miércoles, 17 de junio de 2015

Un análisis de la 5ta temporada de Game of Thrones


Game of Thrones se alejó hasta el 2016 dejándonos a todos en estado de shock. La quinta temporada fue, por primera vez en su historia, desbalanceada, a tal punto que tengo sentimientos encontrados. Apostó por un camino muy diferente al que estamos acostumbrados y agotó –casi en su totalidad– el material de los libros.

En este post vamos a desmenuzar lo que nos dejó.


***

#MegaSpoilerAlert: de más está decir que el análisis implica comentar cosas que sucedieron a lo largo de la quinta temporada de GoT. Así que: SPOILER ALERT ¡Están avisados!

***

El alejamiento del material original

La televisión y la literatura son medios artísticos muy diferentes que requieren cosas diferentes. Por eso no estoy en contra de que los creadores de la serie (David Benioff y D. B. Weiss) se alejen cada vez más de la fuente. Walking Dead lo hizo, y lo hizo muy bien hasta ahora. Las adiciones y omisiones son inevitables en toda adaptación artística de un medio a otro. Podemos rezongar todo lo que queramos en las redes sociales, pero no es posible lograr una versión que satisfaga a todo el público por igual.

¿Saben cómo descubrir si una persona leyó los libros de GoT? Fácil. Te lo VA A HACER SABER. MUCHAS VECES. Yo no soy lector de los libros, pero los seguidores incondicionales de la saga de George Martin, desesperados por spoilear y mostrar todo lo que saben de la historia, estaban indignadísimos con los cambios que tuvimos en la quinta temporada, por la omisión de Lady Stoneheart y tantos otros personajes, por la cantidad de cambios importantes respecto a los libros.

A mí me parece que está bien por dos motivos: primero porque el autor no saca material nuevo. Pero además porque el material tiene que adaptarse al medio que se emite, y está bueno que los fans de los libros también puedan sorprenderse. De todas formas, es un tema muy debatible.

El animé Full Metal Alchemist intentó adaptar la fuente original con resultados discutibles, y finalmente sacaron una nueva versión fiel al cómic (Full Metall Alchemist Brotherhood) que terminó siendo una de las mejores series que el animé nos puede ofrecer.

Ahora, Game of Thrones viene siendo una adaptación muy fiel a la saga literaria de Martin, y en algunos casos hasta ha mejorado el material, eliminando redundancias, intensificando arcos argumentales y sumando coherencia general a la historia. Pero la quinta temporada se tomó más libertades artísticas que ninguna otra, adaptando prácticamente dos novelas (A Feast for Crows y A Dance With Dragons) en solo 10 horas de televisión.

Los cambios más significativos que se vieron este año respecto al libro son varios: Stannis nunca sacrifica a su hija Shireen (y su esposa sigue vive, y Melisandre nunca salió del Muro), Ser Barristan Selmy sigue vivo, Tyrion aún no se encuentra con Dany ni se convierte en gobernador de Mereen, toda la historia de Jaime en Dorne es nueva (hace otras cosas en los libros), Sansa está sana y (muy) lejos de Winterfell, Arya nunca se reencuentra con Jaquen y en los libros los Ironborn (Greyjoys y demás) están muy incluidos en la guerra (esto podría suceder en la temporada 6).

 ¿Algo más? Sí, claro. Mance Rayder también existe todavía en los libros (aunque es asesinado por Stannis), Myrcella tampoco muere (de hecho, los Martell no quieren matarla sino hacerla reina).

Por último, los libros hacen mucho hincapié en elementos sobrenaturales que nunca aparecieron en la serie. Uno de ellos (quizás importante para el futuro de la serie) es la fuerte conexión entre los Stark y sus lobos. En la saga de Martin, los feroces animales rara vez se alejan de su lado (y Bran no es el único que sueña a través de los ojos de su lobo).

¿Qué nos dejó la temporada 5?

Me duele decirlo, ya que es indudable que se trata de una de las mejores series de la historia de la TV, pero esta última temporada me dejó un sabor amargo.

Mientras que las anteriores siempre evolucionaron en todo (diseño, ambientación, presupuesto, narrativa, sorpresas, actuaciones, expansión del universo, etc.), la quinta es la primera en la que siento que tuvieron un tropezón.

Durante mayor parte de la temporada no pasaron demasiadas cosas relevantes o dramáticas. El ritmo fue más bien lento, rezagado. Pero esto no habría estado tan mal si hubiésemos tenido grandes consumaciones (big payoffs) luego de tanta espera. En su lugar recibimos una masiva cantidad de cliffhangers y pocas cosas concluyentes. El cliffhanger como técnica narrativa no me molesta, pero es la solución más simple para atrapar al lector / espectador.

El punto más flojo de la temporada fue todo lo que sucedió en Dorne, con Jaime y Bronn. La dupla prometía ser interesante, pero quedó en la nada. Por momentos hasta parecían escenas sacadas de otra serie, de una sitcom. Algo tipo “How I Met my Daughter” (guiño guiño). El final del arco (la muerte de Myrcella) fue esperable, pero tampoco me pareció bien ejecutado. Hasta lo encontré forzado. Nada funcionó con este agregado que ni siquiera existe en los libros.

Los inmaculados también fueron una gran decepción. Las cosas en Mereen fueron atractivas. El episodio 9 brindó momentos increíbles, ver a Ser Jorah redimirse y pelear por Dany, Tyrion encontrándose con la Reina de los Dragones. El problema, básicamente, fue que los inmaculados fueron muy inútiles, no el increíble y organizado ejército que habíamos visto en temporadas anteriores. Estaban desordenados, sucumbían ante el caos y fueron fácilmente derrotados por los Son of Harpies (supuestamente ciudadanos comunes).


La temporada como un todo estuvo medio inconexa, sin demasiada coherencia. No hubo argumentos principales que funcionaran como leit motiv de la historia (que sí existían en temporadas anteriores: “La redención de Jamie” en la tercera, “El juicio de Tyrion” en la cuarta, “La guerra de los cinco reyes” en la segunda, por ejemplo). Hay personajes que desaparecieron inexplicablemente a mitad de temporada (Tommen, Littlefinger, Margaery). Particularmente me molestó que Tommen no hiciera nada respecto al encarcelamiento de su madre. Brianne, por su parte, se pasó todo el año encerrada en la torre (solo para desaparecer en el momento menos indicado).

Stannis fue un punto fuerte en la historia: se lo vio más humano, más dinámico, más razonable. Sus escenas en el norte con Jon Snow fueron uno de los grandes aciertos. Pero el sacrificio de su hija resultó apurado, extremo y –al final del día– en vano. Me sentí estafado.

De alguna manera, esta temporada me hizo sentir que los creadores buscaron deliberadamente shockear a la audiencia sin que esto estuviera exclusivamente justificado por la historia. La violación a Sansa, la quema de Mance (de nuevo: está vivo en los libros), el sacrificio de Shireen, el maltrato a las niñas por Meryn Trant… fue generar controversia por el solo hecho de hacerlo, porque es lo vende (lo que garpa).

Esta última temporada me pareció un producto mucho más “comercial” y empaquetado de lo que alguna vez había sido Game of Thrones.

El final estuvo hecho exclusivamente con escenas editadas de tal forma que no sabemos qué va a pasar: el salto de Theon y Sansa, la ejecución de Stannis, la ceguera de Arya, la muerte de Jon Snow. Me pareció barato, como un intento de crear una telenovela dramática de una serie que supo entender que es algo superior.

El otro día charlábamos con un amigo. Me decía: George Martin tiene un estilo muy marcado para escribir, da pistas de situaciones potenciales, desarrolla excelentes tramas y personas, permite que el lector / espectador vuele alto, imagine el futuro, teja su propio hilo argumental, y luego te manda a tierra de forma abrupta, con el giro menos esperado (y muchas veces menos deseado). “Es la isla de Lost en versión medieval, y con la vuelta de Tuerca que donde lo que no puede explicar, lo mata”, concluyó. ¡Y qué razón tiene! Con Jon Snow me pasó exactamente eso. Tengo la esperanza de que Melisandre le pegue una revivida, pero me parece que no era el camino que tenía que tomar la historia.

Lo mejor y lo peor de la temporada

Con sus más y sus menos, la temporada aprueba satisfactoriamente. No puedo decir que no.

Siento que no fue tan buena como otras anteriores. Siento que es el comienzo de un cambio que podría llegar a ser contraproducente en la serie si no revisan lo que falló este año. Pero lo que funcionó, funciono muy bien. La batalla de Hardhome fue épica (de hecho, todo lo que sucedió en el norte estuvo impecable… excepto el final), el misterio en Mereen fue atrapante (los Son of Harpy, Dany gobernando, Tyrion llegando, la lucha en la arena y la llegada de Drogon), el juego sucio de Littlefinger me fascinó, la intensidad entre los Bolton y Stannis me mantuvo intrigado y el complot en King´s Landing (con la excelente actuación de Jonathan Pryce como el High Sparrow) estuvo perfecta. El problema, de nuevo, lo encontré con los desenlaces de cada uno de estos arcos.

Lo peorcito: la historia de Arya se extendió más de la cuenta, y por momentos fue inconexa. Dorne fue un gran desacierto por donde se lo mire. Finalmente: los momentos shockeantes no estuvieron del todo justificados.

Así que si tuviera que colocar un puntaje...

MI CALIFICACIÓN DE LA TEMPORADA: 7.5/10

A esto tengo que agregar que las temporadas 3 y 4 me parecieron soberbias y la primera y la segunda estuvieron muy bien también. Esto convierte a la 5ta temporada en la más floja de todas (en mi humilde opinión). Por cierto, les dejo mi opinión de las temporadas 2, 3 y 4.

==> Mi review de la cuarta temporada de GoT:              LINK ACÁ.
==> Mi review de la tercera temporada de GoT:             LINK ACÁ.
==> Mi review de la segunda temporada de GoT:           LINK ACÁ.


¿Hacia dónde se dirigirá la temporada 6?

Es difícil saberlo. Primero porque básicamente no hay más material. Hasta ahora, los nerds fans de los libros podían predecir más o menos hacia donde se iba a dirigir la historia, pero ahora eso ya es prácticamente imposible.


Jon Snow está exactamente igual de muerto que al final de Winds of Winter. No sabemos si irá  revivir (personalmente espero que sí) pero no creo que sea lo último que sepamos de Jon. El tema va a ser mantener en secreto su actuación (si es que sigue en la serie). En entrevistas dijo que no había forma de que vuelva, pero bien puede ser una forma de ocultar la verdad.

Cersei Lannister es otro personaje que ya cumplió con todo su rol de los libros. Al final la vemos escoltada por Ser Robert Strong (la montaña hecho zombie… what… the… fuck). Fue bueno que se resolviera ese misterio, al menos. Pero la verdad es que no hay más material para ella. El show dejó a Margaery  y Ser Loras en prisión, a Littlefinger y Lady Olenna en las sombras. Y también habría que ver qué hace Tommen con todos los quilombos que tiene en el reino.

Daenerys Targaryen también está en el mismo lugar que en los libros, aunque es distinta la forma en la que se encuentra con Khal Jhaqo y el resto de los salvajes.

Eso sí: va a ser muy divertido ver a Jorah y Daario buscándola.

Así que: ¿qué queda del material original? Muy poquito. Primero: Sansa y Theon (aunque en los libros no es Sansa sino su mejor amiga (Jeyne Pool) están involucrados en un par de aventuras en el norte. A su vez, los Greyjoys tienen una participación mucho más activa en los libros, y es probable que resurjan en la sexta temporada.

Sabíamos que la quinta temporada iba a tener bastante relleno porque no podían agotar su fuente. Necesitan poder hacer, por lo menos, la sexta temporada sin tener que inventar demasiado. Afortunadamente, Arya se queda ciega a mitad del cuarto libro (A Feast for Crows) así que vamos a seguir conociendo sus aventuras como asesina.

Sam está yendo para Oldtown, que es algo que sucede en los libros mucho antes. Lo más probable es que la sexta temporada encuentre la manera de llevarlo hacia la verdadera estrategia contra los caminantes blancos. Quiero ver más de Sam, y creo que su papel en el misterio del norte va a ser crucial.


Después la serie podría ir para cualquier lado: Gendry está todavía remando por ahí, Brianne nunca se encuentra con Stannis en los libros (y mucho menos lo “ejecuta”). Bran tiene que hacer una reaparición (seguramente será otro actor) y espero que haya aprendido magias increíbles luego de su entrenamiento. También tenemos a Tyrion y Varis (uno de los mejores dúos de la serie) dirigiendo Mereen (algo que no sucede en los libros, donde Barristan Selmy –muerto en la serie– es quien toma el mando). Eso va a ser excitante y, seguramente, muy divertido.


¿Y qué va a pasar con Dorne? Uf… va a ser complicado arreglar lo que considero la mayor equivocación de toda la serie. Jaime y Bronn nunca viajan para allá en los libros, y Myrcella tampoco muere. Es uno de los grandes cambios respecto a la fuente original, y el envenenamiento a la princesa es, básicamente, un llamado a la guerra. Ellaria y las Sand Snakes parecían una caricatura en la serie (actuaciones terriblemente malas y situaciones ridículas) pero esperemos que sepan corregir el rumbo. Lo que es seguro es que la sexta temporada va a estar todavía más alejada de la saga literaria de George Martin. En ese sentido, la quinta marcó un umbral, un antes y un después, un quiebre. Habrá que ver qué pasa a partir de ahora.

Palabras finales

Más allá de los deslices de la quinta temporada, yo estoy muy emocionado por todo lo que nos hizo vivir. Debatir los episodios semana a semana con mis amigos (y con mi futura esposa) es tradición ya; hace la semana más amena, genera expectativa, teorías, disgustos, sorpresas. Game of Thrones es un fenómeno social (como comenté en este post) antes que una simple serie de televisión. Yo, por mi parte, me tomaré este año para seguir reflexionando y debatiendo esta compleja historia.




………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan—page: http://www.facebook.com/sivorilucianoSi te gustó, ¡compartilo o deja un comentario!

4 comentarios:

  1. No puedo opinar porque no conozco los libros y apenas unos capítulos de la serie.
    Jon Snow merece reaparecer. Daenery parece ser el personaje principal y Tyron también.
    La humillación recibida por Cersei (sospecho un argucia de la serie para mostrarla desnuda) podría implicar una venganza futura.
    Pero tendría que conocer más serie para opinar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Dale una chance! Verdaderamente vale la pena.

      Eliminar
  2. La he estado viendo. Y me parece más de logros que de decepciones. Cersei se había hecho odiar.
    Los hijos de la Harpia parece tener algún tipo de entrenamiento. Y sospecho que a Los inmaculados les ha empezado entrar cierta frustración, que no parece favorecer sus técnicas de combate.

    Lo de Arya Stark puede criticarse. Justo va a convertirse en nadie una Stark sobreviviente, que tiene alguna chace de vengarse. Y es un buen personaje.
    Sam resultó ser una revelación como personaje.

    Bueno, le ha dado una oportunidad a la serie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Le diste duro! Parece que en un par de meses te pusiste al día.
      En mi opinión es absolutamente adictiva, narrativamente compleja y con efectos especiales pocas veces vistos en televisión. Me encanta.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...