lunes, 7 de marzo de 2016

Argentina es Nazilandia (según el mundo)


Ah… mi hermosa Argentina, hogar de la calle más larga, la calle más ancha y las minas más lindas del mundo. 

Un país que se jacta de contar con “los enanos más altos”, de diversidad geográfica y cultural inmensa, grandes artistas en todos los ámbitos y llena de… ¿nazis, aparentemente?

No todas las historias que involucran a esos loquillos nazis se sitúan en la Segunda Guerra Mundial. A veces ocurren  unos años después o incluso en el presente. Los nazis han logrado escapar de la derrota y están escondidos en bases ocultas, planeando cómo recuperar el poder y conquistar el mundo. 

En otras obras de ficción más realistas, simplemente evaden la justicia y recuerdan con cariño lo bien que la pasaban en los campos de concentración. Hay una creencia popular (en la ficción) de creer que todos los nazis se escondieron en Argentina (o en algún otro lugar de Sudamérica). Hay algo de verdad en esto. El gobierno de Juan Domingo Perón dio pase libre a algunos nazis, más notoriamente a Adolf Eichmann (posteriormente capturado y ejecutado en 1962 por el gobierno israelí) y a Josef Mengele (quien nunca fue encontrado, y supuestamente murió en un accidente de buceo en Brasil). 

Justamente la película de 2013Wakolda” (muy buena por cierto) relata los días que supuestamente pasó Mengele en Bariloche, viviendo con una familia argentina.

No es que los gobiernos sudamericanos fueran malignos. Ellos verdaderamente querían recibir a científicos alemanes para mejorar el desarrollo nacional. Argentina fue uno de los países con ese ideal, aunque finalmente fue Estados Unidos quien recibió a la mayor cantidad.

En realidad hay grandes comunidades de alemanes que existen en Latinoamérica (especialmente en Brasil y en Argentina). Pero el grueso llegó mucho antes de 1945. La gran mayoría fueron inmigrantes del tardió 1800´s. Argentina también es el hogar de una de las más grandes poblaciones de judíos en todo el mundo.

Siempre es divertido (y sorprendente) ver la manera en la que el resto del mundo retrata a Argentina en la ficción. Salen a la luz los estereotipos y las características más generales. 

En el final de Dexter, por ejemplo, Hanna y Baby Dexter escapan a Argentina. En la última escena se los ve en un café de Corrientes (que da directo al obelisco: imposible) y en CADA MESA hay varios mates, vacíos, sólo porque sí. 

También hay pasta sospechosamente barata y se lee el diario “Las noticias”. (esta última es mortal).



Y ni hablar de Argentina según How I Met Your Mother: un paraíso virgen e indio donde todos se parecen a Enrique Iglesias:


Pero volvamos a “Argentina es Nazilandia”, porque así es como realmente nos ven desde afuera.

Por ejemplo, en animés como Hellsing, la organización Nazi Millenium se esconde en América del Sur luego de la guerra. 

Y hay un pequeño gran momento en “Los Simpson” (capítulo de “Bart contra Australia) cuando Bart hace un llamado a Argentina y vemos a un hombre curiosamente parecido a Adolf Hitler que corre hacia el teléfono de su auto (con placa ADOLF 1).

En Seinfeld, el Soup Nazi es enviado a Argentina luego de que Elaine publica sus recetas secretas. 

Así encontramos muchísimos ejemplos más en el cine y, especialmente, de la mano de Hollywood:


Tranquilos... hay dos partes más...

Pero el primer premio se lo lleva, indudablemente, la película X-Men: First Class. Si bien es una muy buena película para los amantes de los superhéroes, la metida de pata es de proporciones épicas. Erik (Magneto) sigue a un nazi escondido en Argentina, más particularmente en Villa Gesell. En la película, Gesell es un área de lagos y montañas más parecida a Bariloche, mientras que en la realidad es una ciudad costera (y un ex paraíso de los hippies). 

Ah, y el barman habla con acento típicamente mexicano. Acá está la escena:



Afortunadamente, cuando los Nazis escapan, no siempre se van a Sudamérica. A veces están escondidos en la Artártida o en la Luna (como en la novela un Rocket Ship Galileo de Robert Heinlein).

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….

v6hLqCVqEA9SFzF3JETj

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan—page: http://www.facebook.com/sivorilucianoSi te gustó, ¡compartilo o deja un comentario!

6 comentarios:

  1. Me ha parecido una entrada muy interesante.
    Lo de los nazis huidos a Argentina es una historia que he escuchado millones de veces, e incluso en una de esas historias, también corría el rumor de que Hitler no se suicidó sino que se fugó a Argentina y acabó (no sé si siendo amigo, amante o qué) de una mujer de raza negra. Enseñaron hasta supuestas fotos de esta rocambolesca declaración.

    Luego está el cine y la televisión, a veces no sabes si reír o llorar cuando hablan de un país en concreto, pero realmente enseñan cosas que son una almagama de muchos países. También me sorprende cuando confunden las costumbres de países como por ejemplo México con España, sólo porque hablamos el mismo idioma.

    En fin.. de todos estos fallos por falta de cultura se podría escribir un libro jajaja.

    ¡Saludos y feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los ejemplos abundan. Recientemente me pasó en Spectre (la nueva de James Bond), que mezclaron el Día de los Muertos de México con los carnavales de Brasil. Impresentables.

      Eliminar
  2. Es lo que se llama falta de documentación. Y justamente iba mencionar la película de X-Men que me pareció una de las mejores. Pero ese error tan contundente llamó la atención.
    ¿A nadie se les ocurrió buscar en Internet? Ni siquiera tenían que cambiar la escena, con sólo decir Bariloche en lugar de Villa Gesell arreglaban el error. Y lo del acento tal vez sea mucho pedirles, pero es otro error.
    Por acá, hay quienes pretenden que Ingrid Grudke, de ascendencia alemania, haga de personajes con acento ruso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, resolverlo era sencíllisimo, pero la realidad es esta: "They just don´t give a shit", jaja. Cuando la fui a ver al cine con mis amigos, estallamos de la risa. Im-pre-sen-tables.

      Eliminar
  3. ¡Qué buen post! ¡Parece que estuvieramos conectados!
    Hace un mes estuve dando vueltas por Neuquén y Río Negro, y no paraba de pensar en esa escena de X-Men. Yo creo que la confusión viene por Villa La Angostura. Alguno que anduvo dando vueltas por la Patagonia y después no se acordaba bien el nombre de la Ciudad. No chequearon mucho y salió sorteada Gesell.
    Además de Nazilandia, lo que a veces me llama la atención es que nos ven como "tangueros gangsters" diciendo "ches" forzados todo el tiempo. Por ejemplo en Los Sospechosos de siempre se ve claramente. Y solía pasar como en el superagente 86 (que en un capítulo "va" a Ezeiza), que el doblaje no se si mexicano o guatemalteco o que, es extremadamente forzado, tanto que causa gracia.
    Y como bien dice Chari, recuerdo un video de "The White Stripes" donde en una corrida de toros se van mezclando cosas típicas de México con otras típicas de España por el mismo precio.

    ¿Vos eras de Bariloche no? Encontré una baraja allá, lo malo es que cerca del Centro, por lo que no se luce el paisaje en la foto.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco Bariloche, pero en realidad soy de Neuquén capital. =P
      No la recordaba a la de "Los sospechosos de siempre", y eso que la vi varias veces (para la próxima, voy a prestar más atención).
      ¡Saludos!

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...