viernes, 22 de marzo de 2013

La definición del amor (según O´ Henry)


La vez anterior hablé de “El dolor fantasma”… un tema bastante bajón. Así que hoy quiero un giro de 180°.

No sé lo qué es el amor, probablemente nunca termine de comprenderlo. Pero sea lo que sea, tiene que ser algo muy parecido a esta genialidad de cuento de O´ Henry (seudónimo de William Sydney Porter). Un autor al que se considera uno de los creadores modernos de los relatos cortos norteamericanos.

La vida de O´ Henry se parece a uno de sus mágicos cuentos… de joven robó el banco donde trabajo y tuvo que cambiarse el nombre (al del seudónimo) para escapar de la ley. Lo hizo por amor (buscaba comprarle un regalo especial a su novia), y lo hizo porque sí. Cuando lo capturaron, pasó 3 años en la cárcel y luego vivió en Nueva York, donde escribió un puñado de historias cortas muy particulares.

El autor era amante de los finales sorpresas, las historias semi-humorísticas con trucos y giros inesperados en las últimas líneas. Como en su sencilla, pero eficaz, “El péndulo” (si pueden, léanlo) y como en tantas otras.

¡Hasta se llegó hablar de un final “a lo O´Henry” para referirse a una gran sorpresa al final de un cuento!

“El regalo de los magos” es su historia más conocida y de la que quiero hablar en este post. Porque esta vez le toca al amor en su máxima expresión. Volví a cruzarme con el relato de casualidad (una vez más) y me dieron ganas de compartirlo.

Todo comienza con Delia, quien no posee más que un 1.87 centavos. ¡Ah, y se viene Navidad! Ella estaba casada con un hombre, Jim, a quien amaba con locura. Debido a su humilde condición, no contaba con los medios para darle un regalo especial en las fiestas.

Cuestión que los Dillingham (aquel era su apellido) eran dueños de dos cosas que les provocaban un inmenso orgullo. Una era el reloj de oro que había sido del padre de Jim y antes de su abuelo. La otra era la cabellera de Delia. Desesperada (y con la Navidad acercándose)…  Delia toma la drástica decisión de vender su pelo, aquello que más valoraba, por unos 20 míseros dólares. Y con eso (que aún era poco) buscó el regalo perfecto.

“Al fin lo encontró. Estaba hecho para Jim, para nadie más. En ningún negocio había otro regalo como ése. Y ella los había inspeccionado todos. Era una cadena de reloj, de platino, de diseño sencillo y puro, que proclamaba su valor solo por el material mismo y no por alguna ornamentación inútil”.

Cuando Delia llegó a la casa, encontró a Jim y le dijo:

“Me corté el pelo y lo vendí porque no podía pasar la Navidad sin hacerte un regalo. Crecerá de nuevo ¿no te importa, verdad? No podía dejar de hacerlo. Mi pelo crece rápidamente. Dime "Feliz Navidad" y seamos felices. ¡No te imaginas qué regalo tan lindo te tengo!”

Jim sonríe tontamente y le muestra su regalo. 

“Allí estaban las peinetas -el juego completo de peinetas, una al lado de otra- que Delia había estado admirando durante mucho tiempo en una vitrina de Broadway. (…) Eran peinetas muy caras, ella lo sabía, y su corazón simplemente había suspirado por ellas y las había anhelado sin la menor esperanza de poseerlas algún día.

-Delia -le dijo Jim- olvidémonos de nuestros regalos de Navidad por ahora. Son demasiado hermosos para usarlos en este momento. Vendí mi reloj para comprarte las peinetas. Y ahora pon la carne al fuego.”


Qué lindo poder entregarse a alguien de esa manera, ¿no? Quizás una “relación” sea un poco más que esto…  pero sí, ¡eso definitivamente tiene que ser el amor! =)


Esta historia ha sido contada en diferentes formas a lo largo de los años.  Inclusive hoy en día existe el premio “O Henry” (en su honor) que premia a los escritores de relatos cortos más sobresalientes.

Haciendo click en el link pueden disfrutar de la historia completa: “El regalo de los Magos”. También les dejo este simpático BONUS TRACK.




DE YAPA: les comparto un link con varios cuentos de este intrépido autor.

=> Si la nota te gustó, ¡me gustaría saberlo! (y sino, también). Dejame tu comentario en el blog o directamente en mí página <=

6 comentarios:

  1. Ja ! Si me gusto ! Grande Lu, como siempre..
    Un abrazo, desconocido amigo !

    ResponderEliminar
  2. buenisimo el relato! .. Cabe aportar algo mas sobre el amor??
    http://www.youtube.com/watch?v=S-yD4OfY8cM
    Buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lección de vida, alimento saludable para el alma! =)

      Eliminar
  3. Muy bueno, Luciano. Comparto contigo la admiración por este autor. Es una pena que la traducción de su obra al español sea todavía escasa y bastante dispersa. Confiemos en que sin tardar mucho alguna editorial se atreva a afrontar esa tarea. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre cabe la posibilidad de leerlo online... en las librerias no he tenido el gusto de encontrar alguno de sus libros.

      ¡Gracias por el comentario!

      Un abrazo grande.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...