martes, 18 de agosto de 2015

Un minuto en la vida del Stop - Motion


Igual que el animé (como comenté en este post) el stop-motion no es un género narrativo, sino más bien un medio para contar historias. Hacía bastante que tenía ganas de hablar de esta técnica que me gusta bastante.

El stop-motion (un anglicismo que recientemente comenzó a utilizarse en la lengua española) es una técnica de animación que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos a través de una serie de imágenes en sucesión. Una traducción fiel sería “animación cuadro por cuadro”. Es fácil diferenciarla de las otras dos técnicas más populares de todas: el dibujo animado (donde el “animé” entra como una sub-categoría) y la animación por computadora (CGI).

La técnica es una de las más artesanales e históricamente se han utilizado diversos materiales como plastilina y arcilla. 

Junto al uso de títeres, el stop- motion se remonta a los principios del cine. Uno de los precursores fue el ruso Ladislaw Starewicz, quien realizó la película “La venganza del camarógrafo” (1912), pero antes existió también un español, Segundo de Chomon, con “El hotel eléctrico” (1905) y “La casa encantada” (1906).

Hay quienes afirman que el verdadero pionero de la animación no fue Walt Disney sino Quirino Cristiani, caricaturista y director de animación italiano radicado en Argentina. Fue responsable del primer largometraje del mundo entero: "El Apostol" (1917), que utilizó técnicas de stop-motion.

Se trató de una sátira política dirigida al entonces presidente de Argentina (Hipólito Yrigoyen). Aunque se conservan algunas pocas imágenes, ya no quedan copias en la actualidad (se perdieron en un incendio en 1926).

La vida y obra de Cristiani es súper interesante, hay varios documentales en Youtube que hablan de él. Uno que disfruté mucho fue este:

Quirino Cristiani, el gran pionero – 2011:



En la película, el presidente Yrigoyen asciende a los cielos para utilizar truenos que limpien Buenos Aires de la inmoralidad y la corrupción. Un delirio absoluto.

Por otra parte, otros afirman que el origen de la técnica puede rastrearse a 1897 y una película llamada “The Humpty Dumpty Circus”. Ahí se utilizó para ilustrar una colección de juguetes y animales disecados que cobraban vida.


Un pionero de este arte –quizás más conocido– fue Willis O'Brien, célebre por animar la película de “King Kong" en 1933. Ray Harryhausen, otro famoso creador de efectos especiales, también hizo un gran número de películas con stop-motion entre la década del ´40 y la del ´80. Para darse una idea del tipo de cosas que hacía, pueden ver “Jasón y los Argonautas”, una maravilla de 1963. No tiene desperdicio, especialmente por la batalla final contra un grupo de esqueletos. (acá mi crítica).

Sin embargo, la triste realidad es que la técnica no era demasiado popular por aquella época. El verdadero boom del stop-motion ocurrió en los años ochenta, cuando comenzó a ser usado por Tim Burton. Él había crecido viendo los efectos especiales de Ray Harryhausen  y comenzó a crear cortos y largometrajes cuadro por cuadro. "The Nightmare Before Christmas”, donde el ofició de productor, es una de sus películas más valoradas que utilizan esta técnica.

Hoy el stop-motion sigue siendo considerado algo más bien “under”, más asociado al cine independiente, ya que ha sido casi completamente reemplazado por el CGI (que es la forma más tradicional de crear efectos especiales en la actualidad). Sin embargo, han surgido grandes películas hechas con stop-motion que quiero destacar.

Tenemos “Chicken Run” (Pollitos en fuga, 2000) y “Wallace & Grommit, The curse of the Were-Rabbit” (que recibió 3 oscar en el 2005). También vale la pena reconocer el mérito de “Fantastic Mr. Fox”, una comedia memorable del genial Wes Anderson. Por su parte, “Robot Chicken”, la delirante serie creada por Seth Green, utiliza figuras de acción para crear las desopilantes parodias a series de televisión, películas y dibujos animados.


Un caso interesante es “Coraline” (2009), donde prácticamente todo (incluyendo el pasto y el impermeable de la protagonista) fue cableado para moverse libremente, a excepción de los rostros donde, en lugar de hacerse de arcilla, fueron diseñados en una computadora a través de una impresora 3D. Un laburo tremendo.

Unos años despues, en el 2012, los creadores de Coraline sacaron “ParaNorman”, que también hace uso del stop-motion y tiene unas efectos especiales maravillosos. Acá pueden leer mi crítica de esa película.

También del 2009 es “Mary y Max”, una grandeza de la animación y una historia única y muy personal. Si no vieron esta cinta, la recomiendo ampliamente.

Es una genuina celebración del valor de ser diferente, tiene una trama extrañísima pero tierna y un humor fino y delicado. Quizás algunos pueden molestarse con el excesivo uso de la narración, pero uno se acostumbra. Es sorprendente que la película australiana haya llegado tan lejos sin que las personas que la financiaron hagan recortes para que guste a una mayor audiciencia. Definitivamente no es una historia para chicos ni tiene un clásico final hollywoodense. La forma en la que la película maneja el síndrome de Asperger es muy distinta a lo que había visto hasta ahora en el cine.

Con esto no quiero decir que no haya excelentes películas que lidian con el síndrome de Asperger. Las hay. “Mi nombre es Kahn” (2009), de origen indio, es impecable (acá mi crítica) y “Ben X” (2010), película belga, también (acá mi crítica). Lo que hace muy bien “Mary y Max” es tratar el síndrome con muchísimo humor (irónico, negro, infantil) pero sin caer en lo burdo. Es decir, se ríe de la enfermedad, pero lo hace con seriedad. Y eso, realmente, es su punto más destacable.

La última película que necesito comentar es una española, super independiente, de nombre “Gritos en el pasillo” (2007). Mi crítica está en este link. Se trata de la primer película hecha con cacahuates (maníes, en Argentina). Es una historia de terror y suspenso que funciona como thriller y recuerda un poco a “Stonehearst Asylum” (mi crítica), película de 2014 basada en un popular cuento de Edgar Allan Poe.


Gritos en el pasillo” es genial porque utiliza un estilo de marionetas donde los cacahuates son montados en palillos y se desplazan sincronizándose con la voz de los actores. En la teoría puede parecer cualquier cosa, pero el efecto logrado es excelente. La historia es sencilla: un prestigioso ilustrador de cuentos infantiles es contratado por el director de un MANI-comio (¿entienden?). Su misión es decorar las paredes con sus dibujos para mejorar el ambiente del lugar. Todo se complica cuando el dibujante encuentra un oscuro pasillo desde donde se oyen gritos escalofriantes. Curiosa película que me llamó muchísimo la atención en su momento.

DE YAPA:TOP 10: Mejores películas stop-motion”:


………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan—page: http://www.facebook.com/sivorilucianoSi te gustó, ¡compartilo o deja un comentario!

6 comentarios:

  1. A mi me encanto la de Tim Burton "El Cadáver de la Novia" muchos se olvidan de ella, para gusto personal, es mi favorita de Stop-motion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabés qué? Es una de las que estoy debiendo hace rato y volviste a recordármela. Me la tengo que agendar. En general tiene críticas muy positivas. ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Vi tanto esa version de King Kong y seguramente vi Jasón y los argonautas.
    Parece gente con temperamento especial esa técnica, de paciencia y detallismo.
    El cadaver de la novia es buena como película en general y como película de animación en particular.
    La primera de Terminator tiene escenas en stop motion, con el robot en su estructura de metal.

    También Tim Burton los uso en Mars Attacks!, Marcianos al ataque. Me gustó esa película.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me había olvidado de Mars Attack! Qué película más delirante, jajaja.

      Eliminar
  3. Gracias Luciano, me encanto saber que Quirino Cristiani fue el pionero de los dibujos animados, cuanta injusticia al reconocimiento puede producirse por ignorancia.Muy buen articulo.

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...