más o menos siempre lo mismo, es un acartonado producto de estudio, etc. Lo cierto es que, desde Los vengadores (2012), cada nueva película de Marvel ha sido de considerable éxito y esperada con las mismas ansias que la anterior.

Yo disfruto mucho de estas películas, que me parecen un escapismo ideal. No son El Padrino II, eso está claro. Ninguna es una obra maestra ni pretende serlo. En general son muy divertidas, pochocleras y llevaderas. Mi Marvel me gusta así, jocoso, enérgico, explosivo, desenfadado.
  
***

Antes de arrancar, si tenés mala memoria date un vueltón por esta nota para saber exactamente donde están las cinco Gemas del Infinito que ya se encontraron en el MCU. Quizás también quieras chequear el cómic The Infinity Gauntlet, la inspiración literaria para la venidera Infinity War.

Obviamente: #SpoilerAlert. Dicho eso, ahora sí, vamos al TOP-18.


***

Las que no se dejan ver

Puesto #18: The incredible Hulk (2008)


¿Alguien recuerda cuando Edward Norton fue Hulk en una producción bastante berreta… y luego de pronto no lo fue más? Incluso la versión de Ang Lee con Eric Bana (que tampoco es buena) sigue siendo superior.

Quizás si hubiésemos tenido a Mark Ruffalo desde un principio, la cosa habría sido diferente. Norton es un tremendo actor en una muy mediocre cinta sobre uno de los superhéroes más aburridos de Marvel. Esta es la película que podés nunca ver y no te perdés de absolutamente nada. Nothing to do here…

Puesto #17: Iron Man 2 (2010)


El segundo capítulo de Tony Stark se las ingenió para hacer desaparecer toda la diversión de la primera parte. Mickey Rourke y Sam Rockwell (absolutamente desperdiciado) son villanos de papel.

Lo peor es que Iron Man 2 toca varios temas interesantes (el alcoholismo de Tony Stark, el preludio para la creación de los vengadores, el amor por Pepper Potts, la inclusión de Máquina de Guerra) y no hace nada con ellos. Una lástima.

Puesto #16: Thor: the Dark World (2013)


La primera fase de Marvel fue flojísima en cuanto a secuelas. Uno sabe que una peli pochoclera falló cuando ni el torso de Chris Hemsworth la hace pasable.

Thor 2 Intenta ser súper épica y oscura, con una escala tipo “Señor de los Anillos” en el cosmos, y se queda re corta. Malekith: otro villano genérico. El entrenamiento que brinda esta historia es tan intrascendente como poco original.

Puesto #15: Iron Man 3 (2013)


Finalizando el recorrido de las películas del MCU que no se dejan ver tenemos el cierre de la primera gran trilogía.

Punto para Iron Man 3 por no ser tan desastrosa como la segunda entrega. Aun así, ¡qué potencial desperdiciado! Shane Black quiso hacer algo distinto pero no le alcanzó para aprobar. Lo que hicieron con Ben Kingsley y su “Mandarín” fue patético. Un final poco épico a una saga que fue perdiendo fuerza.

***

Las pasables (a las que les faltó un poquito)

Puesto #14: Thor (2011)


Dirigida por el celebrado Kenneth Branagh, la primera de Thor aprovechó una temática indudablemente shakesperiana para embarcarse en una aventura llevadera de fantasía y acción.

Recuerdo que me gustó la trama fish out of water y el diseño de producción. Thor tiene suficiente riqueza narrativa, introdujo al villano más carismático (Loki) y abrió el panorama del Universo Marvel hacia nuevos mundos.

Puesto #13: Captain America: the First Avenger (2011)


El Capitán América es el corazón del MCU y esta primera película hizo un buen trabajo para hacerlo querible.

La primera mitad tiene un muy buen ritmo (el cambio de debilucho a superhéroe está bien logrado, hay una buena secuencia de introducción del villano y es interesante la mezcla entre los nazis y lo místico). Sin embargo, luego de que Steve Rogers se convierte en superhéroe es todo relleno y caricatura.

Puesto #12: Avengers: Age of Ultron (2015)


A diferencia de su excelente inicio, esta continuación de Los Vengadores resultó ser bastante insípida. Es muy llevadera, tiene muchísima acción (cuatro o cinco escenas grandes, imponentes) y es pochoclera a full. Sin embargo, aunque los aspectos visuales no defraudan para nada, la trama es bastante tonta y simplista.

El punto más flojo viene por el lado del guión. Suceden demasiadas cosas que no tienen de dónde sostenerse o que son demasiado “convenientes”: la aparición de Vision, los cambios de bando de algunos personajes, la repentina aparición de tantos robots.

La culpa no la tiene Joss Whedon. En Era de Ultrón todo el mundo metió mano. El resultado es una cosa rara que no termina de convencer. Hawkeye lo dice clarísimo en una escena que se roba la película: “Estamos peleando contra un legión de robots y yo tengo un arco y flecha. Nada de esto tiene sentido”.

Puesto #11: Spider-man: Homecoming (2017)


Mi problema con Spiderman: Homecoming es que la encontré demasiado correcta, demasiado apta para toda la familia. Nuestro arácnido preferido nunca está en verdadero peligro porque Tony Stark lo está sobreprotegiendo todo el tiempo, sea con sus robots, su presencia física o los pitucos aparatos electrónicos del traje.

Por otro lado, me dio la impresión de que han querido abarcar a todas las razas posibles del mundo y esto le jugó en contra. Prácticamente todos los personajes sufrieron alteraciones: Flash es un petiso indio y ñoño, la tía May está fuerte como aliento de oso, no hay Mary Jane ni Gwen Stacy, sino una mulata olvidable que no convence como contraparte romántica, y hasta el mejor amigo de Spidey es un filipino que parece un perrito faldero.

La película apunta 100% al humor y a la diversión como ninguna de las anteriores, y desde ese punto de vista cumple. La encontré ingeniosa con el primer acto (es muy bueno cómo se relaciona con otras películas del Universo Cinematográfico de Marvel) y el resultado es aceptable considerando que el guión pasó por seis pares de manos.

Quién sí logra hacer magia con su personaje es Michael Keaton.

Puesto #10: Captain America: Civil War (2016)


El gran problema de Civil War es que el conflicto nunca llega a tener alto riesgo. Sabemos que ninguno de los superhéroes se quieren golpear en serio, lo que le quita dramatismo a la historia. También sabemos que ninguno importante va a morir (porque se conoce la agenda para las próximas películas).

Es una de las más largas, durando aproximadamente dos horas y media. Si me preguntan, fácilmente podría haberse recortado en 20-30 minutos y hasta quedaba mejor. Especialmente durante la primera mitad, la trama parece no saber bien cómo avanzar, y los conflictos se van sucediendo gracias a una serie de repetidas explosiones (literalmente).

La química entre Chris Evans (Cap. América) y Robert Downey Jr (Iron Man) está intacta, las peleas tienen impecables coreografías, la escena del aeropuerto es puro fan-service y la historia es muy llevadera. Lamentablemente, por momentos se hace larga, la historia de venganza del villano de turno no convence y nunca hay una real sensación de peligro.

Puesto #9: Ant-man (2015)


Si Winter Soldier fue un ingenioso thriller de espionaje, Ant-Man funcionó más como una loca fusión entre una película de atracos y un Misión Imposible (¡con hormigas!). Cuando uno considera todos los problemas que tuvo con su producción, la verdad que Ant-Man cayó bien parada.

Da la impresión, sin embargo, de que debió haber sido algo más grande. Cumple con los requerimientos del género si bien es simple. Se destacó especialmente desde lo visual, con algunas imágenes realmente sorprendentes.

Puesto #8: Black Panther (2018)


La última producción del MCU no es ni la mejor ni la peor del grupo. Está ahí, en el medio. Es, quizás, la película menos Marvel hasta ahora. Si bien puede considerarse una de superhéroes (tiene sus piruetas, patadas y efectos especiales), la acción está puesta en segundo plano para dar lugar a un drama shakesperiano.

Cuando uno hace una película de superhéroes (más si es de Marvel) es necesario hacer ciertas concesiones. Black Panther, sin embargo, logra esquivarle a muchos clichés clásicos y gastados de este cine, rompiendo el molde tradicional de la franquicia para brindar algo diferente.

Esta audacia es, al menos, celebrable. El director Ryan Coogler logró combinar una dramática trama de espionaje y traiciones con contenido social y los efectos especiales que exige el género. Ah, y Erik Killmonger la gasta.

Puesto #7: Guardians of the Galaxy Vol. 2 (2017)


Esta película es más inteligente que la mayoría de su tipo, pero no alcanza el nivel de la primera. Es divertida y definitivamente está por encima de la media de Marvel. No deja de ser un film absolutamente lúdico, desenfadado, que apuesta al humor por sobre la narrativa.

Dicho humor es a veces muy bueno (la escena inicial es excelente, una de las mejores introducciones que haya visto) y a veces muy malo. Y acá, cuando el humor no funciona, no funciona en serio. Hay escenas donde me quedé pensando “qué carajo”.

En cuanto a materia de acción y diversión, Guardianes de la Galaxia 2 sigue fielmente la matemática del pochoclo. Grandes batallas, muchos disparos, buenos efectos especiales y pirotecnia. No me puedo quejar desde el costado artístico porque brinda momentos muy memorables. La escena del escape de la prisión es uno de las más bellas, al igual que el climax final.

***

Las que trajeron algo nuevo a la mesa

Entramos al podio. Estas últimas seis películas son las que considero que tratan algún tema de forma novedosa, me volaron la cabeza o me impactaron especialmente. Son la crème de la crème, lo mejor que Marvel ha ofrecido hasta la fecha.

Puesto #6: Thor: Ragnarok (2017)


Es notable cómo, con su película N° 17, el Universo Cinematográfico de Marvel sigue creando productos consistentemente buenos y lo suficientemente distintos entre sí para no aburrir y abarcar varios géneros, si bien la fórmula para su éxito es siempre la misma.

En Thor: Ragnarok, el director Taika Watiti reinventó al personaje de Thor, que era uno de los eslabones más débiles. La película es, definitivamente, muy comiquera, con grandiosas secuencias de acción, una trama sólida y un ritmo alocado. Es todo lo que pido en una cinta de Marvel: entretenimiento descerebrado y mucho pochoclo.

Además, me sorprendió con algunos giros argumentales que se alejan de las películas de este estilo. Comentarlos sería entrar en terreno de spoilers, pero alcanza con decir que el magnífico final está lejos de ser tradicional y que pasan algunas cuestionas arriesgadas y sin vuelta atrás.

Por primera vez siento que una de las películas no-centrales y de relleno de Marvel tiene cosas realmente relevantes sucediendo. Disfruté mucho de esta propuesta space-opera con locos mundos y una historia tan bizarra como excéntrica.

Puesto #5: Doctor Strange (2016)


Dr. Strange tiene la particularidad de presentar, por primera vez, la magia dentro de este universo e introducir algunos aspectos interesantes a la franquicia.

La película es muy disfrutable y con visuales únicas, aunque sigue tomando decisiones seguras: un grupo de buenos actores, algo de humor (quizás un poco demasiado), buenas dosis de acción, música estándar, edición estándar. De todas formas, noté un pequeño cambio de mentalidad. El final, por ejemplo, es absolutamente ingenioso y una manera diferente de resolver el conflicto.

Benedict Cumberbatch, excelente espectáculo visual y un guión que es entretenimiento puro. La película es atractiva especialmente por el carisma de sus personajes, pero también porque la historia tiene un poco de todo y está bien narrada.

Puesto #4: Iron Man (2008)


El puntapié inicial para el MCU resultó ser un gran espectáculo de efectos especiales enormemente entretenido. Me encanta Iron Man, una película inusualmente elegante para el género. Antes de su aparición, no había un superhéroe tan intenso y divertido como este showman.

En la historia de los superhéroes en el cine, la importancia de Iron Man no puede dejarse de lado.

Hablé sobre ello en esta nota sobre 5 películas que cambiaron las reglas de juego. El personaje tenía su serie animada (¡yo la veía!) y sus comics, pero el espectador ocasional no lo conocía. Todo cambió con esta producción de Jon Favreau.

Gracias a su éxito, Marvel se convertiría en la gallina de los huevos de oro. Lo que es todavía más importante, Iron Man estableció la fórmula marveliana para la historia de origen que se repitió varias veces en el futuro (escondida, claro, pero presente).

En su momento, castear a Robert Downey Jr fue un gran riesgo porque el actor no pasaba por su mejor momento. Debido a este papel, pudo reinventarse y terminó cementando el cine de superhéroes en la cultura popular. La peli es una delicia.

Puesto #3: Guardians of the Galaxy (2014)


En adición a un soundtrack maravilloso, esta película fue la primera en apoyarse fuertemente en la comedia grupal. Es una de aventuras y ciencia ficción llena de gags excelentes, donde es imposible aburrirse. Muchos chistes son rápidos y sutiles, y algunas cuestiones se vuelven recurrentes, generando cada vez más risa.

Con Guardianes, James Gunn (un tipo que hace no mucho tiempo sólo era conocido por su canal PG-Porn en Youtube) encontró un balance adecuado entre acción y comedia. Todo funciona: los personajes simpáticos y fuera de lo convencional, los mundos enormes y hasta la pizca de drama emocional.

Creo que lo mejor igual es que la película nunca se toma demasiado en serio. Es una aventura cautivante que tiene constantes referencias a la mítica Star Wars, pero que logra destacarse a su modo.

Puesto #2: Captain America: the Winter Soldier (2014)


Un atractivo thriller de espionaje que comenzó a marcar una diferencia entre las películas de Marvel. Gracias al éxito de Winter Soldier, Marvel se animaría a experimentar con diferentes géneros.

Acá tenés un conflicto atractivo, impecables coreografías de acción, tremendas revelaciones y decisiones jugadas. No es perfecta, pero destila acción, ritmo, vertiginosidad. Nunca decae, siempre sorprende.

Puesto #1: The Avengers (2012)


Todavía hoy me acuerdo el día que vi The Avengers en el cine. Por esa época vivía en Panamá y habíamos ido a verla con un grupo grande de amigos. Pocas veces en mi vida cinéfila sentí tanta emoción como cuando vi a esos superhéroes juntos por primera vez, en aquel mítico plano que los reúne a todos.

Esta película es palabras mayores, la cumbre más alta del cine pochoclo, el sueño de cualquier pibe comiquero hecho realidad. The Avengers fue todo lo que imaginé y más también, y al día de hoy sigue siendo una película memorable (aunque el guión es un choreo de Masters of the Universe, shhh….).

La historia no deja de ser súper sencilla y clásica. Sin embargo, funciona por la manera en que Joss Whedon te la cuenta. La dinámica entre los personajes comenzaba a establecerse acá con este gran crossover que terminó de darle el broche de oro al Universo Cinematográfico de Marvel.

Whedon desarrolló el mejor choque de superhéroes hasta el momento con una película ingeniosa, entretenida y deslumbrante en acción. Cuando se dispara el climax del tercer acto, Avengers te vuela la cabeza. Por eso, aún hoy la sigo considerando mi favorita del MCU… quizás, hasta la llegada de Infinity War. El tiempo dirá.

***

¿Qué opinan del TOP-18? ¿Cuáles son las mejores películas de Marvel? ¿Cuáles las peores? ¡Pueden dejar sus comentarios!

……………………………………………………………


……………………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

9 comentarios:

  1. Coincido y disiento con tu lista.
    Iron Man 3 es la más fallida, por lo que hicieron con el Mandarín, muy patético. Hay un villano que no convence. Y desperdiciaron un personaje como Maya Hansen. Y Peper Pots me cae mal, aunque no sé si es por la película o por el personaje.

    Ant Man tampoco me convenció del todo. Iron Man 2 me pareció la mejor de las tres.
    Me gustaron las películas de Vengadores: La era de ultrón me pareció lograda. Hawkeye tiene ese papel, el de ser el arquero con recursos sofistacados, como Green Arrow en La Liga de la Justicia.

    Civil War tiene el problema de no mostrar a Tony Stark como alguien irracional, lo que le quita mayor gracia que podría haber tenido la película.
    El soldado de invierno es mejor y plantea el tema de la seguridad vs la libertad individual.

    Las dos películas de los Guardianes de la Galaxia me parecieron bien logradas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo que vos, coincido y disiento. Muy difícil que dos personas tengan exactamente la misma lista marveliana en su cabeza. Creo que, en lo que estamos de acuerdo, es que las películas son muy entretenidas, sin llegar a ser obras maestras del cine.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. No soy muy fanatico de las peliculas de Marvel, es mas de ahi creo que vi 3.
    Pero me clave las series que estan en Netflix: Darevil, Jessica Jones, Luke Cage ,Iron fist y Defenders. Y la verdad que Darevil y The Defenser son muy buenas. Las otras estan buenas pero bajan bastante el ritmo.
    Despues empece a ver Agents of shield, y me es imposible, veo medio capitulo y me duermo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó algo similar con Agents of Shield. Las series marvelianas de Netflix garpan, en general. Daredevil y Jessica Jones están muy arriba. Iron Fist fue para el olvido. Luke Cage y The Defenders cumplieron ahí, con lo justo.
      Ahora salió la 2da temproada de J. Jones. Veremos qué onda.
      ¡Saludos!

      Eliminar
    2. Daredevil fue lo mejor que hicieron con el personaje. Jessica Jones me pareció el hallazgo, con lo original de los propositos del villano, interpretado por un actor que fue Doctor Who. No quiere dominar el mundo, ni siquiera la ciudad.

      Saludos

      Eliminar
  3. Coincido tanto que estoy sorprendida!!!
    Con lo que leí creo que muchos deben haber puesto a Black Panther entre las mejores.
    Yo también recuerdo aún hoy el día que ví Avengers en el cine!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, che, fue muy mágico ese momento de los Avengers en el cine. Todavía estoy queriendo recuperar ese mismo sentimiento con otra peli de Marvel. Le tengo mucha fe a Infinity War. Va a ser una fiesta pochoclera.

      Eliminar
  4. Coincido con la mayoria.. pero no estoy de acuerdo en poner a the incredible hulk a lo ultimo.. creo que las dos primeras de thor, ironman 3 y age of ultron son peores que esa de hulk.. no creo que se justifique ponerla ahi por haber cambiado de actor.. la pelicula esta muy bien lograda, a hulk se lo ve mucho mas implacable y fuera de control que en cualquier otra donde aparecio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por el aporte! Para mí no sólo es la peorcita, sino que además está como super desconectada del resto del Universo Marvel. Pero también admito que Hulk no es un superhéroe que me genere algo. (la versión de Eric Bana, de todas maneras, me pareció superior).
      ¡Saludos!

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...